viernes, 19 de septiembre de 2008

MARI TERE (2ª Parte)

Nunca he entendido esa atracción que sufren las mujeres buenas o, mejor dicho, las niñas bien por los niños mal, pero Mari Tere no fue una excepción. De inmediato, sus ojos virginales y ciertamente tímidos, se iluminaron con una mezcla a partes iguales de ilusión y lascivia. Resignado ante una nueva derrota, volví a la conversación, a veces anodina y a veces gamberra, con mis amigos y con la única mujer que, hasta ahora, nunca me ha defraudado: la dulce y comprensiva señorita Bacardí.

Mari Tere y Willy comenzaron a salir en serio tras un par de breves citas. Willy fue, como siempre que conseguía un nuevo trofeo, todo lo amable y cortés que su macarrismo le permitía. A su Golf, se sumaba el dinero fácil que sus padres le entregaban generosamente y el enorme tiempo libre que sus ligeras actividades académicas le dispensaban: ya era su cuarto año con Romano. En estos primeros meses de romántico enamoramiento, Mari Tere comenzó a vivir en una nube de la que mucho le costaría bajar. Willy, aunque no era cumplidor habitual con su obligaciones religiosas, ocasionalmente iba a misa de una y ella, para corresponder, visitó el Valle de los Caídos donde pudo comprobar lo machote que era su novio aguantando en mangas de camisa las invernales tardes serranas de noviembre, eso sí, ayudado oportunamente por un pareja previa de güiquis secos. Por mi parte, preferí trasladar mi cita dominical con el Señor a las ocho de la tarde.

Sorprendida por la insistencia de su novio, tras unos cuantos meses de largas y apasionadas despedidas amorosas en el Golf, Mari Tere acabó accediendo a rendirle aquello que antes pensaba sólo debería entregarse a un hombre después de que éste le colocara un anillo en el dedo aunque fuera de plata. Tras ofrecerse locamente a Eros, el inocente encanto de sus ojos varió para siempre, indicando a todo aquél que supiera leerlos, que su tributo había sido tan poco romántico como sangrantemente doloroso, frío y, quizás, automovilístico.

Y como suele suceder con los macarras exitosos, tras invadir un nuevo territorio y expoliar sus tesoros lo más rápidamente posible, Willy se cansó enseguida de Mari Tere y decidió dedicarse a nuevas aventuras, descubrimientos e invasiones con que presumir delante de unos amigotes que, entre risotadas y comentarios soeces, celebraban jocosos los relatos pormenorizados de cada batalla. Mientras tanto, su novia era la única que no quería o, mejor aún, no deseaba ver los continuos adornos craneales con que le obsequiaban cada par de semanas de reclusión por exámenes.

Willy no se presentó a recogerla una noche de verano que habían quedado en el portal de Mari Tere. Esta vez no se trataba de uno de esos largos retrasos a los que ya estaba acostumbrada pues, tras insistir varias veces, él accedió a descolgar su móvil, como siempre de ultimísima generación, para contestar con un escueto «Ah, ya; estoy con otra. Que te vaya bien.»

Apenas quedaba ya en sus ojos...

Continuará...

18 comentarios:

El francotirador dijo...

Señor subdirector digame que todo es falso y que ese encanto de mujer no fue puteada como ocurre con las otras en la realidad,aún espero ávido la 3ª parte.Lo que me descoloca es lo de movil pues situaba esta historia en los primeros 80.De todas maneras yo sigo creyendo en el amor y pienso que lo que descoloca a las mujeres es tratarlas con más respeto del que estan acostumbradas a recibir.Otra cosa que me llama la atención del sexo femenio es como siendo tan inteligentes tienen menos autoestima que los hombres.Al final no se si los hombres con cabrones porque las mujeres son gilipollas o las mujeres son gilipollas porque los hombres son unos cabrones.

El Subdirector del Banco Arús dijo...

Lo de móvil es sencillo. En esta época yo rondaba la veintena y la srta. en cuestión es algo mayor que yo. Por lo tanto, esto sucedió en los años 98-99.

Yo tengo la misma pregunta que usted sobre las mujeres (bueno, tengo muchas más).

Al Neri dijo...

Lo mejor ha sido lo del tributo automovilístico, jajajaja... Debería haber dado algún detalle más, ya que a los lectores no nos ha quedado claro del todo ;-)

Al Neri dijo...

A lo mejor el francotirador intepreta que la historia es de principios de los 80 por el aire "fuerzanuevero" de Willy. Tenía este aire, sí, pero en la época del relato, Fuerza Nueva había desparecido hace la tira de años, ¿verdad, Subdire?

El Subdirector del Banco Arús dijo...

En efecto, había desaparecido pero muchos fachas seguían y siguen manteniendo esa estética.

ignatus dijo...

Pues esta segunda parte me ha gustado bastante más que la primera (que no era mala): la forma de contarlo me ha resultado muy amena y gráfica.

Si logra llegar a 20 entregas se podría encuadernar y presentarlo al Planeta (quedaría 2º claro, el primero se pacta con un famoso).

Eso sí, espero que no ocurra como con "Yo soy Bea" y se alargue 3 años...

Saludos

Embajador en el Infierno dijo...

Esto que cuentas no es ningún invento: yo lo he visto. Podemos cambiar nombres, lugares y circunstancias personales, pero vamos, yo lo he vivido.

Precisamente una de las cosas que me alejó del facherío y me encaminó hacia el carlismo fue toda esa retórica preciosa y que al final resulta hueca en tanto que no implica un deseo de conversión personal. El mundo no lo cambiamos haciendo que los demás, de grado o a la fuerza, cambien. El mundo lo cambiamos, cambiándonos cada uno personalmente.

Esta historia que escribes es una de tantas que muestran a las claras porque el facherío (llámalo nacional-sindicalismo o fuerzanovismo, que tanto da) no es más que otro hijo bastardo del liberalismo. Al final, el liberalismo pretende cambiar el mundo mediante la mudanza de "estructuras" e "instituciones". Vano intento.

Me alejé a tiempo de uno de mis ídolos juveniles. Lo suficiente para no vivir una situación tremendamente similar a esta que cuentas, pero que acabó muy mal. Aunque me alejé de él, seguí conservando cierta admiración. Cuando me enteré del asunto me entristeció una barbaridad, me dejó desazonado. Solo fueron un par de días.

porlafamiliaporlavida dijo...

Señor francotirador había móvil entoncesk al menos a finales de los 80, en el 89, de hecho una amiga mía tenía un novio casper que sin oficio ni beneficio,y un Mitsubishi Starion (deportivo), iba por mi pueblo, con el ladrillo de móvil Cari ¿habrá aquí cobertura?, era patético.

Bueno y ahora el dilema, ¿que correo pongo?

porlafamiliaporlavida dijo...

Menudo fantasma el colega, que barbaridad, y que tonta la pobre, pero el amor es ciego, y si no que se lo digan a mi amiga del comentario anterior.

Un besazo a los cuatro.

El francotirador dijo...

Gracias por la aclaración del movil.Pero que mujer más extraordinaria la Mari Tere,a la par de un poco gilipollas.

Al Neri dijo...

Embajador en el infierno, interesante tu comentario, aunque yo no creo que deban sacarse conclusiones políticas del relato del Subdire.

Aun así, coincido plenamente contigo en que es patético pretender transformar "el Sistema" siendo uno mismo un genuino producto de este Sistema. Yo he conocido a muchos que querían cambiarlo todo de arriba a abajo y predicaban la revolución económica y moral, pero después era imposible diferenciarlos a ellos de cualquier persona de su entorno, pues tenían los mismos vicios, el mismo materialismo, la misma vulgaridad y el mismo aburguesamiento.

Prometo hablar un día largo y tendido sobre "el facherío". De momento, sólo quiero comentar que aunque Fuerza Nueva fue un fenómeno sociológico de masas, esta organización jamás se preocupó de cambiar nada, y mucho menos a sus afiliados. Por eso sí pienso que Willy podría ser un personaje prototípico del partido de Piñar (otros se convirtieron en traficantes de droga). También hay que decir en honor a la verdad que hubo muchos buenos españoles, rectos y católicos, que apoyaron este proyecto (casi todos sufrieron graves decepciones).

Prefiero no profundizar en tu identificación entre fuerzanuevismo y nacionalsindicalismo (podríamos estar horas y horas), ni en tu exclusión del carlismo del gran cajón de sastre del "facherío".

alojamora dijo...

Esto ya se está poniendo interesante...

A la pregunta de por qué a las chicas les gustan los chicos "malos" pues en mi modesta opinión puede ser porque son mas lanzados y a una chica la gusta que muestren interés por ella porque si se va de amigo pues se queda como amigo y luego es dificil verle de otra manera...y sí yo creo q si somos así de ingenuas y creemos en la amistad entre el hombre y la mujer.

Y por otro lado tan inocente, tan inocente y con el primero que pasa se lanza a la piscina...no valoraría tanto el entregarse a la persona despues del matrimonio si a la primera tentación cae...

Veneficus dijo...

Por ahora la historia parece que se desarrolla como cabía esperar, esperemos a ver si el nudo conduce a un desenlace en melodrama, drama o tragedia.

Todos conocemos a alguien que interpreta el papel de uno de los tres protagonistas de la historia.

Por cierto, señor Al Neri, usted por lo que dice en su primer comentario parece interpretar el papel secundario pero necesario en este tipo de historias de los amigotes pidiendo detalles de lo acontecido en el coche.

Audienda dijo...

Yo creo que la falta de autoestima ya no es exclusiva de las mujeres, si no no habría tanto maltratador que a la que se ve solo y se da cuenta de su inutilidad -antes encubierta por una mujer espabilada y trabajadora- decide castigarla por atreverse a vivir en lugar de hacerse el favor a sí mismo.

Aún existen hoy en día, ya entrado el siglo XXI -el mismo en el que deberíamos desplazarnos con aeronaves y vestidos de papel de plata-, mastuerzos que no saben hacerse un huevo frito así que, ¿cómo se las van a apañar solitos con las facturas, el médico...es decir, con todo lo que le hacía la mujer?

Por eso, y ante la revelación de su propia prescindibilidad optan por machacar a las que ven como su enemigo: a las féminas que deciden pasar de estos inútiles que sólo les hacen la vida más difícil e infeliz.

Afortunadamente no todas somos masocas y sí sabemos escoger a hombres cultos, inteligentes y con la suficiente autoestima y valía para hacer la colada sin perder un ápice de masculinidad.

¡Fuera el macho, viva el hombre!

Embajador en el Infierno dijo...

Al Neri- Mi generalización es injusta, que duda cabe. No hay sitio en que todos sean buenos buenísimos y otro donde todos sean malos malísimos. Simplemente escribí al vuelo lo que se me pasaba por la cabeza al leer la historia esta.

Pero la idea de fondo creo que es justa: en demasiados sitios se pretende cambiar estructuras, sin cambiarse a uno mismo.

Pantera Rosa con Nube dijo...

Y dale con la inocencia de sus ojos... Sr Subdirector usted para qué quería a la señorita Mari Tere para jugar al tute ó al Teto? La chica se enamoró del tal Willy que a diferencia de usted no fue escrupuloso en mostrar su interés que eso sí le duró un cuarto de hora, aún así, el chico se la llevó al Valle de los Caidos... Se lo curró un poquillo...
El que me parece que se quedó pasmao y expectante en un rincón del banco de la misa de ocho fue usted mientras le levantaban a su "presa" en vez de haberse puesto su armadura de luchador y haber plantado batalla por la moza,perdone por la expresión pero se comportó usted como un pringao... Caballero espero que con los años hayan avanzado sus técnicas de seducción y ligue, porque en estos avatares y en todos hay que ser más espabilao...

aprendiz de brujo dijo...

Vaya por delante mi total desprecio al Willy ese de la polla, que no se le ocurre otra cosa que llevar a una tía al Valle de los Caidos, supongo que a ver la tumba de Franco y no a disfrutar del lugar.Vaya pedazo de subnormal.
Sr Subdirector. Tienes mi respeto, yo durante mucho tiempo traté a las mujeres así y me fue como el culo.Si bien es cierto que nunca supe diferenciar la mirada de una virgen de la de una recién follada.Tus juicios me parecen decimonónicos pero es que yo fui decimonónico mucho tiempo, por eso respeto a los seductores de misa y te con leche. Luego me pasé al lado moderadamente canalla y también me fue como el culo, pero un poquito mejor.
La gente es como es y por eso hay gente pa to, que diría El Gallo, lo que ya te pediría macho, es que acabes que esto parece un novelón por entregas.Estoy esperando a que aparezca Luis Alfredo en cualquier momento.Termina que me tienes en ascuas, a ver si dan pol culo al imbécil ese de Willy, y retoma tus crónicas socio políticas que son de nivel, aunque discrepemos desde la primera letra.

F.A. dijo...

Con mucho, lo mejor de relato de la Mari Trini ésta, ha sido el comentario de Aprendiz de Brujo, sencillamente genial y sublime. Directorcillo, a lo mejor cuando cierres el serial te doy una sorpresa...