lunes, 15 de septiembre de 2008

ENTRE LA ESPADA Y LA PARED



Desde muy joven, tengo una curiosa tendencia a intentar posicionarme respecto a todos los acontecimientos políticos, pero he llegado a la conclusión de que muchas veces no consigo definirme, bien porque el tema escapa a mi intelecto (lo que pasa muy a menudo), o bien porque me doy cuenta de que en el mundo del politiqueo, las cosas no son tan blancas o negras como a mí me gustaría. Si se trata de sucesos internacionales, esta sensación se acentúa, pues creo que para hablar con criterio es necesario conocer las circunstancias históricas y la idiosincrasia del país en cuestión, y estos conocimientos yo muchas veces no los tengo, aunque sí suelo sentir curiosidad e informarme en lo posible.

Precisamente, la reciente movida diplomática entre Venezuela y EE.UU me ha dejado con cara de tonto, sin saber qué opinar. Ya desde que Evo Morales y Hugo Chávez accedieron al poder en sus respectivos países, yo tuve mis comeduras de tarro para intentar aclararme de si las propuestas de estos señores respondían al comunismo más pedestre y siniestro, o bien se trataba de apuestas loables a favor de las clases más desfavorecidas mediante una redistribución equitativa de la renta; de si estos presidentes eran simples colegas de Fidel, dictadores bananeros vestidos de lagarterana (y a veces sin disfrazar) o unos buenos muchachos esforzados en que las fuentes sociales de riqueza no cayeran en manos de especuladores y yanquis.

Poco a poco me he ido definiendo, pero sigo haciéndome muchas preguntas y sintiéndome entre la espada de mi yanquifobia, mi anticapitalismo cristiano y mi pasión por Hispanoamérica, y la pared de mis recelos hacia el
indigenismo, los métodos del marxismo deshumanizador y la lucha de clases vindicativa y destructora de los hombres y de sus almas.

Por eso al ver el famoso vídeo, me he formulado tantos interrogantes. En él vemos a Chávez histérico, igual que un chimpancé rabioso, chillando
“¡yankis de mierda, váyanse al carajo!”. He sentido rechazo hacia estos gestos, entre demagógicos y vulgares, y a la vez regocijo para mi antiamericanismo desatado.

Me he preguntado si el boliviano
hizo bien expulsando al embajador de EE.UU y si éste tenía derecho a meterse en política y a patrocinar el enfrentamiento en país ajeno. ¿O lo hizo en defensa de los derechos humanos, como siempre hacen los gringos?

Me he cuestionado si
los norteamericanos han errado a su vez declarando a Gustavo Guzmán “persona non grata” o hubieran hecho mejor no entrando al trapo. ¿Y Chávez, qué? ¿Su solidaridad con Bolivia es un gesto de hermandad hispana al que me dan ganas de aplaudir, o la expulsión de Duddy y los exabruptos del Gorila Rojo son sólo palurdeces antidiplomáticas propias de un socialista belicoso e irresponsable que está arrastrando a su pueblo a la hecatombe? ¿Qué consecuencias pueden tener este incidente y las amenazas petrolíferas de Chávez a nivel internacional?

Sinceramente, tengo dudas muy serias, y por eso publico esta entrada, para que me ayudéis a tomar partido, si es que puede tomarse; para que intentemos dilucidar, esforzándonos por ser objetivos, las preguntas que he lanzado al aire. Gracias a todos.

16 comentarios:

El Subdirector del Banco Arús dijo...

Sin alabar en nada a los gringos, me parece que Chávez es un megalómano y un histérico que ahora se alía con los rusos y, si pudiera, con los marcianos, siempre que le rieran las gracias. No deja de ser amigo íntimo de Castro y de terroristas como las FARC.

Evo Morales me parece un palurdo con las mismas dotes sociales que el primero. Un inútil que, mirándose el ombligo (al más puro estilo ZP), llevará a Bolivia a la ruina en dos meses.

No creo que estos individuos tengan una ideología clara al margen de su propio ego.

aprendiz de brujo dijo...

Creo honestamente que a muchos nos pasa lo que a ti. No creemos en Bush, pero nos da miedo la alternativa. Es justo reconocer que entre estos dos tipos y Castro hay una diferencia:ambos salieron elegidos por el pueblo y aunque el pueblo a veces se equivoca, no se ha inventado un sistema mejor hasta la fecha, por lo que gozan de una legitimidad que el cubano no tiene.
A mi personalmente el estilo de Chávez, vociferante, desafiante y victimista me repele, pero no soy capaz de determinar que hay de paranoico en las afitrmaciones de este sujeto, que hay de real y cuanto hay de electoralismo barato.
Creo que es pronto para juzgar a los Lula, Morales, Chávez..con cierto rigor. al fin y al cabo no dejan de ser alternativas nuevas a lo que había hasta hace bien poco en esos paises, gobiernos de derechas que no resolvieron los grandes problemas sociales de esos paises.Seguirán ellos la misma senda de corrupción que sus predecesores?.pues es posible.Chávez que es lo que más conocemos no tiene muy buena pinta que digamos.
Por otra parte tenemos el ejemplo de Chile, cuyo liberalismo económico es un modelo para muchos de crecimiento y prosperidad; y para otros un nuevo botón de muestra de desigualdad económica.
cual es la solución?.Realmente la desconozco.

Miquelino Flynn dijo...

No sé si alguien va a poder ayudarle, sr. Neri. Si lo que trata es de buscar argumentos para poder tomar partido a favor o en contra del proyecto político de Chávez y otros similares, va a tener difícil encontrarles. Usted mismo reconoce al principio de la entrada que a veces las cosas no son blancas o negras, ¿qué le hace pensar que en este caso sí se le puede aplicar uno de esos colores extremos y que si no lo ha podido hacer hasta ahora ha sido por falta de esa información que ahora solicita? La información le dará la posibilidad de hacer una valoración pero no creo que le sirva para una sentencia.

Por cierto, ¿es un problema de información? La información es poder; el uso y el control que se hace de ella forma parte del ejercicio de poder. Y en este caso podemos ver un buen ejemplo de esa máxima. ¿Qué información nos llega del proceso bolivariano venezolano y de otros similares? Si Chávez sube a una tribuna en la que días antes ha estado Bush y dice aquello de que ha quedado un olor a azufre o si tiene un encontronazo con el rey de España, se multiplican las informaciones que se dan en los medios de comunicación y los comentarios de todos esos politólogos que influyen de una manera decisiva en la conciencia popular. La anécdota termina imponiéndose al contenido. Sin embargo, si Chávez impulsa una serie de medidas para extender la educación pública y de calidad a toda la población y que, además, esa educación se asiente sobre los valores propios del cristianismo, lo cual pone en entredicho la acusación que le relaciona con el marxismo, las informaciones y comentarios que se hacen aquí son inexistentes. Y este no es más que un ejemplo. Por lo tanto, ¿no tendremos en España una opinión generalizada muy condicionada y en contra? ¿A quién sirven y qué intereses defienden los que controlan la información?

Miquelino Flynn dijo...

Y se me olvidaba, en cuando al tema en sí... Pues qué quiere que le diga. Los argumentos que encontramos en contra de Chávez suelen estar basados en meros formalismos, como si alguien de traje y corbata y con un lenguaje y unos modos exquisitos nos inspirara más confianza, cuando deberíamos estar ya cansados de ver representantes de esa clase política occidental protagonizando casos mucho más denunciables que los que se puedan achacar a Chávez y compañía.

Y mientras tanto, los argumentos a favor hablan de programas de alfabetización, de nacionalización de todo el proceso de explotación de los hidrocarburos, de políticas alternativas a los planes que tiene EEUU para Hispanoamérica (ALBA frente a ALCA), de impulsar reformas constitucionales que hagan de la democracia un modelo más participativo (reforma que no entró en vigor por no salir apoyada en un referéndum, mientras que en la Europa de la democracia tenemos suspendida la aprobación de un TCE hasta que a algún lumbreras se le ocurra una forma mejor de metérnosla doblada)...

Simplemente he querido dar un par de pinceladas rápidas, pero este tema daría para mucho. Son muchos temas y muchas cuestiones las que habría que abordar. Si de lo que se trata es de comentar el vídeo, a mi me gustaría recordar que esas declaraciones las ha hecho en un momento muy delicado para Bolivia (del que EEUU tendría mucho que explicar) y días después de conocerse el plan que se estaba urdiendo para atentar contra él. Mandar al enemigo al carajo cuando de fondo suenan tambores de guerra no me parece precisamente una salida de tono. Al menos a mi me preocupan más los tambores.

ANAROSKI dijo...

Querido Al:

Evo Morales,Hugo Chavez, son pues unos magníficos interpretes de la película que les ha tocado vivir, el tema de Bolivia y Venezuela lo conozco muy de cerca, una de mis mejores amigas de la infancia, hija única, de aquellas que vienen cuando ya los padres han tirado la toalla, se enamoró de un guardiamarina venezolano, que hizo escala en Cádiz, llevaron su relación en la distancia, hasta que decidieron casarse, el intentó coger un puesto en la escala diplomática, pero no tuvo suerte, así que se casaron en España y se fueron a vivir a Venezuela, allí llevan viviendo 11 años, y bueno ellos allí, son lo que aquí se llama clase media, mi amiga es farmaceútica y convalidó su titulación en Venezuela, trabajan los dos, el es Capitán de Navio, tienen un nivel de vida medio alto allí, y comentan que el país está fatal la inseguridad ciudadana es tan grande, que raro es el que no tiene un arma en casa, la pobreza es extrema, y desde que Chavez gobierna lo están pasando muy mal, persigue a las familias religiosas, y quiere formar y adoctrinar en las escuelas, recuerdo hace dos veranos, en feria, su hijo mayor Fernando tiene la misma edad que mi hija Ana 8 años, en la Feria de mi pueblo, el chiquillo escuchó Chaves refiriéndose al Cabezón de Andalucía y empezó, Chavez vete ya, Chavez vete ya, que de hambre nos vas a matar, y así, con esas palabras del chiquillo, mi amiga empezó a relatarme la situación económica del país donde residen, están locos por venir para España, pero de momento no hay plaza para que su marido pueda venir.

Por otra parte, conozco a la hija de uno de los Ministros del Gobierno anterior en Bolivia, el anterior a Evo Morales, viven aquí, ella tiene la doble licenciatura en Derecho y ADE, y su marido es físico cuántico y da clases en la Universidad aquí, tienen dos hijos, y me cuentan barbaridades, quizás este testimonio sea menos creible que el de mi amiga, puesto que su familia ha sido parte de la historia política del país, y seguro que Felipe González dirá que el gobernó mejor que Aznar, y Aznar dirá que el gobernó mejor que González y Zapatero, tomando esto desde un punto de vista objetivo.

Sabiendo esto, y teniendo en cuenta, que las noticias no son muchas veces tan reales como aparentan ser, y que muchas veces desvirtuan para demostrar la calidad de vida de nuestro país, entiendo tu postura, que te haga pensar, y estar dividido. Lo que si tengo claro es que no soy proyanqui, pero tampoco estoy en contra de ellos, el problema aquí vino cuando la URSS desapareció, recuerdo las clases de Historia en la Facultad, un profesor el de Historia Económica, nos comentaba que lo que había ocurrido con la URSS, nos pasaría factura, porque se había roto el equilibrio, y que ese equilibrio era fundamental a nivel mundial, aunque todo apunta a que China, se está convirtiendo en una superpotencia, a base de protocolos que no comparto, y que pronto se llegará al equilibrio, pero ese no es el tema, el tema en cuestión, es que a mi estos señores me recuerdan a los vendedores de elixires de las películas del oeste, que te venden como mágico algo que es un fraude, y creo y que Dios me perdone si no es así, que están vendiendo unos ideales a sus pueblos, basados en el Despotismo Ilustrado, sabemos que es lo que el pueblo quiere, vendamos la moto, y salgamos corriendo cuando peligremos, mientras tanto, seguirán apoltronados en su sillón disfrutando de una posición distinguida, frente a la mayor de las miserias que sufren sus gentes, el hambre, la falta de empleo y la desesperación.

Buenas noches.

ignatus dijo...

Sin ánimo de molestar a anaroski, pues dar valor de cierto a aquellas cosas que conocemos por cauces propios es un error habitual, me parece un poco pretencioso decir que el tema se "conoce muy de cerca" por tener una amiga en Venezuela.

A modo de ejemplo, señalar que las críticas "feroces" que su amiga hace del régimen venezolano ("la inseguridad ciudadana es grande,[...], la pobreza es extrema, y desde que Chávez gobierna lo están pasando muy mal, persigue a las familias religiosas, y quiere formar y adoctrinar en las escuelas") son exactamente las mismas que la propia anaroski podría hacer al gobierno de España, por lo que, con esa regla del tres, me imagino lo que su amiga la farmacéutica, "por conocerlo de cerca" pensará de España... lo que no sé es cómo querrá venirse aquí aun así.

Personalmente el Chávez me parece un gilipollas por las formas.

Respecto a "el fondo" creo que los mensajes que envía Chávez (aun en forma de exabruptos), amigo Neri, sí parecen que pudieran ser de tu agrado sin necesidad de avergonzarte por ello (otra cosa es lo que haga en realidad el susodicho, que por los motivos de falta de información objetiva que señaló miquelino flynn en sus muy interesantes parrafadas, no puedo opinar).

Respecto a lo de declarar persona non-grata al boliviano, es una pataleta propia de niños o de adultos subnormales. Podría entenderse que se quisieran romper relaciones, pero concretarlo en la figura del pobre embajador declarándole non-grato... Estaría cojonudo que ahora cogiera Morales y mandara a otro distinto que aún no hubiese sido declarado nada en los EEUU.

Un saludo a todos.

porlafamiliaporlavida dijo...

Querido Ignatus:

En ningún momento me molesta, de hecho creo que a lo mejor me estoy dejando llevar por la realidad de lo que esta amiga transmite, por tanto una visión subjetiva y propia, pero lo que si dice ella, es que en España se vive mejor que en Venezuela, y que está deseando venir para acá, también entran lazos familiares, su padre falleció hace dos años, y su madre viuda, se las pasa entre Venezuela y España todo el año. Su madre va dos veces en el año para allá y ella viene en verano, pero esta no es la cuestión, la cuestión es que Chavez y Morales tengan o no razón.

Lo que dicen sus palabras y ahí estoy de acuerdo con Al, puede darnos a entender, que son unos chicos con las endrinas bien puestas que no temen al Gigante Yankee, y hombre bien puede ser que yo haya perdido la fe, o que esté muy desilusionada con las noticias de aquel país, pero a mi me huele a que estos señores insisto realizan un papel bordadisimo y aprendido sobre lo que el pueblo quiere escuchar, sin importarle realmente nada de lo que le ocurre a su país, así que estoy totalmente deacuerdo con el primer comentario del subdirector del Banco Arus.

Leonardo dijo...

A veces tengo la misma sensación que usted, Sr. Neri, y que muchos de ustedes: no tengo claro cómo posicionarme. En ese caso, intento no dar una opinión tajante y ya está.

Los casos de Chávez y Morales no los conozco a fondo y no tengo tiempo para "empaparme" de ellos, pero tengo bastante claro que un individuo que periódicamente sale en la TV nacional de su país diciendo auténticas sandeces y soltando exabruptos contra cualquiera que ose criticarle ("Aló Presidente"), no puede ser bueno. Si encima enarbola la bandera del socialismo (o lo que es lo mismo, de la corrupción, la demagogia y lo que antes señaló Anaroski, puro despotismo) y responde a la oposición con violencia, aún peor.

Y si añadimos como ingrediente la facilidad con la que se embauca a un pueblo inculto, tenemos todo lo necesario para empezar a dedicarnos a rezar por nuestros hermanos venezolanos. Eso, o abrirles los ojos, ¿pero quién es nadie para meter las narices donde no le llaman?

Ah, y al loro, que es de oro: en España empezamos a tener los mismos ingredientes que en esos países, uno por uno.

El Cuatrivirato dijo...

Se sugiere a "Anaroski-Por la familia, por la vida" publicar sus comentarios siempre bajo el mismo nick. Nos vamos a volver locos :-)

Miquelino Flynn dijo...

Leonardo, como decía en un comentario anterior, ¿por qué dotamos a las formas de un poder tan grande que, incluso, sean determinantes a la hora de emitir un juicio? Quizás para las generaciones anteriores a la nuestra un estilo de vestir basado en el traje y la corbata, una educación propia de un colegio del Opus Dei, un tono al hablar siempre moderado... fueran cualidades que añadían un plus a la persona que las poseía y la daban un mayor margen de confianza. Y no digo que algunas de ellas no tengan que seguir marcando nuestro estilo (en mi caso sólo algunas... lo siento, no puedo con la corbata). Pero, ¿puede seguir pensando de la misma manera una generación como la nuestra, cuando hemos crecido viendo entrar y salir de la cárcel a tantos y tantos representantes de esa clase política acusados de los mayores delitos a los que se puede enfrentar un político, desde la corrupción hasta la participación en la guerra sucia? Podríamos empezar a hablar también de uno de los mejores representantes de ese estilo y que durante años se nos vendió como modelo a imitar. ¿Recordarás el caso Mario Conde, supongo? Pero además, si salimos de nuestras fronteras, la cosa empeora... Ya no hablamos de delitos o de asesinatos, sino de auténticas y sistemáticas campañas de genocidio. Vimos a los responsables de lo que sucedió en Yugoslavia (y no sólo serbios, ojo) y vemos a diario a más representantes de ese estilo en Israel y en EEUU.

No digo con esto que recele de cualquier político o líder mundial por el simple hecho de vestir, comportarse o expresarse de una manera correcta. Por cierto, ¿la corrección es un valor universal que adopta la misma forma en cualquier circunstancia? En cualquier caso, no es eso lo que digo, sino que a mi me importan más los hechos en sí que la manera de adornarles a la hora de valorar algo. Y en este caso, que Chávez mande al carajo entre gritos a quienes llevan años malmetiendo incluso con un golpe de estado contra su proyecto político me parece la anécdota. Creo que lo importante son los movimientos geoestratégicos que se están dando en Hispanoamérica.

Y del resto de tu comentario me gustaría entrar en unas cuantas cosas, pero, por no alargar demasiado el tema, me limito a una. ¿A qué violencia te refieres que ha utilizado Chávez contra la oposición? Creo que como entremos en ese tema al final el victimismo que alguno achacaba a Chávez en otro comentario puede empezar a tomar otra forma...

dulcinea dijo...

Miquelino, es alucinante lo que dices de que Chávez defiende el cristianismo. Sí, precisamente Chávez, ese pedazo de rojo que ha puesto verde al Papa y le ha exigido que condene el comportamiento de la Iglesia en la conquista de América. Chávez ataca a la Iglesia con dureza y luego dice que es cristiano.¡Menudo cristiano! Tambien deberias recordar que la propia Iglesia venezolana ha dicho que el proyecto de Chávez va contra los derechos humanos.

Os pongo el link:
http://www.cnnexpansion.com/actualidad/2007/10/19/iglesia-critica-a-hugo-chavez/view

Veneficus dijo...

Es cierto que aquí conocemos de esos países lo que nos dice la prensa, y seguro que esa información llega muy distorsionada, pero yo la verdad es que siento muy poca simpatía por esos personajes populistas, tan exhacerbados, tan maleducados como Chávez, Evo y compañía. Y sinceramente me cuesta pensar que lo que hacen sea para el beneficio de su pueblo y no del suyo propio, al estilo Fidel, uno de los mandatarios más ricos del mundo, valorada en unos 1200 millones de dólares.

ANAROSKI dijo...

Queridos amigos:

No era mi intención volveros locos, simplemente es cuando empiezo en google a leer el correo, anaroski queda activado, después cuando entro en el blog, no me doy cuenta y a veces le doy a publicar de una forma u otra, siento las molestias ocasionadas.

Un abrazo.

Miquelino Flynn dijo...

A ver, Dulcinea, un poco de tranquilidad, que seguro que así nos damos cuenta de qué es lo que estamos leyendo. Y seguro que nos permite también sacar nuestras propias conclusiones sin que venga nadie defendiendo vete-a-saber qué intereses para decirnos lo que tenemos que pensar.

Nadie ha dicho que Chávez defienda el cristianismo, tampoco veo motivos para pensar lo contrario, pero ese es otro tema, sino que los planes educativos que tiene intención de desarrollar van a estar basados en los valores propios del cristianismo. Es imposible que una sociedad pueda progresar y liberarse de las cadenas que la oprimen si no se afronta de una manera clara la cuestión de la educación. Y ahí hay que reconocer que Chávez ha dado en el clavo, frente al proceso en el que está sumida la educación en Europa (¿te suena Bolonia?) por el que la universidad se va a adaptar a los criterios que marque el Mercado (lo pongo en mayúsculas, no vaya a ser que alguien me salte al cuello y me acuse de blasfemia por no rendir el merecido respeto a nuestra nueva divinidad), en Venezuela resulta que se van a educar en la solidaridad y en la justicia. Sí, lo reconozco, empiezo a sentir envidia de algunos de los progresos venezolanos, más aun cuando hago una comparación muy por encima con nuestra realidad.

Y en cuanto a la postura de la Iglesia venezolana sólo un par de apuntes, pero de buen rollo, que no tengo intención de polemizar: ni es oro todo lo que brilla en la Iglesia (si quieres podemos ponernos a recordar las declaraciones de nuestra Conferencia Episcopal cuando se acercan las elecciones y a qué partido han recomendado en más de una ocasión votar a los cristianos), ni demuestran tener mucha idea de lo que iba a suponer la reforma que se votó en referéndum el año pasado. Precisamente una de las cosas que se buscaba con ella era la de profundizar en la democracia para hacerla más abierta, auténtica y participativa. Porque resulta que ni lo que hay en Venezuela ni, sin ir más lejos, lo que tenemos aquí es una democracia. La soberanía nacional está secuestrada por una clase política que la maneja a su antojo y se refugia tras unos procesos electorales de los que habría mucho que hablar. Y cuando a alguien se le ocurre que este modelo de democracia es imperfecto e intenta corregirle, ¿le acusamos de autoritarismo?

De verdad, Dulcinea, que yo con esto no tengo nada que ganar, no me va nada en ello. Pero aun así te digo que si de verdad te interesa saber en qué consistía aquella propuesta de reforma, búscatela en internet y pasa de intermediarios que, por mucho respeto que les tengas, lamentablemente son una pieza más en este ajedrez.

El francotirador dijo...

Creo que la elección es bastante facil,porque ante un animal como Chavez las cosas quedan muy claras,además como siempre su discurso fue demagógico porque por un lado el embajador USA hacia varios días que ya no estaba en Venezuela y por otro una medida como esa es decir la de expulsar a un diplomático extranjero no se hace saliendo a un balcón y rebuznando delante de una chusma histérica sino siguiendo el conducto adecuado de comunicación previa al interesado.Y en cuanto a lo de tomar partido,por supuesto no siento simpatía por Bush es más creo que es un mal presidente pero no se puede comparar con estos líderes populistas,es decir no es equiparable el jefe del estado de un país democrático con el de sistemas políticos que rozan la dictadura.

Natalia Pastor dijo...

A mi me causa estupor la deriva banera y populista que está padeciendo América Latina, después de experiencias tan atroces y sangrientas como las que han padecido.
Apuntan malos tiempos,peligrosos y con un elevado riesgo de acabar en guerra civil.