lunes, 29 de septiembre de 2008

LA IMPORTANCIA DEL INGLÉS


La entrada de Leonardo sobre los colegios bilingües ha esbozado un debate sobre la importancia de saber inglés desde temprana edad. Creo que el tema tiene muchísima miga, pero no es más que la punta de un iceberg mucho más grande, que planteo en forma de pregunta: ¿Es el inglés en España tan fundamental para la vida cotidiana, laboral, cultural y de ocio como nos dicen?

Yo parto de la premisa de que es muy positivo saber inglés, igual que tener cualquier otro conocimiento que te permita adquirir ventajas o desenvolverte mejor en cualquier campo. Lo único que pongo en duda es que exista proporción entre el impresionante despliegue de medios educativos y profesionales en favor del aprendizaje a nivel bilingüe de este idioma y la utilidad real que ello puede reportar ahora y en el futuro a un español del montón y concretamente a un joven del montón.

Supongo que cada uno cuenta la feria como le va y en función de los ambientes en que se mueva. Mi entorno de amistades es universitario y medio, y yo no acabo de ver que la peña necesite ser bilingüe para trabajar, ni para viajar, ni para acceder a la información por internet. Me doy cuenta de que en los puestos de trabajo de perfil tecnológico sí es imprescindible conocer este idioma, pero no a un nivel de bilingüismo, sino muchas veces como mera herramienta de traducción o comunicación puntual. Conozco alguna excepción, incluso dentro del Cuatriunvirato, pero estas personas han alcanzado el “don de lenguas” a los veintitantos, cuando lo han necesitado, a base de perfeccionarse en cursos y sobre todo pasando tiempo en el extranjero, sin que ello les haya supuesto ningún trauma. De hecho, estoy muy de acuerdo con el Subdirector cuando dice que “la única manera de aprender bien un idioma es que no te quede otro remedio que usarlo”.

Pero a la inmensa mayoría de mis conocidos, ya digo, les ha sido más que suficiente el bajo nivel adquirido en el viejo BUP.

Por favor, seamos honrados: ¿cuántos bilingües en serio se necesitan en España?, ¿qué porcentaje de trabajadores son profesores universitarios de ramas tecnológicas, investigadores de I+D+i, empleados con responsabilidad en empresas importadoras, diplomáticos, funcionarios españoles en el extranjero o en instituciones europeas, profesores de inglés, traductores de libros, camareros de chiringuito en Benidorm (éste es coña), ponentes en congresos y putas de lujo? , ¿y pensáis realmente que van a necesitarse muchos más puestos de éstos en el futuro? Bueno, eso llevan diciendo desde hace más de veinte años…

Y porque no digáis que sólo valoro aprender el idioma para trabajar, ¿cuánta gente conocemos que por tener el nivel de inglés de bachillerato no se haya puesto al día sin problema en el mundo de la informática a nivel de usuario o no haya podido descargarse películas o entenderse con una irlandesa frescachona en la playa (que es lo más importante, porque las extranjeras siempre serán mucho más pilinguis)?

Sin embargo parece que ahora nos quieren vender que sin el inglés no se puede ser nada en la vida, o que sin saber inglis-pitinglis eres más o menos tonto o analfabeto. Y por eso “bilingüizan” los colegios a marchas forzadas, y a veces de cualquier manera, y no pocas empresas fingen que valoran el idioma, obligándote a cubrir las apariencias mediante los consabidos certificados y en la redacción del currículo, para luego no decir ni “goodbye” si te contratan. Y la verdad, todo esto me parece un snobismo y una moda gilipollas.

Por decirlo de otro modo, yo me plantearía si para el porcentaje de españoles que van a usar el inglés como herramienta de trabajo o de convivencia cotidiana, merece la pena que todo el sistema educativo comience a cimentarse en la lengua de Shakeasperare hasta el punto de usarse como idioma “vehicular” o como se diga.

En mi opinión toda esta verbena políglota responde ni más ni menos a la colonización cultural anglosajona y más en concreto, americana. Yo no dudo que estos países son los que más pitan hoy en día, por lo que me parece estupendo que las multinacionales y las compañías afectadas por eso de la globalización económica, exijan el inglés a sus empleados. También me parece ideal que ahora con la Unión Europea a la gente le guste más, o le sea más fácil, o más barato viajar al extranjero y tenga por ello mucho interés en sumergirse en los idiomas. Considero perfectamente comprensible que todo el mundo se interese por coscarse más de las cosas del ordenador y de la red, y que para ello aprendan el english. ¿Pero tiene el Estado que garantizarnos, o mejor dicho, casi imponernos su aprendizaje desde que chupamos del biberón? ¿No sería mucho más lógico que los españolitos lo aprendiéramos “a demanda”, o sea cuando lo necesitemos por nuestras circunstancias o por nuestro placer o capricho? Mucho me temo que desgraciadamente esta política de inmersión lingüística a macha martillo sea otra de las pruebas del lacayismo internacional de nuestro país y de la expansión implacable de un modelo económico para el que la diversidad lingüística y cultural no es sino una barrera para la expansión de los negocios y del dinero.

Y luego lo que dijo Veneficus de que le parecía que si teníamos poco nivel de inglés era por culpa del doblaje de las pelis… Vamos, el doblaje ni me lo toque usted, que en España es una maravilla, más profesional que en ningún país. La gente va al cine a disfrutar de su ocio y no a una clase de audición inglesa de dos horas, fastidiándose encima por leer los subtítulos. Y no me vengáis con que eso es falta de costumbre, porque yo no quiero acostumbrarme. Cuando me dé la gana o mis necesidades me fuercen a coger más pericia con el inglés, lo haré sin más, como todo el mundo que se ha visto en tal tesitura, pero hasta entonces dejadme disfrutar del cine en cristiano. Además, de esa teoría de que hay que educar el oído a través del cine, podría deducirse que por narices hay que familiarizarse con el idioma del país que distribuya más cine comercial en el mundo. Ahora casualmente se trata del inglés, que es muy útil para muchas cosas, pero imaginaros que a los japoneses les diera por hacer un cine sólido y valorado y tuviéramos todos que tragarnos las películas en ese galimatías de lengua. Vamos, no me jodas…

21 comentarios:

Leonardo dijo...

Está claro que un nivel alto de inglés en España sólo es necesario en determinados tipos de trabajo, como bien indica usted.

Si no fuera porque mi confianza en las instituciones públicas españolas es nula, pensaría que el hincapié que están haciendo en el tema del idioma es, además de por moda, por abrir la posibilidad de que los españoles podamos salir a trabajar a otros países. Pero no lo creo, porque no me cuadra que dichas instituciones actúen pensando en el beneficio del ciudadano. Imposible a todas luces: esto es España. Digamos que el funcionario dedificado de turno se cuelga una medalla cada vez que emprende un plan relacionado con algo que está de moda (bilingüismo, igualdad de género, etc.). He aquí la razón principal (no digo que la única).

Teutates dijo...

Hombre, yo creo que dentro de lo que es el plan educativo actual, es una de las pocas cosas buenas que se están haciendo. El aprender un idoma desde pequeñito, y el acostumbrarte a trabajar con el, hace que ese idioma no se te olivide, como a los de nuestra generación, que lo poco que aprendimos hasta COU, cuando lo hemos tenido que utilizar estaba más oxidado que la armadura de Don Quijote. Lo importante tampoco es el idioma que enseñen, lo importante, es que una vez que eres capaz de dominar un idioma extranjero, será mucho más fácil aprender cualquier otro. Yo en concreto si que hubiera deseado en muchos momentos de mi vida el haber aprendido bien un idioma, no solo por razones profesionales, que también, sino para no parecer un paleto cuando sales al extrangero de viaje.
Si algún día tengo hijos desearía que ellos tuvieran esa oportunidad.
¿Tu no Neri?

porlafamiliaporlavida dijo...

Querido Al:

En primer lugar decirte que interesante propuesta para iniciar la semana,y buen tema de debate.

Efectivamente, el bilingüismo, es lo más IN, en toda nuestra sociedad, pero como siempre, y una vez más, el españolito exagerado donde los haya, crea una moda de todo ello, y se me ocurren varias razones:

1. En primer lugar, el fracaso de la Universidad y de la idea transmitida a los de nuestra generación creo, que si estudiabas una carrera ibas a ser un gran afortunado, un Dios, y así darías el gran salto en la escala social. Y ahí están los datos, ¿cuántos licenciados o diplomados están en paro, no han trabajado nunca de lo que estudiaron, o simplemente ocupan puestos de peor categoría profesional? Así que esta primera teoría fracasó, el tener una carrera universitaria no te garantiza un futuro mejor que el de tus padres y antepasados.

2. A alguien se le ocurrió pensar que esto era debido a que la Universidad no era suficiente, y se pusieron de moda los Máster, y Ciclos de Postgrado, y ocurrió, pues como en todo, los primeros Máster tuvieron una rápida incorporación al mercado laboral, y estas titulaciones empezaron a extenderse cuan si fueran colecciones del mes de septiembre, y de nuevo el fracaso, de nuevo el rechinar de dientes, y peor aún, la gente, con Master y con Carrera, no se situaba, ya que no había la suficiente demanda para estos puestos tan cualificados.

3. Entonces, dijeron que el problema era de idiomas, y nada a aprender inglés, en principio era suficiente con estudiarlo a modo de postgrado, empezó a ponerse de moda ir al extranjero los intercambios, los veranos, en fin toda esa parafernalia, pero la insatisfacción era ún mayor, tras haber hecho la carrera, el master y el idioma, el empleo perfecto de ejecutivo no llegaba.

4. Y por supuesto la conolización del idioma anglosajón al resto del mundo, y de esto no se de qué nos quejamos, si por ejemplo en Cataluña los niños reciben más horas en inglés que en castellano.

En definitiva, todo esto, es una sucesión de parches ante errores mal diagnósticados y que nos lleva a otros grandes debates como es el de la calidad de la educación.

Un saludo.

ignatus dijo...

No veo mal la interpretación de porlafamiliaporlavida, pero creo que ese aumento de exigencias progresivo no se debe a que personas indefinidas ("alguien", "dijeron"... ¿quiénes?) decidieran nada sino a que el propio mercado laboral selecciona a los que considera mejores (cuando puede elegir porque haya paro; es decir casi siempre) . Y entre dos con la misma valía aparente, me quedo con el Universitario. Cuando todos somos universitarios, me quedo con el del máster, y cuando todos tenemos masters, pues con el bilingüe, aunque no lo necesite.

Creo que esa exigencia tiene que ver con lo que, bastante acertadamente a mi entender, dijo Leonardo en un post anterior referido a la Universidad: "su valor se reduce a mostrar a las empresas que si una persona ha sido capaz de aprobar una carrera, probablemente sea capaz de desarrollar un determinado trabajo" ... y eso se aplica igual a toda titulación o mérito, que, cuando se generaliza, pasa a transformarse en requisito (sin serlo).

Respecto al inglés en concreto, es una frustración personal que yo tengo. Si bien no tengo especial necesidad de usarlo por mi trabajo (esporádicamente y si no lo supiese tampoco pasaba nada), lo cierto es que he realizado algunos cursos para formarme, pues mi motivación es poder entender canciones, hablar con los turistas que me preguntan (no sólo cuando viajo yo), ver las series en V.O. (no sólo por las voces, sino principalmente por el sonido ambiente original que se pierde en un 60%)... En general es por todas las cosas que ha señalado Al Neri que, si bien a él no le valen, a mí me parecen más que suficientes.

Pero esto que digo también es extensible a las matemáticas, a las naturales, a la literatura... de todas ellas me gustaría saber más y con la mayoría siento una molestia casi física al darme cuenta de mi incultura: creo que el conocimiento en sí mismo es una satisfacción para algunos, más allá de la utilidad que se le saque al asunto.

Y la demanda del inglés no creo que sea una “moda de ahora”: siempre se han oído críticas sobre lo mal que hablamos idiomas en España (“qué listos son los niños americanos, que con 4 años ya saben hablar inglés”, decía el chiste) y la demanda de idiomas ha existido de siempre (las academias no son de ahora, precisamente). El hecho del bilingüismo creo que supone hacerlo bien y, al ser más eficaz, es en términos económicos mucho más rentable que lo que nos dieron a nosotros (¡cuántas horas perdidas!), cuyos conocimientos tras algunos años, ronda el cero en quien no haya hecho por mantenerlo.

En cualquier caso me parece que es hablar por hablar, pues lo importante es saber si Ustedes y yo hablaríamos inglés con cierta soltura de haber estudiado en centros bilingües y, por los ejemplos que conozco, la respuesta es sí. Y su importancia, más allá de lo laboral, depende de los gustos e intereses de cada uno, pues de igual manera para muchos será excesivo el tiempo que se le dediquen a otras asignaturas (plástica, dibujo, gimnasia por ejemplo)

Bueno, que estoy a tres cosas y así no se puede.

Chao

batman dijo...

Un blog muy interesante señores...

Veneficus dijo...

En parte estoy de acuerdo con usted, señor Al Neri, y bastante con porlafamiliaporlavida y con ignatus. Cuando en la balanza oferta-demanda existe más oferta que demanda, cada vez se exigen mayores conocimientos, que en la mayoría de los casos no van a ser necesarios para ejercer un cierto trabajo.

Lo que sí es cierto, que poniéndome en el caso de los padres que quieren lo mejor para sus hijos, sí me parece lógico que deseen que sus hijos aprendan cosas que le van a abrir puertas, no sólo laborales, sino en otros muchos campos, o simplemente para no sentirse aislados cuando viajas al extranjero o te pregunta algo alguien con sandalias y calcetines. Imagino que estará de acuerdo conmigo en que muchas veces se siente frustración cuando no se entiende lo que pone en un cartel o la letra de una canción o no sabes pedir el menú del día.

Desde el punto de vista de los padres, entiendo que quieran que sus hijos hablen inglés lo mejor posible, que sepan música o incluso toquen un instrumento, que hagan judo, atletismo, ..., pues nunca se sabe si les va a ser necesario, y más vale abrir puertas que cerrarlas.

El problema de todo esto es cuando se saca todo de madre y se llega a olvidar cual es lo fundamental, y se llega al punto de que en España se discute casi exclusivamente por el tema de los idiomas en la educación y no de los bajísimos niveles que ésta alcanza en las materias básicas.

Por otra parte, y por alusiones, cuando en la entrada sobre el bilingüismo hablé del doblaje de las películas, a mí también me parece bien que se doblen, y considero que en España se hace muy bien, y que se debe dar la opción de escuchar una película en el idioma original o en español. Dicho esto, también me parece un hecho irrefutable que si no se doblaran las películas el nivel de inglés en España sería mucho más alto.

Muchas veces me da la sensación de que en España con los cursos de idiomas ocurre lo mismo que con los remedios para adelgazar, o los crecepelos. Todos prometen resultados inmediatos y satisfactorios pero al final terminas viendo que sólo son productos de charlatanes y vendemotos, y terminas pensando que eso de aprender inglés es poco menos que imposible.

Aparte de las técnicas de aprendizaje, uno de los problemas creo que es el aislamiento geográfico de España, donde es muy raro que se necesite usar el inglés en la vida cotidiana. De ahí que hablara del doblaje en la otra entrada.

Mary White dijo...

Al Neri, te ha quedado divertido el post. La verdad es que a mi me parece más importante aprender latín que inglés. Y filosofía. Pero no soy "normal".
No es incompatible,desde luego, pero este empeño de nuestros "tutores" forzosos en ser más modernos que nadie y que saber inglés sea signo de algo, pues es muy fuerte. Debería estudiarlo al que le guste,el que lo necesite, no todo el mundo por narices.

En especial cuando NINGÚN presidente del gobierno de este país habla inglés (Aznar lo aprendió sobre la marcha).

Al Neri dijo...

Me parece muy bien traída la observación de Mary White de que ningún Presidente del Gobierno español ha sabido inglés al llegar a Presidente.

Esto puede tener dos lecturas y que cada una escoja la que quiera:

- Que si para ser todo un Presidente de Gobierno no hace falta el inglés entonces es que no hace falta para ningún otro puesto.

- Que para llegar a Presidente del Gobierno en este país lo importante es ser un cafre y un analfabeto.

porlafamiliaporlavida dijo...

Querido Al:

Quisiera darte la respuesta a este ultimo comentario tuyo sobre los presidentes españoles, y mas concretamente el actual.

Zapatero va en un avión y le dice su vecino de asiento:
-Le voy a contar unos chistes de Zapatero
-Señor, le aviso que yo soy Zapatero-
No importa, se los explico luego.

Leonardo dijo...

Conocer una lengua extranjera y, en la medida de lo posible, la cultura que la alberga, me parece muy enriquecedor. Quizás no sea tan fundamental como las Matemáticas o la Lengua, pero es importante.

Al Neri dijo...

Respondo a la pregunta de Teutates de si yo no desearía que mis hijos tuvieran la oportunidad de ser bilingües.

Como indiscutiblemente ser bilingüe es algo muy bueno que abre puertas y enriquece culturalmente, creo que a cualquiera (y a mí también) le encantaría que sus hijos lo fueran (y si son trilingües, mucho mejor).

También me encantaría que mis hijos supieran teología, cocinar a nivel de chef, tuvieran amplios conocimientos de historia de España, de economía, de defensa personal, etc, pero no creo que enseñarles estas cosas o a estos niveles corresponda al Sistema Educativo. Cuando les haga falta, lo aprenderán por su cuenta.

Aun así reconozco, al margen de mi crítica, que ya que existen centros bilingües da un poco de cosa mandar a los críos a uno que no lo sea, más que nada por el agravio comparativo o la desventaja que ello pueda suponerles en el futuro.

Aprendiz dijo...

Yo me identifico con Ignatus, también estoy frustrada con el inglés. Quizás a mi se me haya vuelto una obsesión, pero constantemente me arrepiento de no haber aprovechado las oportunidades que tenía en el colegio. Cada vez que alguien lleva una camiseta con frases en inglés, suena una canción o encuentro información en inglés. Y aunque no lo hago todos los días, pero cuando sales al extranjero sientes impotencia al no poder comunicarte.

No creo que sea una moda, mas bien una necesidad, creo además que hoy en día es una forma de las empresas de seleccionar personal, porque licenciados hay muchos.

Meletea dijo...

Yo también estoy bastante de acuerdo con usted, Al Neri sobre este tema y me parece muy interesante que lo saque a debate.

En primer lugar, considero fundamental saber defenderse hoy en día en inglés por los motivos ya comentados por todos que no voy a repetir.

Y me alegro de que en nuestro país se hayan hecho o se estén intentando mejorar los métodos que se usaban en nuestra antigua EGB porque desde luego sólo sobre el papel y con gramática poco se podía aprender de un idioma. Y así estamos la mayoría que no hemos tenido la necesidad de utilizarlo para sobrevivir... chapurreando spanglish.

Pero desde luego no veo imprescindible para la gran mayoría de los ciudadanos el llegar a un nivel de bilingüismo. Y no entiendo ese afán de las instituciones y de los diferentes partidos políticos de incluirlo como un objetivo prioritario.

Lo prioritario en la educación básica y obligatoria debería ser enseñar a nuestros hijos a pensar y a ser capaces de comunicarse en primer lugar en su lengua materna. Y con comunicarse me refiero a entender lo que leen/escuchan y a saber expresarse correctamente. Si no, es como empezar una casa por el tejado.

Parecerá una perogrullada, pero personalmente creo que algo tan básico se está perdiendo.
¿De qué les servirá saber frases hechas con un perfecto acento inglés para poder desenvolverse por un mundo empresarial globalizado? A lo mejor les permite comprarse un coche último modelo y un chalet en Los Angeles pero... ¿y disfrutar de un buen libro o de una conversación tranquila?

A veces oigo hablar a jóvenes que van en el autobús o por la calle y me quedo asustada. Si es que hablan con muletillas, juramentos y frases hechas. "Jo, tía, q pasote, como mola, te partes.. ya te digo... no te jode...".

Realmente, me parece muy penoso que los gobernantes se preocupen tanto del nivel de inglés y olviden el nivel de cultura de sus jóvenes, que serán el futuro del país.

O... ¿quizás es lo que buscan? No sé si han leído 1984 (de George Orwell) donde aparece el concepto de la neolengua.
Si alguien no lo ha leído, se lo recomiendo.

La idea básica de la neolengua es simplificar tanto el lenguaje que se llegue a dominar el pensamiento de los ciudadanos. Si no son capaces de expresar más que ciertos conceptos o ideas porque no disponen de más vocabulario o de la capacidad de utilizar diferentes tiempos verbales, no podrán pensar más allá... o llevar la contraria al gobierno.

Y es que es lo que parece que está ocurriendo hoy en día. Se pasa de la riqueza lingüística del español a la más simple (con todos mis respetos) de la inglesa. Y en los medios de comunicación (creo que ya se ha comentado en este blog) hay una proliferación cada vez mayor de eufemismos, expresiones hechas y un empobrecimiento del vocabulario utilizado. Como en 1984, se van sustituyendo palabras como "malo" por "nobueno".... y eso considero que es muuuuuy malo.

Alice dijo...

Pues yo solo le veo ventajas a saber inglés. El inglés está por todas partes, y cada vez más.
Saber otro idioma te abre la mente, te aporta muchas cosas buenas. Ejemplos...Poder entender un periódico de otro país, o un libro por ti mismo, sin la traducción de otra persona, entender una canción que te encanta, leer algo gracioso, soñar en otro idioma, encontrarte en otro pais con alguien agradable e intercambiar unas palabras. A mi estas cosas me parecen bastante.
Por cierto, tengo que decir, que mi inglés es muy básico..y echo de menos muchas veces saberlo bien,...pero se hablar otro idioma a parte del Español y me encanta haberlo aprendido, por todo eso y por más :)

Veneficus dijo...

Al Neri, le veo en unos añitos llevando a sus retoños a un colegio bilingüe y renunciando a sus principios ...

Por cierto, alice, lo que dice de soñar en otro idioma, o incluso pensar, sólo creo que se pueda conseguir si hay inmersión lingüística, es decir si vives una temporada en un país con esa lengua. Puede que también si aprendes desde pequeño y bien, pero no lo sé.

Audienda dijo...

Con las lenguas hemos topado...Debo reconocer que este es mi punto débil. Adoro las lenguas y si pudiera les juro que las aprendería todas. Además, ¡qué caray!, se me dan bien -algo bueno tenía que tener, ¿no? ;p- y gracias a eso siempre he disfrutado con su estudio.

Tengo la inmensa suerte de haber nacido en una comunidad bilingüe y con el tiempo he podido comprobar que los efectos de conocer más de una lengua son sólo positivos. Gracias al dominio de las dos me ha resultado mucho más fácil aprender el resto de lenguas románicas -excepto el rumano y el francés de París, son y serán mi cruz- y aunque no las hablo correctamente porque apenas las he estudiado, siempre me he preocupado de ejercitar el oído, lo que me ha permitio adquirir unos rudimentarios conocimientos suficientes para mantener una conversación sencilla.

Y ahora ya sí, sobre el inglés me gustaría decir que me encanta. De hecho ahora estoy aprendiendo Fonética inglesa y estoy disfrutando como una enana y sí, yo también soy de las que prefieren las VOS y, además, subtituladas al inglés. Por cierto, aunque ciertamente su gramática es más sencilla que la española -de hecho que cualquier otra lengua románica- su sintaxis es con mucho más complicada. Aunque yo no veo que eso sirva para categorizar una lengua porque, no lo olvidemos, las lenguas son el vehículo con el que las personas nos expresamos y sentimos. Por lo tanto, si tratamos a una lengua de más "simple" o "poco útil" que otra, indirectamente estamos diciendo lo mismo de las gentes que las hablan. Y eso duele mucho, ¿o a alguien le gusta que le menosprecien?

Ay, de momento ya está...lo siento pero es que me han tocado el tema porque siempre he soñado con ser alguien como el Dr. Xavier Lamuela un catedrático al que admiro por su gran sabiduría, y respeto por su gran humildad y humanidad. Porque sólo los sabios son humildes.

Un: beso, bico, bijou, beijo, petó, baccio y kiss!

El Subdirector del Banco Arús dijo...

El otro día ha caído en mis manos "casualmente" una ligera prueba de conocimientos generales que se ha realizado a un grupo de personas entre los 19 y 37 años. Todos con el título de Bachillerato o el antiguo COU.

Casi ninguno sabía cuál era la capital de Austria. No digamos la de Rumanía.

Sólo un 10% supo localizar más o menos el Adriático (alguno dijo que estaba en Centroamérica).

Ninguno sabía el siglo de la batalla de Lepanto. Alguno puso el siglo VIII.

La mayoría no supo calcular el factorial de 5 (6º de EGB) o el logaritmo de 27 en base 3 (2º de BUP).

Ninguno supo quién fue el padre de Carlos II.

Casi ninguno supo nombrar una obra de Quevedo o quién escribió La Celestina.

Eso por no hablar de la ausencia de tildes y de las faltas de ortografía garrafales.

Es importante saber inglés. Pero también lo mínimo de Latín y de cultura general. Esta gente vota.

Me parece interesante enlazar esto con lo que ha expuesto Meletea sobre la Neolengua.

Embajador en el Infierno dijo...

A mi con el inglés me pasa como con el ColaCao: "Fue bueno para mi, será bueno para mis hijas". Y por supuesto no tiene nada que ver disfrutar de "La carga de la brigada ligera" o "Un hombre para la eternidad" en versión original que si lo haces en español. Si tienes un dominio muy sólido del idioma, claro está. Si no, ni lo intentes.

Bueno, y aún asi. Puede sonar friki o pedante, pero hay que reconocer que películas como "La Pasión" (en latín/arameo) o "Cartas desde Iwo Jima" (japonés) son un subidón. ¿No os parece que el "Veritas?. Quid est veritas?" de Pilatos en La Pasión es uno de los momentos cumbres de la historia del cine?.

Embajador en el Infierno dijo...

¡Ojo! Como todos podrán comprender rápidamente uno no tiene ni pajolera de arameo, japonés y solamente unas nocioncillas de latín.

aprendiz de brujo dijo...

Estoy totalmente de acuerdo con Embajador. La Versión Original es acojonante.Es algo aprecido al vino o a la cerveza. Al principio cuesta, pero luego te parece imprescindible. Yo tengo un nivel de inglés muy bajo pero Neri, hazme caso:merece la pena ver el Padrino en versión original, (igual ya lo has comprobado). Los actores de doblaje son buenos pero infinitamente peores que Brando o Pacino.La voz en un actor me parece una cualidad principal.No me gusta A. Banderas poruqe no me gusta su voz.El Silencio de los corderos o Esencia de Mujer son otras pelis que puede dar pereza ver en V.O poruqe el que dobla a A.hOPKINS o a Pacino ES MUY bueno, pero la voz de los genios es única.Hoy con el DVD los mataos del idioma vamos palante y patrás que es una maravilla y cogemos el hilo a la historieta.

ignatus dijo...

tss, tss... al neri, si quiere le paso la respuesta de la del factorial XD