martes, 27 de enero de 2009

AUSTRALIA POR ORDENADOR




El sábad
o fui a ver Australia con unos amigos. La peli no la elegí yo; apenas había oído hablar de ella y no tenía especial interés, pero la trama parecía interesante y siempre me han atraído las historias de aventuras con toque épico.

Reconozco que el planteamiento del film es muy sugerente: una especie de western clásico ambientado en el salvaje norte de Australia en la II Guerra Mundial; lucha a muerte entre dos compañías cárnicas que quieren monopolizar los suministros al Ejército; una mujer aparentemente frágil pero luchadora y apasionada (Nicole Kidman); un dilema racial con moraleja y un homenaje a los aborígenes oprimidos por los anglosajones. Pero una vez más me llevé una decepción.

Sin cebarme con la ñoñería del niño mestizo protagonista, “Café con leche", que hace de narrador en off para desgracia de los espectadores, ni con el empalago irresistible de los 15 últimos minutos de metraje, ni con la actitud intolerable de mis acompañantes femeninas, que se pasaron toda la película haciendo comentarios chabacanos sobre el culo del guaperas de moda, el tal Hugh Jackman, y sobre la conveniencia de que yo retome el gimnasio, debo decir que el motivo principal de mi frustración con esta cinta es el abuso que hace de las técnicas informáticas, lo que la convierte a veces en una peli de dibujos animados.

Puedo parecer exagerado, pero a mí las películas hechas por ordenador me repelen. Yo entiendo que el cine pueda aprovechar los avances de la técnica y, en un momento puntual, servirse del diseño por ordenador para mejorar un plano o una escena determinada, para mostrar directamente una secuencia imposible de rodar o para camuflar defectos. En este sentido, podría hablar de éxitos como Titanic, donde gracias a estos efectos pudimos disfrutar de un barco muy logrado o de secuencias inconcebibles en un rodaje convencional. Pero lo que no comprendo es que se sobrepase el límite y se tire de software para todo y fundamentalmente para impresionar al espectador.

Una escena ocasional hecha con el pc pasa desapercibida y puede producir el efecto deseado; toda la película a base de pastiche informático da la sensación de artificialidad, y más todavía si el pastiche es malo o patético, como en el caso de Australia, donde hay planos en la escena de la estampida de vacas y en la de los bombardeos “japos” que casi nos hacen creer que estamos viendo una de Disney. Con todo, Australia no llega ni mucho menos a los abusos de Spiderman, Catwoman y mierdas de ésas.

Uno echa en falta pelis de la talla de Ben-hur, donde lo verdaderamente épico e impresionante residía en el brillante manejo de extras y multitudes, que encogían el alma y ofrecían una grandiosidad a la que no se llega ni de lejos con los artificios tecnológicos de ahora. Imaginaos la batalla naval o la carrera de cuádrigas diseñada por un mangarrián informático de los de ahora. Me dan escalofríos sólo de pensarlo.

19 comentarios:

El Subdirector del Banco Arús dijo...

Hombre, sr. Neri, no todos los informáticos profesionales son unos mangarrianes (aunque muchos sí).

Tampoco me gustan las pelis hechas a base de teclado y ratón. Como esas que hacen ahora de dibujos animados. Me parecen horribles e inhumanas: antiartísticas.

Teutates dijo...

No he visto Australia, y por la crítica que nos ha hecho Neri, no la pienso ver, al menos en el cine.
Otra cosa es lo del arte cinematográfico, para gustos están los colores, y pienso que no hay que ser tan extremistas con las nuevas técnicas de soft. Es verdad que hay escenas en muchas películas que son completamente irreales, pero no me diga señor Neri, que la Amenaza Fantasma, con sus multitudes, y sus impresionantes ciudades creadas a base de soft, no le impresionó al menos tanto como Ben-hur.
Otra historia son las pelis de dibujos animados, están hechas para niños principalmente, y a ellos les encantan.

Natalia Pastor dijo...

No me gustó nada.
Si no es por Hugh Jackman,(que alegra la vista y los sentidos) es un sopor inaguantable.

Al Neri dijo...

Otra igual.

Álvaro dijo...

Si una mujer que me acompañe al cine se pone a babear por la guapura del protagonista de la película, yo lo entiendo como que desearía estar con él pero que se conforma conmigo porque es lo que está a su alcance. Este tipo de actitud tan generalizada me parece una falta de respeto y de delicadeza tan grande que tengo muy claro que esa sería la última vez que la susodicha acompañante me ve el pelo. Obviamente el criterio que sostengo vale tanto en la dirección hombre-mujer como en la mujer-hombre.

Gracias sr. Neri por la crítica, también me encantan las películas épicas pero nada los sucedáneos de épicas, así que me ahorro el cine.

dulcinea dijo...

Yo pienso igual que Al Neri, Teutates comparar Benhur con la amenaza fantasma es como comparar a Dios con un gitano.

Aprendiz dijo...

Hombre Álvaro no seas así, depende de a que llames babear, si el actor es del tipo Brad Pitt no se puede evitar decir que está tremendo, otra cosa son las ordinarieces.

sefo dijo...

Majos, si yo voy a ver una peli con un actor cañón, digo lo que me da la gana aunque vaya con pareja,y si no le gusta, a aguantarse tocan, que bastante machismo hemos aguantado ya las mujeres de que ellos pueden admirar a una tia buena sean solteros o casados y no pasa nada, mientras que nosotras en cambio si expresamos que un hombre nos atrae resulta que somos unas descocadas.
Ademas esas cosas no se hacen con mala intencion, un cuerpo bonito es un cuerpo bonito, y por supuesto que si Hugh Jackman hubiera querido salir conmigo, ningun otro tendria la mas minima posibilidad, pero como no me va a pedir salir, me aguanto con el que toque, a ver que te crees, Alvaro, que si tu novia o mujer, si la tienes, pillara a Brad Pit por banda, ibas a quedarte a dos velas.

susi dijo...

Sefo,totalmente de acuerdo contigo,faltaría mas q no pudieramos decir delante de nuestro acompañante,si un tio está cañón o no,cuando nos pasamos la vida oyendo de ellos,lo buena q está esa,aquella,la otra y la de mas allá.
Y también saldría con Hugh Jackman,si me lo pidiera,lastima q nunca se cruzará en mi camino,q caer,caería seguro.
La peli Australia,la ví y tostón inaguantable,lastima del dineral q se gas´tan para hacer semejante bodrio.

Álvaro dijo...

Dulcinea - Decir que un actor o una actriz es atractivo/a me parece lógico y normal, babear -o decir ordinarieces- no me parece ni lógico ni normal y menos cuando tienes "compañía".

Sefo - Nadie dice que no digas lo que te de la gana mientras ves una película o mientras te lavas los dientes, lo que yo he dicho es que no me parece una actitud correcta. Seguro que hay muchos que te aguantarían esos comentarios, yo no lo haría ni aunque fueras Angelina Jolie (por favor no te ofendas que sólo es un ejemplo). Respecto al discurso feminista que has aprovechado para colocarnos te diré que vuelvas a leer mi comentario y verás que me parece tan incorrecta esa actitud tanto si viene de un hombre como si viene de una mujer. Por otra parte, dice el refrán que "cree el ladrón que todos son de su condición", es decir, aunque tu cambiaras a tu pareja por una cara bonita o un cuerpo escultural como el de Hugh Jackman o el de Brad Pitt ten por seguro que -gracias a Dios- no todas las mujeres son como tú. Y yo conozco unas cuantas de esas.

Susi - Me repito: yo no he dicho que no podais decir lo que os vengan en gana. Digo que como yo no trato así a los demás, espero el mismo trato hacia mi. Por otro lado y sin ánimo de molestar, pienso que justificar las faltas de una con el argumento de que los hombres lo hacemos mucho peor además de una excusa absurda que no lleva a ninguna parte, es un argumento lamentable.

El francotirador dijo...

Yo también he visto esta película y es un bodrio insufrible,con una Nicole Kidman para mi inaguantable,el niño es insoportable y el abuso impresentables de las escenas de ordenador es la guinda.

Aprendiz dijo...

Pues vaya Sefo, tu marido, novio, pareja......., podrá dormir tranquilo sabiendo que si algún día se te cruza un tío "cañón" lo dejas tirado.

Una cosa como tu dices es que te guste un cuerpo bonito, y decírselo a tu acompañante. Y otra cosa es desear al actor, una vez entré a un foro de fans de un actor, y me dio vergüenza las borderías que decían las mujeres.

En fin, cada uno tendrá lo que se merezca, si un día tu pareja se va con una "Angelina Jolie", no te sorprendas...

macho-man dijo...

Sefo, hija, tú lo que necesitas es ir al cine (sesión nocturna) conmigo. Te iban a dar el Oscar...

Clebarr dijo...

Coincido en los comentarios con Al Neri y con Sefo.
Con Al Neri porque "Australia" es una película con un flojísimo guión, que utiliza a dos guapos actores australianos como reclamo (Kidman es una buena actric y Jackman es sólo un actor correcto) pero que en esta película están para matarlos a los dos. No se trata más que de un horrendo intento de película de aventuras aderezada continuamente con moralina barata. Un asco. No merece la pena ni que se la pidáis al sr. Emule.
También coincido con Sefo. Si yo estoy en el cine con una chica y aparece el Sr. Jackman con el torso desnudo y oigo a mi chica decir: "Que bueno está ese tío...", ¿qué coño voy a hacer? Pues nada, seguir bostezando con la película y reconocerme a mi mismo que efectivamente ese cabrón está bien hecho.

Miquelino Flynn dijo...

A mi también me parece una falta de respeto que la persona con la que estás, por la que te estás preocupando y sacrificando y a la que dedicas buena parte de tu tiempo empiece a menospreciar todo eso al demostrar un interés por otra persona diferente. Y pienso de la misma forma que Alvaro, es independiente del sexo de quien lo haga (del género según los analfabestias del actual Gobierno). Como tampoco entendería que los hombres de hoy tuviéramos que pagar los destrozos cometidos por los de ayer. Más aun cuando las que reclaman esa compensación no han sufrido en carne propia esos destrozos y las que sí podrían reclamarla ya no están y ya no van a poder resarcirse con ella. Resulta curiosa esa forma de entender la superación de la desigualdad que históricamente ha existido entre hombres y mujeres, se hace con compensaciones que provocan más desigualdades e injusticias.

Es muy diferente un comentario de un babeo y una actitud como la que describe Sefo, que te de a entender que si está contigo es porque no ha podido conseguir algo mejor como el personaje en cuestión. El comentario le hemos hecho todos y es algo que se queda ahí, no hace daño, se limita al físico y suele terminar con aquello de que a pesar de que tú no tengas las cualidades físicas del personaje si tienes otras que son al final las que terminan decidiendo. Y que es el comentario que en el caso de los que se hacen sobre mujeres muchas veces son las propias mujeres las que les hacen. Al menos así ha sido en mi experiencia, las veces que he tenido novia eran ellas las que la mayor parte de las veces empezaban a comentar lo bien o mal que estaba una modelo o actriz.

Por cierto, otra vez esos molestos ruidos de las cadenas que arrastra "macho-man"... Qué cansino, pero si no mete ni miedo...

El Cuatrivirato dijo...

En los ultimos días hemos borrado varios comentarios de contenido obsceno y de pésimo gusto. Lo repetimos por última vez: aceptamos el ingenio y el buen humor, pero no las groserías chabacanas.

Cualquier comentario sobre este aviso, en el tono que sea, será censurado en el acto.

Álvaro dijo...

Aprendiz - Discúlpame, en mi segundo comentario quería responderte a ti pero me dirijí a Dulcinea. Por cierto, me parece muy acertada la reflexión que haces.

Miquelino Flynn - Gracias por el apoyo, ya empezaba a pensar que la delicadeza para con los demás -y especialmente para con la persona destinataria de tu afecto- era cosa de marcianos. Por otra parte, yo no había querido entrar mucho en el discurso feminista que se ha expuesto pero creo que tu respuesta ha sido sensata y muy certera.

macho-man dijo...

¡UUhhhhhh!

Miquelino Flynn dijo...

Alvaro, es que es una cuestión que no tiene que ver con el sexo de quien haga el comentario. Seguro que las propias feministas se sentirían molestas si el discurso se aplicara tal cual le han desarrollado pero cambiando los sujetos y poniendo "hombre" donde dice "mujer" y viceversa. Y no lo digo por Sefo, que seguramente la única intención que tenía era la de dar un poco de vidilla a esta entrada, sino por todo ese feminismo tan casposo y tan ridículo que hay por ahí.

Por cierto, a mi también me pasa lo de tener algo en mente, cualquier cosa, y terminar pensando en Dulci. ¿Qué tendrá esta chica? Valor y fuerza, hermano. Y templanza, mucha templanza.