lunes, 12 de enero de 2009

SUBIRSE AL AUTOBÚS

«Probablemente Dios no existe. Deja de preocuparte y disfruta de la vida.»

Así de profundo y bien elaborado -los autores ni siquiera conocen el modo subjuntivo- es el mensaje publicitario que hoy mismo comenzarán a lucir los autobuses urbanos de Barcelona. La campaña se suma a la emprendida en Londres por la Asociación de Humanistas Británicos y en España está patrocinada por la minúscula Unión de Ateos y Librepensadores. Lejos de intentar demostrar o, a lo sumo, inferir la existencia de Dios, tarea en la que llevan enfrascados los mayores pensadores de la Historia desde tiempos de Sócrates, me gustaría plantear una serie cuestiones e invitar a nuestros lectores a comentarlas y plantear las suyas:


1. ¿Qué objetivo tiene la campaña?

Según los organizadores su objetivo es
«sensibilizar a los ciudadanos ateos, no creyentes y librepensadores en general sobre la necesidad de “hacerse visibles” para reivindicar los mismos derechos y libertades que se reconocen a los demás ciudadanos por el mero hecho de poseer o manifestar unas creencias religiosas». Mientras, en España y en el resto de Europa, cualquier signo externo o interno de religiosidad sufre todo tipo de mofas o, incluso, de prohibiciones: sirvan como ejemplo los centros educativos franceses o el colegio Macías Picavea de Valladolid.

2. ¿Quién está detrás?

Me resulta muy
difícil creer que se trate de una burda copia de la campaña británica y, más aún, que un cutre y casposo grupillo de progres tengan suficiente capacidad económica -apenas disponen de un saloncito de reuniones- y mediática para organizar algo así sin un apoyo más poderoso. Añadamos la ofensiva anticlerical llevada a cabo por el (des)Gobierno ZP, amplificada por el tripartito catalán con medidas como la Ley de centros de culto, y podremos hacernos una idea más clara de lo que hay detrás.

Veamos un par de recientes ejemplos:
  • El Secretario General de Interior de la Generalitat de Cataluña, Joan Boada, dijo de los católicos que asistieron al gran encuentro en defensa de la familia del pasado 30 de diciembre en Madrid lindezas como éstas: «Allí se dieron cita todo el batallón de integristas [...] sus consignas son un atentado contra los derechos humanos [...] Ante estas actitudes sólo cabe ser beligerante [...] pensamiento fascista de algunos miembros de la jerarquía católicaEste reconocido castrista pedía en 2.005 confiscar las catedrales y convertirlas en centros sociales. En España es complicado que alguien que defienda opiniones tan polémicas y extremas pueda seguir ocupando cargos públicos si no cuenta con el beneplácito de sus superiores.
A la vista de todo esto y del aspecto y tufillo de las asociaciones que promueven la campaña podríamos sacar dos rápidas conclusiones a vuelapluma:
  • Un vehemente discurso filomasónico inunda todas estas afirmaciones por lo que no echaría en saco roto las relaciones de aquellas asociaciones con alguna obediencia masónica irregular.
  • Miembros del Gobierno ZP y de Cataluña comulgan con las tesis y fines de estos grupúsculos. Sería interesante comprobar qué fuentes de financiación oficiales están detrás de estos movimientos que, muy posiblemente, sean tapaderas de acciones estatales o, incluso, globos sondas del Gobierno para futuros movimientos más contundentes. Con esto, enlazo mi argumentación con la siguiente cuestión.
3. ¿A quién beneficia directamente?

Creo que en esto no hay ninguna duda. La campaña es un paso más en la estrategia anticristiana de un Gobierno formado por varios masones reconocidos, incluyendo al Presidente. Pero una acción tan radical y descarada no sería bien vista por un sector importante de la sociedad no necesariamente creyente. De esta forma, el Gobierno, en lugar de utilizar frontalmente nuestros impuestos, crea, promueve y subvenciona tapaderas que le hagan el trabajo sucio -los sociatas son muy dados a estas triquiñuelas- mientras ellos siguen fomentando su política social -ahora identificada con la Educación- desde los medios de comunicación afines y sus muchos tentáculos. Además, en este momento, con el paro más elevado de la Historia y falta de un nuevo embarazo de la Princesa de Asturias y Pendón Real de España, sirve como cortina de humo para distraer la atención sobre los fracasos del Gobierno en todos los campos.

4. ¿E indirectamente?
Me cuesta mucho creer que alguien en su sano juicio emplee su vida en difund
ir un mensaje de abatimiento y desesperación como es el ateísmo. Sólo son tontos útiles. Pensemos en los efectos y en que el alma de los hombres no puede estar vacía: si eliminamos a Dios de su vida lo llenará, con materialismo, consumismo y mezquindad y, probablemente, con espiritualidad barata y absurda al estilo Rappel o, aún peor, a lo Maruja Torres que afirma hablar por las noches con Terenci Moix y Vázquez Montalbán -y le dan un Nadal en lugar de llevarla al manicomio-.

5. Polémica sí. ¿Valiente?

Representantes de otras religiones han protestado por la campaña aunque ya sabemos contra quién va dirigida. En su ceguera anticlerical, los sociatas/os y los payasos comunisto-burgueses de IU no han dudado en pedir el apoyo de la Junta Islámica en las úlitmas elecciones generales. Ser ateo y atacar a los cristianos no es ni moderno, ni transgresor ni mucho menos valiente. Ya he manifestado que, como creyente, me siento ofendido cuando se ataca los sentimientos religiosos de los fieles de cualquier otra confesión pero no creo que ninguno de éstos iluminatti -perdón, quería decir iluminadillos monclovitas- tuviera bemoles para publicitar algo como «Alá no existe. Deja de preocuparte: come cerdo y toma alcohol».


6. Ser ateo está de moda. ¿Y ser idiota?

Subirse al autobús del ateísmo es la manera más simple de acallar nuestra conciencia: Todo es válido y la bondad de cualquier cosa depende del beneficio que se obtenga de la misma. Es fácil, simple, cómodo... y, en cierta medida, sólo afecta al ámbito privado. Pero precisamente los que defienden que las creencias religiosas deben circunscribirse a la intimidad no encierran su ateísmo en lo personal sino que lo exhiben y realizan un proselitismo con el que dudo conozcan a quién le están bailando el agua.

7. ¿Se puede contraatacar?

En Londres, según tengo entendido, han lanzado una contracampaña cristiana en las líneas de autobuses. Dudo que en España el Gobierno permitiera algo así con cualquier excusa burocrática apoyándose en el precepto legal progrETA por excelencia: la ley del embudo. Lo que está claro es que, por nuestra dejadez, el enemigo tiene todos los resortes económicos y de poder. En ocasiones pienso que la batalla está perdida antes de su verdadero comienzo. Es aquí donde especialmente pido la ayuda de nuestros, sobre todo con este post, muy pacientes lectores.

27 comentarios:

Teutates dijo...

Respondiendo a sus preguntas.
1. El único objetivo de esta campaña es gastar dinero en chorradas en medio de una coyuntura económica en la que ese mismo dinero haría mucho bien para otras cosas.
2. Están detrás de esta campaña, y también detrás de la campaña de respuesta en Madrid, personas que frustradas en sus vidas y carentes de otra cosa más útil que hacer, han decidido emplear dinero en tan magna tontería.
3. Beneficia directamente a los medios de comunicación que han aprovechado la bobada para incluirla en sus telediarios.
4. Indirectamente, no beneficia a nadie, yo solo le veo perjuicios.
5. ¿Valiente?, ¿Cobarde?. Lo que es es una gran estupidez.
6. Lo de ser ateo es una moda ya muy pasada, (quiero decir que hace mucho tiempo que ya no está de moda). Lo que sí está de moda es lo de ser idiota.
7. ¿Contraatacar? Ataques, contraataques, mucha paranoia es lo que hay.
Mis propias conclusiones.
1. Tanto creyentes como ateos, que lo sean en su casa como lo somos todos, los que sean una cosa u otra por que hayan visto un cartel se nota que tienen una tremenda capacidad para tener sus propias ideas.
2. El dinero que se emplea en estas cosas, estaría mucho mejor empleado para cubrir las necesidades básicas de muchas personas y familias que, tal como andan las cosas, lo están pasando mal.
3. El caer en la tentación de responder a campañas de este tipo significa, desde mi punto de vista y es solo una opinión:
- o haber perdido el norte de lo que es ser creyente,
- o dejarse llevar por las bajas pasiones, la ira y el resentimiento.

Al Neri dijo...

Sobre este tema coincido plenamente con el Subdire, pero aparte quiero comentar cinco cosas:

-Que me parece una campaña provocativa y ofensiva: puesto que “probablemente Dios no exista”, probablemente los católicos seamos gilipollas por no “disfrutar la vida”.

-Que no entiendo que los poderes públicos, que tienen obligación de ser neutrales en materia religiosa, estén tan obsesionados por quitar crucifijos y belenes de centros públicos y permitan en cambio un mensaje religioso en sentido negativo (“Dios no existe”) en el transporte público.

-Quien diga que es publicidad pagada y que el Estado ahí no entra, yo le preguntaría: ¿me pondría a mí la Administración la siguiente publicidad en los buses metrolpolitanos o en las cabinas públicas: “Dios existe, bautiza a tus hijos. El aborto probablemente es un asesinato”?. Y si me lo permitiera, ¿cuánto tardaría en retirarlo debido a la presión de la izquierda y los ofendidos ateos?

-Me parece que los frikis de los protestantes (llamados eufemísticamente “evangelistas” en España) han debido de poner publicidad de “Dios existe. Vive la vida en Cristo” o algo así. Opino que es una estupidez servirse de vallas publicitarias, cabinas o transporte público, para hacer publicidad de las creencias o no creencias religiosas.

-Es verdad que la Iglesia ha hecho varias campañas publicitarias dirigidas específicamente a los católicos para que marquen la casilla de la declaración del IRPF, pero no han sido en ningún caso mensajes con contenido religioso ni adoctrinador, a diferencia de esto de los autobuses.

sefo dijo...

Las ideas religiosas o el no tenerlas no es algo que deba airearse en publico, personalmebnte a mi me da igual que uno crea o que no crea en Dios y considero una idiotez que unos y otros lo expresen en campañas de publicidad, a nosotros que nos importa.
Tambien estoy con Teutates en que ese dinero deberia empearse en cosas mucho mas urgentes y mas ahora con la crisis.

Natalia Pastor dijo...

A mi lo que me hace "gracia" y me da grima viendo el nivel intelectual de estos ateos de todo a cien,es ese "probablemente".
¿Cómo que "probablemente"?.
¡¡O si o no!!.
¿Qué clase de ateos son estos?.
¿Qué dirían Sartre,Cioran,Gramci y otros ateos de escuchar semejante probabilidad apriorística?.
¿Dudan entonces?.
Y es que es lo de siempre:el nivel, el famoso nivelito...
Ni los ateos son ya como los de antes....

Al Neri dijo...

Muy bueno, Natalia, jejejeje... pero ten en cuenta que lo han hecho para no ofender demasiado, que para eso estamos en democracia y ellos son muy sensibles a los valores del estado de derecho...:-)

Teutates dijo...

Bien Natalia, es cierto que para eso de probablemente, ya están los agnósticos, de toda la vida he creido que los ateos niegan la existencia de Dios, y que los agnosticos simplemente ni la afirman ni la niegan ¿No? Corregidme si no es así.

Petete dijo...

Teutates, yo creo que los agnosticos son los que no creen en Dios y los ateos los que ademas tienen una actitud militante en contra de la iglesia, al menos es asi en la practica.

Natalia Pastor dijo...

Según la RAE, el agnosticismo sería “una actitud filosófica que declara inaccesible al entendimiento humano todo conocimiento de lo divino y de lo que trasciende la experiencia”.
Lo de estos ateos,(que así se definen los del invento del autobús),es lo que digo en mi anterior comentario:el nivel, el famoso nivelito...
El otro dia oí en Onda Cero, en el programa de Julia Otero a uno de los cabecillas de este invento(que por cierto,está copiado de Londres),y daba grima.
Se definía como "no creyente, pero dudoso".
¿Cómo que dudoso?.¿Pero qué ateos son estos?
Por el amor de Dios.....(nunca mejor dicho...)

Isaak dijo...

Es más que edificante, leeros. No voy a hacer ningún comentario, ni siquiera jocoso, porque las sensibilidades están a flor de piel.

Sólo deciros que la idea que tenéis sobre los ateos es mucho peor que la que los ateos tenemos sobre los creyentes.

El Gobierno mima a la Iglesia, pero está visto que no hay forma de contentaros. No basta con arreglaros los edificios, exoneraros de impuestos, incluir al clero en la Seguridad Social "por la cara", subvencionar los colegios religiosos cuando hay exceso de plazas públicas, respetar -como debe ser, por otra parte- las creencias de cada cuál, enviar al Vaticano diplomáticos católicos, que Teresa Fdez. de la Vega se vista de mantilla para reunirse con el Papa.

Da igual. Os creéis continuamente perseguidos, cuando los ateos sólo anhelan un poco de respeto en una sociedad hecha por y para creyentes, y que se deje de masacrarlos socialmente por usar la inteligencia en lugar del natural miedo a la muerte del ser humano.

Los ateos son los zurdos de la lógica y la razón: todo parece irles en contra, a pesar de que son los únicos que aspiran a conducir su vida con las directrices de la ética, en lugar de basarla en una moral plagada de superstición e ideas preconcebidas.

No son los ateos quienes tienen que demostrar que Dios no existe.

Son los creyentes quien tienen que argumentar su existencia. Y hasta el día de hoy no lo han conseguido, a pesar de calificar como "ciencias" bulos como la Teología.

Doy mi palabra de honor que no iba a decir lo que he dicho, y es lo que pienso. Y lo creáis o no, queda dicho sin acritud, con el simple convencimiento de estar ejerciendo un derecho por el que sé que seré zarandeado.

Hispanicus dijo...

Mirad este enlace, viperinos, en el que salen nuestros blogs así como alguno que otro más.

Se nota que es todo un intelectual el que tan bien habla de nosotros, yo me he reido mucho con el ínclito bloguero.

http://utopikka.blogspot.com/2009/01/blogs-con-derecho-de-admisin.html

ANAROSKI dijo...

Estimados amigos:

Yo le voy a dar una vueltecita de tuerca más a la frasesita:

Probablemente Dios no existe. Deja de preocuparte y disfruta de la vida.

La palabra probable significa:

"Que puede ser verdad, que puede suceder o haber sucedido, basándose en argumentos verosímiles".

Si le añadimos el sufijo -mente, que viene del latín y que convierte el adjetivo en un adverbio modal, decir probablemente es lo mismo que decir de modo probable, o de manera probable.

Quiere decir esto que la primera frase del eslogan hasta el punto quedaría así:

"De manera probable Dios no existe". Que según el Diccionario de la RAE, ha de basarse en argumentos verosímiles o creíbles.

La segunda parte: Deja de preocuparte y disfruta de la vida.

Creo que el mensaje tiene un mensaje bien claro. Es un llamamiento a los hábitos consumistas, y si no analizad bien la frase: Deja de preocuparte y disfruta de la vida. Está claro, lo que para mí dice: Vive la vida, que nada te preocupe, y sigue el ritmo que tenías hace unos años.

Lo correcto hubiera sido:

"La gestión del Gobierno de España no existe. Deja de preocuparte y disfruta de la vida, vas a estar igual de jodido".

No lo habéis entendido. Nuestro Presidente actual se cree Dios, y sus votantes también lo piensan, simplemente se han dado cuenta que se han equivocado, y que han buscado a Dios en el sitio equivocado y en la persona equivocada.

De paso, aprovechan la polémica para hacer un poco ruido y dar caña en contra de la Iglesia, pero eso ha sido cómo la Fábula del burro que tocó la flauta, por casualidad.

Buenas noches.

Aprendiz dijo...

Lo que nos quedará por ver, parezco una abuela pero es que ya no saben que inventar.

Miquelino Flynn dijo...

Sería interesante conocer la identidad de quienes han financiado esta campaña, nos serviría para saber cuáles son sus verdaderas intenciones. Sin embargo creo que tampoco hay que dar mucha importancia a este asunto. O, mejor dicho, tal vez incluso hasta podría venir bien si se le da un enfoque un poco diferente. Porque, ¿qué tiene de problemático que nos replanteemos de vez en cuando aquellas causas que nos movieron a tomar una decisión tan importante como la de creer para unos y la de no creer para otros? Las ideas si no se ejercitan pueden empezar por anquilosarse y terminar por pudrirse.

Tuve un profesor de religión que nos decía con mucha insistencia (demasiada, incluso) que los cristianos éramos los más tontos, que debido a nuestra baja formación éramos carne de cañón, la presa ideal para todas esas sectas que pululan por ahí y que se aprovechan de nuestra inocencia. El se limitaba a las sectas pero como ya se ha comentado también el consumismo y el materialismo hacen de las suyas en los casos de quienes se apartan de la Fe y no encuentran después algo tan fuerte que pueda llenarles.

Pero la inercia tampoco es la solución. La Fe no es tanto una recreación de unos ritos, unas liturgias... Nos hemos acostumbrado durante décadas a verlo como lo normal, lo decente, lo que todo el mundo hace... Y, además, como "Doctores tiene la Iglesia", ¿para qué nos íbamos a molestar en pensar por nosotros mismos? Pero la Fe no es una recreación de todo ello, sino la búsqueda de un camino. Y cuando nos sentimos partícipes de esa búsqueda y los protagonistas de los descubrimientos que nos vamos encontrando aprendemos a valorar y a amar lo que significa. Y, además, a entenderlo. Otro punto que en la etapa anterior también se descuidó.

Por todo ello estas campañas, de la misma forma que una de las consecuencias que ha tenido en Inglaterra (se ha empezado a emitir un programa sobre ateísmo en la televisión pública al igual que ya existía uno por cada una de las religiones mayoritarias) me parecen gestos que nos pueden servir para reforzarnos en nuestros planteamientos.

Alice dijo...

Os pongo aquí un enlace a un artículo de la vanguardia, que no tiene desperdicio.

http://www.lavanguardia.es/lv24h/20090106/53612172761.html

Gurney Halleck dijo...

En primer lugar mencionar que esta campaña importada de Londres no necesariamente debe estar financiada por un “poderoso lobby masónico”. He leído en la prensa que el coste de la publicidad de los dos autobuses es de 2500 euros, dinero fácil de conseguir (otra cosa son las ganas de gastarlo).

En segundo lugar decir que esta campaña me parece una tontería. Si pretenden “desevangelizar” a alguien así están muy equivocados. Lo único que conseguirán, como mucho, es que algunos cristianos como usted, señor Subdirector, sean más felices creyendo que se encuentran en la arena del circo romano, a las puertas del martirio. Un martirio inexistente.

En cuanto a la presencia del ateísmo en los medios, es mínima. Lo que hay es anticlericalismo y laicismo. Porque no se crean que todos esos que cargan contra iglesia católica en España son ateos, ni mucho menos. Luego en sus casas rezan el padrenuestro y esperan el perdón de dios. Lo que odian es el clero y la tradición católicas.
Y presencia católica en los medios no me negarán que hay... hay misa en la Dos. En Telemadrid retransmiten las jornadas de la familia y otros eventos. Y en la radio también están.

Por último y más importante. Menosprecia usted a los ateos de una forma que llegaría a ofenderme si fuera cristiano (como se ofende usted). Pero como no lo soy no me ofenderé. Supone usted que llenamos nuestra alma de “materialismo, consumismo y mezquindad” y nos llama idiotas, o poco menos.

Dejando de lado la estéril discusión dios existe/dios no existe, que no lleva a ningún sitio, afirmo que el ateismo es la negación de dios. Personalmente creo que dios no existe, pero esto sólo es una intuición, ni mejor ni peor que la creencia del cristiano. Lo importante es que creo que la creencia en la existencia de dios y demás credo religioso es negativa para el hombre. Así que aunque dios exista, no reconozco su autoridad ni acato sus normas. Aunque arda en el infierno por esto si existe. El ateo no es inmoral, cree que son los hombres (y no dios, o un colectivo que dice hablar en su nombre) quienes deben elegir el código moral que rija sus vidas.

Sepa que ser ateo no es fácil ni cómodo. Cómodo es arrojarse en brazos de una fe que nos proporciona seguridad y un futuro. Sí, un futuro más allá de la muerte. El ateo, (el ateo, no el bobo quemaiglesias) se enfrenta cada día a la certeza del vacío tras la muerte. Se plantea qué es lo que debe regir sus acciones. Duda, sí, no tiene garantías sobre qué es correcto y qué no. Pero eso no significa que sea estúpido. No existe para él el amor y el perdón de Cristo. Está solo. No hable de comodidad, comodidad es recibir unas reglas y seguirlas al pie de la letra para obtener la recompensa.

Creo que ya me he extendido suficiente por esta vez, que luego salen los comentarios muy largos y nadie los lee.

Id con Dios.

ignatus dijo...

Yo sí creo en Dios, pero me ha gustado mucho la respuesta de Gurney Halleck. Muy clarita y con muchas ideas.

Un saludo.

El Subdirector del Banco Arús dijo...

Vamos a ver. La creencia religiosa siempre se basa en la Libertad de elección. Yo tengo la posibilidad de elegir basada en el conocimiento y en imperativos que también son racionales -la fe y la razón van de la mano en cuando a criterios morales-. Precisamente esto hace a los critianos verdaderamente libres, pues la responsabilidad para bien o para mal de sus actos vienen de criterios no fundamentados en percepciones estrictamente personales sino objetivas.

Cualquiera que conozca mínimamente a los seres humanos, sabe que el 90 % de ellos (quizás me quede corto) si tuviera que elegir sus propios criterios de bondad o maldad terminaría por racionalizar decisiones puramente egoístas, cubriéndolas de una capa de bondad para blanquear su conciencia. Y precisamente, creo que la mezquindad nace del blanqueo de la conciencia, de racionalizar nuestros actos cuando, recordando a San Agustín, interiormente sabemos de su maldad o de su bondad.

Si negamos, como Sartre, que todos los hombres compartimos de forma innata criterios UNIVERSALES de bondad y justicia, nada en el mundo tiene sentido: acabaremos en el suicidio.

El Subdirector del Banco Arús dijo...

Al hilo de esta entrada, dejo un enlace a un artículo de Juan Manuel de Prada. Tan interesante como siempre:

http://www.xlsemanal.com/web/firma.php?id_edicion=3807&id_firma=8171

Isaak dijo...

Servidor sí ha leído tu comentario entero, Gurney Halleck.

Entre otras cosas porque es el único post sensato, sincero y desprovisto de cualquier tipo de "pasión".

Desdichadamente, no va a ser ni comprendido ni valorado por la gente que lleva este blog o sus seguidores, pero le repito que ha plasmado el sentir de la inmensa mayoría de los Ateos, seres humanos que vivimos nuestra vida sin muletas ni excusas, sin el salvavidas de la superstición, haciéndonos cargo de nuestra conciencia cada día, que nada tenemos que ver con opciones políticas o con prejuicios sobre los manidos temas con que el gobierno y la iglesia se enfanga día sí, día no.

El Ateo no odia la religión, no odia al cristiano por serlo, o al musulmán. El cualquier caso, rechaza los efectos perjudiciales que toda religión en si misma entraña para el ser humano.

En efecto, Sr. Gurney, que exista un dios o no es irrelevante para un Ateo.

Lástima que tras la muerte de cada uno de nosotros sea bastante improbable que continúe este tipo de debates. Apuesto a que estaremos en lugares distintos. De lo que no estoy seguro es de que, llegado el caso, el cuatrivirato pise el paraíso.

Aprendiz dijo...

No entiendo por qué los ateos se empeñan en decir que la religión es una superstición...creo precisamente que son ellos los más supersticiosos, usan colgantes o cualquier cosa, para sentir protección (algo que por naturaleza todos buscamos).

Después del comentario de Gurney doy aún mas gracias a Dios de ser cristiana, he pensado muchas veces en lo difícil que tiene que ser no creer en Dios.

No creo para nada que los ateos sean idiotas (que si lo pienso de los que ofenden a la iglesia, ya que lo considero una ofensa a mi persona y sobre todo a Dios).
Sinceramente, y espero no ofender a nadie, los ateos me dan pena por no poder sentir a Dios. Y no tienen toda la culpa, ya que la fe la da Dios, tienen culpa en el sentido de que conociendo que existe esa fe no la busquen.

No creería si me dijera un ateo que nunca ha sentido que Dios existe, por eso no puedo entender que lo niegen. Y relacionando esto con lo que ha dicho Isaak, sí te puedo decir que antes o después todos los que creemos en Dios pisaremos el paraíso, y también te puedo decir que todo aquel que lo niege nunca lo pisará, porque oportunidades para conocerlo tienes de sobra.

Isaak dijo...

A ver, aprendiz:

Fíjate que a mí también me da un poco de pena que, siendo la vida una oportunidad única (mientras no se demuestre lo contrario) y tan sumamente breve, los creyentes se la pasen coartando sus propia libertad (ya sé la respuesta a ésto... la felicidad de sentir el amor de dios, que te sientes libre en el espíritu santo, etc. etc... pero ni una razón objetiva) y sometiéndose a estrictas normas morales que nada tienen que ver con el Bien y el Mal, que éso todos sabemos distinguirlo, aunque creáis que los ateos no distinguimos las churras de las merinas. Ateos hay buena gente incapaz de matar una mosca, y cabritos impresentables, tal y como ocurre con los creyentes.

Aprendiz, éso de que con creer en Dios te aseguras el paraíso, lo dirás tú. Yo más bien creo que, si dios existe, comprenderá lo que a vosotros tanto os cuesta asumir: que las personas son humanas o inhumanas dependiendo de ellas mismas, de sus actos, no de sus creencias. Es más probable que un ateo justo vaya al paraíso, a que lo haga más de obispo y curitas amigos de los niños.

No creer en dios, aprendiz, es tan simple como creer. Ni yo puedo demostrar que no existe, ni tú que existe. Más bien, los católicos deberíais informaros quién fue Pablo de Tarso con exactitud, sin miedo a lo que encontréis.

Está bien leer las encíclicas, yo lo hago siempre que puedo, como lo hago con este blog, pero el conocimiento te hará libre, en uno u otro sentido. Si crees algo, que sepas porqué, no sólo porque "te lo dicta el corazón". Las emociones humanas son frágiles, y el miedo a la muerte hace que creamos desesperadamente en lo que cabe la posibilidad de que sólo sea un espejismo. Todo ésto es mi opinión, no quiero decir que sea la verdad.

Sin ánimo de ofender a nadie, a mí ésto de sentir a dios me recuerda a los Jedis de la película, unos cuantos "agraciados" capaces de "sentir la fuerza", mientras que los otros pobrecitos ni se enteraban.

Mi carácter es empírico. No sé creer una teoría que presenta tantos flecos históricos sueltos, tantos puntos negros, una historia tan nefasta, en lo que se refiere a los hombres que se han encargado de gestionar la iglesia en los últimos 1800 años.

No sé cuántos creyentes han leído Nuevo y Antiguo Testamento dos veces, alguno habrá. Después de la segunda vuelta, me pareció un relato bastante interesante, pero igual me ocurrió con el Mahabarata o el Ramayana. El que más me desagradó, por cierto, fue el Corán. Al igual que muchos católicos ignoran hechos fundamentales de los protagonistas de su religión, los islamistas pasan por alto que su profeta era un simple vividor.

Aprendiz, de todas formas, me alegro de que creas algo que te ayude a ser más feliz y superar el miedo a la intranscendencia.

Si yo pudiese creerlo, también lo haría, palabra de honor.

Aprendiz dijo...

Isaak, eso del paraíso lo he dicho en ralación a tu comentario sobre que no sabes si el cuatrivirato iría allí, he generalizado mucho diciendo que los que creen se salvarán, Dios ya sabrá juzgar y yo no tengo ni idea de como lo hará para ser justo, lo que digo es que el que niege a Dios, no se salvará.

En cuanto a que nos coartamos en nuestra única oportunidad de vivir, sobre todo en temas morales como tu has dicho...para mí no es la única vida y tampoco creo que nos estemos coartando.

Yo te digo que no es más feliz ni está aprovechando mejor su vida aquel que utilice el sexo como si fuera un juego y lo practique con todo el que le guste o lo haga cada vez que le apetezca, que aquel que prefiera ser fiel a su pareja o incluso abstenerse a practicarlo .Al final el primero estará mas dañado. (no te digo con esto que ni todos los ateos hagan un mal uso del sexo, ni todos los creyentes un buen uso).

Yo, precisamente yo, con esta facilidad de palabra que Dios me ha dado, no te puedo demostrar que existe, pero de todas formas, toda explicación sobra para aquel que no está dispuesto creer.
Tan solo te digo que si Dios no existiera, nadie se lo plantearía, si fuera algo absurdo no se creería en Él a lo largo de toda la existencia del hombre, ni habría tantas religiones, ni la gente se dedicaría a estudiar el tema.

A mí me gustaría saber por qué aunque no lo puedas demostrar, estás tan seguro de que Dios no existe, entiendo a los agnósticos, ni creen ni dejan de creer, solo que no siguen ninguna religión, pero negar tajantemente algo que según tú no se puede demostrar...

Pues sí, eso de sentir es un poco raro, me cuesta entender como se pueden sentir las vocaciones, pero el caso es que las hay, y porque yo no las sienta no quiere decir que no existan, también me cuesta entender a los artistas, que tengan ese sentimiento que necesitan expresar de un determinado modo, pero porque yo no lo tenga no significa que tampoco exista.

Ni siquiera te voy a hablar de la religión católica, te estoy hablando de creer en Dios, sobre las distintas religiones ya has leído mucho por lo que veo.

Y te digo una cosa sinceramente aunque tú no le des valor, pero me acordaré de rezar por tí.

Besos

ignatus dijo...

Aprendiz, no te culpes por no saber demostrar la existencia de Dios, no es cuestión de facilidad de palabra. Es imposible conseguir ninguna certeza objetiva sobre la existencia de Dios. Por eso mismo se le dice "creer".

En cualquier caso si escribo es para felicitarte por tu última intervención pues, a parte de no caer en el insulto ni el desprecio hacia el que piensa distinto -por desgracia eso no es la norma general en los blogs-, te has explicado muy clarito y con gran sencillez (a ver si aprendemos algunos, yo el primero).

Pero lo más importante para mí es que con tu última frase das una muestra más de lo buena persona que eres.

Me obligas, pues, a ser cursi y a tener que darte las gracias por ser así.

Un beso.

Aprendiz dijo...

Muchas gracias por tus palabras Ignatus. :P

aprendiz de brujo dijo...

Me ha parecido un gran debate con internvenciones de gran nivel, como la última de Isaak que ha sido realmente brillante,aunque ese mono que acompña a su Nick me hace daño a los ojos;o la de Gurney que me ha parecido realmente acertada.También es justo felicitar a Aprendiz cuyas palabras reflejan un maravilloso talante,(no se porqué sospecho que odias la palabra pero no encuentro otro témino más adecuado)y una buena educación de la que muchos no estamos dotados, por mucho empeño que pusieran nuestros padres.

Al Neri dijo...

Volviendo al asunto de los autobuses, os dejo el enlace a un post insuperable del blog "Señor, qué cosas". Fijaos bien en la foto del autobús de la línea 1 de Madrid. Vaya respuesta contundente a lo de "Dios probablemente no exista", jajajaja... ¿Cerrará el Ayuntamiento madrileño la línea 1 de autobuses según el rumor que nos ha hecho llegar Embajador en el Infierno?

Lanarch dijo...

"cualquier signo externo o interno de religiosidad sufre todo tipo de mofas o, incluso, de prohibiciones"; "no echaría en saco roto las relaciones de aquellas asociaciones con alguna obediencia masónica irregular"; "La campaña es un paso más en la estrategia anticristiana de un Gobierno formado por varios masones reconocidos, incluyendo al Presidente"; "el enemigo tiene todos los resortes económicos y de poder"...

No te ofendas, pero... ¿tú eres de verdad o vas de coña? Si este blog estuviera en Red Liberal pensaría que eres el otro infiltrado XD

Grande, tío, muy grande XD