sábado, 21 de junio de 2008

UN DÍA EN EL ZOO





Como me gustan mucho los animales, el lunes pasado aproveché mi visita turística a Madrid en plan “provinciano en la gran ciudad”, para ir al Zoo, en el que no había estado desde el año 81, cuando era un niño muy, muy pequeño (qué coquetuelo).

Del Zoo salí con un sentimiento bastante agridulce, ya que disfruté muchísimo viendo los diferentes bichos y grabando el vídeo de este post, pero a la vez sentí bastante tristeza porque se ve que bastantes animales están confinados en instalaciones que nada tienen que ver con su hábitat, y que sufren por ello.

Creo que los parques zoológicos tienen una parte muy positiva por cuanto permiten a la gente conocer en vivo determinadas especies que de otro modo no conocerían. Además, facilitan la investigación sobre los animales y sobre su reproducción, y han sido muy útiles a la ciencia. Dicen los entendidos que gracias a estos parques existen hoy determinados animales que estaban a punto de extinguirse. Y no hay que olvidar que los zoológicos de ahora nada tienen que ver con las “celdas de castigo” de mediados de siglo, donde tenían a los bichos en condiciones “infraanimales”, es decir pésimas y hasta crueles (recordad la histórica “Casa de Fieras” de El Retiro).

Pero sigo pensando que unos animales no son iguales que otros, y que si bien a algunas aves, peces y mamíferos pequeños se les ha reproducido bastante bien su entorno natural y casi no sufren la diferencia entre la vida salvaje y en cautividad, a otros muchos (sobre todo a los grandes mamíferos africanos) se les ha enclaustrado en espacios mínimos e inapropiados que sólo contribuyen a torturarles inútilmente. Da verdadera grima ver a un leopardo negro precioso, a los leones, a los osos o a las jirafas, cuyos territorios naturales abarcan muchos kilómetros de jungla o de sabana, emparedados en jauluchas o áreas tapiadas donde no pueden sino volverse locos. En el vídeo podéis ver el penoso espectáculo de un soberbio macho de cabra hispánica malviviendo en unas plataformas escalonadas de cemento en forma de isla sobre un estanque. Igual que Gredos, vamos.

Estoy a favor de la cría y exhibición de “fieras” en cautividad, pero desde luego las angostas instalaciones de la Casa de Campo no sirven dignamente a su cometido. Apuesto por realizar la magnífica función de los zoos solamente en parques grandes y abiertos, con visitas en vehículo, donde las especies mayores puedan explayarse y vivir en unas condiciones lo más similares a la naturaleza, aunque nunca será lo mismo.

Para terminar, y como toque de humor, os invito a utilizar mi vídeo a modo de juego “Busca a Wally”, sólo que en este caso tenéis que buscar a Al Neri. Y omitid, por favor, ya que ha sido constatada mi fealdad en el post anterior, las previsibles bromas de identificarme como el orangután u otros simios, por ejemplo.

Y un reto para los cinéfilos: ¿De qué películas son banda sonora los dos temas musicales que amenizan el vídeo? Una es fácil, pero la otra es para nota.



14 comentarios:

ignatus dijo...

Estimado Al Neri:
Con el aviso del juego "dónde está Neri" ha sido Usted muy prudente poniendo la tirita antes de hacerse la herida, pero que no esté enlazado el vídeo me parece exceso de prudencia.
Pues eso, que a mí al menos no me sale ningun enlace (lo comento por si es algo general; si los demás lo ven bien, pasa de mí)

Respecto al tema de la sensación de pena hacia algunas especies especialmente enclaustradas es algo que comparto. No obstante, si quiere quitarse, en parte, el mal sabor de boca, le recomiendo que en su próxima visita al foro vaya a Faunia, que más que un zoo es un "parque temático" de los entornos naturales. De hecho no hay grandes mamíferos (salvo una señora gorda que vendía helados y que, pese a lo estrecho del habitáculo, parecía muy feliz vendiendo uno y comiendo dos). El hábitat de la jungla es, para muchos, agobiante por la altísima humedad y calor, pero mola estar en la misma "jaula" que los monos y los tucanes, y verles cómo te saltan por encima.

Respecto a los "safaris fotográficos" en coche, creo que es algo inviable: por un lado requeriría unos espacios exagerados (y un zoo es también un negocio y el suelo es caro); y por otro lado costaría ver a los bichos (y la gente no pagaría sólo para ver montañas): algo parecido, sólo que se puede hacer a pie, sería Cabárceno en Cantabria, donde los espacios son algo más generosos (aunque no tanto como el hábitat natural), y aún así algunos animales dan algo de pena y a otros cuesta encontrarlos más que a Usted en su inexistente vídeo. Por cierto, aun no habiendo accedido a éste, voy a decir que la música es de las películas "Raza" y de "Ay Carmela"

Un saludo

Nota (últimamente me gusta ponerlas): Estoy casi seguro de que lo de no ver el vídeo es cosa de mi equipo

Villeguillo dijo...

respuesta a la nota:
He visto el vídeo, y tres veces (buscando a Alf) por lo que usted se ha respondido en su nota.

Pantera Rosa con Nube dijo...

Jo! Qué tierno Neri!!! A mí me dejó desolada la expresión del Gorila... No creo que vaya más a un zoo, no soporto las cárceles sean del tipo que sean...
Por cierto ó eres uno de los buenorros de los delfines ó un extraño y lejano transeunte del principio del video...

nika dijo...

La primera canción es de la Pantera Rosa seguro, la otra no la he reconocido....yo opino que no deberían existir los zoos, las condiciones son "infraanimales" y a las dos ventajas que apuntas para su existencia, le apunto yo mi opinión:la del estudio de los animales en cautividad,creo que es mejor estudiar sus ciclos vitales en su hábitat natural ya que en cautiverio pueden tener comportamientos diferentes..¿o tú no cambiarías tus costumbres si te tuvieran encerrado en un cuarto de 2x2?. A lo de que algunas especies se hubieran extinguido sino hubieran estado en el zoo, aún a riesgo de que suene mal lo que voy a decir, a lo mejor era ese su destino ¿por qué conservar algo que su destino era desaparecer? Debe sobrevivir el más adaptado, el más fuerte y la que selecciona es la naturaleza ¿quienes somos nosotros para contrariar los designios de la naturaleza??

azaroso dijo...

No tiene que ver con el tema de los animales pero queria daros la enhorabuena por la iniciativa de la semana del orgullo de la normalidad sexual. Me agrada mucho comprobar como un blog como el vuestro se une al colectivo gay y con celebra con nosotros la normalidad de nuestra libre tendencia sexual. Los miembros del cuatrivirato y vuestros miembros colgantes (al igual que el resto de lectores) estais invitados a las divertidas, promiscuas y locas fiestas que organizaremos estos dias. ¡Os esperamos! ¡GUAPOS!

Meletea dijo...

El primer tema musical del vídeo es "Baby elephant Walk" de la banda sonora de la película Hatari! de 1962, compuesta por Henry Mancini.

Sobre dónde estás escondido, si no eres el titi ni el pingüino... ¿puede ser que estés dentro de la bolsa del canguro?

Veneficus dijo...

Me ha gustado mucho el vídeo, así como la banda sonora de ambiente que ha puesto.

En cuanto al tema, también he tenido las dos sensaciones encontradas cuando he ido al zoo; por un lado es la única forma de ver, salvo en los documentales de la 2, muchas de las especies de animales. Sin embargo, por otra da pena muchas veces ver las condiciones en que están algunos animales, como un oso blanco poniéndose moreno al sol de Castilla.

El Subdirector del Banco Arús dijo...

No me gustan la mayoría de los zoos. La impresión que causan algunos animales salvajes, como los grandes mamíferos, encerrados y en condiciones contrarias a su naturaleza, me parece cutre y deporable. Y eso que no me considero ni amante de los animales (salvo de los caballos y poco más) ni mucho menos ecologista o de esas tendencias similares que otorgan a los animales y plantas una dignidad y categorías iguales o similares a las humanas.

Sin embargo, también es cierto que muchas personas no tenemos posibles para conocer ciertas especies animales si no es de esta manera. Yo no me puedo (y si pudiera no lo haría) pagarme un safari por Kenia. Cierto es que existen otro tipos de zoos. De niño vi uno, el Safari Park, en Levante donde pasabas por un coche estre leones y tigres. Estaban totalmente agilipollados y no se parecía nada a la realidad. Pero dudo que un animal de Kenia se comporte igual que lo haría normalmente, si estuviera rodeado turistas. Hay una ley física que dice que toda medida modifica las dimensiones originales de lo medido.

Por cierto, interesante el vídeo de Al Neri Productions . Muy acorde con usted Don Al. Buscaré más en Youtube.

Leonardo dijo...

Es cierto que en los zoológicos los animales no viven igual que en su entorno. Pero debemos asumir que el hombre, en su desarrollo, extermina continuamente a otras especies (o al menos a individuos de otras especies). Sin ir más lejos, cada vez que cogemos el coche, multitud de bichos se estrellan contra nuestro parabrisas. ¿No deberíamos coger el coche entonces?

Por tanto, aunque estoy totalmente de acuerdo en mejorar todo lo posible las condiciones de vida de los animales de los zoológicos, creo que cumplen una función lúdica excepcional, y lo que es más importante, de concienciación para proteger en lo posible el medio natural.

ignatus dijo...

Gracias villeguillo por la confirmación de que, pese a lo que dijera el cura el día de mi boda, no soy informático y el fallo era de mi equipo.

Enhorabuena a meletea por su buena memoria musical (y un cero a niki no tanto por su fallo sino por la seguridad que manifestaba en su error)

Hoy he podido ver el vídeo y sólo quiero añadir que me ha gustado mucho y que está muy bien hecho: mis felicitaciones a Al Neri

Salud.

Anónimo dijo...

Cierto es que los pobres animalitos no se encuentran como en su habitat natural, y cierto es que pensando en su espacio natural, un zoológico deje bastante que desear; pero como usted mismo apunta, gracias a estas entidades, podemos seguir viendo a muchas especies que de otra manera no existirían siquiera.
Decir que felicito a cuatrivirato por este blog, que tanto esfuerzo dedicación y tiempo de funcionariado o semifuncionariado han tenido que dedicar.

princesa leia dijo...

Pienso igual que nika, los hombres no hacemos más que alterar la naturaleza y cargárnosla y con los zoos es igual, no tendríamos que influir en si se extinguen o no las especies, dejémoslas al albedrío de la naturaleza. Aunque debe tenerse en cuenta que a veces las especies se extinguen por la acción del hombre, como por ejemplo el oso pardo que es por construir carreteras en su hábitat. Entonces qué hacemos, dejamos que la especie se extinga en favor del desarrollo y las infraestructuras humanas o intentamos conservar la especie en zoos? Es difícil dilema.
La música, la primera ya está acertada, ¿la 2ª puede ser una canción de un spagueti western? no me acuerdo si el bueno, el feo y el malo, por un puñado de dolares o una de esas.

Al Neri dijo...

Transcurrido un plazo razonable, doy las respuestas a los retos planteados en este post:

1- No salgo en el vídeo. ¿Pero a que os lo habéis pasado bien buscándome? ;-)

2- Las ´musiquillas del vídeo son:

- "Baby elephant Walk" de la banda sonora de la película Hatari!

- La música de los créditos iniciales de la película Cocodrilo Dundee.

Isidro dijo...

menos mal que hay gente como Leonardo. La mayoría de los comentarios de este post dan realmente lástima. Es una pena que haya gente así. Yo prefiero ser un amante de los animales y disfrutar en las pocas ocasiones en que pueda ir a un zoo, que es el paraíso, en vez de llamar cárceles a los hoteles de lujo y personas a los animales.