martes, 10 de junio de 2008

IGUALDAD DESIGUAL




Ayer la nueva ministra del nuevo ministerio de Igualdad hizo su primera comparecencia en el Parlamento, que no tuvo desperdicio, ni en cuanto a las formas ni en cuanto al fondo.

Bibiana Aído en su comparecencia hizo gala del nuevo lenguaje políticamente correcto llevado hasta la ridiculez, usando formas masculinas y femeninas para designar grupos en los que hay miembros de sexo masculino y femenino, algo que va contra las normas gramaticales del español, y que a mí particularmente me parece forzado, estridente y ridículo. Así por ejemplo, habló del "consejo de ministros y ministras", pero como esto le pareció poco, se inventó femeninos inexistentes en castellano, hablando de "miembros y miembras". Lo que no se le ocurrió es, por ejemplo, usar el masculino cuando el término tiene género femenino, como en el caso de señoría, o usar el femenino de sustantivos como agresor.

En cuanto al contenido de sus palabras, su ministerio ha tomado la primera medida desde que fue creado. A alguna mente preclara e igualitaria no se le ha ocurrido otra cosa que crear un "teléfono para hombres" o "teléfono del agresor" que parecen ser casi sinónimos para la ministra— para que los hombres que tengan ganas de agredir a sus parejas llamen y se desahoguen por teléfono en lugar de hacerlo físicamente. Me pregunto quien habrá sido el listo o la lista que ha tenido la genial idea, que sin duda costará sus buenos millones poner en marcha y otros tantos mantener, pero de cuyos resultados perdónenme que dude mucho.

La señora ministra piensa que los maltratadores cuando vayan a agredir a sus parejas, se acordarán del teléfono y descargarán su ira con el interlocutor o interlocutora que haya al otro lado del mismo, tras lo cual se sentirán relajados y ya sin ganas de usar la "violencia de género"; y por otro lado, pobres los que contesten al teléfono, que tendrán que aguantar casi más que los telefonistas del servicio técnico de jazztel, tanto a agresores como a graciosos y bromistas.

Que conste que estoy totalmente en contra de la violencia de los hombres hacia las mujeres, que me parece un acto de cobardía y de poca hombría, pero la violencia no es exclusiva de los hombres hacia las mujeres, y no es el único tipo de agresiones que puede haber, pues muchas veces una agresión no física puede doler casi igual que una física. Sin embargo, un ministerio llamado de la igualdad, debería ocuparse tanto de la violencia de hombres a mujeres como de la contraria, e incluso otros tipos de violencia, como la que hay en las aulas, y no aceptar, por ejemplo, que una agresión de un hombre hacia una mujer conlleve más pena que la contraria. Y ya puestos, ¿Por qué el teléfono para mujeres es sólo para víctimas y el de hombres para agresores?

¡Menuda igualdad, señora ministra!

33 comentarios:

Leonardo dijo...

El Sr. Veneficus tiene toda la razón. Pero es que pedir igualdad en España es pedir peras al olmo (o a la olma). ¡Cuánta chorrada!

j.m dijo...

Este tipo de situaciones oscilan entre lo grotesco y los malos sueños; entre la broma macabra y la vergüenza ajena.
Esta "personaja" no es una más de la que a diario ameniza los programas telebasura. Señores (y señoras): ¡es nuestra ministra!

F.A. dijo...

1- Totalmente de acuerdo en que es una ESTUPIDEZ SOLEMNE usar ambos géneros cuando se habla.
2- Totalmente de acuerdo en que empleando los términos que emplea parece que todas las mujeres son víctimas y sólo victimas y todos los hombres somos agresores y sólo agresores.
3- En total desacuerdo con que el teléfono nuevo no pueda ayudar. Me entero leyendo tu post Venedictus de la creación de dicho teléfono, pero no creo que su uso esté relacionado con lo que tú comentas. Además de cobardes, violentos, cabrones y todo lo que les queramos llamar, los agresores sistemáticos son enfermos y algunos de ellos, cuando están en calma son conscientes de su dramática situación personal y familiar, ese es el momento en que ese teléfono puede ser de ayuda, el preciso momento en que alguien se de cuenta de que necesita ayuda y no sepa a dónde acudir.

Al Neri dijo...

Lo del “impacto de género” en el lenguaje es una soberana majadería con la que no sólo están obsesionados los socialistas, sino también los del PP en general y el gobierno regional en particular.

Es algo patético y hasta los propios defensores del “lenguaje neutral” se terminan confundiendo al hablar y al escribir, o incurriendo “sin darse cuenta” en sus propios sexismos, como lo señalado por Veneficus de decir “agresor”, pero no "agresora”. Las mujeres feminizan las palabras según les sale del moño. Todavía me acuerdo en mi trabajo cómo se ponían las asistentes sociales cuando alguna gitana, sin mala intención, preguntaba por “la asistenta”. Del mismo modo, si bien les encanta lo de “jefa” o lo de “presidenta”, se niegan a decir “gerenta”, o cualquier otro vocablo que les suene mal. Menuda arbitrariedad.

El gran problema es que en este entorno progre y asqueroso, nadie se atreve a plantar cara a este tipo de subnormalidades. ¡A ver quién le pone el cascabel al gato y les llama analfabetos y petulantes! El valiente sería defenestrado por los talibanes de la modernidad, la progresía y la imbecilidad.

Esto del "lenguaje no sexista" para empezar es un insulto a la lengua española, aunque no os preocupéis, que la Real Academia se terminara vendiendo como una puta de esquina y admitiendo todo lo que mande el Gobierno.

Lo que habría que hacer, en vez de tantas paridas inútiles de cara a la galería y al voto de los rogelios, es afrontar medidas auténticas de igualdad de oportunidades, sin olvidar, eso sí, que los hombres y las mujeres somos distintos en muchas cosas, entre ellas la maternidad, y que a la hora de legislar no pueden obviarse los condicionantes y limitaciones de cada género, porque entonces estaríamos haciendo las cosas con los pies.

Pantera Rosa con Nube dijo...

Hace años conocí lévemente a esta Ministra que mucho antes de tan siquiera imaginar que lo sería, se jactaba públicamente de su absoluta falta de Cultura General, no sé muy bien qué méritos adquirió para desde la nada convertirse en... Delegada de Cultura de Cádiz. Es una de esas mujeres que sin tener un físico despampanante hizo perder la cabeza a varios hombres. Es todo fachada y de "Fácil trato" en todos los aspectos. Sabiendo quien es no me parece apta para representar los intereses de los españoles, ni tan siquiera a sí misma. Y no me sorprende la sarta de estupideces que está cometiendo desde que le otorgaron el puesto.

Leonardo dijo...

Gracias Pantera Rosa, ahora entiendo que sea ministra.

El Subdirector del Banco Arús dijo...

Un experimiento.

Pondan ustedes en Google,sin las comillas, "aceituneras y aceituneros". Pinchen en el primer enlace, no tiene desperdicio.

Juega España y, aunque no me gusta el fútbol, he quedado para verlo. Cuando tenga más tiempo seguiré conversando con ustedes sobre este tema, muy interesante.

Darth Vader dijo...

Saludos Siervos del señor del Lado Oscuro:

Toda la culpa la tienen ustedes los Españoles por dejar en el Gobierno a tanto paleto/a, cazurro/a. Si no votasen a esos incompetentes seguramente les representarian mucho mejor.

Da risa dejar que te representes este tipo de gente. Zp y sus amigos al poder. Que permite incultos en el gobierno, maricas en la TV, que suban los precios. Pues si le han votado, no se quejen de lo que diga una pobre e inculta mujer.

Sobre la idea del telefono es de risa. Pero claro que se espera de un partido que pretendia que ustedes los españoles vivan en casas de 30m, que en Valladolid se desplacen en tranvia, o que los telefonos esos ... bueno bueno que caos.

Yo propongo que utilicen espadas o sables laser, y a la mierda el que se pase con alguien. Y aunque estoy a favor de la igualdad de todas las razas. Siempre gobernadas bajo mi Yugo Imperial, el del lado Oscuro del Sith.

sefo dijo...

¡Que cerrados de mente son algunos! La lengua castellana, y no española Al Neri, es ante todo una lengua viva y no tiene por que estar encorsetada por las reglas de la Real academia. Me da igual que el lenguaje no sexista sea incorrecto según estos corses, lo importante es el significado de hablar y escribir así, y es que la gente se mentalice de una vez, tras siglos de marginacion (y la que hay todavía) de que las mujeres estamos ahí y somos iguales a los hombres. Si esto puede lograrse cambiando las medidas politicas, los derechos laborales y hasta el diccionario, pues adelante. Estas medidas lingüísticas no son gramaticales, si no simbolicas, de concienciacion, y cuando la sociedad se haya coscado de la igualdad y los derechos de la mujer, entonces que se vuelva a las reglas de la real academia si se quiere, pero de momento es necesario.

Al Neri dijo...

Sefo, maja, yo creo que tienes toda la razón. Es más, sostengo que los ministros, subsecretarios y directores generales, si son varones, deben llamarse cargos públicos, pero si son mujeres son cargas públicas. Es así, ¿no?

El Subdirector del Banco Arús dijo...

Decían los clásicos que no vale la pena rebatir lo que es absurdo.

Cada día pienso que los progres (y las feministas ante todo) deben compartir capacidad cerebral con los poríferos (que no tienen cerebro; por los progres, esos que no saben de nada pero que opinan de todo). Deshacen nuestro idioma, el Español (un andaluz o un mexicano no hablan Castellano sino Español); deshacen la sociedad, sus conceptos y sus bases; la educación...

¡Qué peste, Dios mío! Menos mal que les gusta mucho el Islam. Cuando éstos triunfen que los progres se echen a temblar, de seguro que los musulmanes no van por los varones heterosexuales y de orden.

Pido sitio al Cutrivirato para hacer una entrada que contenga un estudio pormenorizado del pequeño cerebro del progre.

F.A. dijo...

Señor director del programa de arús, All Nery, Venedictus y Leandro, aunque no tenga nada que ver con esta entrada ni me sienta completamente identificado con el término "progre" (a veces sí, otras no), que sepáis que a partir de este momento y como contrapeso el término "progre" con el que tanto os gusta calificar a quienes piensan de manera distinta a la vuestra, yo usaré el término "rancio" para referirme a vosotros y a los que como vosotros piensan, RANCIOS.

F.A. dijo...

Y se me olvidaba, avisadme el día que escribáis sobre vuestro estudio pormenorizado sobre el pequeño cerebro progre para poder dar yo réplica acerca del "gran" cerebro rancio.

Isel dijo...

Coincido con f.a. El término progre se está cargando de demasiadas connotaciones negativas. En parte se ha ganado por ciertos personajillos de cultura escasa o dudosa. Tampoco creo que lo contrario sea "rancio" propongo al cuatrivirato que escriba algúna entrada sobre este tema.
En cuanto al uso del lenguaje, no es propio de un gobierno que intente imponer una determinada manera de hablar, argumentándolo de "igualitaria" lo que deben hacer es resolver los problemas y ya se encargará el pueblo de moldear el lenguaje si fuera necesario. Sería más acertado que las nuevas generaciones supieran expresarse correctamente y no meterles "palabros" nuevos, que vaya jaleo tenemos con la educación en este país, que da para otra entrada en el blog(otra propuesta para cuando queráis).

Lo del teléfono me parece una manera de tirar dinero, pero vamos a ver qué uso se le da.

Lo que es preocupante es la discriminación que hay en España y en otros países respecto a la violencia de género, por lo visto las mujeres son seres angelicales que no saben disparar o acuchillar. O utilizar otro tipo de violencia o mejor dicho maltrato picológico. Y si lo hace, el tratamiento penal es menor. Eso habría que tenerlo en cuenta.

Meletea dijo...

En mi opinión resulta completamente ridículo la creación artificial de la forma femenina de algunas palabras para evitar utilizar la palabra original de género masculino o neutro.

Sefo, ¿realmente cree que el hecho de decir "miembros y miembras" o "ciudadanos y ciudadanas" va a hacer que haya más igualdad entre hombres y mujeres? En mi opinión no se trata más que de una estrategia política absurda para conseguir el voto de cierto sector falsamente "feminista".

De hecho, precisamente al marcar esa distinción es cuando se está remarcando más una diferenciación de géneros que no debería existir. Si realmente queremos una normalización en la situación entre hombres-mujeres, dejémonos de tanta farsa: es una simple cuestión de economía del lenguaje y en muchos casos del origen de las palabras.

Si nos fijamos en otras lenguas, por ejemplo la inglesa donde no hay tanta diferenciación entre palabras
femeninas-masculinas porque la mayoría no tienen género, la situación de las mujeres es
similar (si no peor) que la de aquí. Allí, incluso pierden el apellido al casarse.

Además, ¿qué sería de la poesía y la literatura en castellano en ese caso? Los libros tendrían el doble de páginas y habría que retocar frases como "El hombre es un lobo para el hombre" que quedaría: "El hombre y la mujer son lobos/as para el hombre y/o la mujer".

Ah, no, disculpen mi torpeza, que sólo el hombre puede ser un lobo para el hombre. Como es algo negativo, en ese caso, para ser políticamente correcto no habría que incluir a las mujeres...

Y aquí enlazo con otro tema muy interesante que ha sacado el caballero Veneficus (y esto junto con lo anterior lo digo siendo mujer y considerándome feminista en bastantes temas): ¿por qué parece que sólo hay que proteger a las mujeres? Si es un ministerio de la igualdad y si realmente queremos la igualdad, deberíamos defender tanto a mujeres como a hombres que sufran violencia "de género" (mal llamado así porque debería decirse "de sexo") o de cualquier otro tipo. Por desgracia, es cierto (y creo que las estadísticas así lo confirman) que hay más casos de
violencia hacia las mujeres y por tanto, eso debe combatirse radicalmente y hacer más esfuerzos
para que se elimine. Pero no nos olvidemos que lo mismo puede suceder a los hombres y tienen el mismo derecho a estar protegidos.

Por tanto, menos tonterías sobre reformar las normas de la lengua castellana y más propuestas concretas y prácticas. En este sentido, considero fundamental para conseguir la igualdad la educación desde la infancia... pero sin cambiarnos la lengua castellana,
por favor.
¿Por qué tratar de reeducar a la sociedad con una nueva lengua si luego se permiten por ejemplo en la televisión series con títulos y contenidos tan machistas como "Sin tetas no hay paraíso" o "Betty la fea"? ¿por eso de la libertad de expresión? Dejo a su imaginación los títulos que deberían llevar para ser igualitarios... ;-)

Resumiendo:
Una mujer debe ser miembro de cualquier organización con los mismos derechos y deberes que un hombre. Y un hombre puede ser igual de víctima de la violencia que lo es una mujer.

Leonardo dijo...

eFEA, te recomiendo que en vez de utilizar el término "rancio", utilices otros como "facha", "fascista", "fascistoide", "nazi" o similares, que se llevan mucho más y, ni qué decir tiene, quedan mogollón progretas.

F.A. dijo...

Leandro, majo, tus recomendaciones me la refanfinflan. Además no me resultáis nazis pero sí muy rancios (además hoy es uno de esos días que no me siento aludido con lo de progre, fijate tú).

El Subdirector del Banco Arús dijo...

Yo tembién prefiero que me llamen facha o fascista (sobre todo tras oír a Jesús Gil decir qué no sabía lo que era un fascista pero de seguro algo bueno porque todos aquellos que se llamaban eran ...PIIIIIIIIII...).

El Subdirector del Banco Arús dijo...

Por cierto, Meletea, me alegra leer a una mujer opinar así.

Leonardo dijo...

eFEA, si no nos calificas con esos términos, es que no eres un progre al uso. ¡No serás un rancio!

Veneficus dijo...

Señores, haya paz ...

Por cierto, volviendo al tema, la ministra, después de estar 3 meses pensando en lo del teléfono, en un día ha cambiado de idea y ahora dice que no es un teléfono para que los agresores canalicen su agresividad sino para que los hombres consulten sus dudas de todo tipo, de pareja, sexuales, ... Voy a ver si me entero del número y llamo para ver cuando van a abrir las carreteras, -en este caso no carreteros aunque las usen hombres- cerradas por los miembros -en este caso no miembras pues no nos dejan circular- del colectivo de camioneros -idem-.

Al Neri dijo...

Riiiiiiiiiiiiiing

- Teléfono del Agresor, buenos días.

- Buenos días, quería hacer una consulta.

- Sí, dígame, le escucho.

- Mire, es que cuando vuelvo de trabajar, mi mujer no ha barrido y no ha terminado de hacer la comida. ¿Ustedes qué me recomiendan, el bofetón tradicional o tres collejas(lleva el pelo largo)?

F.A. dijo...

Nery pensé que éste no era el post de los chistes políticamente incorrectos;-) .Aprendiz de brujo: se hace con punto y coma ;, guión - y cerrar paréntesis ). Seguro que pronto lo lograrás ;-P (esto es que te saco la lengua y con cambiar ) por una pe mayúscula P está conseguido)

aprendiz de brujo dijo...

A mi los simbolitos esos me paracen una poyada y una tontería. Me parecen una trampa dialéctica para ser políticamente correctos a través de la red.
Lo puedes utilizar una vez, pero hay gente que suelta por la "boca" cualquier cosa y luego lo arregla con el parentesis.
Por eso lo decía ayer.Yo no uso puntos y comas, ni paréntesis, ni gaitas en vinagre.Hay que asumir lo que uno dice y el tono que empleas debe ser suficiente información para el receptor.

alojamora dijo...

La verdad es que me parece fatal a los niveles que estamos llegando, el feminismo está llegando a unos límites que son un insulto para las propias mujeres.

Yo no me siento discriminada con los términos neutros que se utilizan, me parece una majaderia que se intente poner en femenino todas los sustantivos o calificativos según convenga o quede mejor...¡¡un poco de respeto a la lengua española¡¡, yo no me siento mas respetada o igual al género masculino con esto...tampoco me siento tan discriminada como nos hacen creer...

Y lo del teléfono este yo creo que si puede ser una via de desahogo de los maltratadores porque sería:

ring, ring...

- Teléfono del agresor, buenos días¡

- si tiene ganas de dar un bofetón a una mujer pulse el 1

- si tiene ganas de clavarle un cuchillo pulse el 2

- si tiene ganas de tirarla por la ventana pulse 3

- para cualquier otra opción de agresión espere por favor

................

disculpe, todos nuestros operadores están ocupados vuelva a llamar pasados unos minutos...


Así le entrará una mala leche que la tomará con el telefono en vez de con la mujer...

aprendiz de brujo dijo...

En relación a este tema y estando plenamente de acuerdo con lo patético y estúpido que resultan las mememces estas del lenguaje, que no dan más que lugar a confusiones que hacen que uno ya no sepa, si se dice la juez o la jueza, la presidente o la presidenta, si que considero que se frivoliza al hablar a la ligera sobre temas que desconocemos en profundidad.
Yo quiero creer que se trate de socialistas, populares, comunistas o falangistas, la ministra del rango que sea propondrá estas medidas después de haber sido asesorada por profesionales adecuados. No creo que la colega se levante un día y se le ocurra lo de los teléfonos y nos lo plante en el telediario.
Supongo que en cuestiones como esta en las que no predomina el componente ideológico, la mandataria de turno seguirá los informes del entendido en la materia: psiquiatras, psicólogos, asitentes sociales, médicos... etc. Y estas medidas que a un profano le pueden parecer ridículas tendrán un sustento mayor del que podamos creer.

dulcinea dijo...

Me identifico mucho con esta entrada. Las mujeres, incluida la ministra, que defienden cambiar el lenguaje para no discriminar a la mujer ni tienen cultura, ni saben en que consiste defender los derechos de las mujeres. Y lo del telefono, desde luego, una gilipollez mayúscula.

Alisa dijo...

Me parece que la creación de un ministerio de igualdad debería servir para solventar situaciones más relevantes,tales como igualdad de salarios, mejora en las condiciones laborales, y otras tantas que podrían citarse, no para diferenciar entre géneros a la hora tanto de escribir como expresarse verbalmente; tal vez sea demasiado mayor, pero a mi me enseñaron en el colegio que en cuanto había un caballero ya se utilizaba el género masculino y no me ha pasado nada por ello, he crecido igualmente y sin traumas.
En cuanto a lo del teléfono me parece una real tontería, el dinero se podría emplear en una mejor educación para nuestros hijos, para que no se llegue en un futuro a crear ministerios similares.
Mucho me temo que en vez de estar en el S.XXI y avanzando vamos hacia atrás, cual cangrejo en la playa.

CONAN dijo...

La clave de esta discusión creo que está en el fondo del problema. Y es que estamos sometidos a una desemedida polución política, lo peor de cada profesión, se dedica a la política, y claro como son incompetentes lo que hacen es a crear necesides a los ciudadanos que estos nunca han tenido. Actualmente hay multitud de concejales, diputados regionales, senadores, diputados nacionales, diputados europeos, directores generales, secretarios generales...
Esta chica a la que los españoles tenemos que llamar ministra, como no tiene ni preparación ni competencia lo que ha hecho ha sido echarle un una caradura inmensa, e ir al congreso de los diputados a soltar sandeces, y se ha quedado tan pancha.
Mientras los comercios están desabastecidos, y los camioneros, pescadores y agricultores tratan de salir adelante,a la gente joven lo único que nos hacen es ponernos la zancadilla, lo que este gobierno hacer es reirse de los españoles sacando a la palestra a este individua.

Veneficus dijo...

Masculino, femenino, común, ambiguo y epiceno.

Los géneros gramaticales son, pues, masculino y femenino, sin embargo a veces se habla también de género común, ambiguo y epiceno.

1. SUSTANTIVOS COMUNES.

Se dice que un sustantivo tiene género común cuando no tiene género propio y necesita diferenciar el sexo mediante determinativos. Ejemplos:

El estudiante / la estudiante.

El paciente / la paciente.

El testigo / la testigo.

El atleta / la atleta.

2. SUSTANTIVOS AMBIGUOS.

Algunos sustantivos no animados pueden ser acompañados indistintamente por determinativos masculinos o femeninos. Ejemplo: el mar / la mar.

3. SUSTANTIVOS EPICENOS.

Los sustantivos inherentemente masculinos o femeninos que designan personas o animales sin diferenciar sexo se llaman epicenos. Ejemplo: gorila.

Fuente

Veneficus dijo...

Puse mal la cita sobre el género de los artículos.

PG dijo...

Por una de estas casualidades, he aterrizado aquí, jeje. Bien, en cuanto a este comantario, crítico respecto al uso de términos tanto femeninos como masculinos en boca de la ministra, estoy en total desacuerdo en que sea una estupidez, más bien al contrario, soy de las partidarias, de que al igual que vamos progresando tecnológicamente, científicamente, y "humanamente", al igual que se introdujo tardío y perezosamente el sufragio universal, debería introducirse la igualdad en la propia lengua castellana, y debería de hacerse mención tanto a hombres como a mujeres, tanto a niños como a niñas... y así sucesivamente, es muy escandaloso pronunciar la palabra miembra, pero debería de buscarse el femenino a la palabra miembro, (y por favor ruego abstención a insultos y demás)

He de decir, que me parece como muchos antes ya habéis mencionado, de muy poco igualitario, el hecho de que se le asigne al agresor el sexo masculino (hay agresores y agresoras), y víctimas (debería de buscarlese un masculino, de forma que no siempre se relacione con el sexo femenino. Yo apoyo que la igualdad sea para todos los ámbitos, pero para TODOS.

Y por último, decir que hace unos pocos meses, en mi universidad, habían unos carteles, que muchos habrán visto, (en honor al día de la mujer trabajadora), en donde ponia: si yo soy un arquitecto (en boca de una mujer), usted es una arquitecta ( y se lo decía a un hombre)

Saludoss

ignatus dijo...

Hola, pg:
Como este mensaje en el que comentas es un poco antiguo, escribo sólo para dar "acuse de recibo" de tu mensaje y animarte a que sigas participando (yo sólo soy un bloggero más, con lo que no tengo ninguna autoridad, pero me da igual). Es bueno oir voces nuevas, y espero leerte a menudo y que disfrutes de este blog que, a veces, es un poco cafre, pero es bastante variado.

Saludos a Catalunya