lunes, 2 de junio de 2008

DEUS VULT

Era mi intención publicar esta semana algún post que fuera lo suficientemente polémico y viperino, rozando en lo provocador. Pero mi astenia primaveral me causa tal desidia que, de momento y sin que sirva de precedente, voy a dejar al soldado, al polemista y al inquisidor en casa y tranquilitos.

De tal manera, me he decidido a hablar de un libro a raíz de una conversación surgida este fin de semana. Conocí la existencia de una saga novelesca titulada La Trilogía de las Cruzadas (Jan Guillou, 1999) por un grupo de compañeros de mi club de esgrima allá por el año 2004. Prácticamente no había descanso o cerveza postrera cuyas conversaciones no estuvieran monopolizadas por las batallas y aventuras de su protagonista y los avatares históricos que lo rodeaban.

En un principio no soy partidario de leer libros extranjeros; temo las traducciones y mi dominio de los idiomas es demasiado escaso como para enfrentarme a cientos de páginas en lenguas bárbaras, máxime cuando, originalmente, se encuentren escritas en Sueco.

A menudo pago cinco o más euros por un cubata cuyo alcohol seguro que no procede del Caribe sino de alguna fábrica de Bayer. Por lo tanto, tras una visita a la sección de libros de Carrefour –al que yo sigo llamado Pryca pues pronunciarlo en francés, algo así como /Karrfur/, me parece una pedantería y llamarlo Carrefur una palurdada-, y ver el primero y el último de los libros de La Trilogía por unos míseros ocho euros cada uno, me decidí a comprarlos. También es cierto que, de no tener referencias tan estupendas y, lo más importante, de no desear seguir sintiéndome excluido mientras me curaba con refrescantes tragos de espumosa los hematomas resultantes de decenas de «contras de sexta», no habría pasado del primer capítulo que me pareció un auténtico tostón.

Acertada decisión. A lo largo de unas 1500 páginas nos sumergimos en una apasionante historia enmarcada en la Suecia de mediados y finales del siglo XII, en la Tierra Santa de la Tercera Cruzada y la unificación definitiva de Suecia a principios del XIII. Una oportunidad extraordinaria de conocer de una manera novelesca, amena y apasionante las costumbres nórdicas medievales, más próximas a las tradiciones vikingas que a las latinas; la vida en los monasterios cistercienses donde el protagonista, Arn Magnusson, recibe la mejor educación de la época hasta convertirse en un pequeño Perceval, ideal del caballero cristiano; una juvenil historia de amor que se mantendrá viva por más de veinte años a pesar de la envida y malas artes de una envidiosa mujer; la vida de un caballero templario enfocada desde un punto de vista histórico muy alejado de las ridículas versiones gnósticas y pseudomasónicas tan en boga actualemente; la mezquindad y el egoísmo humanos que son capaces de hacer pedecer cualquier obra...

Cientos de soberbias escenas trasladan nuestra imaginación a un tiempo magnífico a pesar de todas sus miserias: un joven, apenas adolescente, clavando su espada en suelo a modo de cruz para, arrodillado ante ella, jurar a su amada que le será fiel y volverá a buscarla a su prisión pasados veinte años; un guerrero llorando amargamente ante la vida arrebatada de su fiel caballo; la generosidad con el enemigo derrotado que ha luchado con honor –palabra a extinguir en este nuestro tiempo-; un templario en duelo con un caballero inglés llamado Ivanhoe con un resultado muy diferente al narrado por Walter Scott; un puñado de caballeros dispuestos a entrar en batalla ante un enemigo mucho más poderoso al grito de Deus vult...

Sin duda, todos aquellos «fans» de Ken Follet y sus Pilares la Tierra disfrutarán enormemente de estos tres libros que, en mi modesta opinión, son de mejor calidad literaria, más realistas y mejor documentados. Una oportunidad única para vivir un espíritu y una concepción de la vida, del honor y de la muerte que, a punto de desaparecer en nuestro tiempo, claman al cielo una nueva cruzada. ¡¡¡Deus vult!!!

38 comentarios:

Al Neri dijo...

Vaya panda de frikis los de su club de esgrima. Podían hablar de tías o de fútbol, como todo el mundo…

Ahora en serio, tengo muchas ganas de adentrarme en esta trilogía. A ver si saco tiempo. Me encanta la Edad Media y la novela histórica, y me fascinó “Los pilares de la Tierra”, de hecho voy a ponerme en breve a leer “Un mundo sin fin”, que es la segunda parte. Me aficioné a este tipo de novela tras leer con 17 años la tetralogía de “Los cipreses creen en Dios”, de la que por cierto recuerdo un buen artículo del Subdirector con motivo de la muerte de Gironella.

Lo malo de este género literario es cuando la ambientación y los datos históricos pesan más que la trama convirtiéndose en un ensayo o una tesis doctoral con personajes. Creo que es muy difícil hallar el equilibrio entre un argumento entretenido que enganche y un libro bien documentado con el que se pueda aprender algo de historia.

El Subdirector del Banco Arús dijo...

Efectivamente, es muy difícil no convertir estas novelas en un batiburrillo de nombre y fechas sin enlazar. Vienen a mi mente, por poner un ejemplo, Un día de cólera de Pérez Reverte o, en menor medida, El fuego del cielo de César Vidal (increíblemente gano el premio de novela histórica Alfonso X). Pero en este caso, ambos propósitos se conjugan a la perfección. Y lo más importante, no es historia ficción ni un cúmulo de tonterías. A tal efecto, recuerdo cuando se estrenó la película sobre las cruzadas de Ridely Scott El reino de los cielos . Unos cuantos que estábamos entusiasmados con La Trilogía acudimos entusiasmados y salimos muy defraudados con un bodrio que debería haberse llamado Un hippie en la corte del rey leproso.

Pantera Rosa con Nube dijo...

Cuando has dicho lo del Club de Esgrima he pensado ¡Qué glamour! Osea!!! Este es un chico sofisticado a lo "Sexo en Nueva York"con afeitado Laser y creo atisbar con un toque a lo Castellano leonés meseteño. Menos mal que has compensado con el cubata garrafonero que te sitúa en la estela de costumbres de casi todos los mortales. Por tierras sureñas somos más dados al club de la tapa de "Carne al toro" "Ensaladilla" y "Pescaito Frito".
Yo también llamo al Carrefour, Pryca, aunque lo mío es más inconsciente.
Y hablando en serio, este reencuentro inesperado con referencias de lecturas de Walter Scott ha sido muy refrescante. Parece una trilogía muy interesante, la tendré en cuenta, me vendrá bien después de la lectura de dos diarios de Bridget Jones. Tras este Quijotesco artículo espero con ilusión el polémico, viperino y rozando en lo provocador...

El Subdirector del Banco Arús dijo...

Agradezco el comentario pero el club de esgrima era más bien modesto. Arreglábamos nosotros mismos los marcadores y las chaquetillas, mejor comprarse una propia que ponerse las de allí: rotas, sucias,... Vamos que casi todo era en plan pobre, nada que ver con ese superpalacio de esgrima que sale en una de las pelis de James Bond.

Con respecto al libro, es increible y creo que apto para todos los gustos. No conozco a nadie que haya tardado en leerlo más de tres o cuatro semanas (¡Y en total son 1500 páginas!).

Con la siguiente entrada espero no defraudar y, por decontado, escandalizar un poco.

Veneficus dijo...

God Morgon och Tack!

Me apunto esta trilogía para leerla en un futuro, que por lo que dices tiene buena pinta. Además habla de un país (Suecia) que cuando visité me gustó bastante, sobre todo su capital Estocolmo, cuya visita os recomiendo, especialmente en junio, cuando los días son casi eternos y el clima perfecto para hacer turismo.

Estoy de acuerdo contigo en lo de las traducciones de libros extranjeros, aunque no por ello dejo de leerlos. Por ejemplo, sin haber leído el original, la traducción de los Pilares de la Tierra me parece algo deficiente, por utilizar un lenguaje a veces demasiado "simplón".

God Morgon y Tack so Mycket es a lo que se reducen mis conocimientos de sueco, que como podréis imaginar significa "buenos días y muchas gracias" (que no buena suerte).

Leonardo dijo...

Pues yo a Carrefour le llamo Continente.

El Cuatrivirato dijo...

Veneficus, evite en lo posible apear el tratamiento al resto de cuatriviros.

Al Neri dijo...

A mí me parecería interesante aprovechar este post semi-literario para que los amantes de la historia hiciéramos una reflexión crítica sobre las Cruzadas, sus valores y su significado.

Estas guerras religiosas, tan ridiculizadas por la historiografía contemporánea y no recordadas precisamente con justicia por buena parte de la opinión pública, jugaron sin embargo un papel esencial en muchos aspectos: verdadera unidad europea en lo que vale la pena estar unidos (y no en esta cantina de mercaderes que es la UE); cohesión política y religiosa; forja de la cultura occidental y de los reinos que después darían lugar a los estados actuales; expansión comercial y llegada de nuevos productos; conocimiento de otras culturas; expansión del cristianismo, el humanismo y la civilización, etc.

Todo ello arroja, a mi modo de ver, un balance claramente positivo y constituye una herencia valiosa para los europeos en general, si bien los españoles, debido a nuestras propias “circunstancias islámicas” no tuvimos la participación que hubiera sido deseable.

Anónimo dijo...

Yo sí he leído los libros de "La Trilogía de las Cruzadas", a los cuales nos hace referencia El subdirector del Banco Arús, y si bien es cierto que no los recuerdo con desdén, tampoco es cierto que tenga gran opinión de ellos. Lo que no puedo pasar por alto es su comparación con "Los pilares de la tierra". La obra de Ken Follet está a una distancia interestelar, que dirían nuestros R2D2 y C3PO, o a muchas jodidas millas, como diría Tarantino, de esta trilogía.
Por supuesto, no comparto nada de lo expuesto por Al Neri en su último comentario y sino fuera porque tengo un partido de tenis dentro de un rato (yo no tengo posibles para el esgrima)le respondería como es debido...;)

Clebarr dijo...

Vaya, por ir con prisas. El anónimo de antes soy yo.

INDIANA JONES dijo...

DEUS VULT: Expresión en latín que significa: "Dios lo quiere". Utilizado durante las cruzadas.

También usado en los escudos de los caballeros templarios. Un ejemplo está en una iglesia escondida bajando por El portal de L'Angel, en Barcelona.

Quizas sea un buen momento para buscar la tumba de IVANHO o de LADY ROWERA.

Me tendré que ir a Barcelona y empezar la busqueda.

Primero me raptarán unos malos, les pegaré cuarto, no mejor siete leches que son mas. Cogeré mi latigo, daré unos brincos. Unos tiros, casi me caere por un precipicio, no mejor me caigo por 5 precipicios, que mola mas y soy
INDIANA JONES, je je, no me pasará nada. y luego, a sí pasará como deciais por el PRYCA a pillar unos libros en los que estarán las ultimas claves, para ir al vete tu a saber, quizas a una galaxia muy lejana y allí encuentro la tumba de IVANHO. Y la chica me besa.

O igual encuentro otra cosa de las Cruzadas estas de las que va el tema ese de hoy, eso de DEUS VULT, aunque igual es otra cosa.

Luis Aragones dijo...

Si DEUS VULT, ganaremos la Eurocopa.

Sino pues no.

A y sobre Raul, pues no va a la selección ni DEUS VULT.

sefo dijo...

A mi es que la historia ni fu nifa y menos en novela y la edad media menos todavia. De las Cruzadas no creo que se pueda tener muy buena opinion, pues fue una expedicion de los "cristianos" para hacerse ricos con el pretexto de recuperar la tierra santa para el cristianismo.

Veneficus dijo...

Cierto es, pido disculpas al señor Subdirector del Banco Arús, que ni hemos comido juntos, ni siquiera nos hemos batido en duelo, y espero que no se vuelva a repetir ¡Deus Vult!

El Subdirector del Banco Arús dijo...

Curiososo que opine así sobre Historia, sobre Edad Media, sobre las Cruzadas y el Cristianismo alguien que reconoce no tener ni idea.

¿De donde habrá sacado los datos para formarse ese concepto tan elaborado ("hacerse ricos")? ¿Del programa de Ana Rosa Quintana? ¿De algún culebrón? ¿Del programa de Iker Jiménez?

Me resulta sorprendente la simplicidad de criterio sobre hechos y fenómenos históricos tremendamente complejos (las Cruzadas, la Caída de Roma, la Conquista de América,...) que tienen algunas personas, lanzado al aire opiniones sustentadas sobre la nada o sobre cuatro vaguedades que han oído en la tele o leído en noveluchas de gran éxito como El Código Da Vinci y gilichorradas similares.

Vamos a ver, yo no opino sobre rugby pues no he visto un partido entero en mi vida y ni siquiera me he leído el reglamento.

Y luego nos preguntamos por qué la democracia no funciona.

Por cierto, sería un buen tema para un post viperino.

alojamora dijo...

Según comentas tienen buena pinta los libros...por lo menos me has picado la curiosidad para que estén en mi lista de futuros libros para leer...

Y es que el boca a boca en tema de libros es mucho mejor que las críticas...yo he descubierto libros que me han encantado de esta manera...

Me gusta leer libros de contenido histórico. Aunque también la visten un poco dependiendo de la ideología del escritor...pero siempre se aprenden cosas nuevas...

Yo creo que una cruzada por nuestros territorios no estaría mal en estos momentos porque con esto de adaptarnos a las nuevas culturas estamos perdiendo la nuestra...

aprendiz de brujo dijo...

Sr. Subdirector, mira por donde, comparto la idea de Sefo y voy más allá. Siempre habrá alguien que esté más informado y con mejores fuentes, que la mía, la de Sefo o la tuya.
Por favor nos pongamos a cuestionar aquí las fuentes de las que bebemos porque las vuestras serán de una categoría extraordinaria. De acuerdo. De tanta categoría como dudosa imparcialidad.
No dividamos aquí a los que opinamos entre cultos e incultos por favor. Entre los que han leido y no lo han hecho. Te puedo dar el nombre de catedráticos de Historia, infinitamente más preparados que tú ,(y por supuesto que yo), que tus teorías le producen un descojono padre.Estoy seguro que tu también puedes encontrar alguno que opine en sentido contrario.
Para finalizar: Creo que la historia hay que interpretarla en clave fundamentalmente económicay que las cruzadas son un episodio vergonzante de la Europa Occidental, aunque haya que entenderlas en su contexto histórico.Por desgracia los moros están repitiendo los errores que por fortuna Europa Occidental ha dejado de cometer tiempo ha.
Vamos que los que provengamos de una cultura cristiana justifiquemos elempleo de la violencia para imponer la fe,o nuestra cultura me parece una aberración.
"Pedro envaina la espada, que quien a hierro mata a hierro muere".

El Subdirector del Banco Arús dijo...

Sr. aprendiz de brujo, si leyera lo que he escrito de forma literal vería:

"Curiososo que opine así sobre Historia, sobre Edad Media, sobre las Cruzadas y el Cristianismo alguien que reconoce no tener ni idea."

Y el no nos pongamos a decir tal o cual denota cierto tinte censor que, en mi casa, no admito.

aprendiz de brujo dijo...

Mira majo que tu me hables o acuses a mi de promover no se que censura me parece grotesco, ridículo e hilarante.
Puedes decir lo que te venga en gana en tu casa y por fortuna fuera de ella.
Aún así Usted disculpe,Señor paladín de la libertad de expresión. Ya sabe que el populacho se toma de cuando en cuando pequeñas licencias inadmisibles.

El Subdirector del Banco Arús dijo...

Tómese un tranquilizante o unas hierbas relajantes. Le vendrán, A USTED, muy bien. También puede probar a arañar las paredes, hacer el pino sobre una silla o a lanzarse con su escoba desde un décimo piso, como desee.

La histeria tiene muy fácil cura en la médicina tradicional.

aprendiz de brujo dijo...

Perdona MAJETE, es que estoy tan nervioso que casi no puedo darle al teclado.
Si quieres me pongo a recetarte potingues y botica yo también a TÍ.
Puedo resultar casi tan ingenioso como tú.
Sospecho que hay algun bálsamo que te podría venir bien, aunque hay patologías que requieren tratamiento en vez de ungüento.
Un afectuoso saludo para USTED.
Su Suyo Seguro Servidor.

Al Neri dijo...

A ver, señores, haya paz. Me parece que sólo estamos comentando un hecho histórico, no jugándonos la vida. Que nadie se cabree ni entre en cuestiones personales.

Aprendiz, convendrás conmigo en que la propia Sefo ha reconocido estar poco interesada en la historia y aun así ha formulado opiniones muy despectivas y muy manidas sobre el fenómeno de las Cruzadas. Lo único que ha hecho el Subdire es resaltar cómo a veces la historia está muy manipulada y tiene versiones muy interesadamente superficiales.

Desde luego no comparto que sea un hecho vergonzoso. Al conttario. La historia de la Edad Media hay que enjuiciarla con los parámetros de la Edad Media y no con la Constitución en la mano y mirando al Estado del Bienestar, porque entonces es lógico que todo nos parezca mosntruoso, aberrante e intolerante. En aquella época la unidad religiosa y la lucha contra el Islam iba mucho más allá de los aspectos económicos y hasta ideológicos, y tenía mucho que ver con la cohesión social y con la unidad política, como ya he mencionado. La religión en aquella época (una amalgama social elemental) no tiene nada que ver con la religión hoy en día (una opción individual). En otra ocasión podemos hablar de qué concepción era mejor, pero hay que tener en cuenta esto para juzgar a los Cruzados.

La Cruzada, los Cruzados y los comentarios del Subdirector merecen mi aplauso entusiasta en todos los sentidos, lo que no impide que me encante leer -y agradezca- las apasionadas intervenciones de mi gran amigo Aprendiz de Brujo, con el que casi nunca comparto ideas políticas ni visiones históricas, pero al que profeso una gran admiración y afecto.

aprendiz de brujo dijo...

Neri lo último que querría sería disgustarte. Sabes que tenemos posturas irreconciliables, pero eso es lo de menos.
Intentaré que la próxima vez no se vuelva aproducir un enfrentamiento personal, que se que te disgustan.
Aunque ya sabes que a veces se revuelven las aguas irremediablemente.Por mí este episodio llegó a su fin.

Gurney Halleck dijo...

¡Qué interesante el tema de las cruzadas! Me atrevo a recomendar a los que les gusta esta época un libro de Manuel Mújica Láinez llamado “El Unicornio”. También está ambientado en las cruzadas pero mezcla el relato histórico con la fantasía de una manera muy original. La maestría del escritor hace que la presencia de hadas y otros seres mitológicos en el libro no sean chocantes sino que puede que nos acerquen más a la forma de pensar de la gente de aquellos tiempos que realmente creía en esas cosas.

Respecto a lo que ha comentado alguien sobre la unidad de Europa en las cruzadas, he de discrepar. Si hemos de buscar el origen de la unidad Europea, éste se encontraría en todo caso en la antigua Roma, unificadora de gran parte de Europa, Cercano Oriente (Tierra Santa incluida) y norte de África. En tiempo de las cruzadas Europa estaba llena de guerras internas y no creo que se tuviera una visión común del mundo más allá de la lucha contra el infiel.

La mayoría de las cruzadas fueron un estrepitoso fracaso, sobre todo las de mayor componente ideológico o religioso (como la cruzada de Pedro el Ermitaño). En cambio otras cruzadas, bien organizadas, encabezadas por nobles Europeos que buscaban tierras donde crear nuevos reinos, sí tuvieron el favor de la Fortuna. Bien por ellos, es el derecho del conquistador.

De todas formas creo que no se puede relacionar aquellos hechos con sucesos de la actualidad ni poner una carga ideológica moderna a unos caballeros medievales. La historia hay que mirarla como lo que es, historia. Teniendo siempre presente la mentalidad de la época.

Por cierto, señores Subdirector y aprendiz de brujo, no se tomen tan pecho las cosas. Más que un duelo a espada entre caballeros medievales, esto parece una reyerta a navajazos.

Al Neri dijo...

Me parece muy interesante la intervención de gurney, que tiene toda la razón, sobre todo en su valoración sobre la unidad europea. Lo que yo quise decir, que me habré expresado mal, es que las Cruzadas fueron un elemento de cohesión y de intercambio, algo así como el Camino de Santiago. Aunque Europa ya estaba esbozada en la época prerromana, muchos acontecimientos -uno de ellos, las Cruzadas- contribuyeron a definir una identidad sobre todo cultural.

Don Juan Carlos I Rey de España dijo...

Esto.Me gusta este tema, lo veo interesantisimo.

En cuanto me traigan el discurso de lo que tengo que decir, lo publico, prometido.

Felipe, traeme el diccionario de Griego para ver que segnifica DEUS VULT.

Igual es una bebida, y yo de eso se mucho.

j.m dijo...

No tengo demasiada devoción por la novela histórica. Prefiero, con mucho, un buen libro de historia o una buena obra de ficción a secas.

Respecto al tema de las cruzadas, es en efecto un mundo complejo y apasionante. Y me uno firmemente al comentario de Gurney respecto a que no debemos interpretar en clave de actualidad los acontecimientos de la Historia, en especial la de hace ya tantos siglos.
Y yo no sé si las cruzadas fueron o no oportunas, o si se buscaba antes un beneficio económico que religioso, etc... De lo que no cabe duda -y esto es un hecho- es de que los musulmanes arrebataron previamente ese territorio por las armas a los cristianos.

aprendiz de brujo dijo...

Todos los hechos históricos pueden resultar entendibles o comprensibles, teniendo en cuenta su contexto histórico.
Que los asimilemos, que intelectualmente los aprehendamos o yendo más allá que busquemos una justificación objetiva, e histórica a los mismos, no debe restar un ápice de inmoralidad a determinados episodios.
Haciendo una comparación que puede resultar algo demagógica, (pero no del todo), los musulmanes seguro encuentran dentro de cuatrocientos años justificación histórica al atentado de las torres gemelas o al tratamiento que dan a la mujer.
Pero si han evolucionado como es de esperar, no encontrarán justificación moral alguna a estos acontecimientos.Eso espero.
Para mí las cruzadas fueron hechos que atentaban contra la esnecia del mensaje cristiano. Lo cual implica que hubo manipulación reiterada y creo que consciente del mensaje de Jesús de Nazaret. De esta forma se llega a la conclusión de que "Id y predicad el evangelio", llevaba implícito hacerlo por lo civil o por lo criminal.

Leonardo dijo...

Pues vaya, estamos recopilando bibliografía sobre Las Cruzadas. Me alegro, porque es un tema que tengo en la agenda desde hace tiempo.

sefo dijo...

Que a mi la edad media no mme guste no significa que sin ser catedratica no tenga nociones sobre las cruzadas, que como ya he expresado me parecen un ejemplo de fanatismo y encima con propositos economicos.

Darth Vader dijo...

Estimados siervos del Lord Oscuro del Sith. Yo no comparto ni la religión jedi, ni la cristiana, ni la catolica. Pero reconozco que los moros y los cruzados eran autenticamente gilipollas perdidos.

¿Porque?, pues por luchar por un territorio rico unica y exclusivamente de arena como Tatooine, que peleles, esas cruzadas estupidas.

Mira que podian conquistar Alemania, que esta llena de cerveza y que buenas están la salchichas. O Estados Unidos, que hay de todo. Mallorca, que hay mucha playa y sol, pubs de ambiente. O incluso España, que cualquier chorizo se hace de Oro, pero desierto y arena, y encima solo hay pobreza siglos despues, demuestran que habia mucha gente en esa epoca que no iba al colegio, y que eran unos pardillos.

Pero mas pringados son los escritores, que escriben sobre esa epoca y las hazañas tan heroicas, que allí sucedieron. Pero pardillo que solo había arena, y Acaso no saben que el Capitán Trueno no existió, era inventado.

Por cierto, sigo buscando a esos asquerosos androides, si alguien les ve que me llame a la Estrella de la Muerte, o pare a algún Cloon Trooper por la red.

Viva España y Viva su Majestad.

El Cuatrivirato dijo...

El comentario de Azaroso de hoy a las 20:21 ha sido íntegramente suprimido por contener faltas de respeto explícitas a un Cuatriviro.

Este tipo de contenidos no está permitido en "La pluma viperina".

El Cuatrivirato dijo...

El comentario de "Azaroso" de hoy a las 21:00 ha vuelto a ser suprimido por contener insultos implícitos a todos los miembros del Cuatrivirato.

Recordamos a todos que este tipo de comentarios no están permitidos en este blog.

Meletea dijo...

A la vista de lo comentado, yo también tomo nota de la saga para leerla próximamente. Gracias, señor subdirector!

Aunque no sea de las cruzadas, voy a aprovechar para recomendar otro libro titulado "El Secreto del Boticario", de Candace Robb. Se trata de una novela de misterio medieval anglosajón que personalmente me resultó muy entretenida. No tiene grandes pretensiones documentales ni por supuesto llega a la altura de la prosa de Mújica Láinez, pero la ambientación es muy buena y la historia engancha. Muy recomendable para leer este verano en la piscina o la playa.

Sobre las Cruzadas, creo que hay que verlas y entenderlas en su contexto histórico y social. Según el diccionario de la RAL, se trata de una "expedición militar contra los infieles, especialmente para recuperar los Santos Lugares, que publicaba el Papa concediendo indulgencias a quienes en ella participaran."
Por eso me resulta muy gracioso cuando la gente habla de hacer de nuevo una Cruzada. ¿Se imaginan al papa Benedicto mandando a los soldados americanos a que vayan a Jerusalén para liberarlo de los infieles? A cambio, eso sí, de la absolución de sus pecados! ;-)

Eso sí, lo que no estaría mal es que volviera a nuestros días un poco de aquel espíritu del honor y la palabra dada de los caballeros...

Villeguillo dijo...

Prólogo:

Este tío cada vez me cae mejor, fino y acertado en sus juicios con hincapié en el pequeño detalle de las traducciones.

Al tema:

Al, de frikis rien de rien.

Pantera, si aspiramos todos ha ser como todos, ¿cómo ayudamos a redimir el mundo? Creemos o no creemos en la belleza, la justicia, el bien y la Verdad. Que nuestros héroes son nobles y honrados a la par que mañosos y con destreza en sus artes (en este caso en bellísimo mandoble)

Clebbar, mi padrino Al Neri, pocas veces se equivoca. Por supuesto ésta no es una de ellas.

Afortunadamente la Gran Ramera que cabalga sobre la Bestía serán destruidas y derrotadas, así es la Historia y será el Señor de la Historia quién tenga la última palabra ante las falsas apariencias materialistas.

El año que viene Subdirector, Al para tí lo veo más difícil os venís a Francia recuperar el espíritu de esas 5 Naciones de la Cristiandad, la Chrétienté.

DEUS VULT

El Subdirector del Banco Arús dijo...

Creo que podemos estar encantados con los resultados obtenidos con este post. Ha habido de todo, discusiones históricas, religiosas, geográficas, turísticas, estéticas, aportaciones sobre nuevos libros para tratar en el futuro (Los cipreses creen en Dios, Ivanhoe, El Unicornio, El secreto del boticario), cómo se debe llamar al Carrefour (Pryca o Continente), incluso una muy entretenida discusión. Salvo un par de comentarios que han tratado, sin éxito, de enturbiarlo todo, podemos estar satisfechos de la participación.

Me gustaría animar a todos a seguir tan activos en próximos post y, por qué no, aún en éste.

Pantera Rosa con Nube dijo...

He de decir que me ha encantado la batalla campal entre los dos caballeros pertrechados con armaduras de ingenio, espadas de sapiencia y lanzas de tenacidad. Sir Subdirector de Arus versus el Caballero Merlín "el absolutamente Encantador", más conocido como Aprendiz de Brujo. Cuanta pasión y entrega en ambas posturas, cuanta concreción y cómo me han gustado esos arañazos en plan "Gatas sobre un tejado de Zinc caliente" he de decir que me han provocado sonrisa Monalisa. Desde mi humilde punto de vista como estudiante de Historia que un día, hace muchos muchos años, fui, he de decir que todos los conocimientos que me impartieron catedráticos y expertos sobre el tema iban más en la estela de lo aportado por Sefo y Aprendiz de Brujo. Y ya no hablemos del iluminado Gurney HallecK, quien puede considerar tiene una fan.Touché!
No coincido con la opinión inicial de Al Neri pero con su habitual sapiencia y sinceridad sabe empaparse de las demás matizándose y engrandeciéndose. Enhorabuena por esa faceta de moderador. Y enhorabuena por este ambientazo que mola un montón. Besos gatunos a todos.

azaroso dijo...

Hasta CENSURA ha habido en este post.