jueves, 26 de junio de 2008

HOMOSEXUALIDAD: ¿NACE O SE HACE?



Recientes estudios [1, 2, 3] publicados por neurólogos del Instituto Karolinska de Estocolmo en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences of the United States of America (PNAS) han vuelto a reabrir la polémica cerrada hace algún tiempo sobre si la homosexualidad es una desviación sexual, y por tanto, podría ser corregida, o una elección del individuo. Hasta 1973, la Asociación Americana de Psiquiatría (APA) la consideraba un trastorno mental, opinión que cambió tras la presión del lobby gay, y hasta 1990 la Organización Mundial de la Salud (OMS) la siguió considerando una enfermedad mental.

En los dos primeros estudios publicados por estos investigadores analizaron el comportamiento respecto a ciertos olores con feromonas de varones y mujeres homosexuales, llegando a la conclusión de que los hombres homosexuales se comportan frente a ellos de forma muy similar a como lo hacen las mujeres heterosexuales. Sin embargo, si bien había algunas coincidencias, el comportamiento de las mujeres homosexuales no era tan parecido al de los hombres heterosexuales. Esto les hizo concluir a los investigadores que las lesbianas forman un grupo más heterogéneo que los gays y que la homosexualidad masculina y femenina son diferentes.

Si bien este primer estudio se basa en algo tan poco tangible como es el comportamiento respecto a los olores, y simplemente muestra las diferencias perceptivas de los homosexuales, en un posterior estudio realizado sobre 45 varones y 45 mujeres (25 de cada sexo heterosexuales y 20 homosexuales), se ha comprobado que el cerebro de los homosexuales difiere del de las personas de su mismo sexo y se parece más al de las personas de sexo contrario. El estudio consistió en analizar el cerebro de todos los individuos mediante Resonancia Magnética (MRI), que permite el análisis anatómico del cerebro y Tomografía por Emisión de Positrones (PET), que permite el análisis funcional del mismo.

En las imágenes de MRI los investigadores estudiaron la simetría de los hemisferios cerebrales, observando que los varones homosexuales, al igual que las mujeres heterosexuales, presentan simetría en ambos hemisferios cerebrales. Por el contrario, tanto mujeres homosexuales como hombres heterosexuales presentan asimetría derecha en dichos hemisferios. Respecto a las imágenes funcionales (PET), han estudiado el flujo de sangre entre las dos amígdalas, comprobando que las conexiones en los homosexuales son sexualmente atípicas, pareciéndose más a las del sexo contrario.

Lo dicho anteriormente es lo que nos puede aportar la ciencia, y salvo que se demuestre que los estudios presentados no son válidos (cosa poco probable al estar publicada en una revista, tras pasar por varios revisores expertos en la materia), sólo cabe seguir investigando.

A partir de aquí caben muchas interpretaciones, como la de si la homosexualidad, y los cambios morfológicos y fisiológicos que conlleva, es genética, se adquiere con el ambiente, o es una decisión libre del individuo. Los autores del estudio, indican que puede haber tres factores influyentes: efectos del entorno, genética e influencia de las hormonas sexuales, y no llegan a conclusiones importantes sobre la importancia de cada uno, indicando que puede ser una mezcla de todos ellos.

Ineludiblemente unido a este estudio y las causas de la homosexualidad está el derecho de los homosexuales de adoptar niños. Dado que una posible causa de la homosexualidad es la ambiental, y el principio de toda sociedad civilizada de que hay que defender los derechos del más inocente, no creo que en ningún caso haya que dar en adopción niños a estas parejas. No entro en si tienen o no derecho, pues en este caso es lo de menos, sino a que el niño tiene derecho a educarse en las mejores condiciones posibles que la sociedad le pueda dar.

La gente que está a favor de la homoadopción argumenta que una pareja homosexual puede darle más cariño y cuidar mejor al niño que una pareja heterosexual. Este argumento es absurdo, pues una pareja por el hecho de ser homosexual no va a quererle ni cuidarle más (ni menos). Otro posible argumento es que estará mejor con una pareja del mismo sexo que en un orfanato, argumento que deja de tener validez si se mira el tiempo que tiene que esperar una pareja tradicional para recibir un hijo en adopción.

Otros argumentos que me parecen más válidos en contra de la adopción son el hecho de que en edad infantil son muy importantes los roles de la madre y del padre, y los evidentes problemas causados en el entorno del niño, por el hecho de tener dos padres o dos madres; si ya para un niño asumir que es adoptado puede causar en muchos casos problemas de aceptación, estos problemas se verían altamente agravados por el hecho de la antinaturalidad de sus padres. Por otra parte, hay estudios muestran que "la atracción sexual hacia personas del mismo sexo al llegar la adolescencia es del 60 por ciento más en los niños adoptados por padres homosexuales o lesbianas" y en otro se afirma que los homosexuales son más propensos a abusar de sus hijos que en las parejas heterosexuales.

Como conclusión, no sé si se nace homosexual, o se hace, sí se ha visto que produce o está causada por modificaciones anatómicas y fisiológicas en el cerebro, y no voy a decir a estas alturas que la homosexualidad sea una enfermedad que se pueda curar, pero sí creo que es una desviación sexual como otras muchas, pero que en la actualidad está mejor vista debido a la importancia social, política y económica que tiene el lobby gay, lo que ha hecho que casi todos los partidos políticos traten de tener una política "homofílica" para atraerse el ascua a su sardina. Como no se sabe la influencia de los factores genéticos y ambientales en la homosexualidad, estoy totalmente en contra de la adopción de niños por estas personas, que aparte de tener mayor tendencia a tener tendencias homosexuales, es evidente que van a tener más problemas en su infancia y adolescencia, y me parece un comportamiento fascista "experimentar" con niños cuando, al menos, no se tiene la seguridad de que dichos experimentos no les van a causar secuelas de cualquier tipo.

Referencias:

[1] I. Savic, H. Berglund y P. Lindström, "Brain response to putative pheromones in homosexual men", PNAS 2005, Vol. 102, No. 120, Págs: 7356-7361.

[2] H. Berglund, P. Lindström e I. Savic, "Brain response to putative pheromones in lesbian women", PNAS 2006, Vol. 103, No. 21, Págs: 8269-8274.

[3] I. Savic y P. Lindström, "PET and MRI show differences in cerebral asymmetry and functional connectivity between homo- and heterosexual subjects", PNAS publicado 16 Junio, 2008, 10.1073/pnas.0801566105.

29 comentarios:

Teutates dijo...

Me parece muy acertada la visión de esta entrada sobre el tema, copio y pego mi comentario en la entrada anterior, que aquí parece que viene más a cuento," Lo primero distinguiría entre comentarios basados en hechos, pruebas, evidencias y los comentarios basados en opinión, sentimiento, deseo, ambos tipos de comentarios me parecen igualmente respetables en este blog, no creo que los de la segunda clase, sean de cococococo, de hecho las entradas de este blog, mayormente no son más que eso, opinión, sentimiento o deseo.
Hecha esta aclaración, mi comentario va a ser de los segundos, por ello diré lo que pienso sin necesidad de aportar evidencia alguna, ni prueba ni hecho demostrado.
La homosexsualidad desde mi punto de vista no es algo unívoco, no todo el mundo que lo es, lo es de la misma manera, pienso que se pueden agrupar en dos categorías, los naturales, y los educacionales, y para mí no es lo mismo pertenecer a unos que a los otros.
Los naturales, lo son por poseer una alteración biológica por naturaleza, estos para mí, son dignos de todo el respeto y admiración, porque imagino que habrán sufrido muchas penurias en su vida a consecuencia de su llamemoslo "irregularidad" respecto a los demás, esta irregularidad, no es culpa suya, los comparo a los que nacen con algún tipo de hermafroditismo, o simplemente con alguien que nace con el labio partido. Estas personas tienen que superar a lo largo de su vida complejos, marginaciones y circunstancias que de ninguna manera merecen.
Los otros, los educacionales, son los que me parecen lamentables, gente que por moda, por vicio, por el entorno, por tener una personalidad débil que les lleva a intentar ser aceptados en determinados grupos; no nacen, se hacen homosexuales, son viciosos, faranduleros que pretenden hacernos ver como normal algo que ni siquiera ellos creen, pretenden los mismos derechos que los demás mortales, cosa que me parece bien en muchos casos, pero no en otros muchos.
Un homosexual, jamás debería poder adoptar, ¿En que sociedad vivimos en la que están por encima los derechos de un colectivo minoritario como los homosexuales sobre los de los propios niños?
¿No sería más adecuado garantizar en la medida de lo posible, una vida lo más parecida a lo natural a un niño, antes que sucumbir al antojo de cuatro desviados? (ojo no todos los homosexuales son unos desviados, lo que ocurre es que así doy más enfasis a mi exposición).
Una unión entre homosexuales jamás se debería llamar matrimonio, dado que son dos cosas distinatas, una unión entre un hombre y una mujer tiene unas posibles finalidades que no puede tener nunca una unión entre dos hombres o dos mujeres, las uniones homosexuales me parecen muy bien como contrato económico o para adquirir determinados derechos como la posible subrogación en alquiler, herencia, pensiones... pero el matrimonio puede tener otras finalidades como la procreación, creación de una familia, educación de unos hijos, que no son meramente económicas, por tanto, si desde este punto de vista son cosas distintas, que se llamen de distinta forma.
Ya para terminar, que me he alargado mucho, me parece fantástica la idea de hacer una semana del orgullo de la normalidad sexual, o del orgullo heterosexual, que en este mundo se pierde la prespectiva, se piensa más en todas las minorías, sean o no marginadas por alguna razón, que en la gente que tiene vidas normales que al final acabamos siendo los auténticos marginados."

Darth Vader dijo...

Hola seres inferiores, el Señor del Lado Oscuro, el Lord Sith de la Galaxia, La reencarnación del mal, os saluda.

Mas de gays y maricones en el blog de la semana, vaya coñazo, es que os pone cachondos en el tema o que. Ya sabía yo que no valía la pena opinar nada de el anterior.

Parece que no os apetece hablar de las TIAS BUENAS, se nace o se hacen. Que le pregunten a BEA la de Tele 5.Ni nacida ni hacida como dice la Ministra, je je.

Vale cuando conteis otra cosa vuelvo, que hoy me toca destruir un planeta y eliminar a ciertas personas que incordian la paz de la Galaxia.

Teutates dijo...

Viendo que nadie se anima a poner algo, y uniendo el tema con los chistes políticamente incorrectos os cuento uno:
¿Que es un gay sin GPS?
...
Un maricón perdido.

JaJaJa

J. L. Fandiño dijo...

¿Qué fue antes?, ¿la gallina o el huevo?. Como bien se indica en el post, los individuos con comportamientos homosexuales presentan variaciones anatómicas en el encéfalo respecto a los individuos heterosexuales. La cuestión es si estas diferencias anatómicas son las causantes de la homosexualidad, o es ésta la causante de las diferencias. Por ejemplo, una hipertrofia (desarrollo excesivo) de la adenohipófisis vía exceso de producción de la hormona somatotropina, puede provocar gigantismo. En este caso, la variación anatómica es la causa del comportamiento. Consideremos el caso de unindividuo cuya rutina diaria no implica para nada trabajo intelectual (sí, José Blanco por ejemplo). Con el paso del tiempo, éste irá desarrollando una hipotrofia del lóbulo prefrontal. En este otro caso, el comportamiento es la causa de la variación anatómica (Principio de Lamarck). En los primeros momentos del desarrollo embriológico, las direrencias sexuales son únicamente génicas, en absoluto morfológicas. Sin embargo, llega un momento en que las hormonas empiezan a actuar llevando a cabo la diferenciación sexual morfológica. En el caso del hombre, las gónadas comienzan a descender hacia el exterior (el viaje más importante de un hombre), etc. Es decir, en el momento del nacimiento, si el individuo tiene "pito", tendrá encéfalo típicamente masculino. Como en medicina nada ha imposible, hay casos patológicos en que no se cumple esa "máxima", pero tienen una incidencia prácticamente despreciable. Es lícito pensar, por tanto, que las diferencias neuroanatómicas que presentan estas personas son adquiridas y no congénitas. Ahora la cuestión es el cómo y el por qué de esa adquisición. En este asunto tienen protagonismo las hormonas. Muchos creen que la tendencia homosexual está inducida por cantidades anormalmente grandes de hormonas del sexo opuesto en el organismo. La homosexualidad como patología endocrina. Al parecer no es cierto (y en caso de serlo sería muy atípico), ya que hormonas masculinas (andrógenos) en la mujer producen virilidad, crecimiento de vello terminal, acné, depresión, etc. El equivalente en el hobre: impotencia, ginecomastia (no confundir con adipomastia, muy común), etc. Pero casi siempre, en ambos sexos está acompañado de descenso de líbido y de apetito sexual. Personalmente, no veo a los colectivos gays sin apetito sexual, sino más bien todo lo contrario. Descartemos también un desajuste hormonal como causa. Sumerjámonos pues en el plano psicológico. Numerosos estudios aseguran que la homosexualidad es un trastorno psicológico cuyas causas pueden ser: sentimiento de soledad, de incomprensión, falta de autoaceptación, narcisismo y maltratos familiares en su infancia y adolescencia, además de otros factores "dos rombos" (ansiedad, vicio,...). No son menos los polémicos estudios que aseguran además que se puede tratar e incluso curar. Como cabe esperar, éstos están en el punto de mira de colectivos gays por considerarlos fascistas, retrógrados y cosas por el estilo. Supongamos que alguien se cree listo sin serlo y aquellos que le ven tal y como es, le proponen curarle. Como es lógico, huirá de ellos. Y es que la homosexualidad, para muchos de los que la practican, es una virtud, un don. Ésta es una creencia de la que tenemos culpa casi todos. En un plumazo anterior se hace incapié en la tendencia a discriminar positivamente a las minorías. Y es que ningun heterosexual haría una manifestación si mañana apareciese en portada de todos los diarios la apertura de una bilioteca exclusiva para homosexuales. ¿Ocurriría lo mismo en el colectivo gay si la biblioteca fuese exclusiva para "heteros"?. Evidentemente no. Más aún, habría buena parte de heterosexuales que apoyarían la "bibliogay" y rechazarían la "heterobiblio" por sectarea. En mi opinión, el "lobby gay" se alimenta de los colectivos sociales ultratolerantes cuya finalidad, en muchos caso, no es otra que "tocar las pelotas" a los sectores más conservadores. Es una bomba que les acabará estallando en las manos tarde o temprano y que, como siempre, pagaremos justos por pecadores. Véase lo ocurrido con los nacionalismos y las lenguas peninsulares distintas del castellano.

Un saludo.

Leonardo dijo...

Sr. Fandiño: extraordinario. Más claro, el agua.

El Subdirector del Banco Arús dijo...

Gracias a Tetuates, Miquelino y Fandiño por sus aportaciones. Esperamos contar con ellos más a menudo.

Jesus Vazquez dijo...

he leido muchas burradas.

pero bueno... parece ser q dentro de 50 años seguira habiendo gente q tenga la mentalidad de gente del siglo 18, como los han habido siempre

tengo amigos gays y amigas lesbiana que son geniales.

para nada la homosexualidad es una enfermedad, es una eleccion de felicidad como muchas otras y me parece vergonzo q aun haya padres q echen a sus hijos de casa por ser homosexuales y miles de cosas mas q se sufren en esta, nuestra sociedad

un poco de cabeza, por favor

Boris Izaguirre dijo...

De la misma forma que algunos creen que el gay se hace, también se debería pensar que el hetero se hace.

Para que lo entiendan los anormales homóbofos: ¿que cóño os importa con quien se acuesten los demás? ¿qué veis de raro en parejas del mismo sexo? ¿o es que vuestra mente estrecha no os deja entenderlo?.

El gay nace y no es una enfermedad, la enfermedad está en los que piensan así.

El gay nace, el gilipollas se hace.

Pluma Floja dijo...

Sooooooy yo soooooooy (oig,oig)
yo sooooooooy maricón
maricón de España
siete letras como
siete días trae la semana

y con la gente soy torero
aquí y en el mundo entero
vestido de lagartera de albañil o de fiscal
y me importa un comino
que la gente en mi camino
de mí, quiera murmurar...

Dr Jones dijo...

Un equipo de científicos del prestigioso Instituto Sueco está cambiando la concepción de la sexualidad humana... el cerebro de las personas homosexuales tiene algunas diferencias respecto al de los heterosexuales. En concreto, la simetría de los hemisferios y ciertas conexiones nerviosas de los sujetos gays difieren de lo que cabría esperar atendiendo a su sexo biológico.

Caperu dijo...

¿Que pasa?, el marción se hace o se nace.

Machistas de mierda, que pasa con las lesbianas, nos estais dejando al marjen totalmente.

ya os vale cacho maricones.

Veneficus dijo...

Gracias por vuestras aportaciones, especialmente a teutates y j.l.fandiño, con los que estoy totalmente de acuerdo.

En cuanto a la gente que está en contra de lo que he dicho en mi entrada, esperaba algo más fundamentado que decir que los homosexuales son geniales, la verdad, y aún lo espero, ya que yo he tratado de ser lo más riguroso posible en lo que he dicho y he tratado con el respeto a todo el mundo.

Por otra parte, señor boris izaguirre, en este post nadie ha insultado a los homosexuales, y no creo que se pueda calificar de homófobo, pero es muy fácil de calificar -sin aportar ningún argumento- de retrógrado, rancio, facha y homófobo a quien dice lo que no te gusta, aunque como es el caso, esté basado en hechos científicos. Con sus comentarios se descalifica usted mismo.

Leonardo dijo...

Respetos al máximo. Si no es por no ser, que si hay que ser, se es ...

Que sí, que son muy guays, majetes, graciosos, inteligentes, bondadosos, etc, pero coño, tan normal no será la homosexualidad cuando su proliferación llevaría a la extinción de la especie humana ...

El Cuatrivirato dijo...

El comentario de cabeza rapada de hoy a las 14:10 ha sido eliminado por contener invitaciones a la violencia contra los homosexuales y los inmigrantes.

Se recuerda a los comentaristas que en este blog pueden expresar todas sus opiniones de la manera que quieran, pero no vamos a consentir insultos personales ni macarradas. Están todos avisados. Al que no quiera cumplir esta sencilla norma de ciberconvivencia, le rogamos que no vuelva a participar.

boris izaguirre dijo...

Hay chica, perdona por haber sido tan dura, pero es que me ha salido del alma, tras ver el trato de esta semana en los comentarios.

Que si enfermos, que si nos hacemos o nacemos, hay chica si yo soy así pues soy.

Clebarr dijo...

Bien, después de haber leído estos días pasados las entradas de los distintos miembros del Cuatrivirato, así como las del resto de comentaristas, todavía sigo sin tener una cosa clara y que parece de perogrullo, pero, sigo sin entender el porqué algunos se toman tantas molestias en denostar a los homosexuales.
Que ha habido y hay ejemplos de homosexuales que a lo largo de la historia que han sido grandes poetas, músicos, militares, filósofos,..., eso está fuera de toda duda. Entonces, ¿qué problema grave hay con ellos? ¿No se duchan, no pagan impuestos, son peores patriotas que los hetero, la tienen más pequeña o qué?
Que la homosexualidad sea un trastorno de la personalidad, una desviación intolerable o una anormalidad peligrosa que se cura con terapia, con corrientes eléctricas o con rayos UVA me parece una estupidez colosal. Repito que nadie está en condiciones de aseverar científicamente que un homosexual es más lento, más peligroso o más dañiño para la sociedad que un hetero. Si la única diferencia estriba en que a algunos nos gustan las mujeres y a otros les gustan los hombres y hay pleno consentimiento entre las partes, entonces, ¿qué coño nos importa a los demás? A mi desde luego nada.
Que dos personas mayores de edad decidan unirse, vivir bajo el mismo techo, paguen sus impuestos, sean buenos vecinos, capaces en sus trabajos y sean del mismo sexo, me parece perfecto. Que eso se llame matrimonio, unión de personas del mismo sexo, cuasi-matrimonio, convivencia homosexual o el coño de la Bernarda, da igual, son sólo palabras.
Supongo que como bien dijo una vez Dulcinea, desde mi egoísmo habitual, con que el Euríbor no suba demasiado y con tener contenta a la gente de mi entorno más cercano, el hecho de que alguien se excite con un hombre, con una mujer o con Rantanplán me la trae al pairo.

Meletea dijo...

Mis felicitaciones al caballero Veneficus por su instructiva entrada, que desde luego no se puede decir que no esté argumentada (y con referencias incluidas).

Pero como bien ha dicho Clebarr, yo tampoco entiendo muy bien qué problema tienen con los homosexuales para tomarse tantas molestias. Eso sí, es un tema a debatir como cualquier otro y por lo que estoy viendo da mucho juego.

Sobre la adopción estoy de acuerdo con lo expuesto en la entrada y que debe primar la defensa de los derechos de los más inocentes, en este caso los niños.
En mi opinión, una pareja homosexual podría cuidar, educar y querer a un niño igual de bien (o incluso mejor) que una heterosexual o que una mujer soltera. Pero los dos problemas principales que veo son:

- por una lado, los problemas de adaptación que puede conllevar para el niño ya que, queramos o no, todavía no se ve dentro de la sociedad como una familia "normal" (o tradicional, si lo prefieren)

- por otro, creo que en cierto sentido la adopción se ve como un hito a conseguir dentro del colectivo gay. Y me surge la siguiente duda... ¿no será que muchas parejas quieren adoptar sólo para ser iguales a las demás e incluso sentirse más integradas?

dulcinea dijo...

Yo debo ser la única que comprende al cuatrivirato en este asunto. Decís que no entendéis como alguien "se toma tantas molestias" en atacar a los homosexuales, pero yo, en las entradas que se han publicado hasta ahora no he visto que se metan con los homosexuales, he visto que se meten con que un defecto se haga norma y con que se les dé derechos como la adopción en la entrada de Veneficus.

Isel dijo...

Gracias por el estudio, pero no se puede llegar a conclusiones definitivas, siplemente es un estudio. El cerebro de un hommbre tiende a tener ciertas características, no todos lo tenemos igual, aunque si se tiende. Pero, que todos lo gays tiendan a tener el cerebro de una manera no tiene por qué siginificar que los que tengan el cerebro así sean homosexuales, aplicando una lógica básica.
No sé si hay gente gay "por moda" y otros por causas "orgánicas" quizá sí, quizá no. Pero quien somos para juzgar si es bueno o es malo? eso entra dentro de la esfera privada de cada uno, aparte de absurdos días del "orgullo".
Que cada uno busque la felicidad o satisfacción como quiera, dentro de su privacidad.

Acerca de las adopciones, no tengo una opinión formada. Puede que en la infancia se necesiten esos roles o puede que no, ¿Algún estudio por favor? también es conocido que en la adolescencia muchos intentamos marcar diferencias con nuestros progenitores para "marcar" nuestra personalidad, ¿Significa eso que de una pareja de homosexuales puede salir un "machote"?.
Ninguna pareja por su condición le va a dar ni más ni menos amor por su condción sexual, eso es una memez. Lo que puede influir en un infante es tan amplio y variado que hacer un estudio supone estudiar muchas variables e intentar ver cual puede ser la más influyente, que puede variar en cada caso.

Veneficus dijo...

Señor clebarr me gustaría saber en que lugar de mi artículo he denostado a los homosexuales. Si comentar un trabajo científico es denostar a los homosexuales, venga Dios y lo vea. Si defender el derecho de los niños, venga Dios y lo vea.

Señorita meletea, no son molestias; simplemente esta semana hemos decidido hablar de este tema.

Por último, señor isel no me habrá leído a mí escribir que a partir del estudio del cerebro se pueda ni se deba saber si alguien tiene o va a tener tendencias homosexuales, lo que sería una práctica que podría hacer el Dr. Menguele, sino que en un estudio científico se han visto resultados estadísticos como los que he presentado. En cuanto a la adopción, sí he reseñado algún estudio que indica que los niños sí se ven influidos por sus "padres" o "madres" adoptivos, y no me parece de recibo decir que como no está demostrado que sea negativo, aceptémoslo, sino más bien lo contrario, mientras no se demuestre que no afecta, no lo aceptemos. Como digo, lo más importante es defender al más débil, y no que los homosexuales alcancen un hito, como dice meletea.

alojamora dijo...

Pufff¡ que tema mas delicado este...

Aunque en lineas generales estoy con el cuatrivirato lo que sí me gustaría matizar que aún siendo (según explican) sinónimos de homosexual: pedófilo me parece que no es una palabra que se debiera utilizar porque ya denota un desprecio al colectivo...es mi opinión nada mas...

Y matizar una cosa, me hace mucha gracia la gente que ve la homosexualidad como un tema normal y ve raro que se de tanta importancia con este tema y se haga unos cuantas entradas sobre el tema...y luego critican el que los homosexuales puedan adoptar (como nos comenta Meletea) si tan consideran a esas personas como "normales" por qué les privan de ese derecho? tan normal no lo verán, no?

Yo veo a la homosexualidad como un problema mental como otros que existen y la sociedad debería ayudar a que se curen y no a que nos parezca algo normal.

Meletea dijo...

Por alusión, sólo aclarar a Alojamora que creo que yo en ningún momento he considerado la homosexualidad como algo normal. De hecho, considero que es una desviación de la norma y, viendolo objetivamente, antinatural dentro de la especie humana. Lo cual no quita que merezcan todo mi respeto.

Y me parece un tema tan válido e interesante como otro cualquiera sobre el que debatir puesto que está a la orden del día.

Quizás no me haya explicado bien, pero lo que me resulta curioso y no entiendo muy bien es lo a pecho que se toman algunos este tema... ¿Tan atacados se sienten o tanto miedo les tienen? ;-)

alojamora dijo...

Yo el único miedo que tengo es que lo anormal se vea como normal...

Es decir, que aceptemos una situación anormal y en vez de ayudarles a superarlo se les aliente cada vez mas...y nos lo vendan como algo normal.

¿No ayudarias a una anorexica a superlo? ¿No ayudarias a un esquizofrénico a superarlo o a que no se dejara de medicar? ?No ayudarias a cualquier otra persona con un problema mental a superarlo? ¿ Cómo se supera si no se es consciente de la situación problemática?

ignatus dijo...

Respecto a esta entrada, quiero hacer unos apuntes:

1- El primero felicitar por la concreción razonada de argumentos que hace veneficus en este tema.

2- Personalmente creo que los hechos médicos/físicos en el asunto de la homosexualidad, sin dejar de ser interesantes, no aportan nada al debate, salvo que se trate como una enfermedad y se busque, por tanto, su cura. No lo considero así, pues no supone ninguna amenaza para la salud de nadie, ni conlleva discapacidad alguna.

3- De los documentos aportados como dato, el que hace referencia a la mayor incidencia de los abusos sexuales a menores por parte de homosexuales, de los poco que se puede sacar de la cutre noticia (mal redactada y confusa) está la de que los datos los ha recogido el "Family Research Institute". Como ya dije respecto un libro sobre los nacionalismos, es importante conocer quién “escribe”. Este instituto, en su (columna izquierda, justo al principio) dice que “was founded in 1982 with one overriding mission: to generate empirical research on issues that threaten the traditional family, particularly homosexuality, AIDS, sexual social policy, and drug abuse”.

Traducido (como puedo): “este instituto fue creado para una importante misión: crear investigación en asuntos que ATENTAN contra la FAMILIA TRADICIONAL, en especial la HOMOSEXUALIDAD, el SIDA…”. Es decir, se reconocen a sí mismos como partidistas y que carecen por tanto de la norma básica que debe regir toda investigación, que es la objetividad. Teniendo en cuenta su filosofía es evidente que nunca publicarían nada que no encajase con ella. Algo similar (salvo que aquí no hay datos sino opiniones, y que al menos se puede leer y entender) se puede decir del otro artículo recogido por “La Razón” (que todos sabemos de qué pie cojea y a qué expertos habrá seleccionado). No digo con esto que sean necesariamente falsos los ¿datos?, pero cuando menos son cuestionables (y no piensen que los datos son datos sin más, pues la forma de recogerlos y seleccionarlos determina también el resultado, ahí están el ipc y el paro que hay varias formas de medirlos). Digo esto porque hace un tiempo leí justo lo contrario (en un informe que al menos estaba en correcto castellano y era claro, y aportaba datos concretos), pero lamento decir que ni me acuerdo de dónde lo leí ni tampoco recuerdo quién lo publicó, por lo que también tengo que ponerlo en tela de juicio.

Saludos

Isel dijo...

Gracias Sr Veneficus, en su artículo no lo dcieen ningún momento peor e juego la cabeza a que hay gente que lo entiende asi y por eso me pareció conveniente aclararlo.

Ignatus, claro que tienes razón, es UN estudio, y estaría ver considerar varios estudios para poder llegar a alguna conclusión aunque esto quizá se escape del propósito del blog, si sabes algún estudio al respecto, por favor, pon un enlace.

Acerca de las adopciones, lo que hay que priar son los derechos de los niños siempre y en caso de duda no darlo si puede ser perjudicial por lo que habría que hacer ás estudios al respecto. No se trata de satisfacer aspiraciones de determinados grupos, sino del niño.

Al Neri dijo...

Esta entrada de Veneficus me parece extraordinaria y comparto su opinión sobre la adopción de menores por parejas del mismo sexo. Permitir esta aberración y mirar a ver qué pasa es propio efectivamente de los experimentos del Dr. Mengele.

Anónimo dijo...

sabiais que los que odian tanto a los homosexuales es porque ellos tambien lo son, lo que pasa es que les da miedo salir del armario por lo que pueda pensar la gente. Por cierto los homosexuales no han tenido que pasar por ninguna penuria, ni tampoco han sido marginados ni han tenido que superar nada, solamente han tenido el valor de decir a las personas que quieren como son y si esas personas te quieren te aceptaran tal y como eres porque la homosexualidad no es ninguna "irregularidad" como la llamais vosotros, simplemente es una eleccion que haces para que tu vida sea mas feliz, porque si lo eres lo eres y punto, no debes esconderte de nada solo porque la sociedad en la que vivimos sea una sociedad homofoba y machista... AAh, y antes de criticar nada, primero informaros bien porque todo lo que estais argumentando me recuerda a la mentalidad que habia en el siglo 18 y creo que ya estamos en el 21... Nada más.

Anónimo dijo...

Me sorprende que haya gente con esta mentalidad. Me sorprende y me asusta.

Los niños adoptados por un matrimonio homosexual corren los mismos riesgos que el resto. Dices que tienen más posibilidades de ser homosexuales... yo creo que más bien son educados en la tolerancia y ello les lleva a ser más libres a la hora de desarrollar sus preferencias sexuales.

Muchas más cosas querría discutirte, pero me cuesta crees que realmente penseis así y me llevaría horas comentar todo.

Saludos.

PD: La homosexualidad se ha encontrado en más de 450 especies, la homofobia solo en una... Piensa en ello.

Al Neri dijo...

¡No se asuste, hombre!

La homosexualidad efectivamente es algo que existe en el reino animal y en los humanos, y eso es algo que no puede cambiarse. Pero los seres humanos somos la única especie capaz de desarrolar un código moral y, por lo tanto, de darnos cuenta de que ceder a la tendencia homosexual es una depravación.

Saludos.