domingo, 4 de enero de 2009

EL COMENTARIO DE LA SEMANA (24): HAN USURPADO UN HÁBITAT QUE NO LES CORRESPONDE

El mejor comentario de las dos últimas semanas ha sido:

"Comparto
totalmente la opinión del autor sobre los bicicleteros, especie urbana especialmente molesta sólo superada por sus cercanos parientes los ciclomoteros, que a las cualidades expuestas añaden la de ser una especie especialmente ruidosa y enervante. Ambas especies han usurpado un hábitat que no les corresponde y son generadoras constantes de situaciones de peligro.

Hablando de peligro, hay una subespecie, el ciclista dominguero, que, además de molesta, es especialmente peligrosa por la ausencia total de materia gris en su primitivo cerebro.

Esta subespecie dañina, acostumbra a circular por vías interurbanas, preferiblemente por las de arcén más escaso o inexistente. Suelen aguparse en bandadas que gustan de situarse en paralelo en columnas de dos o más ejemplares, obligando a los conductores a peligrosas maniobras para esquivarlos. Actualmente están sobreprotegidos por la ley, que cae con su peso más avasallador sobre cualquier conductor que se lleve por delante algún ejemplar, aunque el atropello haya sido culpa exclusiva del animal pedaleante. Dada su superpoblación, soy partidario de que se levantase la veda sobre esta enojosa especie".

Autor
: Txiripitiflautiko

3 comentarios:

Miquelino Flynn dijo...

¿Y no pasa algo parecido con los coches? Es decir, los barrios nuevos con sus calles anchas, con dos carriles para cada sentido, rectas largas, posibilidades de fácil aparcamiento... pueden ser muy cómodos para el coche. Pero el casco viejo no se hizo precisamente pensando en este medio de transporte. Entre otras cosas porque no existía. Y a pesar de que algunas calles se han ido adaptando sigue resultando bastante incómodo circular por ellas en coche. ¿No ha invadido también el coche un hábitat que no le correspondía y nos ha obligado al resto a adaptarnos a él?

Yo no soy ciclista, no me considero tal. Lo intenté hace unos años, durante un tiempo hasta que me cansé de arriesgar el físico cada día así como de las dificultades para poder circular siguiendo un Código pensado para coches. Sin embargo sigo teniendo una estima por quienes optan por la bici para sus desplazamientos y sigo pensando que este medio puede solucionar buena parte de los problemas que se dan en una ciudad. A pesar de que se pueda asociar su uso limitándole a unas determinadas filosofías, cosa que por otra parte me parece bastante absurdo. Va a llegar el día que a base de politizarlo todo la propia política va a perder su sentido.

dulcinea dijo...

Pues si, miquelino, tienes toda la razon, lo que pasa es que sea cual sea la causa de que las ciudades esten como estan al servicio de los coches, tenemos que reconocer que ir en bici por las ciudades ademas de ser peligroso para el ciclista es peligroso y molesto para los demas, tanto peatones como conductores, ademas los ciclistas no respetan las normas de circulacion, van en sentido contrario, se saltan los semaforos, van por las aceras y hacen lo que quieren.

Miquelino Flynn dijo...

Pues sí, también tienes razón porque hay de todo entre los ciclistas, de la misma forma que también entre conductores y peatones, no lo olvidemos tampoco. En todos estos colectivos hay gente que es respetuosa con los demás y es buena circulando, lo cual también facilita la circulación de los demás. También entre los ciclistas. Y a lo que me refería es que tal vez si hubiera más buenos ciclistas se podrían resolver algunos problemas que se dan en las ciudades. Que también les hay malos, irrespetuosos... pues sí, también. Y seguirán siendo malos conductores e irrespetuosos conduciendo un coche, así que casi peor...

Quizás lo ideal sería que la enseñanza se tomara este tema en serio y diera una educación vial a los niños desde que son pequeños. Y no sólo como peatones y ciclistas, que algo hay en ese sentido ya aunque con poca relevancia, sino también como conductores una vez que ya hayan cumplido la edad.