viernes, 30 de enero de 2009

LA REBELIÓN DE LOS GAÑANES

«En los capítulos anteriores he intentado filiar un nuevo tipo de hombre que hoy predomina en el mundo: le he llamado hombre-masa, y he hecho notar que su principal característica consiste en que, sintiéndose vulgar, proclama el derecho a la vulgaridad y se niega a reconocer instancias superiores a él. Era natural que si ese modo de ser predomina dentro de cada pueblo, el fenómeno se produzca también cuando miramos el conjunto de las naciones. También hay, relativamente, pueblos-masa resueltos a rebelarse contra los grandes pueblos creadores, minoría de estirpes humanas, que han organizado la historia. Es verdaderamente cómico contemplar cómo esta o la otra republiquita, desde su perdido rincón, se pone sobre la punta de sus pies e increpa a Europa y declara su cesantía en la historia universal.»

José Ortega y Gasset.
La Rebelión de las masas. 1.930

  • Dejar pasar antes a una mujer es cursi.
  • Ceder el asiento a una anciana es de remilgados.
  • Intentar escribir sin faltas de ortografía es de sabiondos.
  • Cumplir con el trabajo propio lo mejor posible y exigir en proporcionalidad a los subordinados es de tiquismiquis.
  • No dejarse dominar por exageradas expresiones de alegría y ponerse a brincar o gritar como un mono es de sosos.
  • No subirse a un semáforo sin camiseta a gritar como un cavernícola cuando la Selección gana la Eurocopa es de aburridos.
  • Comer con cubiertos es de pretenciosos.
  • Procurar respetar las normas de la RAE es pedante.
  • No decir ordinarieces a una moza de buen ver es de marigayes.
  • No llevar la música a todo volumen en el coche mientras circulas a 120 km/hora en poblado es de monjas.
  • Que el fútbol no sea tu primera conversación es de engreídos.
  • No ir borracho de juerga mientras gritas lindezas como «Me cago en mi puta madre» entre las risotadas y aplausos de los amigotes es de vanidosos.
  • Tratar de usted a un desconocido o usar el vocativo señorita para referirte a una cajera o una teleoperadora es de estirados.
  • No acabar una noche de juerga bañándose en calzoncillos en una fuente es de empalagosos.
  • Tratar de recordar mínimamente lo estudiado en el bachillerato es de gilipollas.
  • No ver cine español es de incultos.
  • No comulgar con tesis homosexualistas es de ignorantes.
  • No votar a ZP es de fachas.


Pues claro que sí: ¡¡¡UN HOMBRE O UNA MUJER, UN VOTO O UNA BOTA!!!

15 comentarios:

Natalia Pastor dijo...

La falta de educación,de buenos modales, es preocupante.
En vez de esa EpC estalinista y adoctrinatoria,podían imponer clases de urbanidad,que le vendría muy bien a toda esta plebe malencarada,soez,violenta y ordinaria con la que nos cruzamos todos los dias.

j.m dijo...

En conjunto comparto la crítica que hace el Subdirector. Sin embargo me enfrento a una paradoja personal, y es que (de entrada)desconfio de un hombre abstemio al que no le gusta el fútbol...

Aprendiz dijo...

Amigos Viperinos, he encontrado un blog en el que os nombran e incluso comentan sobre vosotros, no sé si lo habiais visto, pero aquí os dejo el enlace.

http://barbijaputa.blogspot.com/2009/01/meme-para-vosotros.html

Por supuesto es para criticaros, eso es lo gracioso, sobre todo cuando le echéis un vistazo por encima al blog.

Bueno, solo os lo digo para que sepáis de lo famosos que sois.

Besos

El Subdirector del Banco Arús dijo...

Pues sí, Aprendiz, muy interesante el blog de la individuA ésa tan recomendable.

Lo preocupante sería que cierta gente hablara bien de otros pues a una persona se le puede medir por la talla de sus amigos pero, sobre todo, de sus enemigos.

Como dijo Don Quijote (que también era católico): "Ladran, luego cabalgamos".

j.m. No soy abstemio. Es más, de hecho y como ya he mencionado alguna vez, las únicas mujeres que nunca me han traicionado creo que son las señoritas Bacardí y Barceló ;-) Pero no me gusta el fútbol. Me gustó en tiempos, hace ya años pero ahora lo detesto y cada vez más.

Natalia Pastor. Cuando mi madre era niña, en los colegios tenían una asignatura llamada Urbanidad en la que enseñaban las normas básicas de educación, comportamiento, protocolo... Por muy humildes que fueran las gentes, se valoraba mucho tener educación, estudios y cultura. Ahora, con la EpP(Educación para la Progresía), los chicos seguirán sin saber quién era Carlos V o el coseno de 90 grados pero, eso sí, estarán abiertos a nuevas orientaciones y experiencias sexuales. Gracias, ZP.

Por cierto, recomiendo al todo el mundo la entrada de hoy del blog de Natalia Pastor sobre la sentencia (o presentencia) política del Supremo sobre la Educación para la Ciudadanía. Todo un ejemplo de que en España el estado de derecho y la separación de poderes ha terminado de fenecer. Esto ya es la ley de la selva (del Proyecto Simio).

Al Neri dijo...

Cada vez está más de moda regodearse chulescamente en las propias limitaciones intelectuales y educativas, en la propia vulgaridad. Como decía Ortega, es como si la gente reclamara su derecho a ser mediocre en plan de "yo no voy a ser menos que nadie por no tener cultura ni modales".

Es una pena, porque yo de verdad me quedo admirado, como abducido, cuando conozco a alguien con verdadero talento, con verdadero ingenio, con una cultura superior a la mía, y más aún si tiene una educación exquisita, de ésa que piensas que da gusto tratar con gente así.

En estos casos a mí me entra una especie de envidia sana, y me hago muy consciente de mis muchas limitaciones, y no se me ocurriría ni por asomo ponerme a decir que vaya pedante o vaya repipi, que para lo que sirve la cultura hoy en día, qué mucho saber chorradas y a ver cuánto gana, que a mí nadie me mira por encima del hombro... Precisamente todos los palurdos expresan sus envidias más venenosas alegando que los que saben más que ellos o son más educados les miran por encima del hombro, cuando no es más que una sensación suya que nace de su propia mezquindad.

Me ha gustado lo que ha dicho J.M. de que desconfía de abstemios y antifutboleros. Yo desconfío de la gente demasiado callada y también de los que por norma nunca beben ni una gota de alcohol. "Todo hombre que no bebe guarda un secreto". En cuanto al fútbol, a mí no me gusta, pero respeto a los que tienen auténtica afición. Y subrayo lo de auténtica, porque el fútbol para los muchos hombres se ha convertido en un tema social de conversación, en una especie de muletilla para relacionarse con otros hombres, romper el hielo o llenar los silencios incómodos comentando el derbi Madrid-Barça o el último gol de no sé quién, aunque no les guste este deporte o -peor aún- no se tenga ni puta idea. Para este tipo de comunicación prefiero tirar del "se ha quedado buena tarde" de los ascensores o, casi mejor, callarme en vez de decir vanalidades.

Joven Madrileño dijo...

Y no eructar cavernariamente cuando comemos despeinando a quien tengamos enfrente de nosotros es de pudorosos.

"Precisamente todos los palurdos expresan sus envidias más venenosas alegando que los que saben más que ellos o son más educados les miran por encima del hombro"

Hombre, se te olvida el tamaño de su ego, que también importa (es que me estoy acordando de unos cuantos profesores de universidad xD). Porque como todo en la vida, cada persona es un mundo. Seré un palurdo... xD

sefo dijo...

Me parece que negarse a ver cine español por sistema sí es de personas cerradas e incultas.

El Abogado Chalado dijo...

Estimados cuatriunvirato: -En especial a Al Neri-
Gracias por escribir en mi blog. Por lo que veo eres un auténtico apasionado del padrino. La imagen de tu perfil corresponde al momento en que Al mira al otro "Al" -el de verdad- reconociendo la orden: "mata a mi hermano". Soberbia película y soberbio nombre de blogger.
En cuanto al post de acuerdo en todo. Estupendo el extracto de Ortega y Gasset.
Ahora eso sí, yo de lunes a viernes de traje y corbata y de buenos días.
Pero el fin de semana budanda, camiseta y Aupa Zaragoza, aunque este año vamos de capa caía.
Creo que la conclusión que yo daría a todo es que en el término medio está la virtud.
Aficionado a todo. Forofo de nada.
Ni de nadie, claro. Política incluida.
Con vuestro permiso incluyo vuestro blog en el blogroll del mío que dicen los enterados del interné.
Saludos atlánticos desde Tenerife.

El Subdirector del Banco Arús dijo...

Señorita Sefo, nadie está hablando de ser cerrado sino de ser masa o de ser un gañán.

A sus pies.

Gurney Halleck dijo...

En general estoy de acuerdo con lo que dice, pero... noto en ésta y en otras de sus entradas un gran rencor. Me ha recordado algo que leí hace un tiempo y ojeándolo de nuevo he visto una cita que me parece apropiada:

“ ¡Nauseas siento cuando les sale de la boca la palabra “virtud”! Y cuando dicen “soy justo” suena como si dijeran “¡Estoy vengado!” ”

Espero no resultar... “pedante”.

El Subdirector del Banco Arús dijo...

Sustituya la palabra rencor por desprecio y estará algo más acertado.

eligelavida dijo...

Muy bueno, y el texto de Ortega y Gasset es como si hubiera sido escrito ayer.

Al Neri dijo...

Joven Madrileño.- Seguro que me he explicado muy mal, porque claro que hay gente que mira a los demás por encima del hombro cuando tiene el ego muy subido. Lo que he querido dar a entender es que los envidiosos suelen estar obsesionados con que quien es, quien sabe o quien tiene más que ellos les mira despectivamente.

Abogado Chalado.- Bienvenido. Tenerife es una isla maravillosa. Espero que las visitas regulares de un abogado a nuestro blog no nos cuesten dinero, ;-). Soy un padrinófilo fanático. Hace tiempo, en mi comentario de un post explicando el origen de nuestros nicks , conté la historia del personaje Albert Neri; a lo mejor te gusta leerlo.

Por cierto, animo a la gente que se haya incorporado a La pluma desde entonces a que nos cuente en ese post por qué se puso su ciber-apodo.

El francotirador dijo...

Yo creo que esta sociedad mediática en la que vivimos ha dado como resultado que cualquier idiota se haga notar para hacerse ver por televisión u oir por la radio utilizando su variopinto repertorio de idioteces.Por cierto también falta en el catálogo al que hace mención el subdirector,el de si no pides un credito para irte de vacaciones al Caribe o hacerte una operación de cirugía estética eres un pringadillo.Pero a mí me gusta el futbol,eso si detesto más que nadie a los energúmenos que aprovechando la coyuntura de una victoria de su equipo salen a la calle rebuznar y a hacer animaladas.

SUSI dijo...

Los gañanes no tienen perfil alguno,los hay de cualquier condición,lo cierto es q cada vez haya mas gente,que se considera en posesión de todos los derechos.Los del botellón,y yo tengo uno debajo de mi casa,hablan no como si fuera una actividad cultural o juvenil,sinó como un derecho fundamental e irremediable.Están los q llegan a una cola y se cuelan por toa la cara,como si los demás q esperamos no existieramos.
Un vecino de Cáceres,ha sido condenado a 22 dias de trabajo,y una multa de 700 euros por conducr sin carnet,pensareis q está arrepentido,pue no,está indignado,dice q lleva desde los 14 años conduciendo y q tiene mucha mas experiencia q cualquier otro conductor,y q no se ha sacado el carnet porque no sabe leer ni escribir,y no se ha planteado aprender,porque no le hace ninguna falta.
CON DOS COJONES¡¡PORQUE YO LO VALGO!!.