viernes, 25 de septiembre de 2009

VALLISOLETANOS: BORDES Y FACHAS

Los habitantes de casi todas las regiones o ciudades de España suelen tener un sambenito: Que si los madrileños son chulos, que si los andaluces son vagos, que si los catalanes son roñosos… Muchas veces se trata de topicazos. Además, aunque la fama tuviera una base histórica, lo cierto es que con la movilidad de la población que existe hoy en día y sobre todo con la afluencia masiva de pueblerinos a la ciudad y de gente de todo el país a las dos grandes urbes, ya no tiene mucho sentido sostener estas ideas preconcebidas.

Los oriundos de mi ciudad no íbamos a ser menos y también tenemos nuestros sambenitos. Concretamente dos.

El primero es que somos unos bordes y unos insociables. A mí siempre me ha parecido algo exagerado, pero si me pongo a comparar con otras latitudes españolas (por mi experiencia), he de reconocer que el personal de atención al público en Valladolid (dependientes, cajeras de supermercado, camareros, etc) resulta notablemente más seco.
En el mismo Madrid, o incluso en otras capitales de nuestra región, yo me fijo que las cajeras del súper charlan amigablemente con los clientes o hacen comentarios de cualquier cosa. Vamos, que son simpáticas y agradables. Pero aquí en Pucela vas a una tienda y es muy habitual que te despachen sin decirte una palabra y sin mirarte siquiera. Algo que por cierto yo agradezco horrores, ya que, como buen vallisoletano, me revienta que la gente del comercio se ponga a darme chacharilla y me desagrada muy en particular confraternizar con los camareros de los bares de copas, algo que es muy típico en muchas ciudades y ambientes. Pero vamos, es que yo en estos temas debo de dar el perfil de pucelano al 100%, porque con gente que no conozco tengo fama de ser más estirado que Rossy de Palma con tricornio.

En esa misma línea también se dice que los grupos de amigos de mi ciudad son muy cerrados a las “nuevas adquisiciones”, es decir que si te trasladas a Valladolid con cierta edad o incluso te matriculas en una Facultad sin conocer a nadie, te pueden dar las uvas hasta integrarte en una pandilla.

Una explicación que suele darse a nuestro presunto déficit de sociabilidad es el duro clima de la Meseta. Como por aquí desde siempre ha hecho un frío del carajo en los meses de invierno, la gente por la calle no se paraba casi ni a saludar. No como en los pueblos andaluces, que están todo el día haciendo el lolailo al sol, sacando las sillas a los portales, dando palmas, voceando y esas cosas…

La segunda mala fama que nos han encasquetado es la de fachas. La verdad es que esta etiqueta no la hemos tenido hasta principios de los 80. Si bien es cierto que en la provincia siempre ha habido bastantes conventos y cuarteles, y un ambiente austero y conservador, el infamante apodo de “Fachadolid” se lo debemos a un torticero reportaje sobre la ciudad que la revista Interviú publicó si no recuerdo mal en el año 1981. En este artículo, titulado precisamente “Fachadolid” (ellos acuñaron la palabra), se hacía un recorrido sensacionalista por los atentados que la “extrema derecha” local había perpetrado en los últimos meses y que habían convertido la capital castellana en el punto de mira de los periodistas y en protagonista de los telediarios. Haciendo memoria podemos recordar, entre otros, las bombas que estallaron en la sede de la CNT y del Movimiento Comunista; el legendario asalto a tiros al bar de rojos El Largo Adiós (que todavía existe); las agresiones perpetradas en la Facultad de Derecho, con amenazas graves al Vicedecano, o el atentado con cóctel molotov en la iglesia de los jesuitas y en la Sala Borja…

Aunque los tiempos han cambiado, los sectores patrióticos vallisoletanos llevan adormecidos más de dos décadas y hemos tenido un gobierno municipal sociata la tira de años, el lugar común de que somos unos fachones parece seguir igual de vigente.

Los que no sois de Valladolid, ¿nos veis así realmente?, ¿o es un complejo nuestro?

49 comentarios:

Clebarr dijo...

Los pucelanos sois unos pajilleros.

J. F. Sebastian dijo...

Creo que el estereotipo se puede generalizar a los castellanos, en buena parte debido a nuestro clima como bien dices. También tenéis -o tenemos- fama de ahorradores y austeros, pero eso no vendería y mucho menos en 'Interviú'. Los madrileños tenemos el sambenito de la chulería. Pero cuando vas por ciertas zonas del sur de España parecen decir 'besa por dónde pise' cuando te hablan. También es cierto que en ningún sitio he visto tanto paleto por km2 como en Madrid, que curiosamente no paran de decir que es de izquierdas pero lleva muchos años gobernando la derecha.

Clebarr dijo...

Bueno, venga me voy a poner serio, que luego el Subdire y Neri, me llaman al orden.
Prometo que lo que voy a contar es rigurosamente cierto y que no quito ni pongo nada de mi cosecha.
Esto daría para una entrada con el título de "Andaluces por el mundo".
1.-Hace poco, estuve unos días de vacaciones por el Caribe y conocí en el chiringuito de la playa a un chico andaluz que después de saludarme con dos palmaditas en la espalda al ver que hablaba en español, se puso a voz en grito a chillar al camarero: "Hipólito, quiiiiiiiiyo, cágon la puta de oros. Te hise caso y esta noxe he exado 3 polvos a la parienta sin sacarla. He tenido que llamar al médico para que la diesen puntos. La he dejado el xoxo como un bebedero de patos".
2.- A la vuelta de un viaje, en un aeropuerto cualquiera, una parejita de malagueños nos preguntan: - "Y uztede, ¿de dónde son?
-"Pues somos de Valladolid"
-"¿Valladolid? ¿Y eso por donde queda?"
-"Joder, ¿no has oído nunca Valladolid?. Sí, hombre, una ciudad al norte de Madrid".
En eso la mujer del andaluz, sale al quite:
-"Ahhhhhhhh, claro, Manué, cojóne. Valladolid es donde se hace Gran Hermano"
-??????????????????????
- "No, chicos. Vosotros habláis de Guadalix"
-...........................
3.- Se les reconoce también porque en los bares "húmedos" de la piscina, se sientan a primera hora de la mañana y no abandonan el asiento hasta justo el cierre. Se les distingue bien por los gritos que pegan "Ozú, quiyo, arriquitán,..." y porque llevan media hora con un cigarrito apagado en la mano.
4.- Si esto no es suficiente, la prueba definitiva la tienes cuando por ejemplo, en una noche donde te vas a cenar al Restaurante de pescados y mariscos, son los que tienen el plato rebosante de trozos de pizza.

De verdad que esto es rigurosamente cierto y no me invento nada. Confío en el sentido del humor andaluz para que se lo tome con señorío.

¡Musho Betis!

Aprendiz dijo...

Muy interesante la entrada. Yo que puedo decir, el único vallisoletano que he conocido en mi vida eres tú, y eres borde para reventar y más seco que la mojama... jajajaja Claro, ya no sé si los demás lo son también ;-)

Pero no te ofendas, que una persona seria con un humor irónico tiene su gracia.

sefo dijo...

Yo veo bastante diferencia por ejemplo con Palencia, pues yo me muevo bastante entre ambas ciudades. Los pucelanos son muchísimo más secos que los palentinos, también al hablar, y es verdad que los que atienden comercios son muy serios. A ver, no es que no sean correctos, que lo son, si no que son más formales y tienden a no sonreir y eso hace mucho. Tambien hablan poco y no sacan nunca temas personales. Por ejemplo en una tienda de ropa te sacan la prenda y no dicen ni pío de si te sienta bien o mal, ni sacan conversación.

ignatus dijo...

Hola.

Yo, desde dentro, sí considero que somos secos (a menudo en exceso) y que, pese al alcalde del PP los últimos años y presidente de la Junta siempre, no somos especialmente fachas.

Yo en mi trabajo, cara al público, soy muy amable porque entiendo que es mi obligación y sobre todo porque me sale ayudar en lo posible.

Pero en mi "vida civil" soy un desaborío que cumplo con mis obligaciones de cortesía (buenos días, adiós, ¿le ayudo con la compra?) pero no conozco el nombre de mis vecinos, ni me interesa su vida(cada uno en su casa y Dios en la de todos) y me cuesta mucho hacer nuevos amigos.

Eso sí, como buen pucelano, también me son propias las muchas virtudes que a los de mi ciudad se les atribuyen... sean las que sean (¡joder, alguna habrá, digo yo)

Adiós.

soldado_vikingo dijo...

Yo en la vida he conocido a ningun pucelano, asi que no puedo decir que me pareceis.

Chirly dijo...

Soldado Vikingo, seguramente hayas conocido a cientos de miles, sólo que no lo sabes porque los pucelanos nunca revelamos nuestra identidad.

Chirly dijo...

En realidad, nunca nos relacionamos con nadie.

Chirly dijo...

Y si alguien que no conocemos se acerca a nosotros para hablarnos, tiramos una piedra detrás de él, y aprovechamos que se vuelve para salir corriendo.

Si aun así consigue entablar conversación con nosotros e intenta averiguar nuestra procedencia, explotamos justo antes de revelarla, es una función secreta inscrita en nuestro particular ADN.

Rocco Lampone dijo...

Sr. Chirly, el médico le dijo a Ud. que la Hendricks debe tomarla con moderación, pero que se abstuviera de quemarla y absorber su olor, que era malo para la salud...

Rocco Lampone dijo...

Sinceramente debo decir, como vallisoletano, que se oye mucho que somos secos, aunque yo me imagino que habrá de todo, como en botica.
Yo particularmente no me considero seco, y en mi trabajo de cara al público y con clientes siempre intento atender lo mejor posible y con la mejor de mis sonrisas.
En cuanto a ser fachadolid, pues es una fama inmerecida, pues yo creo que estan muy equilibradas las fuerzas.

EL FRANCOTIRADOR dijo...

Pues en el 88 cuando estaba haciendo la mili coincidí en el cuartel con uno de Valladolid que era más pijo que pijo,que además estaba enamorado de Elizabeth Taylor.

pucelanolejos dijo...

se te olvidan dos estereotipos que tienen parte de realidad

-agarrados
-cumplidores

respecto al segundo , un dia oi esta frase, que despues de vivir en pucela muchos años no habia caido pero es cierta cierta

"si un dia invitas un dia a un tio de valladolid a un cafe se acordara toda la vida que te debe un cafe"

la gente de valladolid no es absoultamente nada a invitar hacer regalos etc...pero si le han invitado se siente en la obligacion absoluta de devolver la invitacion, solo devolver la invitacion, nada mas, nada de excederse

pensadlo, es una verdad como la catedral

Por otro lado Neri, hace un tiempo via links , encontre tu blog, y aunque no estoy de acuerdo contigo siempre, me gusta leerlo

Aun sigo yendo a Pucela alguna vez al año y me gustaria coincidir contigo alguna vez, seguro que tenemos amigos comunes

Al Neri dijo...

Curiosos comentarios.

Chirly, es usted un cachondo (lo digo por su participación en este post, no en el anterior ;-) )

De acuerdo con lo que han dicho lo de la fama de ahorradores, austeros y hasta tacaños. Yo a la gente más rata la he conocido en Valladolid. Tengo amigos desde hace muchos años a los que jamás he visto invitar ni siquiera una cañita. A veces cuanto más ganan, más ratas.

También es muy cierto lo de cumplidores que dice pucelanolejos: se percibe una excesiva preocupación por no ser el único que no ha pagado una ronda, por devolver visitas o invitaciones a casa, regalos, etc... Es cierto que fuera de la provincia parece que hay más naturalidad con estos temas. Es otra funcíón que llevamos inscrita en "nuestro particular ADN".

¡Cómo te pasas, Aprendiz! ¿Cuándo he sido yo borde o desaborío contigo? Lo que pasa es que los sureños si no das alaridos, cantas y dices "quillo" y "ozú" se piensan que estás cabreado.

Clebarr, aunque su comentario me ha resultado excesivamente tosco, de dos rombos, coincido con usted en que los andaluces son la peor tarjeta de presentación que padecemos los españoles en el extranjero. Recuerdo haciendo el Camino de Santiago con el señor Subdirector, la vergüenza ajena que pasábamos en los albergues cuando llegaba un grupo sub-despeñaperrero.

Lampone, es que usted es muy salao.

Sefo, llevas mucha razón. Me acuerdo cuando hace años íbamos los colegas a Palencia algún fin de semana... Ligábamos mucho más (bueno, mejor dicho, ligábamos algo).

Ignatus, creo que los pucelanos, más que fachas, lo que son es muy esclavos de su imagen y del que dirán (de estar arregladitos, etc). Creo que lo decía un día Suso en este blog: es muy típico arreglarse a saco para pasear el domingo por la calle de Santiago y que te vea todo el mundo.

Máster en Nubes dijo...

En defensa de los de Valladolid

No lo soy, pero como si lo fuera, y con permiso, por doble vía familiar, voy a la defensa no encendida, pero espero que algo cálida de la parte que yo conozco y quiero.

A un vallisoletano de pro, de los de toda la vida, no le vayas con bullshit, de tonterías y mariconadas las justas, es decir, ninguna, lo que hay que decir se dice, pero sin rodeos.

Ciertamente, no les gusta molestar y por eso callan y callan y callan a veces como buenos castellanos. Y sufren, y sufren y sufren en silencio. Las hemorroides o de lo que se trate. Eso, que no es pasividad, sino un cierto señorío aunque por no molestar se mueran a veces. Doy fe de ello.

Más sobre Valladolid: trascendencia. O por lo menos así era antes. Mire Vd., hay dos o tres temas realmente importantes, y uno de esos es que nos vamos a morir, así que menos bromas (esto tiene su parte buena y su parte nefasta, lo sé). El caso es que no me sea Vd. tan zascandil, tan ligero, tan frívolo y sea un poco, coño, eso, serio (seria).

Y todavía más: si a setas, a setas, si a relojes, a relojes. Menos lobos caperucita, o por lo menos menos con nosotros, que os vemos el plumero.

Muchas cosas admirables, muchas, aunque no se puede generalizar. Sobriedad la primera, una sobriedad impresionante (por lo menos antes): no roñosería, sobriedad. Ni un ay, ni una queja, ni nada. Ya digo que bien pero como todo su parte terrible: ¿me pdrías decir qué narices te pasa que te estás poniendo azul y ni te quejas?

Máster en Nubes dijo...

¿Qué les falta a los de Valladolid?

Me atreveré yo que les quiero.

Sólo una cosa: más sentido del humor. Reirse más no de otros -que lo pueden hacer muy bien-, de ellos mismos, de verdad. Tomarse menos en serio.

Pero viendo a las nuevas generaciones, parece que "la cosa" va pero que mucho mejor.

¿Que les sobra a los pucelanos?

Un señorío castellano que deja en muy mala posición a otros (madrileños, para empezar); un dominio a veces excesivo sobre uno mismo que hay que desatar de vez en cuando, sin miedo, hala, que metemos la pata y que se vea. Un qué dirán no malo, hasta bueno. Un no querer dar cantares, que hablen de nosotros ni para bien ni para mal. Un excesivo celo y discreción que mezclado con que no se quejan puede derivar en alguien que lo pasa fatal pero él -ella, más bien- ahí aguantando el fuerte, y muriéndose de un modo u otro a chorros.

Venga, creo que como defensa es suficiente. Lo repito: no lo soy, pero les quiero.

Embajador en el Infierno dijo...

Llego un poco tarde pero no me resisto a dejar mi comentario.

Solamente he estado dos veces en mi vida en Valladolid, y creo que no he entrado en ningún comercio ninguna de las dos veces, de modo que sobre ese particular no puedo opinar.

En mi juventud tuve relación de amistad con unas chicas de Valladolid, y eran estupendas. Eso si, se les calentaba la sangre muy rápido. En cuanto hacías la más mínima cosa que pudiera catalogarse remotamente de "faena" te echaban un puro del carajo de la vela y pasaban 3 días sin hablarte.

Aprovecho para tirarme el pisto y declarar que el más famoso vallisoletano actual, Miguel Delibes, es familia mía. Nunca le hemos dado mucho la brasa pero cuando hemos acudido a él para cualquier cosa (en general tonterías) siempre se ha portado cariñosísima y amabilísimamente.

De modo que mi impresión sobre los pucelanos es muy positiva, basada en una experiencia mínima. Lo de "Fachadolid" siempre me ha parecido la mar de ocurrente y sobre todo me siento identificado porque en el colegio hacían con nuestro apellido la misma "composición".

Para terminar, lo que me joroba una barbaridad es que en España prácticamente nadie sepa de la existencia del "Royal English College" donde se llevan formando curas ingleses y galeses desde 1569. En el catolicismo británico Valladolid y su colegio inglés son una institución.

Entre sus logros, aparte de casi 30 mártires, el equipo de fútbol del colegio le metió un 6-2 al Real Madrid en 1907. Estaría interesado en saber si el Real Valladolid ha conseguido algo similar en sus años de existencia.

En fin, que haber si contáis algo del colegio inglés.

Aprendiz dijo...

jajajaja desde luego Al Neri, no puedo decir que hayas sido borde conmigo (ni con nadie) pero un poco seco no lo puedes negar :p, pero si te lo digo es para darte rienda suelta a que te metas con los andaluces, que sé que te gusta mucho!! ;-) jajajajaj

Aprendiz dijo...

Por cierto, que a mucha honra ser andaluza, que el resto de España sólo nos critica por pura envidia, eso sí, no esperamos que lo reconozcáis ;-) jajajaja

Máster en Nubes dijo...

a ver, hay un colegio inglés y además otro que llamábamos "los escoceses" que había en Boecillo, pueblo a 8 km de Valladolid, y que creo estaba vinculado al inglés de la ciudad.

El caso es que ese colegio "de los escoceses" se encontraba muy cerca de las famosas (bueno, por lo menos para mí) bodegas de Boecillo, es un edificio todavía creo que en pie comprado creo saber que por el mimso que tenía las bodegas del Yugo -pero no estoy segura del todo- pero creo que no ha hecho nada con ese edificio. Acabo de leer que iban a hacer un hotel, pero la noticia es antigua.

Sigamos con la historia, en mi juventud, allá por los años 70 en dicho edificio había misa a diario, que no en el pueblo. Allí íbamos varios familiares prontito por la mañana. Estaban chicos ingleses y escoceses, seminaristas, jóvenes todos, pelirrojos en mitad de Castilla (claro que nosotros los de Castilla tenemos también muchos así). Pues bueno, pasaban allí el verano los seminaristas y de vez en cuando pues lo normal, salían a dar una vuelta por la zona.

El colegio lo mandó construir Felipe II para formar seminaristas de Escocia al parecer.

Tengo un recuerdo imborrable de la capilla y aquellas cabezas todas pelirrojas, yo una niña entonces.

Se debió de cerrar en los 90, no sé, ha estado deshabitado mucho tiempo.

Embajador en el Infierno dijo...

Master- ¿Ves?. No tenía ni idea que además había un colegio de escoceses. En Gran Bretaña siempre funcionan así: ingleses y galeses por un lado, y escoceses por otro. Entiendo que el colegio inglés sigue en pie y que aunque ha perdido su categoría de seminario mayor por falta de vocaciones, sigue funcionando como seminario donde los futuros sacerdotes de Inglaterra y Gales pasan un año de estudios.

Al Neri dijo...

Embajador en el Infierno, yo sé que en la calle Don Sancho hay una residencia de ingleses donde dicen misa en latín por la mañana y después te invitan a desayunar. Muy majetes.

Me ha gustado lo de Delibes. Soy un gran forofo suyo. Tengo en casa toda su bibliografía, y algunos libros firmados. Me hermana cuando estaba en el cole se presentó un día en su casa cargada de bolsas con novelas y le pidió a su secretaria que se las dedicara a mi padre, a mí y a ella. Le dijeron que los pasara a recoger la semana siguiente. Cuando mi hermana salió y se cerró la puerta tras de sí, oyó entrar a Delibes y decir: "Joder, son muchos". Nos hizo mucha gracia.

El Subdirector del Banco Arús dijo...

No sólo los castellanos tienen fama de bordes y de fachas sino todos los castellanos en general. Los palentinos también somos bastante secos y más "fachas" son en Ávila, por ejemplo.

Pero una cosa es ser seco y otra maleducado. No me gusta que la cajera del super se dedique a dar conversación a la maru que va delante y no tiene nada mejor que hacer en todo el día. Me gusta la eficiencia. Pero otra cosa es que no seas amable en tu trabajo.

Con respecto a lo de ligar. No sé usted señor Neri si ligará mucho en Palencia pero debe ser el único pues las chicas son tan bordes o más que en Pucela: ancha es Castilla y estrechas las castellanas. Y los palentinos somos mucho más castellanos que los vallisoletanos.

Para bordes, bordes... los comerciantes de Santander.

Isaak Asino dijo...

Tranquilo, Al Neri, que idénticos esterotipos existen incluso en Córdoba que, ya ves, es el centro de Andalucía. El "senequismo" cordobés consiste en diez tíos en una barra tomando vino codos en barra y mirada al frente, sin hablarse y sin ganas de hacerlo. Ésto se puede prolongar horas. Y los taberneros son asépticos, neutrales y mudos.

Secos, altivos y yendo exclusivamente a lo suyo, así nos autodefinimos.

Y si vosotros tenéis el "fachadolid", nosotros acuñamos el "fachai", es decir, el facha de izquierdas. Treinta años casi ininterrumpidos de comunismo sin comunistas al estilo de Carrillo en aquéllo de "eh, la vespa no entra en el reparto, que ésa es mía"

Y nuestra sede de Fuerza Nueva era inigualable, con sus disparos desde las ventanas y lanzamiento olímpico de bolas y cadenas metálicas al paso del primer alcalde de la transición, Julio Anguita.

Por mi parte, opino que no se trata sino de topicazos, que de todo hay en todas partes.

Un saludo.

Anónimo dijo...

Tranquilo amigo, tranquilo y paciencia; que vives en el mundo del estereotipo y de la imbecilidad, y no te apetece ser así, te lo harán pagar caro, la gente no admite que les rompas sus esquemas.
Mira, yo soy canario, estoy hasta la polla de que todo quisque de fuera de las islas, de por sentado que somos unos gandules, analfabetos, acomplejados y ordinarios. La sociedad es así de asquerosa; puedes meterte un tiro en la cerebra y reencarnar en otro planeta, preferentemente fuera de la vía lactea; por si acaso sea tendencia en ella!!
Un saludo!! ;)

Pitita dijo...

Los vallisoletanos son serios, sí. El problema es que hay veces que esa seriedad es más bien bordería o incluso mala educación.
Vivo en Valladolid y he vivido en Madrid y puedo confirmar que así como en Madrid es fácil relacionarse y me han invitado a cenas donde no sabía muy bien de dónde había salido cada uno de los presentes, en Valladolid eso es prácticamente imposible porque para integrarse en un grupo hace falta una buena acreditación o un padrino de confianza; al vallisoletano le cuesta relacionarse con los "nuevos". Una vez que los conoces puedes hacer buenos amigos y son gente seria y formal, nada fuleros, pero cuesta hacer amigos. No se puede atribuir al clima castellano. Es igual de seco en Palencia, que también la frecuento mucho por trabajo, y siendo castellanos serios, son bastante más agradables y educados a primera vista.

Alichu dijo...

Pues....yo soy de Valladolid, y tengo varias cosas que decir:
-No exteriorizamos nuestros sentimientos, no nos gusta marear a la gente.
-Es verdad, que nunca olvidamos y agradecemos a quien nos invitó a una caña.
-Los chicos son bastante sosos:Vamos, que para que se acerque uno tienen que pasar 3 horas, o igual ni se acerca aunque lleve toda la noche mirándote.Si te acercas, eres una "puta".Además, en este punto, sumo las burradas que te dicen los típicos "lanzados-borrachos"(que por suerte no son muchos),por suerte sabemos torear éstos.
-En Valladolid no es fácil hacer amigos, PERO SI LO TIENES, ES PARA TODA LA VIDA.
-Somos correctos, no serios.No cantamos lolailos.
-Un vallisoletano siempre te va a decir lo que piensa, si algo te queda bien, es así, y si te queda mal, lo mismo. En este aspecto me repatea el babeo que hay en otras zonas y te dan el parabien a todo aunque vayas hecha un adefesio.
-A mi no me gusta charlar x ej. con la cajera del super, porque voy a comprar, no a contar mi vida a alguien que no conozco.Y siempre llevo prisa.Supongo que a los demás vallis les pasará parecido...
-Amabilidad: Alguna vez que he preguntado por una calle, prácticamente ME HAN ACOMPAÑADO hasta ella.Se desgañitan dando explicaciones y encima casi te acompañan.
Por lo demás...pues sí, tenemos un caracter muy marcado, y creo que el clima, claro que tiene que ver, en otros paises pasa lo mismo, hay diferencias particulares entre norte y sur.... Así que estoy orgullosa de ser Castellana.Ale!

Al Neri dijo...

Muy buen perfil, Alichu, excepto la amabilidad, que yo no la veo. Veo educación pero no amabilidad. Gracias por el comentario.

Anónimo dijo...

Soy salmantina, criada en Valladolid, vivo en Toledo desde hace más de 15 años y estoy casada con un Andaluz, porlo que viajo muchísimo a andalucía.
De todo este batiburrillo, he aprendido bastante.
- Comercio Toledano: ni te miran. Si te sacan algo del escaparate te hacen un gran favor y por supuesto antes te preguntan ¿se lo va a llevar?... Cuando accedes a su negocio realmente tienes la sensación de que molestas. He llegado a irme de algun comercio porque no me han atendido y he presenciado cómo tratan a los turistas, con un desprecio total, porque claro, " están hartos de tanto turismo".. les ha venido bien la crisis, la verdad..curiosamente se están volviendo más amables.
- Comercio Sevillano: empiezan haciendo un comentario, lo primero que se les ocurre,y allá tú como te lo tomes. Que si hay que ver, como estás tan seria, que como te llevas esto y no lo otro, que bla bla bla, te meten en la conversación del resto de la gente, tienes que hablar sí o sí, y seguirles el juego, por supuesto de buen humor y sin molestarte con sus comentarios,o por el tiempo qeu te hacen perder, porque entonces eres una "saboría, malaje y no sé cuantas cosas más"..eso sí, atenderte, regular y si pueden colarte algo, te lo cuelan.
- Comercio vallisoletano. Son correctos, educados sin más. Te saludan te preguntan qué deseas, si lo tienen lo sacan y lo pagas, te dan las gracias y se despiden.

Me quedo con los vallisoletanos, decididamente. Cuando me atienden quiero respeto y educación,nada más, y eso en Valladolid está asegurado.

Al Neri dijo...

Jajaja, lo de Toledo no sé, pero lo de Valladolid y Sevilla es real como la vida misma. A mí personalmente me molesta mucho charlar con los dependientes o con los camareros de cosas que no tengan que ver con lo que estoy comprando o consumiendo. Igualmente en mi trabajo, cuando atiendo al público, soy correcto, neutro e intento solucionar sus problemas lo mejor que puedo, pero sin chácharas ni tonterías.

Anónimo dijo...

Soy de Palencia, pase mis mejores años (los de universitario) en Valladolid durante los 90, aunque siempre me quejé bastante de lo duras que eran a veces las relaciones sociales,al tiempo por cuestion de trabajo me fui a Madrid,emprecé a disfrutar del ambiente madrileño al ser una ciudad mas abierta (por su capitalidad, or su cosmopolitismo,por conocer gente de todas partes que quieras que no, se abre mucho mas y por que no decirlo, porque los madrileños son mas dados a abrirse a los demas y ademas tienen muchos recursos sociales.
Pero despues de una decada en Madrid, empiezo a acordarme de la correción pucelana, a valorar mucho mas que las cosas son como son y empiezo a cansarme de la falta de formalidad que en muchos casos me ha complicado la vida. Madrid eso si, te espabila, porque te "malea" y te vuelvbe mas desconfiado, pero la verdad es que los vallisoletanos aunque parezcan tener poca cintura, saben que su comportamiento es porque toman las cosas en serio y sin tanto cachondeo...(al final eso se agradece).
Y ademas, ojo! mis amigos de Valladolid lo siguen siendo y eso es un valor.

Anónimo dijo...

Cuando veo estos comentarios me pregunto si yo soy un bicho raro o tengo la carta eterna de la buena suerte...
Tengo 26 años y tengo amigos y amigas de verdad, de los que merecen la pena y aunque podamos tener distintos puntos de vista logramos encontrar un punto común y se acabó la discusión y si la discrepancia es mayor se hace lo mismo más adelante.Como en otros lugares.
Tengo amigos desde los 2 años y tanto en colegios como en actividades escolares como universidad o trabajos he afianzado amistades muy fiables, porque no es que seamos bordes y secos es que valoramos la amistad muchísimo y la sinceridad la mayoría. No nos valen las palabras funcionamos por acciones por lo que nos demuestran y nos gusta la seriedad y porsupuesto la fiesta.Da la casualidad de que nos lo pasamos igual de bien en bares,fiestas o en locales y casas donde solemos ir con nuestros amigos y en la mayoría de los casos se pueden venir amigos de nuestros amigos.Cuando esto ocurre
nos desvivimos por saber que van a tomar o comer e uncluso si no tienen tolerancia a algun producto.
En cuanto llegan les servimos o les dejamos que lo hagan ellos y sentirse como uno mas.Nos preocupamos de entablsr conversacion pero evidentemente no les contamos nuestra vida.
Lo de pararse por la calle..¿contarias tu vida a alguien que ves por la calle?
seremos bordes pero en cumpleaños invitamos a parejas de nuestrs invitados aun sin conocerlos y si nuestros invitados tienen problemas por un compromiso con otra persona les ofrecemos la opcion de ir con esa persona y si se une luego les invitamos a lo que quieran donde vayamos...aunque salga peor y si finalmente no puede ese día...se queda otro( porque somos muy tacaños) y digo tacaños porque no es lo mismo que ahorradores. Ahorramos porque vemos que hay cosas más importantes que gastar en fiestas. Y la verdad que no nos sobra el dinero(o al menos a mi) pero yo puedo salir con mis amigos y uno d nosotros o dos o tres no tener dinero suficiente ese dia o no querer salir por no poder pagar nada y los demas aunq tengamos lo justo o menos les invitamos y si pedimos cafes copas o vamos a por una camiseta o pagamos un cine el q va a por ello la mayor de veces ni cobra ni se lo vuelven a pedir. Sé de gente que no es de mi entorno que paga quien trabaja y cuando otr persona lo hace pues se cambian las tornas...a mi la verdad que me parece genial porque si no tienen obligaciones esta muy bien ayudar a los amigos a poder sobrevivir y no de fiesta sino ayudar a gente con hijos a comer y si hay reunión de amigos perfectamente se puede ir tranquilamente y pasarlo bien. Creo que eso no es tan egoista..Respecto al trabajo...yo he trabajado para empresas y puedo asegurar que ellos piden que no hables con otrs dependientes que te dediques a sonreir y para mas inri existe una estadística de producción y que te la muestran mes a mes comparando con los demás...esto es por ejemplo en supermercados y pobre de tí como hables con otras personas..como para entretenerte en hablar si te están diciendo que a más gente pase por tu caja más tiempo estás en la empresa.Curiosamente empresas gallegas o francesas.Yo tengo un comercio familiar y la cosa cambia y nunca se han quejado del trato al contrario. No pienso que todo el mundo sea borde...conozco gente de fuera mucha y al menos ni a mi ni mis amigos se nos han quejado.Quizás el problema sea que valoramos la amistad y sabemos diferenciar eso de amigos de copas o conocidos. Curiosamente la gente que viene tocando la moral y diciendo sois majos no pareceis de aqui son gente de fuera. Preferimos la seriedad y la sinceridad y si salimos tard d trabajar o tenemos un negocio queremos que la gente vaya bien y no se vayan con la sensacion de...mira que payasos. Lo que han dicho antes de las burradas que te pueden decir es verdad son muchas y repito no suelen ser de vallisoletanos que al final son los que lo pagan. Aunque debe ser verdad que somos bordes porque leo esto y me enervo me dan ganas de mandar a hacer gargaras a quién piensa así.

Anónimo dijo...

No estoy indignada simplemente quiero que salga a la luz las razones de todo lo que se dice sin fundamentos.Que no todo el mundo es igual que no vamos todos en el mismo barco y que al igual que no todo pais vasco apoya a eta o catalanes quieren independencia no todos los vallisoletanos somos asi y las chicas no somos estrechas para nada os sorprenderia saber la verdad de como somos o dejamos de ser simplemente que no tenemos por que acostarnos con todos hacemos seleccion como en todos los lugares si una persona te gusta mira que bien sino pues fin de la historia y no por eso tienes que mantener relaciones.Y lo peor si te acercas como han dicho antes en un comentario..eres una puta.La verdad..me da igual lo que piense la gente somos como somos cada uno y punto.Tambien dicen que extremadura es como ir al jamaica..a mi me parece perfecto cada uno que haga con su cuerpo lo que quiera ¡pero que no te obliguen! no puede ser que te metan mano sin decirte hola siquiera o bajes las escaleras de un bar y te besen.. luego que somos bordes. Para terminar recuerdo un anduz que un dia vino y me dijo que tenia que besarle porque era sevillano y le dije que no y me llamo de todo..y lo mismo pasa cuando bailas con alguien y dices que solo vas a bailar y de repente saltan que cuantas sois y que son3 que van a lo que van...luego que no bailamos...en fin yo estoy en contra de los tópicos...y si todo esto que he contado es de distintos grupos y que no se conocen entre sí...será que son infundados y que los tios vais a por barbies y habláis sin observar..luego vienen los llantos.no somos secos ¡somos reservados! sabemos con quién hablar y si vemos que vienen en plan guay porque son de otros lugares y con tópicos aprendidos...ni les miramos.Sino les decimos dónde ir cuando están por ahí o nos los llevamos o acompañamos a calles si se pierden.Ahora cada uno que piense lo que le convenga.

Anónimo dijo...

siento mucho las faltas ortográficas espacios y demás pero estoy con un móvil y es complicado

Anónimo dijo...

No te relacionarás tú

Al Neri dijo...

Es verdad que hay mucho tópico, Anónimo, pero creo que los vallisoletanos solemos ser algo más fríos (aunque también más sinceros) que la media. Evidentemente generalizar demasiado lleva al absurdo. Muchas gracias por sus excelentes comentarios.

Anónimo dijo...

Yo estoy practicamente de acuerdo con anonimo, y eso de que somos antisociables para nada, de hecho unos amigos mios de la facultad de derecho, vinieron de la rioja a valladolid a estudiar y en cuanto llegaron a la residencia se les acepto e hicieron buenos amigos y practicamente se llevan genial con el 100% y hablan maravillas de los vallisoletanos y de lo simpaticos y buenas personas que somos, puede que esos topicos se debieran a la antigüedad, pero vamos gracias a dios las culturas evolucionan al igual que la raza humana. Y en cuanto a lo bordes cuando te atienden depende quien y no confundir el marujeo con ser amable con alguien a la hora de atenderlo, porque cuando voy a una tienda yo voy a comprar no ha contar mi vida, para eso tengo a mis amigos, y eso si me gusta que sean agradables y te saluden y sonrian a la hora de atenderte. Y en mi opinion, pocas personas conoceras mas nobles que los vallisoletanos, hsy excepciones como en todos los lugares, pero en cuanto tienes un problema alli nos tienes y esque cuando somos amigos lo somos de verdad, para nosotros un amigo es un hermano y cuando nos fallan es lo peor que te puede pasar y eso si perdonamos pero no olvidamos. En cuanto a lo de fachas pues de todo como en todos los sitios, pero la gran mayoria NO SOMOS FACHAS. Y a toda esta gente que acusa o habla sin conocimiento, la invito a venir y a conocernos de verdad.

Anónimo dijo...

Sinceramente yo soy vallisoletana y de verdad que mi tierra me asquea, pueden pasar los años y no encontrar a nadie en condiciones. Porque aparte de ser desagradables, son maleducados y muy envidiosos. Es mas cuando intentas acercarte a la gente amigablemente se paran y te pegan un repaso de arriba abajo. Son muy criticones, yo vengo de una madre asturiana y un padre extremeño asi que fijate la diferencia. Tengo 32 años y para nada me considero vallisoletana simplemente naci en valladolid. La verdad es que toda la mala fama que pongan a esta mierda de ciudad es poca.

Aprendiz de brujo dijo...

Bueno, mujer.Valladolid también tiene sus virtudes:es una ciudad con una oferta cultural y deportiva muy por encima de la media. Tengo una prima que vive en Santander, que es bibliotecaria. Estudió en Valladolid y siempre me decía que en su ciudad no existían librerías al estilo de Valladolid.Ó un cine del estilo Casablanca. Yo añadiría el vino,la riqueza polideportiva, el Museo de Escultura, el Otoño, su tamaño razonable, su cercanía a Madrid, su historia y los gin tonics de cuatro ó cinco bares.
Con la gente también es cuestión de suerte. Es verdad que no somos los más abiertos, los más cosmopolitas, los más tolerantes, ni los más graciosos.Deberíamos replanteárnoslo, pero tampoco es cuestión de autoinmolarnos.No crees?.
En todos los sitios cuecen habas. En Extremadura también.
PS: seguro QUE NO ERES DE LEÓN?.

Anónimo dijo...

Soy palentina ,he vivido 18 años dando tumbos por varias ciudades y creo haber limado la aspereza castellana . He vuelto a vivir a Valladolid (3 años ya ) y aun no he conseguido tener verdaderos amigos DMV ( del mismo Valladolid) todos nuestros amigos son de otros lugares . Certifico la "cerradez" de esta ciudad y animo a todos los castellanos a viajar ,ver mundo y empaparse . Solo así conseguiremos abrir la mente y el corazón .




Bo

Anónimo dijo...

Me pasa lo mismo. Mis padres son aragoneses y nací en Valladolid. Luego viví en Barcelona bastante tiempo. A día de hoy puedo decir que me siento aragonesa y catalana, pero para nada "pucelana". La gente es desagradable, hipócrita y cerrada. Y los que no son tan así suelen ser o sosos o interesados. Me costó mucho tener amistades en Valladolid. Y las que tuve las he ido perdiendo casi todas. Sin embargo en 2 meses en Barcelona tenía más amigos que en toda mi vida en Valladolid (y todo eso aprendiendo catalán de por medio). Y de pasar las vacaciones en Aragon tenía mas amigos (y mejores) que los que tenía durante el resto del año en Valladolid. Lo del carácter duro por el clima...no me digáis bobadas, que en Zaragoza en verano hace mucho más calor y en invierno más frío por el cierzo, y la gente es majísima. Luego otra cosa que noté mucho era la diferencia entre Valladolid (ciudad castellana conservadora) y Barcelona. El ambiente tolerante, cosmopolita, abierto y multicultural que reina en Barcelona contra el carácter opresivo de Valladolid. En mi vida he visto una pareja gay dados de la mano por Valladolid. Ni gente vistiendo como le de la gana. Supongo que la meseta termina expulsándolos a base de prejuicios a las ciudades grandes para buscar un poco de respeto y aceptación. Y por cierto, eso que el castellano de Valladolid es el más correcto...JA! La ausencia de acento no significa la ausencia de patadones al diccionario. El laísmo y el leísmo me chirrían cada vez que los oigo. Y por último, lo del alcalde corrupto, machista, homófobo y simpatizante del franquismo al que vota la ciudad elección tras elección por mayoría absoluta es para hacerselo mirar. El reflejo de una sociedad enferma.

Anónimo dijo...

Desde luego, al sambenito de secos y fachas, yo añadiría el de ignorantes. Los comentarios de muchos pucelanos acerca de los andaluces son de una xenofobia y una estupidez supina insoportables. Con vuestro pan os lo comáis, mesetarios.

Anónimo dijo...

En absoluto se adaptan estos dos tópicos en la actualidad. Soy andaluz y ya he tenido algunas estancias en vuestra ciudad porque mi hermano trabaja allí.

He conocido a gente maravillosa. Es cierto que NO os dejáis conocer muy pronto. Se debe insistir mucho para sacaros algún tema de conversación más personal, pero si lo logras sois muy majos.

En cuanto a los saludos, tengo que confesar que a mi siempre me han respondido. Pude ser porque saludo antes que ellos y se ven obligados a responder por educación.

Anónimo dijo...

Castilla, Vascongadas menos Donostia y Gipúzcoa quizás y sobretodo León: Maleducados, prepotentes, chulos, se creen los más, ultracreídos, divas valepoco, zafios, groseros, maleducados..., en hombres y mujeres. Suerte de no se de allí`, es el infierno español.

Sabéis al choni esa de pueblo que insultaba al Doctor Mateo en aquela serie de A3? Asi son. Lo mneos que se creen más, e infinito, no soltaré mas rollos.

Yo tengo una prima de León y es la ostia lo que se cree, cuando vuelve es peor... Leonesa e hija única con padres ricos, asco.

Anónimo dijo...

Somos un grupo de 4 amig@s que solemos organizar de forma frecuente visitas ciudades de la mitad norte de España.
Valladolid con su buena gastronomia y actividades contrasta enormemente con la frialdad y aire de superioridad que demuestran cuando simplemente entras en una taperia tienda o restaurante... Nos ha sorprendido lo entrenado y agil que tienen el cuello cuando te miran de arriba abajo una y otra vez... Haciendo en ocasiones el momento un tanto incomodo. Del trato social y amistad no puedo decir nada pero es lo habitual en esta ciudad.

Anónimo dijo...

A ver, llevo 7 años viviendo en Valladolid por trabajo. De vez en cuando te encuentras con gente agradable (la inmensa mayoría de las veces no son de aquí o sus padres no son de Valladolid). Pero si tuviera que definir a los vallisoletanos estos serían los adjetivos: altivos, secos, sin sentido del humor y cuando no estás de acuerdo con ellos agresivos. Me refiero a agresividad verbal en el tono de la contestación y la mirada desafiante (porque ellos siempre tienen la razón, claro). Incluso gente aparentemente correcta a veces tienen reacciones que cuesta mucho comprender.
La conducción es agresiva, marcas el intermitente para cambiar de carril y el que viene detrás por ese carril acelera para no dejarte pasar. Chulería, vamos. Y un fenómeno inexplicable que no sucede en ninguna parte de España. Mucha gente se empeña en ir por el lado izquierdo cuando vas caminando por una acera y si es verano, ni te cuento, se pegan a la pared para pillar la sombra aunque les toque ir por el otro lado. Una mala educación que alucinas ¿Es que de niños no les enseñan por donde se debe caminar cuando vas por una acera? Me ha sucedido muchas veces incluso a veces me propongo no dejarles pasar, me pego a la pared y les digo que se circula por la derecha. Un hombre una vez me gritó de malos modos "¡Jodeeer!", se alejó refunfuñando y otro me dio un paragüazo. Literal, yo cuando cuento esto en mi tierra, no me creen.
Para mi son extrarrestres. La Nasa se está gastando billones en encontrar vida extrarreste y no saben que están aquí todos. Y creo que todo viene de dos cosas: la altivez y el nulo sentido del humor. El porcentaje de estas dos características aquí es superior a la media. Es que no te imaginas que pueda existir gente así hasta que no vives aquí.
¿Hacer amigos? Hombre, si has ido a la guardería con ellos........
Muchos chicos sosos, inexpresivos y mucha niña pija, altanera.
Si no te queda otra y tienes que vivir aquí, la solución es pasar olímpicamente de esta gente, no esperar nada de nadie, quedarte con lo bueno o agradable que encuentres de vez en cuando y saber que fuera de aquí hay otro mundo, otra vida, otra gente que sabe lo que es una sonrisa. Porque en Valladolid el porcentaje de bordes supera al de cualquier otro sitio de España. Soy de otra Comunidad y esto incluso me lo dice gente que es de otras provincias de Castilla y León de Salamanca, Palencia, etc, que lo de Valladolid no sucede en otras provincias castellanas.
Bueno, me he quedado a gusto pero después de estar viviendo 7 años aquí puedo hablar con conocimiento de causa.
Ah! Y cuando se comparan con Madrid ya es que me parto de risa. Al principio creía que estaban de cachondeo y no, de cachondeo nada que eso no se estila por aquí. Que un habitante de una ciudad de 300.000 habitantes se compare con una gran ciudad de tres millones y pico de habitantes ensalzando las bondades y ventajas de Valladolid, es que se las trae. Compárate con una ciudad de tu tamaño!!!

Anónimo dijo...

Sigo con mi comentario de ayer. Lo de mirarte de arriba a abajo con total descaro es cosa aparte. Me he encontrado con gente por los pasillos que no te mira a la cara, musita algo parecido a un débil sonido o murmullo que sale de su boca (que ellos considerarán saludo) y te miran de arriba a abajo para clasificarte. Porque la apariencia aquí es fundamental. Tous es un Dios para algunas.
¿El mejor español el de Valladolid? Ja,ja,ja. El leísmo y laísmo que tienen chirría en los oídos
Y hasta aquí mis impresiones de Valladolid
Por cierto, no soy de Andalucía, pero también he vivido allí. El andaluz va de frente, tiene gracia, alegría y sobre todo lo ves venir.
Hay de todo en todas partes pero la fama, lo que predomina en muchos sitios de España está plenamente justificada.

Roberto Villar dijo...

Acaba el artīculo con "gobierno sociata". Lamentable expresión.