domingo, 5 de octubre de 2008

EL COMENTARIO DE LA SEMANA (16): EMPEZAR UNA CASA POR EL TEJADO


El mejor comentario de la semana ha sido:


"(...) me alegro de que en nuestro país se hayan hecho o se estén intentando mejorar los métodos que se usaban en nuestra antigua EGB porque desde luego sólo sobre el papel y con gramática poco se podía aprender de un idioma. Y así estamos la mayoría que no hemos tenido la necesidad de utilizarlo para sobrevivir... chapurreando spanglish.

Pero desde luego no veo imprescindible para la gran mayoría de los ciudadanos el llegar a un nivel de bilingüismo. Y no entiendo ese afán de las instituciones y de los diferentes partidos políticos de incluirlo como un objetivo prioritario. Lo prioritario en la educación básica y obligatoria debería ser enseñar a nuestros hijos a pensar y a ser capaces de comunicarse en primer lugar en su lengua materna. Y con comunicarse me refiero a entender lo que leen/escuchan y a saber expresarse correctamente. Si no, es como empezar una casa por el tejado.

Parecerá una perogrullada, pero personalmente creo que algo tan básico se está perdiendo. ¿De qué les servirá saber frases hechas con un perfecto acento inglés para poder desenvolverse por un mundo empresarial globalizado? A lo mejor les permite comprarse un coche último modelo y un chalet en Los Angeles pero... ¿y disfrutar de un buen libro o de una conversación tranquila?

A veces oigo hablar a jóvenes que van en el autobús o por la calle y me quedo asustada. Si es que hablan con muletillas, juramentos y frases hechas. "Jo, tía, q pasote, como mola, te partes.. ya te digo... no te jode...".

Realmente, me parece muy penoso que los gobernantes se preocupen tanto del nivel de inglés y olviden el nivel de cultura de sus jóvenes, que serán el futuro del país. O... ¿quizás es lo que buscan? (...)"

Autor: Meletea

5 comentarios:

Aprendiz dijo...

La verdad creo que el comentario tiene toda la razón, yo si pienso que el inglés es importante, pero creo que es aún mas importante pensar, entender y expresarse en la propia lengua. La mayoría de los jóvenes no leen, estudian sin razonar, y por tanto de memoria, saben cosas que a los dos días olvidarán porque no saben ni lo que estudian. Y ya lo de expresarse...caso perdido.

Embajador en el Infierno dijo...

No leí este comentario en su momento y me parece medio acertado. Digo medio porque estoy de acuerdo en las cosas que dice son importantes. Ahora bien, resulta que el que suscribe tuvo acceso a un inmenso mundo cultural y concretamente a " disfrutar de un buen libro o de una conversación tranquila" gracias a su conocimiento del inglés.

En mis tiempos de EGB (y creo que esto ha cambiado poco) había una obsesión bestial por las asignaturas técnicas (matemáticas, física, química, etc...) mientras que en Inglaterra la obsesión es por las humanidades (historia, literatura, filosofía, etc...).

Tuve oportunidad de conocer el mundo clásico, el teatro, la poesía y demás inutilidades gracias a "conversaciones tranquilas" con amigos ingleses. En Inglaterra al que sabe decir un par de cosas inteligentes sobre Shakespeare (por ejemplo) no se le considera un pedante, más que nada porque todo el mundo sabe decir un par de cosas inteligentes sobre Shakespeare.

Y fue en Inglaterra también, y en inglés, donde vi a mucho español "salir del armario" con estas cosas (literatura, historia, filosofía, teología). Algo que en España no se habrían atrevido ni por lo más remoto.

Vamos, que mi primera zarzuela la disfruté en un teatro de Londres.

Lo bueno de aprender inglés es, en fin, que se te abren las puertas a una forma de pensar mucho más rica a nivel de calle.

Claro que en España tengo amigos con los que sostener conversaciones la mar de eruditas y pedantes a morir, pero a esa gente hay que buscarla, allí, en Inglaterra, resulta ser lo habitual. Y eso es lo verdaderamente bueno de aprender inglés, y sospecho que sin en vez de inglés decimos alemán el asunto se sale de madre.

Meletea dijo...

Mr. Embajador, siento mucho que haya tenido que irse a Inglaterra para poder hablar sobre Shakespeare sin resultar pedante o para poder "salir del armario" (en el sentido que sea).

Pero, ¿se da usted cuenta de que allí precisamente enseñan prácticamente sólo en inglés?
Eso es a lo que me refería, aprendamos primero español y una base de cultura y así no tendremos que cruzar el canal de la Mancha para sentirnos como en casa.

Por supuesto que todas las lenguas son dignas de respeto y estoy completamente de acuerdo en que su aprendizaje abre las mentes y es beneficioso. De hecho, yo soy la primera que intenta aprenderlos y utilizarlos siempre que puedo tanto cuando he estado en el extranjero como aquí cuando estoy con gente de otros países.

Pero su comentario me recuerda a la propuesta de Chaves para promover la enseñanza de catalán en Andalucía para favorecer la movilidad laboral. ¿Le parece realmente adecuada la idea de que si un lugar está más desarrollado económica y culturalmente los de los demás lugares menos desarrollados deben aprender el idioma y emigrar? ¿No sería mejor intentar alcanzar el nivel de ese otro lugar?

Al Neri dijo...

No sé Embajador. De tu mensaje parece desprenderse que para mantener una conversación culta hay que irse a Inglaterra porque en España es imposible.

En España gracias a Dios hay muchas personas cultas e inteligentes, aunque no sepan inglés.

Yo sinceramente, cuando me fijo en los turistas ingleses en la costa española o en los estadios de media Europa, no me da la sensación de que sepan filosofar mucho sobre humanidades. Más bien me parecen unos animales de bellota.

Embajador en el Infierno dijo...

Parece que no me he explicado bien. Vuelvo a intentarlo.

Si que creo que en España se puede aprender un magnífico idioma y hacerse con una cultura bastante razonable. En tanto en cuanto eso depende de uno mismo, solo se necesita un poco de voluntad y dedicación. Esto es así en prácticamente cualquier lugar del mundo.

Yo no he defendido la necesidad de aprender un idioma para favorecer la movilidad laboral. No hay nada al respecto sobre esto en mi comentario.

Tampoco he dicho que en España no se pueda mantener una conversación culta. De hecho el último párrafo de mi comentario venía a decir precisamente todo lo contrario.

Y tampoco se me ocurre decir que en España no haya personas cultas o inteligentes. No hay nada sobre eso en mi comentario.

En España hay personas (muchas) cultas, inteligentes y cultivadas, y esto es así porque en España (incluso solo hablando nuestro idioma) uno se puede hacer con dicha cultura. Sin embargo, mi percepción es que a dichas personas les cuesta sacar esa cultura a la superficie (lo que antes he llamado "salir del armario" sin connotaciones sexuales de ningún tipo) dentro de su entorno social habitual. Sobre todo en la adolescencia y juventud. Y he dicho también que mi experiencia en ese sentido fue muy distinta en Inglaterra, donde no solo había personas cultas e inteligentes, sino que esas personas sacaban su cultura y su saber a la superficie como la cosa más natural del mundo, cosa que en España definitivamente no pasa.

Yo me he dado cuenta del inmenso e interesante saber que atesoran personas cercanas después de años de "rascar". Hombres (y mujeres) que parecen de lo más despreocupado y que de repente un dia se sueltan la melena y resultan ser unos expertos en........(ponga usted un campo de teología, filosofía, historia, ciencias varias...).Y esto lo sueltan a solas, o en un rinconcito de la reunión de amigos o fiesta cualquiera, como con temor a que les oigan los otros, y una vez que han ganado confianza. En España generalmente se admite esta clase de "expansiones" culturales en profesores de universidad, en cualquier otra persona se considera una excentricidad de pedante.Y yo en Inglaterra he visto lo contrario y por eso digo que más allá de cuestiones laborales y tal, aprender inglés fue para mi una experiencia esencial en tanto que me permitió insertarme en dicha sociedad.

Termino. Al Neri, no me pongas el ejemplo de los veraneantes en Benidorm. No he dicho que en Inglaterra sea todo el mundo cultísimo e inteligentísimo. Escoria social existe en todo país.