miércoles, 2 de julio de 2008

LA RUTA DE LA PLATA

Hace algún tiempo Alicia nos sugirió que hiciéramos una entrada sobre viajes interesantes, con anécdotas para compartir y lugares que mereciera la pena conocer. Aunque ha pasado algún tiempo desde la misma, no hemos dejado caer en saco roto la sugerencia.


Casualmente, otra comentarista habitual del blog, Pantera Rosa con Nube, dada nuestra condición de castellanos, nos ha pedido sugerencias para visitar sitios a lo largo de la Ruta de la Plata, y nos ha pedido que le recomendemos pueblos interesantes, paisajes naturales, castillos, pedanías y demás joyas de nuestra querida tierra hispana, y si fuera posible restaurantes y hospedajes con encanto, recomendables y modestos en cuanto a su precio.

Como muchos de los comentaristas habituales del blog también son de estas tierras, nos ha parecido oportuno invitar a todos a participar de las recomendaciones sobre sitios para visitar, para hospedarse, para comer, anécdotas y todo lo que esté relacionado con los lugares por los que pasa dicha ruta o cercanos a la misma.

Para situarnos un poco, diré que la Ruta de la Plata fue una calzada romana que se diseñó como una gran vía de comunicación que unía el Cantábrico con el sur de Hispania, para transportar mercancías, viajeros y tropas. Como todas las calzadas romanas sirvió para difundir la cultura romana, el latín y su modus vivendi.

La Ruta de la Plata pasa por los siguientes municipios: Sevilla, Carmona, Santiponce, Monesterio, Fuente de Cantos, Calzadilla de los Barros, Zafra, Mérida, Cáceres, Casar de Cáceres, Plasencia, Carcaboso, Baños de Montemayor, Béjar, Salamanca, Zamora, Benavente, León, La Pola de Gordón, Lena, Aller, Mieres, Riosa, Morcín, Ribera de Arriba, Gijón.

Actualmente, la N-630, así como la A-66 o Autovía de la Plata (en construcción), principales vías de comunicación del oeste de España, siguen La Ruta de la Plata, lo que demuestra que los romanos eran grandes ingenieros de caminos, y sigue siendo un importantísimo itinerario cultural, atravesando tres Ciudades Patrimonio de la Humanidad (de las 13 que hay en España): Mérida, Cáceres y Salamanca. Además se está potenciando como Camino de Santiago desde el sur de España, uniéndose con el Camino Francés en Astorga.

Espero que de esta forma nos acerquemos todos un poco más a esta gran vía de comunicación en tiempos, y de turismo en la actualidad, y siempre una gran ruta cultural.

14 comentarios:

Al Neri dijo...

La Ruta de la Plata... Espinita clavada desde mi adolescencia, en que estuve a punto de recorrerla a pie (al menos un tramo) en compañía de mi Maestro de Infantil favorito ;-) y de otros amigos. Yo soy muy aficionado al Camino de Santiago, que he hecho cuatro veces a pata desde diferentes puntos, una de ellas codo a codo con el Subdirector (¿recuerda qué bien lo pasamos y cómo emborrachábamos a las mozas?)

Así para romper el hielo, hago varias sugerencias:

- En Salamanca no te pierdas comer o tapear algo en el restaurante asturiano que hay junto a la plaza Mayor. Y hay que entrar em la Casa Lis, un curioso museo de Art Nouveau y Art Decó, en un originalísimo entorno arquitectónico. De todos modos, toda Salamanca es una joya en sí misma.

- En Zamora te encantará el Museo Etnográfico de Joaquín Díaz, un folklorista castellano muy famoso. Este precioso museo muestra la cultura y las costumbres castellanoleonesas desde muchos puntos de vista (las faenas del campo, los juegos, el habla, las costumbres, la vestimenta tradicional...)

- Al llegar a Astorga, es inevitable desviarse un poquito a Castrillo de los Polvazares a comer el mejor cocido maragato del Bierzo, en un restaurante conocidísimo cuyo nombre alguno me podéis ayudar a recordar. Este cocido se come al revés que el madrileño (la sopa lo último).

Pantera, espero que disfrutes el viaje. Ya nos contarás.

miquelino dijo...

Una pequeña aportación, de sobra conocida para quienes vivimos cerca pero que tal vez pueda interesar al resto. En León hay mucha tradición de tapeo, fundamentalmente en la zona conocida como el Húmedo, un barrio repleto de bares y restaurantes que conserva una estética muy particular debido a sus calles estrechas y angostas. Llegar hasta allí no tiene pérdida puesto que está al lado de la catedral pero cualquier paisano al que se le pregunte puede indicar al forastero cómo hacerlo.

Además decir que uno de los platos típicos leonenes es el botillo pero hay que advertir que está pensado para estómagos con mucho fondo y resistencia. Luego que no se diga que es que no se sabía...

Un saludo

Pantera Rosa con Nube dijo...

Muchísimas Gracias Amigos de la Pluma Viperina por dedicar una entrada a mi petición. Ya que por experiencia, siempre me es más interesante conocer los lugares que me recomienden personas del entorno, conocedores del lugar que las guías que suelen estar plagadas de referencias más comerciales que otra cosa. Particularmente cuando alguien visita Cádiz, siempre le recomiendo que vaya a tal ó cual restaurante dependiendo de sus gustos, a tal playa, a tal pueblo...Etc. Y como norma general son lugares y referencias que conocemos los que vivimos y conocemos esto, pero que cualquier persona de fuera se perdería por no tener las pertinentes indicaciónes,limitándose a los circuitos convencionales del turista. Así que agradezco de corazón todas vuestras sugerencias y recomendaciones, a final de verano os contaré las sensaciones... Besos

Teutates dijo...

Respecto de León, en la Bañeza, la zona del rio Órbigo y Astorga, también son típicas las ancas de rana, y la sopa de trucha, que ciertamente está muy bueno todo, pero hay que pensar que, la comida tradicional de todos estos sitios, es muy energética para hacer frente a la crudeza del invierno, ahora en verano, si hay que comerlo, se come, pero yo aviso...

El Subdirector del Banco Arús dijo...

Aviso a navegantes: no realicen ningún camino junto a Al Neri si previamente no se han entrenado como fondistas. Sus recorridos son de 40 kilómetros diarios a una media de seis a la hora. Les obligará a llevar mochilas más pesadas que ustedes mismos (¡ni en la Legión!) y les preparará una comida "suculenta", rozando lo venenoso. Además, efectivamente, le gusta dedicar las noches a emborrachar a las mozas del lugar a las que primero anestesia con su elocuente charla.

aprendiz de brujo dijo...

Neri no parece muy cristiano eso de emborrachar a las mozas, pero bueno.
Cuando era estudiante y aprovechando que un amigo estudio en Salamanca la carrera tenía la sana costumbre de meterme un chuletón en la ciudad charra los Viernes Santo de cada año.
En cierta ocasión comí de puta madre en un restaurante llamado Le Sablon o algo así en Salamanca ciudad.No me gusta demasiado el dulce, pero recuerdo aquel postre con verdadera fruición. Después estuve mes y medio sin salir para recuperarme de la soberana ostia que me metieron, pero mereció la pena.

Al Neri dijo...

Aprendiz, lo que no es cristiano es meterse un chuletón en Viernes Santo, so hereje. Además no nos has contado qué comiste de postre, que no sería mejor que el Ponche Segoviano, el mejor dulce de Castilla y León.

azaroso dijo...

El mejor dulce de Castilla y León lo tiene algún mozo entre las piernas. Ya lei que el de Al Neri tiene muy buena fama.

dulcinea dijo...

Yo os recuerdo que en Astorga hay dos albergues de peregrinos donde se puede pernoctar por una cantidad simbólica.

aprendiz de brujo dijo...

Azaroso, por lo que tengo entendido Al Neri tiene un brazo gitano que te cagas.

Veneficus dijo...

Algunas cosas para ver, que imagino que serán conocidas por todos o casi todos:

En Mérida es imprescindible ver el teatro romano, el anfiteatro, el museo romano y el centro de la ciudad. Los tres sitios están muy cerca entre sí, por lo que lo mejor es intentar aparcar el coche donde se pueda (en verano es difícil) y ver todo ello.

En Cáceres, por supuesto el casco antiguo, una verdadera maravilla en la que parecerá que nos sumergimos en épocas pasadas.

Aunque se desvía de la ruta, si tenéis tiempo, en vez de ir directamente de Mérida a Cáceres, merece la pena pasar por Guadalupe, y visitar el Monasterio y Trujillo, con su plaza mayor, su casco antiguo y su castillo.

En Plasencia no dejar de ver las catedrales y si os queréis dar el capricho tomad algo en el parador.

De camino a Béjar está muy bien la zona del Valle del Jerte, aunque es más bonito en primeravera, con los cerezos en flor. También merece la pena ver el pueblo de Candelario, con sus balcones de madera. Cerca de Cabezuela del Valle hay un paraje para hacer senderismo con piscinas naturales para darse un refrescante baño (Los Pilones).

De Salamanca poco que decir, todo merece la pena, Plaza Mayor, Universidad, Catedrales, etc. Te recomiendo que detrás de la Catedral entres en el Huerto de Calixto y Melibea, y que te tomes un café en alguna de las bonitas cafeterías del centro de Salamanca. Hace tiempo estaban por ejemplo El Capitán Hadock, El Tiovivo, ... pero no sé si seguirán existiendo.

Zamora casi no lo conozco, pero por supuesto no dejes de ver la Catedral y la zona del río, así como el museo de la Semana Santa (imagino que habrá uno).

En León por supuesto la Catedral (obvio), el Hostal San Marcos (Parador), San Isidoro ...

Subiendo más al norte, en Astorga, el Palacio Episcopal, obra de Gaudí, y en Ponferrada (que se desvía de la ruta 60 km en dirección a Galicia), merece la pena ver la Plaza Mayor, la Torre del Reloj, el Museo de la Radio (de Luis del Olmo), que imagino que te gustará, y por supuesto el famoso Castillo. Si te animas a probar el botillo, yo lo he comido en Cacabelos, en un restaurante llamado "Prada a Tope" y me dejó satisfecho y lleno.

En Gijón llegarás con ganas de playa, imagino, y la tiene muy buena, la de San Lorenzo. Para picar antes de comer merece la pena irse de picoteo por el centro y tomarse unas sidrinas. También merece la pena mirar y sobre todo escuchar el mar en el monumento de Chillida "Eligio al Horizonte", símbolo de la ciudad.

Veneficus dijo...

El enlace correcto a Los Pilones, en la ruta de la Garganta de los Infiernos.

Meletea dijo...

Algunas sugerencias más:

* En Salamanca hay 2 museos que no son muy conocidos pero que, además de ser gratis, en mi opinión merecen la pena (y se ven bastante rápido):
- el museo del reloj (con auténticas joyas y relojes muy curiosos)
- el museo de la masonería que está en el Archivo Histórico de Salamanca (al lado de la casa Lys)

* En Gijón te recomiendo 2 sitios también creo que poco conocidos:
- la playa y campa de Xibares. Hay que apartarse un poco del centro (pero preguntando seguro q te dicen... creo recordar que está más al oeste de la playa de San Lorenzo) y es una playa apartada muy bonita y poco transitada por turistas. Cerca hay restos celtíberos, un faro y unas vistas espectaculares sobre un acantilado.
- "Los Hórreos". Está subiendo hacia la universidad Laboral (que por cierto era de los Jesuitas y si puedes verla tb te la recomiendo, con su teatro con sillones de piel de camello y la monumentalidad del edificio...). Es un sitio para comer donde las mesas son hórreos al aire libre. Puedes pedirte sólo la típica sidra y llevarte tú mismo la comida... o pedir allí mismo unas raciones. Las vistas tb son bonitas porque está en alto y al lado de una ermita (está por el este de la Playa de San Lorenzo).

Por cierto, Gijón es también un sitio ideal para salir de marcha por la noche en verano. Hay muchísimo ambiente hasta el amanecer y la gente es muy abierta.

Veneficus dijo...

Ciertamente la Universidad Laboral es un lugar que merece la pena visitar por su monumentalidad y faraónico diseño. Recuerdo que decían que por el reloj de la torre cabía una locomotora; el teatro, en el que aparte de las butacas, tiene, según me contaron, una acústica perfecta, de esas que un susurro en el escenario se escucha en las últimas butacas, y la iglesia, en la que los bancos, enormes por otra parte, son de una sola pieza de madera de no se qué árbol africano. Vamos, de esas cosas que ya no se hacen...