viernes, 18 de julio de 2008

REFLEXIONANDO SOBRE EL 18-J


Hoy no voy a expresar mis ideas sobre el significado del 18 de julio, día del Alzamiento Nacional. No voy a contaros los sentimientos que me inspira esta fecha, sin duda la que más ha marcado la reciente historia de España. No quiero pronunciarme sobre un hecho impactante en la memoria de una generación que condicionó la de todas las siguientes, incluso la nuestra. El nudo de odios e incomprensiones, el amasijo de pasiones políticas y religiosas y el choque cotidiano entre diferentes formas de entender la vida, que venían fraguándose desde hacía más de un siglo, estallaron una tarde de julio dejando un humo triste y espeso que aún respiramos por mucho que nos pese.

Todavía, hablar del 18-J y de la guerra civil es levantar ampollas. Muchas mentes españolas, aparentemente apolíticas en el devenir diario, se ideologizan en el acto cuando se tocan estos temas. Y no tarda en surgir el enfrentamiento: “Vencimos y venceremos”, “reconciliacion nacional”, “memoria histórica”, “paz, piedad, perdón… y verdad”, “exhumación de cadáveres”, “no pasarán”, “rojos”, “fascistas”, “republicanos”, “comunistas”, “golpistas”, “desorden”, “patriotas”… Consignas que retumban en nuestras cabezas impidiéndonos pensar.

Sobre la guerra civil existen numerosas corrientes historiográficas, pero como éste no es un blog de historia, sino de debate, voy a resumir las dos más significativas y más enfrentadas, de forma tan simplificada que hasta me da miedo:

Hay un grupo de historiadores que piensa que la República estaba legalmente constituida y que venía siendo un modelo de progreso y derechos avanzados en toda Europa y en el mundo entero, gracias a la renovadora Constitución de 1931. Pero los sectores más conservadores, auspiciados por la burguesía, la Iglesia y el Ejército, no pudieron soportar tantos cambios, que hacían peligrar sus intereses, por lo que, tras el amplio triunfo electoral de una gran coalición de izquierdas (Frente Popular), dieron un golpe de estado con el apoyo del fascismo internacional. Otro intento de golpe ya se había producido en 1932 (Sanjurjada). Esta versión es actualmente bastante mayoritaria y yo diría que la oficial.

Otros autores, últimamente bastante activos, que algunos llaman “revisionistas”, alegan que la II República nació de forma ilegal (de unas elecciones municipales) y que desde su primer Gobierno se adoptó una actitud radical y poco democrática contra la Iglesia y los valores y sentimientos de millones de españoles, con permisividad ante la quema de edificios religiosos y clausura de medios de comunicación no afines. Cuando la derecha ganó las elecciones en 1934, la izquierda se radicalizó e intentó dar un golpe de Estado contra el Gobierno (“Revolución de Octubre”). Tras ganar el Frente Popular las elecciones en febrero del 36, los grupos políticos más extremistas (anarquismo, comunismo prosoviético…) se hicieron los dueños de la República y restringieron las libertades, por lo que el enfrentamiento fue inevitable. Tras el Alzamiento de Franco, el Gobierno Republicano se alió con la URSS y recibió el apoyo del comunismo internacional.

Naturalmente, cada uno tendremos nuestras ideas al respecto. Lo único que me gustaría es que reflexionáramos sobre el significado del 18 de julio, respondiendo con serenidad a las cinco preguntas siguientes:

1- ¿Podría haberse evitado la guerra civil?

2- ¿Hubo alguna persona, partido o institución que consideres culpable o más culpable de aquella guerra?

3- ¿Alguno de los dos bandos se comportó de forma más inhumana o arbitraria que el otro?

4- ¿Hasta qué punto el recuerdo y las consecuencias de la guerra todavía tienen repercusión en la sociedad y en la política españolas?

5- ¿Podría repetirse en España una guerra civil?, ¿en qué condiciones?

10 comentarios:

Embajador en el Infierno dijo...

Contesto

1. No. La guerra no fue un hecho aislado y sorpresivo.
2. Si, el PSOE que desde el principio de la república (por cierto mandada acatar por rey D. Jaime a todos los carlistas) se dedico a agitar persiguiendo la revolución bolchevique.
3. La cifras cantan: el frente popular.
4. Tienen repercursión en tanto que se utiliza de forma partidista para agitar rencillas y hacer que al gente se olvide de lo que está pasando aqui y ahora.
5. No, no lo creo. La gente no se puede hacer una idea del nivel de violencia callejera que prevalecía previo a la guerra. Hoy eso no existe.

Leonardo dijo...

Excelente resumen, Sr. Neri. No soy experto en el tema, aunque me apasiona. Éstas son mis respuestas:

1. No se puede saber. Esta pregunta nos la podríamos hacer con cualquier hecho pasado. Las circunstancias eran las que eran y pasó lo que pasó.

2. Las izquierdas republicanas en general y el PSOE en particular: los reyes de la propaganda y el embaucamiento, que entonces calaba más hondo si cabe por el alto nivel de analfabetismo (comparado con el actual, aunque mal camino llevamos). Perseguían una férrea dictadura de izquierdas como en Rusia e hicieron creer a muchos que luchaban por el bien de la clase obrera y por la libertad. La mojigatería de los políticos de derechas también ayudó, para qué engañarnos.

3. El Frente Popular. Lo malo es que las cifras que cantan (como dice Embajador), a menudo son ocultadas y manipuladas por la primera de las corrientes descritas en la entrada.

4. Desde luego que sí, y no sólo por la deriva guerracivilista de zETAp. Nuestros padres aún no se han "independizado" de las tendencias políticas de sus padres. Y supongo que la cosa se iría suavizando poco a poco si algunos necios no lo impidiesen.

5. No. El nivel de vida en España es alto y quien más, quien menos, tiene algo que perder. También influye la ausencia de principios y valores sólidos de la sociedad occidental en general y de la española muy en particular.

dulcinea dijo...

Bueno, aparentemente todo muy objetivo, ;-) Me ha encantado la entrada y el enfoque.
1- Imposible de evitar.
2- Los rojos
3- Los rojos por goleada.
4- No creo por las razones que expone Leonardo.
Me

dulcinea dijo...

Me confundí:
4- Sí, la guerra sigue influyendo mucho en los esquemas políticos actuales.
5- No creo por las razones que expone Leonardo.

princesa leia dijo...

Me da la impresión de que los autores de los últimos comentarios lo tienen todo muy claro sobre un episodio tan complejo sobre la guerra civil. Les felicito por su clarividencia. A mí en cambio me cuesta dar esas respuestas tan rotundas porque creo que las cosas no son blancas ni negras.

1-La guerra no fue cosa de la noche a la mañana y como bien dice Al Neri la cosa ya se estaba montando desde el siglo XIX, desde que empezaron a enfrentarse liberales y conservadores, desde las guerras carlistas. No sé si se podía haber evitado. Creo que sí si la República hubiera aprovechado la gran ocasión que tuvo para mejorar España, en vez de provocar y darle a todo la vuelta de repente, sin tacto alguno o si los derechistas hubieran tenido una postura más abierta al cambio y a las nuevas posibilidades que ofrecía una república.
2-Creo que la culpa se reparte a partes iguales, no soy capaz de culpar a nadie concreto, es demasiado complejo.
3- No, porque hubo brutalidad y abusos personales en ambos bandos. Cuantitativamente, pero no proporcionalmente, los nacionales mataron más gente porque cuantitativamente ocuparon más zonas ya que ganaron.
4-Afortunadamente la huella de la guerra es ahora mucho menor que en nuestros padres y abuelos. En una generación ya no sonarán ni los ecos.
5-No. El requisito más importante para que haya una guerra es que haya gente con hambre que no tenga nada que perder como han dicho antes.

Veneficus dijo...

Me ha gustado la entrada y el enfoque neutral que la ha dado, así como las preguntas planteadas.

1- Difícil de saber, aunque me inclino por la idea de que se llegó a un punto en el que las tensiones eran tan altas que era difícil de evitar.

2- Aunque el alzamiento fue por parte del bando nacional, estoy bastante de acuerdo con la opinión de que el hecho que la provocó fue el intento de golpe de estado del 34 y las elecciones locales del 36.

3- Por lo que sé, el frente popular.

4- Desde la anterior legislatura el gobierno creo que está aprovechando el guerracivilismo para polarizar la sociedad y se están despertando viejos rencores.

5- Creo que no. Sobre todo porque hace falta pasar mucha hambre para jugarse la vida.

Por cierto, recomiendo leer la trilogía de alguien contrario a mis ideas, pero crítico también con las de sus copartidarios: "La forja de un rebelde".

ignatus dijo...

A mí también me ha gustado, Señor Neri, lo aséptico del comentario y sobre todo su valor didáctico-ilustrativo para los legos como yo.

Mi ignorancia casi absoluta sobre el tema me lleva, en un alarde de prudencia impropio de mí, a no responder las preguntas. No obstante sí quiero expresar mi agrado general con las respuestas dadas por princesa leia (a sus pies) y veneficus pues en ambos casos no sólo demuestran una razonable prudencia, sino que ambos indican la posibilidad (difícil, como señalan, pero posible al menos) de haber evitado la guerra. Negar esa posibilidad (en esta guerra o en otras) es algo que puede hacernos justificar cualquier tipo de violencia presente o futura, por "inevitable".

Por cierto, si bien entiendo que contestar de entrada sus propias preguntas hubiera podido condicionar los comentarios posteriores, como tengo curiosidad y han pasado unos días, pido a Al Neri que de aquí a un tiempo (antes de que este post caiga en el olvido) dé sus respuestas, si no le parece mal. Le agradezco el post en cualquier caso.

Saludos

Isel dijo...

1-Dado el nivel de descomposición social y la falta de voluntad de diálogo por ambas partes, la consecuencia hubiera sidfo difícil de evitar. Si bien hubiera sido posible algo más rápido y con un estado "transitorio" más corto hasta recuperar las libertades. Pero de todos es sabido la "querencia" de los gobernantes por seguir calentando el sillón.
2- No. Ambas partes son culpables de la pocoa capacidad de diálogo y entendimiento y sobretodo de ceder para llegar a acuerdos y fueron calentando el ambiente. Si bien la situación de algunas izquierdas prácticamente "pre revolucionaria" y quizá provocaron más.
3-Fue una guerra, ambos son culpables de crímees de guerra y poner grados a la inhumanidad es confuso.
4- Sigue influyendo en el sbconsciente colectivo sobretodo a través de cierto vocabulario que ya debería estare trasnochado y que no refleja la realidad.
5- La situación social, no tiene nada que ver, económicamente estamos mejor y culturalmente estamos mucho mejor.

José Enrique Carrero-Blanco Martínez-Hombre dijo...

1º Como poder, podría haberse evitado si se hubieran hecho bien las cosas desde el principio.

2º Es el resultado de un cúmulo de errores, partiendo, por señalar un momento, del reinado del Alfonso XIII y su error de permitir que la dictadura de Primo de Rivera siguiese más allá de lo necesario. Y sucesivas actos irresponsables que llevaron a la proclamación de la República que no se supo mantener por culpa de la clase política de la época. Habría que desarrollarlo más. Recomiendo "El colpaso de la República" de Stanley G. Payne.

3º Los dos hicieron barbaridades, muchas de ellas por odio, resentimiento, venganza, cuitas personales...

4º Creo que es más fruto de utilización partidista del PSOE, como elemento para que sus votantes o posibles votantes le sigan votando, ante la falta de ideas.

5º En principio no, porque estamos en la UE, en la OTAJN y son circunstancias, por ahora, distintas.

Zorro de Segovia dijo...

Interesante. Mi contribución, siempre desde la distancia:

1- ¿Podría haberse evitado la guerra civil?
pues claro que sí. De hecho, si la república hubiera durado tres años más, los españoles habrían combatido, pero codo a codo, contra los nazis. Luego, una vez pasada la guerra mundial ... hubiera sido difícil comenzar una nueva guerra, en un país agotado.

2- ¿Hubo alguna persona, partido o institución que consideres culpable o más culpable de aquella guerra?
no lo sé. Sinceramente.

3- ¿Alguno de los dos bandos se comportó de forma más inhumana o arbitraria que el otro?
Bandos no sé, pero sí personas. En ambos bandos hubo quien mató a sangre fría.

4- ¿Hasta qué punto el recuerdo y las consecuencias de la guerra todavía tienen repercusión en la sociedad y en la política españolas?
En 20 años no quedará nadie nacido antes de la guerra. Ahí terminará todo. No antes.

5- ¿Podría repetirse en España una guerra civil?, ¿en qué condiciones?
Quizá. Somos tan bestias que nos mataríamos por un quítame esos metros de frontera catalana.

Me gustaría acabar con una sexta pregunta:

6- Si aquél 18 de julio le hubieran dicho a Franco que la guerra traería tantos cientos de miles de muertos ... ¿habría obrado como lo hizo?