lunes, 21 de julio de 2008

MENÚ VERANIEGO



Ha llegado el verano, y con él el calor. Sin pasarse, porque esto del cambio climático hace mella, pero más calor que durante el resto del año, al fin y al cabo.

Es bastante habitual en esta estación variar un poco los hábitos de comida, tendiendo a ingerir alimentos frescos y platos fríos. Confieso que el gazpacho y las ensaladas me chiflan. También sería capaz de matar por una buena rodaja de sandía o de melón, de ésas que te comes con las manazas y te escurre el jugo hasta los codos. Entonces, intentas lamerte el brazo siguiendo el reguero de agua, pero cuando llegas al codo ... imposible. Intentadlo, pero va a ser en vano.

Sin embargo, por eso de ir contra corriente, voy a reivindicar algunos de nuestros platos tradicionales incluso en estas fechas. ¿Os habéis comido un buen cocido en julio o agosto? Si no es así, os recomiendo que lo intentéis, merece la pena. De verdad que está tan bueno como en invierno, y las consecuencias son las mismas.

En definitiva, que lo que está rico, lo está igual en cualquier estación del año, así que no tengo la menor intención de cortarme un pelo a la hora de comer cualquier plato, por fuerte que sea. Del dichoso colesterol hablaremos otro día ...

Por cierto, estaría muy bien que los comentarios incluyesen recetas sencillas (es fundamental para un manazas como yo) para el verano.

5 comentarios:

Al Neri dijo...

Jajajaja... Pues yo le confieso que en mi casa jamás se ha diferenciado entre menú de verano y de invierno, y así ha sido siempre muy clásico llegar de trabajar con 40ºC y meterme entre pecho y espalda unas alubias con chorizo cojonudas. A mí eso de las ensaladitas frías de pasta o de arroz, etc, etc, me parece una mariconada como la copa de un pino. No soy nada partidario de robarle calorías al menú en esta estación del año.

Aun así, le doy una receta muy veraniega que me gusta bastante. Es una ensalada templada de lechuga. Lleva lechuga, cangrejo, maíz aceitunas negras y verdes, espárrago y... para hacerla templada, se echa encima una sartencita de gulas recién hechas. Está muy buena.

sefo dijo...

Que animalada comer lo mismo en invierno y en verano, no se como aguantais. Ahora es tiempo de ensaladitas, yo si noto que con el calor tengo mucho menos apetito y desde luego un cocido no me metia no loca.

Isel dijo...

Menuda enladaita que recomiendas Al Neri...
Ahora en verano el cuerpo te pide menos calorías, comidas más ligeras y más líquidos...

princesa leia dijo...

Pues yo tampoco como diferente en verano y en invierno. Tal vez de vacaciones sí, en la playa y eso, pero en casa, ninguna diferencia.

Meletea dijo...

Yo soy también de buen comer y apoyo la reivindicación de los platos tradicionales y de cuchara también en verano... pero eso sí, en algún sitio fresquito y no a pleno sol.

En cualquier caso, creo que con el calor el cuerpo pide menos calorías y comidas frías y más ligeras que en invierno. Al menos a mí me pide más una ensaladita o fruta que un cocido...

Aquí va una receta muy sencilla para estas fechas: melón con jamón.

Si además quereis darle un "toque personal" esta musa os recomienda que paseis el jamón por la sartén. Y si luego haceis un sofrito con unos ajitos y unos trocitos de jamón desmenuzados y lo poneis por encima... mmm... mucho más rico!!