jueves, 22 de noviembre de 2012

LA GENTE FEA DE LAS MANIFAS

No puedo reprimir mi simpatía por aquellas personas que por razón de su personalidad, edad o prestigio, llega un momento en que están por encima del bien y del mal, les importa un bledo quedar como Cagancho, y dicen sin rodeos lo que piensan y lo que les apetece. Por eso en su día aplaudí a rabiar, mientras me retorcía de risa, la bulla de Fernando Fernán Gómez al plasta que le perseguía para pedirle un autógrafo y el glorioso rapapolvo de Paco Umbral a la petarda de la Milá, que le llevó engañado a su programa so pretexto de promocionar su último libro. Dos de los momentos más hilarantes de la historia de la televisión en España.

La última genialidad de este tipo la ha protagonizado ayer mismo el magnífico y entrañable actor Arturo Fernández, soltando en una tertulia sin desperdicio en El gato al agua de Intereconomía que “en las manifestaciones yo en mi vida he visto gente más fea” y, refiriéndose a las concentraciones de la huelga de la semana pasada, que “hay que poner gente guapa, la gente guapa siempre funciona. No hay gente fea excepto estos, que yo no sé dónde fueron a por ellos”.

El galán por excelencia, el actorazo irreprochable, el figurín deseado por las damas de dos generaciones, ha escogido el momento histórico más inapropiado para decir una verdad como un templo y se ha quedado tan ancho. Y es que el chatín, el indiscutible arbiter elegantiarum de España, más que cuadrados, los tiene rectangulares.

El gran Arturo no ha expresado ni mucho menos una frivolidad; se ha limitado a recordarnos una realidad empíricamente contrastable sobre las protestas ciudadanas. No hay cosa más cutre y con menos glamour que las marchas reivindicativas, siempre atestadas de mangarrianes en manada voceando como cabreros consignas toscamente rimadas, y exhibiendo pancartas grotescas. ¿Cómo no va a ser fea la gente de las manifas? La gente enfadada se pone muy feota y al gritar como energúmenos se les deforman las facciones, y luego salen como salen en las fotos. Y después la pinta… Tengamos en cuenta que al menos el ochenta por ciento de las concentraciones están orquestadas por la izquierda más casposa, de modo que no cabe esperar en los rebaños de manifestantes otra cosa que melenudos infectos, puretas con barba y jersey gordo, perroflautas sin duchar, feministas pelicortas pero de sobaquera y felpudo bien poblados, subnormales con aros en la nariz o en las cejas, inmigrantes astrosos y desarrapados de toda especie, que no solo a Arturo Fernández, sino a cualquiera con un mínimo sentido estético, nos ponen los pelos como escarpias.

Pensando en manifestaciones con gente guapa (aunque hortera) solo se me ocurre el Desfile de Madrid del Orgullo Gay, donde bujarras, camioneras, bisexuales y demás viciosos se aseguran, por lo general, de exhibir unos cuerpos esculturales y unos atuendos primorosamente diseñados para la ocasión.

Cada vez estoy más convencido de que la única protesta popular digna, en la que estaríamos bien guapos, es una que hiciéramos entrando a caballo en el Congreso y repartiendo sablazos entre los políticos; o bien erguidos sobre la torreta de un carro de combate atravesando las Ramblas de Barcelona y ametrallando separatistas, o avanzando en formación y fusil al hombro, en vez de en tropel y con silbato como las piaras sindicaleras, hacia el Palacio de la Zarzuela.

Arturo Fernández, una vez más, ha estado apoteósico.

20 comentarios:

Sinretorno dijo...

Genial Arturito y tu post. Muy feos...

Mª Asunción Balonga Figuerola dijo...

¡¡¡Hey, hey, hey...Neri, Altoooooo!!!
Muy bueno el post. Yo también oí a Arturo Fernández la otra noche y me tronché de risa como ahora, al leerle a usted.
Pero tengo que puntualizar que hace bien poco, hubo una manifa - la de reafirmación española en Barcelona el pasado 12 de octubre - con gente de muy buen ver, modestia aparte, yo misma.
Y en mi post "Barcelona, fraterna y victoriosa", hay colgadas fotos de una servidora que lo demuestran...
Por lo demás, ¡genial! estoy de muy malhumos pensando en el 25N y me ha alegrado usted un rato pese a esta omisión impredonable...
Quedo a la espera de sus disculpas.
Un saludo (ya le abrazaré cuando le perdone, de momento no se lo merece)
Asun

Aprendiz dijo...

Buenísimo lo de este hombre, y lleva toda la razón, además es un comentario bastante generalizado. Todos están cortados por el mismo patrón, a ninguno les falta un pearcing, una rasta y un tatuaje, sin contar la ropa que usan y el vocabulario tan vulgar que emplean.

Lo mejor es decir las cosas con naturalidad, a mi también se me escapan constantemente de estas, por eso mis amigas me definen como una chica muy espontánea, pero cualquier día me cruzan la cara.

Aprendiz de brujo dijo...

A mi me parece imprudente descojonarse de quien se manifiesta por querer cambiar una realidad tan triste, como lo que hay hoy en España.O de quien está defendiendo de la manera que considera más oportuna sus derechos.
Soy un comodón profesional, y no me suelo reir de quien pelea nunca.
Y en la situación actual menos:escupir hacia arriba tiene su peligro.
Las manifestaciones, las asociaciones, los ritos, las ceremonias, se prestan a mucha chanza y burla.
Desde un partido de futbol, a una manifestación o un evento religioso. Hay que reconocer que si no participas de la pasión de los participantes, se prestan a la ridiculización y al esperpento.
Aún así reconozco que está gracioso el vídeo.

Dulcinea dijo...

Es verdad lo que dices en las manifestaciones de izquierdas o de obreros, pero en las de derechas como el 20-N, los peones negros o la de Barcelona que dice Asun, no se cumple lo que dices.

Aprendiz de brujo dijo...

Ni en las de prostitutas...Pa chicas gupas ellas.
Ni en las contrarias al matrimonio gay. Esas monjas sexagenarias; esos curas guapísimos del Opus to maqueados.Esas abuelitas tan sexis.
Esas vírgenes rurales tan bellas...

El chico de los tablones dijo...

No había visto el vídeo hasta ahora y he de decir que, sin entrar a valorar lo afortunado o desafortunado del speech de Don Arturo, me he reído muchísimo.

La explosión de sinceridad de Fernán Gómez me recuerda un poco a un profesor de Derecho romano de mi Facultad que está ya algo mayor. Aunque nunca he tenido el gusto de asistir a una de sus clases, es sobradamente conocido en el entorno estudiantil por su causticidad y su brutal facilidad a la hora de decir las cosas sin tapujos. De entre sus mucha citas célebres, hay una en particular que viene muy al hilo del post: "Cuando sean ustedes de mi edad, podrán mandar a la mierda a quien quieran... Ahora también pueden hacerlo, pero yo les recomiendo que no lo hagan".

Aprendiz dijo...

Aprendiz de brujo,

mi pregunta es ¿cuántos de esos que luchan tanto por sus derechos, cumplen también sus obligaciones? Yo no es por nada, pero es que manifestándose todos los días no se soluciona nada.

Aprendiz de brujo dijo...

Aprendiz, yo no lo sé.Simplemente digo, que soy el primero que se descojona con el chatín; pero que desde mi sillón y ordenador, a mi me merece respeto la actitud de lucha e inconformismo contra una realidad que da asco. Y que cualquier reunión multitudinaria desde la barrera, provoca risa.Y desde dentro jode que los de fuera se escojonen.
Y que el toro nos puede pillar a cualquiera.
A tu pregunta en concreto, te diré que seguro que entre miles y miles de manifestantes hay vagos y maleantes. Y también gente trabajadora, cumplidora y comprometida. Y también gente que equivocada o no, cree que está haciendo algo bueno por la sociedad.
Y llamarles a todos piojosos o friquis, no es justo.
Yo sufro a diario manifestaciones de todo tipo al lado de mi centro de trabajo.Y es una jodienda para mi, pero entiendo que la gente se indigne, salga y proteste.
En España seguimos mirando como friquis a las personas comprometidas con una idea.
Es mi opinión.
Un abrazo, "tocaya".

marian dijo...

Y los bomberos ¿qué??? No pueden estar más buenos. Yo creo que las ministras les putean para verlos manifestarse.

Zorro de Segovia dijo...

estuve en la última manifestación, Sr. Neri y queridos comentaristas. Y la gente no estaba fea, sino triste. Bueno echando la vista atrás, yo asistí con una mujer tan bella incluso en su tristeza, que quizá D. Arturo sólo encontró fealdad a su lado.

En cualquier caso, siempre tengo en cuenta a los especialistas. Y en temas de elegancia, el galán es una referencia.

Al Neri dijo...

Dejando un poco al margen las declaraciones de Don Arturo y el tono humorístico de este post, creo que he expresado en varias ocasiones mi máximo respeto hacia las personas que de buena fe acuden a las manifestaciones creyendo luchar así por un mundo más justo o defender sus derechos. No obstante, no siento ni mucho menos la misma simpatía por quien se manifiesta para defender sus ideas que por quien lo hace solo puntualmente por defender sus intereses normalmente económicos.

En todo caso, qué duda cabe soy extremadamente escéptico con las manifestaciones por los siguientes motivos:

- Las considero inútiles para cualquier fin y, de hecho, son la válvula de escape diseñada por el Sistema para encauzar a su manera la indignación y el desahogo social.

-Muy rara vez no son objeto de manipulación política. Podría afirmarse que las manifestaciones sanas y espontáneas pueden contarse con los dedos de la mano.

No me gusta asistir a concentraciones cuando no tengo sintonía alguna con los convocantes o entiendo que están manipulando a la gente para sus fines políticos, económicos o de otro tipo, pero –insisto- respeto a quienes asisten con toda su buena voluntad.

- Es peligroso entrar en la dinámica de las manifestaciones y considerarlas el baremo genuino de la voluntad popular, porque si fracasan y asiste muy poca gente, nuestras ideas o pretensiones quedarán radicalmente deslegitimadas. Ejemplo: la manifestación de Barcelona fue un fracaso rotundo, a pesar de la belleza de Asun, porque hubo muy pocos asistentes en comparación con la Diada y encima muchos de ellos vinieron en manada de Madrid y de otros puntos de España. Si tenemos fe en las cifras, tenemos que admitir por lógica y coherencia que los separatistas tienen razón, ya que son más. Yo no creo nada en las cifras. La verdad es la verdad aunque la minoría sea de uno solo.

- En relación con lo anterior, me repugna el baile de cifras de asistentes a las manifas según las versiones de la policía, de los convocantes o del Gobierno. Tanta diferencia me indigna, máxime cuando estoy seguro de que podría medirse con bastante objetividad. Una muestra más de la manipulación descarada que se hace de las protestas, un aro por el que me niego a entrar. En la manifa del 12-O de Barcelona la cifra de asistentes osciló entre los 6.000 de la policía, los 65.000 del Gobierno y los 100.000 de la organización, algo insultante a cualquier inteligencia.

- Por lo general me desagrada muchísimo el ambiente de las manifestaciones, tanto de las sindicales o de los Indignados, como de las víctimas del terrorismo, como de los grupos católicos del estilo a Provida, que, con todo mi respeto y adhesión en cuanto a sus reivindicaciones, me parecen cursis y horteras a más no poder, se prestan demasiado a la manipulación mediática y ofrecen gratuitamente una imagen minoritaria y marginal del catolicismo.

- Qué coño, y además yo no me veo berreando y coreando consignas en rebaño. Mi carácter y mi estilo no encaja con eso. Cada uno expresa su enfado o su descontento de una manera distinta. Las
manifestaciones no son para mí la forma ideal de expresarlos… Y en todo caso son igual de eficaces (aunque más visibles) que quedarse en casa cruzado de brazos.

Marian, por Dios, esos comentarios suyos no contribuyen nada a la construcción de una sociedad igualitaria y antisexista.

Un poco de dignidad, Zorro. No aproveche nuestro blog para tirarle los tejos a la tía buena con la que asistió a la manifa. Además, ahora que recuerdo fotos suyas de "From Collado Hermoso", es usted algo melenudo y alternativillo. Así cómo va a ligarse a una maciza ;-)

Tablones, se le nota mucho que no le ha gustado nada lo que ha dicho Arturo.

Aprendiz de brujo dijo...

Las manifestciones no son inútiles, por más que yo no acuda jamás a una.La de la Diada, ha formado una cojonuda.Las de la Guerra de Irak, tampoco fueron estériles.
Las que se hicieron en favor de M. A Blanco tampoco me parecieron en balde.
Y algunas de las convocadas por los sindicatos evidentemente tampoco.
La estética del grito, el tambor no es agradable. El silencio me gusta más, pero nos encontramos siempre con la alternativa.
Algunos nos quedamos con los brazos cruzados; otros quereis agarrar sable y caballo....
Nosotros si que somos inútiles, no te parece?.

Mª Asunción Balonga Figuerola dijo...

Amigo Neri, con su elegante y galante piropo queda usted perdonado, abrazado ¡e incluso besado!
Eso de que la manifestación del 12O en BCN fue un fracaso es una simplificación de las circunstancias en que fue convocada.
Y ¿sabe cuantos autocares vinieron el 11S de los más remotos pueblos!¡1.ooo!
Le doy la razón en que las cifras no demuestran nada...
¡Gracias guapo!
PD. MARIAN: A mi los bomberos tambien me gustan!!!
Asun

marian dijo...

Igualitaria y antisexista..... jajajajajajajaja.

Zorro de Segovia dijo...

Sr. Neri, anda despistado en sus conclusiones. La maciza que me acompañaba es mi mujer y mi aspecto en el citado evento fue el de un hombre con traje y corbata (no fuera que no quedase claro a los sindicalistas que venía directamente desde la oficina).

Pd. y sí, en el entorno rural voy a la moda Diógenes, para qué mentir

Capitan Trueno dijo...

Don Arturo, como siempre, un artista!

Por cierto, ultimamente anda sembrado...aqui, en una entrevista para La Razon:

http://www.larazon.es/noticia/8439-arturo-fernandez-no-hallo-mas-paz-que-en-una-iglesia

Respecto a las manifestaciones, coincido con el Sr. Neri en que normalmente se ve mucha guarrindonga feminazi y mucho rojelio sin asear.

Creo que hubo gente decente y normal que cayo en el anzuelo de los convocantes de las manifestaciones; los convocantes eran los mismos que han estado vendiendo barato al trabajador espanol los ultimos 30 anhos. Los sindicatos chaperos esquiroles.

Que asco.

Al Neri dijo...

Sí, Aprendiz de brujo, sí. Sea honrado y admita que el pollo que está montando (ya algo desinflado) Artur Mas lo habría montado igual con manifa multitudinaria en la Diada o sin ella, y que si no llega a ser por el atentado dle 11-S, el PP habría ganado las elecciones a pesar de la intervención en Irak, por muchas concentraciones que hubiera. En cuanto a lo de Miguel Ángel Blanco, ya ve para qué han servido todas las iras ciudadanas. Lo que de verdad ha servido ha sido ese atentado y otros, "gracias" a los cuales ahora la ETA está en las instituciones tan campante. Y las manifas sindicales, dígame qué han conseguido: hemos perdido en 4 días todo lo que habíamos avanzado en décadas.

¡Vivan las manifestaciones!

Zorro, no ando tan despistado porque a la mujer hay que conquistarla y enamorarla todos los días.

¡Así se habla, Capitán Trueno!

A.J dijo...

En sus alabanzas al PP ,"el chatín" Arturo desbarró de mala manera.

Su querido PP no está haciendo nada más que meter la tijera a los de siempre mientras salva los privilegios de la oligarquía financiera , los oligopolios energéticos y la castuza política.

En temas sociales, el PP sigue la onda impuesta por el mundialismo y la ingenieria social zapateriana que no era ,ni más ni menos, que una copia de las bravatas alucinadas de la ONU y Think Tanks como la Rockefeller Foundation y demás miembros de la superélite(los que de verdad cortan el bacalao )

Zp no jodió este país, simplemente contribuyó a que se siguiera jorobando con sus irresponsables y alucinadas políticas.
Este país comenzó su ruina en 1978.
Es un país desindustrializado, con un estado hipertrofiado, una población adoctrinada en lo peor, lleno de clientelismos y mafias financiero-políticas y en esto Arturo, el PP tiene la misma responsabilidad que la izquierda.

La nueva ocurrencia del PP, regalar nuestra nacionalidad o venderla baratita,¿qué clase de gente puede estár interesada?
Lo peor, como si no tuvieramos ya mafias y medio lumpen del tercer mundo.

Arturo, quedaste como un ignorante sectario de derechas.

Quien se crea que los problemas de España en todos los campos provienen solo del PSOE y en concreto de ZP es que no tiene ni idea del país en el que vive, mucho menos de su historia en las últimas décadas.

Si hay algo peor que un sectario de izquierdas, es un sectario de derechas(y más si es de corte liberaloide patriotero)

A.J dijo...

Hasta yo que estoy en las antípodas filosóficas del perroflautismo-izquierdismo burgués, tengo tentaciones de ir a hacerles bulto a veces a las manifas(y de hecho igual lo hago)porque le guste o no al"gentelman" Arturo, en España ante el nivel de corrupción y desverguenza moral existente, lo menos que se debe hacer es armar bulla.

De todas las maneras ,yo sigo esperando el golpe de estado, aunque así me quedaré, esperando(eso sí, nunca desesperando)