martes, 20 de noviembre de 2012

ESPAÑA NECESITA UN LÍDER

No se trata de predicar el mesianismo, pero tengo la completa seguridad de que gran parte de los problemas que padece España podrían solucionarse si las riendas políticas las manejase una persona con carisma, capaz de ejercer un fuerte liderazgo, de aglutinar a su alrededor todos los intereses y sectores, y de encauzar en una misma dirección todas las energías patrias.

No estoy restando importancia a los equipos, a la colaboración ni al consenso. No estoy despreciando las ideas, las estrategias y los proyectos bien construidos, ni los conocimientos técnicos. Pero yo tengo una gran fe en los buenos líderes y pienso que todo lo anterior puede ser inútil sin una cabeza visible y hábil que sume esfuerzos y dirija las operaciones con mano firme.

Un dirigente con personalidad, que sepa llegar a los oídos y a los corazones de sus compatriotas, que tenga la habilidad de tocar la fibra sensible de los españoles, motivarlos y sacar lo mejor de ellos. Un líder conciliador con el don de superar las divisiones y aunar todos los bríos al servicio de una causa común y del interés general, empezando por el apoyo generoso a los más humildes. Un adalid enérgico al que no le tiemble el pulso para aplicar el bisturí si las circunstancias lo exigen. Un auténtico conductor de masas con fe en su Patria y en su pueblo que logre encender nuestras más nobles pasiones y nos ayude a arrancarnos las sanguijuelas de la actual clase política, de la banca egoísta y del separatismo disgregador.

Alguien capaz de ponernos en marcha para llegar a tiempo a nuestra cita con la Historia y con la Justicia.

Es poco realista suponer que los dirigentes de los actuales partidos puedan encarnar esta delicada misión, que exige arrojo, gancho mediático, contundencia y amor a la Verdad antes que un abultado currículum, una formación exhaustiva o una alta cualificación técnica. Un sencillo trabajador con la suficiente clarividencia de los problemas que nos asolan, que transmitiera honradez, que dominara la palabra y que en un momento dado pudiera acceder a los medios de comunicación podría hacer mucho más por nuestro país que toda la estofa de cobardes y sinsustancias que hoy lo administran.

Una prueba de que España necesita como el comer líderes atrayentes y con ángel, que se atrevan a cambiar el discurso oficial para ofrecer soluciones diferentes y nuevas esperanzas, es el imparable avance electoral de UPyD, que cuenta en efecto con una portavoz carismática que dice bien alto y claro lo que tantos piensan pero todos callan por distintos motivos. Se la podrá acusar de radical, de oportunista o de populista, pero el caso es que Rosa Díez es la única política con relevancia mediática que se atreve a ofrecer soluciones innovadoras, valientes y realistas a los graves dramas que sufrimos.

Soluciones que podremos compartir en mayor o menor medida en función de nuestras ideas, pero a donde quiero llegar es a que los logros de Rosa Díez tienen mucho mérito, pues ha apostado fuerte con un programa muy definido, sin titubeos centristas; ha sabido captar muy bien una parte de las preocupaciones de la sociedad española, y ha tenido la valentía de escapar del binomio izquierdas-derechas con una alternativa fresca y transversal que ha unido bajo las mismas siglas a personas de sensibilidades diametralmente opuestas, como socialistas y ultraderechistas, por ejemplo.

Y eso es a lo que me refiero cuando hablo de liderazgo. Buen líder es quien logra que todos aparquemos nuestras propias concepciones e intereses, y nos volquemos juntos en un mismo proyecto, en el que ha sabido involucrarnos.

14 comentarios:

J dijo...

El líder que usted dice que necesitamos no puede formar parte del sistema actual; un sistema que es causa de muchos de los males que nos asolan.

En cuanto a Rosa Díez, a mí no me vale como líder una persona que defiende el aborto...

Mª Asunción Balonga Figuerola dijo...

¡Completamente de acuerdo Al!
Gran post para conmemorar el asesinato de José Antonio¡PRESENTE!.
Temo que cuando surga esa persona ya sea tarde ¡Dios no lo quiera y usted y yo lo veamos!
Un abrazo
Asun
PD Rajoy como líder es lamentable y Soraya, la vicepresidenta, un saco de patatas...y la oposición mejor ni nombrarla.
Yo tengo fe en Albert Rivera porque es valiente y en Cataluña habla claro pero...está muy verde...

Isel dijo...

Estoy de acuerdo con usted en el diagnóstico de la necesidad de un líder (que no caudillo...) y en la visión que tiene de upyd, de, lo poco, junto con ciudadanos en Cataluña, que plantean un cambio.
No hace falta que estés al cien por cien de acuerdo con ellos.
Lo que más me suele sorprender de la gente es que suele reclamar lo mismo que usted pero cuando parece que surge algo diferente le ve tres pies al gato y le saca pegas hasta de donde no las hay. El caso es criticar y después votar a los de siempre, porque votar a esos nuevos no vale para nada, aunque después dicen que su voto tampoco vale para nada... el caso es quejarse sin hacer nada.

Volviendo al tema de upyd, tengo esperanza de que este partido sea, por lo menos, un revulsivo para que los panes sin sal que tenemos se pongan las pilas. Y esperemos que tengan más poder en próximas elecciones.

LBM dijo...

Se agradece que en los tiempos que corren alguien le de importancia a los líderes políticos. 

El escepticismo y la desconfianza hacia todo lo político parecen haberse apoderado de la mente del ciudadano medio, incluso de los más informados y con cierta preocupación por la cosa pública. Hasta tal punto es así que incluso los más reflexivos consideran que sólo las personas técnicamente cualificadas -pensemos en juristas, economistas, médicos, etc- deberían ocupar una responsabilidad política. Quiero pensar que este modo de ver la política se debe a las serias y evidentes deficiencias de gran parte de los políticos en la actualidad, a cuya ignorancia e irresponsabilidad les debemos buena parte de nuestros actuales problemas y no a que se crea, en abstracto, que la tecnocracia es lo mejor.

Reivindicar el papel de la política y, con ella, de los políticos es fundamental. Pero, ¿qué es un político? Max Weber defendía la acción política en su libro "El político y el científico". Para este autor -esta cita la recuerda muchas veces Rosa Díez, por cierto- un político tiene que reunir tres cualidades: pasión, responsabilidad y mesura. El altruismo, el compromiso por lo que es de todos, la capacidad para ver las cosas con perspectiva, y todo lo que has señalado, son características imprescindibles. Porque la política consiste, precisamente, en defender lo de todos, en llegar a acuerdos, en poner las cosas claras y no venderse. Para eso no hace falta ser un técnico, hace falta tener las cosas claras,  saber tomar decisiones y no ser excesivamente egoísta. Si además de todas estas cualidades eres un experto en Derecho o en economía pues genial. 

Ya que has puesto el ejemplo de Rosa Díez: es el prototipo de lo que creo que debe de ser un político. No sabría describirlo bien, pero sé que gran parte de mi compromiso político se lo debo a ella. Porque cree en lo que hace, lo vive y hace que los demás nos enganchemos. Tiene las cosas muy claras porque tiene fijado el objetivo: defender lo que cree que es mejor para todos. No le importa lo que le digan, defiende las ideas sin complejos y sin ataduras ideológicas. Ha sido capaz de evolucionar y adaptarse a los cambios, por eso es progresista. El poder establecido o establishment es el que mejor conoce todo su potencial, por eso unos la omiten y otros la critican. Pero es demasiado astuta y persistente como para derrotarla. Simplemente, es genial.

Capitan Trueno dijo...

Rosa Diez en un plano personal podra ser una mujer honrada y con las ideas claras, pero esta rodeada de otros colaboradores y miembros de un partido politico que como todo partido supone una piedr mas en el edificio de un sistema que lleva mas de 3 decadas desmontando Espana.

La solucion llegara, me temo, cuando el pais se encuentre en la encrucijada del ser o no ser, como tantas veces ha sucedido en la Historia de Espana.

Quiza entonces alguien (quiza un politico, aunque me temo que no) puediera aglutinar las inquietudes de la gente ante el futuro.

garrotevil dijo...

Parece que mucha gente estamos pensando lo mismo...http://spainesasi-garrotevil.blogspot.com.es/2012/11/el-hombre-ese-ser-imprevisible.html
...tal vez el problema es en que tipo de escorpion elegimos y cual es su naturaleza...en fin es paradojico que en tantos sitios libres se hable de lo mismo...pero lo dicho a ver a quien elegimos

Aprendiz de brujo dijo...

Indudablemente en España hay que frontar cambios importantes. En esta situación, un lider sólido, íntegro y a poder ser carismático.
A mi Mariano Rajoy, siempre me ha parecido un político preparado y solvente, -aunque nunca le haya votado.Pero la verdad, le estoy viendo apocado y hasta un tanto huidizo.
Su falta de presencia, quizás obedezca a criterios oportunistas, asesores de imagen y demás mierdas que condicionan la política.
La verdad es que el hombre no tiene el respaldo unánime de su partido y eso es una jodienda.
Por lo que se refiere a Rosa Díez, su valentía en el País Vasco ya me memerece toda admiración. Es una mujer valiente, pero últimamente me han surgido dudas hacia ella.
A veces pienso que es un submarino, que perjudica muchísimo al PP. La única persona que conozco que la ha votado, y no es ultraliberal y muy de derechas,soy yo.
A veces pienso que es una resentida. Aunque yo creo que paradójicamente al PSOE le ha robado mucho menos votos que al PP.
Me gusta su laicismo militante, no me gusta su postura pro-abortista.
Me gusta su centralismo jurídico,no me gusta que se desconozcan sus políticas económicas.
Por todo esto solo la voté una vez.

El chico de los tablones dijo...

Suscribo enteramente el comentario de LBM, sin duda una de las mentes más despiertas y racionales que habitan mi aula.

Yo a días pierdo la fe en el voto, según me levante. Pienso que, mientras no se modifique la Ley Orgánica de Partidos Políticos ni la LOREG, mi voto únicamente contribuye a legitimar este sistema electoral de chiste. Ahora bien, mi apatía de cara a las urnas no me impide mostrar mi simpatía hacia líderes políticos de la talla de Rosa.

El primer nombre que me viene a la cabeza al oír la palabra "líder" es Winston Churchill. Por desgracia, estadistas así ya no se fabrican. Y menos aún en España, donde el descreimiento político es a un tiempo causa y efecto de tener la casta política que nos merecemos. Porque -no nos engañemos- los políticos suelen ser un reflejo más o menos fiel de su electorado.

Por cierto, entre LBM, Capitán Alatriste, el que esto escribe y algún otro que está empezando a engancharse a lo agridulce y políticamente incorrecto, La pluma ya cuenta a lo tonto con varios adeptos entre las filas de 5º DADE de UniZar :-)

Al Neri dijo...

El post iba sobre la necesidad que tiene España de auténtico líder y he citado a Rosa Diez porque me parece un ejemplo de líder nata. Julio Anguita también me lo parecía.

Eso no quiere decir que no comparta íntegramente los comentarios de J y Capitán Trueeno; que me resista a ver no tres, sino muchos pies al gato de UPyD; o que no acepte los matices que muy acertadamente ha señalado Aprendiz de Brujo.

Cualquiera que siga este blog sabe que mi filosofía política choca frontalmente con el ideario de UPyD. No solo por algunas de las razones ya apuntadas, sino por otras muchas. Algo que a mí me escama de este partido, y que ha insinuado el Brujo, es que solamente exhibe y desarrolla en su programa aquellos puntos que le interesan para espolear al electorado, no ofreciendo una imagen global fideligna de sus propuestas en materia económica, de laicismo, de aborto, etc.

Aun así, reconozco a Rosa Díez casi todas las virtudes de las que habla LBM, al que damos una calurosa bienvenida, y, sobre todo, una habilidad y unas dotes de liderazgo muy destacables.

A mí de Rosa lo que más me impresiona es que ha conseguido que la voten bastantes personas de mi entorno familiar y de amistades con ideas totalmente distintas. Eso es algo que me hace reflexionar mucho y además a mí me parece muy positivo que alguien pueda aglutinar sensibilidades ideológicas muy diferentes, que pueda hacer olvidar a mucha gente las etiquetas de izquierda y de derecha en las que siempre se han movido. UPyD tiene gestos muy valorables de cara a la siempre cacareada y nunca bien enfocada reconciliación nacional.

Por último, aunque UPyD comete el error (cae en la tentación) de pedir formalmente el federalismo, no olvidemos que su federalismo sería mil veces preferible, justo e igualitario que el modelo autonómico y que el federalismo que piden los sociatas y los de IU. El Estado que pide Rosa Díez es muchísimo más racional y centralizado que el que tenemos ahora.

Muy interesante su post, Garrotevil.

Tablones, así me gusta: Gente lista y crítica en el blog. Que se entere todo el mundo de que la gloriosa Corona de Aragón no solo son los catalanes, coño.

Kello dijo...

A mi esta señora no me parece, como tu dices "Líder", ya que propone esas cosas porque sabe que no va a poder llegar a gobernar en España y en el caso de que llegara, habría que ver si cumple lo que dice, porque recuerda que es una política mas.

Gustav Becker dijo...

Un lider lo primero que necesita son convicciones, porque cuando las tiene profundas y firmes, transmite la pasión en su defensa.
El problema es que el sistema de partidos en España está podrido hasta la médula. Ni PP ni PSOE tienen convicciones y al no tenerlas, no pueden contar con líderes que arrastren masas.
Nunca más que ahora está de actualidad la obra de Gonzalo Fernández de la Mora "El crepúsculo de las ideologías", un verdadero oráculo.

A.J dijo...

Isel, un caudillo es un líder militar y coloquialmente hablando significa lo mismo líder que caudillo.
España más que un líder necesita gente decente, honesta y con sentido de estado, personas con ideología y patriotismo(que no patrioterismo como el PP).

No soñéis, no va a haber ningún líder, si realmente surgiera alguno, la casta política y el sistema lo liquidarían, seguramente literalmente, y lo liquidarían no desde dentro, sino quizás desde fuera(que se lo digan a Carrero Blanco y le pregunten a Kissinger y la CIA...)

Del pueblo no esperéis nada.
Tras las elecciones de Cataluña, Vascongadas y Galicia todo sigue igual escaño arriba escaño abajo, legalización arriba o legalización abajo.

El gran problema de España es el llamado"macizo de la raza" del que hablaba Machado.
La idiosincrasia mayoritaria de un pueblo ignorante, envidioso y picaruelo hace imposible cualquier cambio.

La clase política española es la quinta esencia del pueblo que le vota.

No soy agorero, soy realista.

A.J dijo...

Gustav Becker, totalmente de acuerdo.

Desde la caída del muro de Berlin y el anunciado "fin de la historia" de Fukuyama, ya no hay ideologías , mejor dicho, hay una monoideología, la socialdemocracia neoliberal capitalista global(si , si, socialdemocracia y neoliberalismo pueden coexistir) con con su dios mercado y su verdadero amo, la finanza(que al estar globalizada ya es transnacional)


Yo no creo en el fin de la historia como Fukuyama, esa teoría es absurda y de ser válida, simplemente serviría para enmarcar unas cuantas décadas.
La historia está estancada, pero no finalizada, la cuestión es saber quién y cómo la volverá a hacer girar.

No hay ideologías por algo muy sencillo: de momento todo el mundo está hipnotizado por el materialismo y la sociedad de consumo, atontado pro los medios de¿información? que pertenecen a la superélite, pero la gente se está empezando a cabrear al ver que todo es una patraña.
La revolución rusa o la guerra civil española se gestaron durante 4 décadas, las catarsis no son cosa de hoy para mañana en estos casos.

Al Neri dijo...

Kello, es una política más del Sistema, pero no olvide que es muchísimo más lista y carismática que los demás. No descarte tan alegremente que llegue al poder. Es difícil, pero no imposible. si la crisis dura -y va a durar- la política puede darnos algunas sorprensas y esta mujer va embalada. Le doy la razón en que no es ninguna revolucionaria y que si gobernara tendría que matizar parte de lo que ahora promete, pero ¿no cree que son más atractivas sus promesas matizadas y rebajadas que lo que hacen los de ahora?

Excelentes análisis, Gustav y AJ.