miércoles, 8 de abril de 2009

UN MECHÓN DE SU CABELLO...

Probablemente mentiría si digo que es la primera cosa en que me fijo en una mujer, pero tengo claro que es una de las que más me fascinan. El cabello de una chica lo es todo. Es la bandera de su feminidad, la corona de su belleza, el arma mortal de su coquetería, el reflejo de su estado de ánimo, el símbolo de su sensualidad y la expresión de su ternura. Las chicas con el pelo a “lo chico”, por muy guapas que sean, nunca han conseguido captar mi atención, ni mi interés. Me encanta la melenita y, mejor aún, el pelo largo, que es un tesoro que me encandila y que ellas cuidan con orgullo y con mimo.

Es verdad, me fascinan las diferentes formas y peinados del pelo de las mujeres. Me pierde la cola de caballo, que les da ese aire de niñas buenas, aunque sean unas vampiresas; me enloquece el cabello suelto, tanto cuando cae recto y disciplinado como cuando vuela sin norma ni vereda, flotando e inundándolo todo a su alrededor; y lo que más me gusta, sin duda, es cuando una chica convierte su sobrio recogido en una melena enloquecida, casi obscena. Una mujer guapa soltándose el pelo es un espectáculo que siempre me sobrecoge. También me encanta, por lo entrañable, el “moño de emergencia” que sólo te dejan ver cuando hay mucha confianza.

El pelo de las chicas es su seña de identidad y puede llegar a decirte mucho sobre ellas. Su olor y su tacto, que son únicos en cada mujer, se graban para siempre en la memoria de los sentidos.


7 comentarios:

El francotirador dijo...

Que poético y brillante.A mi me gustan más las medias melenitas,pero aún así reconozco que hay pocas cosas más sensuales que una hermosa mujer cuando en plena pasión se suelta el pelo,como decia si además es o media melena o un poco más y además en un poco rizada...ejem no sigo.

Jesús Sanz Rioja dijo...

Tienes más razón que un santo. ¿Por qué será que las progres suelen llevar el pelo corto?

La foto es buenísima.

El francotirador dijo...

Por cierto con tú permiso te tomo prestado alguna brillante expresión "bandera de su feminidad,corona de su belleza".Nunca se sabe y yo estoy aúnque en los prolegómenos del desguace,acechando a la presa,je,je,je.

Aprendiz dijo...

Muy interesante lo que cuentas de las melenas...

Yo la verdad es que nunca he podido entender cómo las mujeres se cortan el pelo "a lo niño", será todo lo cómodo que sea, pero realmente a pocas les queda bien y además se les va toda la gracia.

Como ocurre con los hombres, algunos tienen el pelo muy bonito, pero no todos se pueden permitir dejárselo largo por mucho que les guste.

El Subdirector del Banco Arús dijo...

Magnífico post, sr. Neri. Totalmente de acuerdo con usted. Me gusta sobre todo la cola de caballo o, incluso, las libidionosas coletas por las mismas razones que usted expone.

Y, de la misma forma, no puedo ver ni en pintura que una mujer se deje el pelo corto a lo chico o, peor, aún, rapado. Es propio de mujeres antifemeninas que representan todo lo contrario de lo que debe ser una mujer.

alojamora dijo...

Pero, ¿esto qué es? ¿un anuncio de Pantene?

ignatus dijo...

Neri, no nos has dicho nada de las rastas, pero supongo que, al ser pelo largo, también te molarán, je,je...

A mí el pelo no me dice mucho... bueno, no al menos el de la cabeza... (perdón, perdón, perdón, perdón, perdón... se me ha escapado mi "pronto" más vulgar).

La verdad es que nunca he pensado en ello, pero creo que, aunque ayuda a realzar (o no) la belleza, a mí no me distrae demasiado de los rostros.

Saludos