lunes, 6 de abril de 2009

NOTAS RÁPIDAS SOBRE EL ABORTO

Sobre el tema de la próxima ampliación del aborto, que en tantos blogs y medios católicos se ha tratado, yo sólo quiero esbozar las siguientes notas breves:

1- El aborto es un crimen terrible que debería ser castigado con severidad.

2- Sin ninguna duda, la mayoría de los españoles tiene hoy en día una postura favorable o flexible con el aborto. La crítica sin resquicios a cualquier modalidad de aborto sólo proviene de sectores católicos ultraminoritarios.

3- El Partido Popular es un partido abiertamente abortista y jamás moverá un dedo para que en España se deje de abortar. No representa de ningún modo a los católicos españoles.

4- El “antiabortismo” se ha convertido en un instrumento político de la oposición. Les intereresa que las manifestaciones contra el aborto sean multitudinarias para que sirvan de indicador del descontento con ZP, pero yo tengo el convencimiento de que una parte importantísima de quienes participan en estas movilizaciones no alberga sentimientos antiabortistas sinceros, o al menos, en muchos casos, sólo se opone a la Ley de plazos.

5- Las manifestaciones no servirán jamás para frenar la iniciativa legislativa de ampliación mientras se mantengan las ya citadas circunstancias. Da igual cuántas se hagan y lo multitudinarias que sean. Además el ambiente alegre y hasta festivo de las mismas es incompatible con el drama del asesinato de miles de niños en el vientre de sus madres.

6- Mientras tengamos un modelo político que permita que una cuestión como la vida humana pueda ser objeto de debate, consenso o votación, siempre habrá aborto legal, pues existen numerosos intereses sociales y económicos que “aconsejan” su despenalización.

7- Hoy es imposible que un grupo político que defienda la persecución integral del aborto obtenga ninguna cota de poder a través de los cauces previstos en la Constitución.

… Y no tengo nada más que añadir.

22 comentarios:

LANGOR dijo...

Buenas tardes:

Coincido en todos los puntos menos el primero y el ultimo.

Desde una perspectiva utilitarista, un crimen es tan grave como la sociedad en su conjunto lo considera y si es evidente que hay posturas "flexibles" mayoritarias como bien dices es un crimen pero no tan grave.
Lo demas es moral (muy respetable sin duda).
Tambien creo que hay que tener en cuenta que en los paises de nuestro entorno tienen legislaciones similares (un poco mas o menos restrictivas) y no hay ninguna legislacion que mantenga una postura intransigente a ultranza con el aborto.

Respecto al ultimo no estoy de acuerdo porque quiza no adquiera cuota de poder directa pero si podria tener influencia (lobby) si estuviera bien organizado.
Por ejemplo, los de la SGAE y asimilados tienen a toda la sociedad en contra suya y ya ves que tropelias cometen con lo del canon y similares.
Es decir, que se puede influir y mucho si se esta bien organizado y se tiene una buena estrategia.
Tal vez esos grupos deberian de replantear su estrategia.

Un saludo

Al Neri dijo...

Langor, tienes razón en que cuando hablo de castigar el aborto "con la máxima severidad", puedo estar dando a entender que debería ser unos de los delitos más graves del Código Penal. Así que cambio la frase.

Creo que las legislaciones europeas contemporáneas no son el mejor ejemplo de lo que debe hacerse, ni con el aborto ni con nada.

La SGAE tendrán a todo el mundo en contra, pero sus actuaciones tienen un respaldo legal. Y esas leyes las han aprobado los "representantes" de los ciudadanos. El lobby antiabortista
no sólo es marginal y produce rechazo en la mayoría de las mentalidades de nuestro tiempo, sino que además carece hoy por hoy de cualquier influencia en la sociedad.

A donde quería llegar es que, en el caso del aborto, a un católico sinceramente demócrata no le queda otra que aceptar la realidad y dejar de hacer el paripé. A los otros católicos, a los que rechazamos de plano un modelo político relativista donde puede votarse hasta la honra de la madre de uno, se nos ocurren muchas soluciones legítimas para acabar con el aborto, ninguna de las cuales encaja -qué pena- en el actual marco constitucional.

El Subdirector del Banco Arús dijo...

En su día las legislaciones de muchos países permitieron el tráfico de esclavos, por poner un ejemplo. No creo que el hecho o la imitación deban servir como única referencia para el legislador.

Por ejemplo, aquí se juzga como bueno que un país musulman copie nuestro modelo de legalidad. De esta forma lo que juzgamos por bueno no es la adecuación a la situación social sino que se copie nuestro modelo. Y si nuestro modelo no es lo suficientemente ¿"avanzado"? entonces copiamos el de otros. Vamos, la ley del embudo.

Podíamos copiar la legislación irlandesa pero no, copiamos la holandesa.

El lobby abortista no tiene influencia masiva social, es cierto, pero sabe qué teclas tocar: políticos (Leire Pajín es una de sus secuaces) y medios de comunicación, sobre todo.

En cuanto a lo de ser católico y aceptar este sistema creo que son cosas completamente incompatibles.

eligelavida dijo...

Desgraciadamente, coincido en que la mayoría de los españoles tiene hoy en día una postura favorable o flexible con el aborto. La prueba es que los dos partidos votados mayoritariamente en España son abortistas. El Partido Popular ya ha demostrado que jamás moverá un dedo para que en España se deje de abortar. Dices que no representa de ningún modo a los católicos españoles, y es cierto, sin embargo, sigue recibiendo gran cantidad del voto católico. ¿Cómo lo explicas?

Al Neri dijo...

Eligelavida, yo conozco muchos católicos (y cuando hablo de católicos no me refiero sólo a bautizados) que se niegan a votar al P.P., aunque como muy bien dices hay muchos otros que le votan (sin duda la mayoría)

La explicación que yo doy es doble:

- Primero, los españoles tenemos una mente excesivamente esquemática en cuestiones políticas y nos resistimos mucho a "cambiar de chip". Durante muchas generaciones hemos asociado a la derecha política con los valores católicos y con la defensa de los intereses de la Iglesia y desgraciadamente seguimos haciéndolo a pesar de que las circunstancias han cambiado radicalmente, entre otras cosas porque ya no existe la derecha. Pero nos empeñamos en creer que sí existe o en votar a quienes consideramos sus herederos.

- En segundo lugar, los católicos están totalmente convencidos de que hay que votar en las elecciones y de que este voto debe ser útil (mentalidad inculcada desde arriba por razones obvias). Y como los sectores más conservadores odian visceralmente a lo que ellos consideran izquierda (PSOE), apoyan con su voto a "lo menos malo", digamos que por eliminación.

Teutates dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Teutates dijo...

1º El aborto debe ser delito parecido con repercusiones legales similares al homicidio siempre y cuando lo que se practique sea matar una vida.
2º Pueden existir determinadas causas en las que el aborto no implique pena por darse algún tipo de eximente completa, por ejemplo grave riesgo para la vida de la madre, o inviabilidad del feto.
3º Desde el punto de vista relativista ahora está muy de moda decir que estar a favor o en contra del aborto es algo meramente moral y que cada uno que haga lo que quiera. Que políticamente es lo que se vote. Esto es pura falacia e hipocresía, un erradicar la vida es matar, y eso está tipificado en el código penal como homicidio.
4º Lo único que puede ser discutible es el momento a partir del cual existe una vida viable dentro del útero materno, pero ante la duda, se ha de optar siempre por la vida del feto.
5º Ante el rechazo del niño por parte de los padres, siempre exise la posbilidad de darlo en adopción, muchos padres frustrados lo agradecerán y se ahorrarán mucho dinero en tener que ir a por niños y niñas a lejanos territorios, y habremos salvado una vida.

Joven Madrileño dijo...

Pues en mi caso el estar en contra del aborto no se debe a cuestiones religiosas sino morales. Cualquiera que conozca cómo se realiza un aborto y cómo queda un feto, si tiene algún mínimo sentimiento humano, debe rechazarlo de plano.

Hay que iegalizar las clínicas abortistas, son el negocio de la muerte, se pasan por el forro la actual ley. Si antes había 112.000, con la nueva ley puede haber 5 veces más.

Lanarch dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Lanarch dijo...

Una cosa que me ha hecho alucinar...

Al Neri: "...entre otras cosas porque ya no existe la derecha."

¿Mande lo qué? ¿Vivimos en la utopía comunista o algo así y yo no me he dado cuenta?

Dulcinea dijo...

Yo tambien pienso que las manifestaciones no sirven para nada, resulta patetico ver miles de personas antiabortistas en la calle y que no haya ningun partido que represente estas ideas. Bueno, si hay algunos partidos pero muy minoritarios y sin posibilidades reales de hacer nada, aunque tienen mucho merito porque luchan contracorriente. A mi me gustaria que se dijeran alternativas politicas al PP para evitar el aborto, que dijerais los que sepan partidos legales que se presenten a las elecciones que condenen el aborto en todas sus formas porque a lo mejor lo que tenian que hacer los catolicos es votar a esos partidos masivamente.

Al Neri dijo...

Lanarch, te intento explicar brevemente.

A grandes rasgos, la derecha española ha sido una corriente política con dos notas históricas: el conservadurismo moral y religioso y la defensa de las estructuras económicas capitalistas y de las situaciones de privilegio de la clase alta. Así de claro. En mi humilde opinión, ambos rasgos deberían ser contradictorios de raíz, pero se ve que los ricos nunca lo han visto de esa manera.

Al decir que ya no existe la derecha en el panorama de los grandes partidos lo que quiero dar a entender es que por una parte ni el PP ni el PSOE defienden desde luego posiciones cercanas al mensaje de la Iglesia en lo que a valores y moral se refiere, y por otra a que la mentalidad capitalista, la insolidaridad cerril y la visión de la mano de obra como un simple objeto, que han caracterizado siempre a los derechistas, ya son patrimonio a partes iguales de los dos grandes partidos que se turnan en el poder.

Muchísimos buenos católicos y además humildes trabajadores votan al PP en la creencia –ingenua a mi entender- de que votan la primera de las características, pero no la segunda.

SUSI dijo...

Por primera vez,y sin q siente precedente,estoy de acuerdo con dulcinea,las concentraciones en contra del aborto,no sirven de nada.Estas movilizaciones,son siempre convocadas por unas cuántas organizaciones privadas,carentes de todo apoyo financiero q no sea,el de sus propios socios y simpatizantes.
Este clamor social q no sirve para nada,será ignorado como siempre y el gobierno llevará a cabo su holocausto,pues no hay rastro ni respeto a la dignidad humana.

Lanarch dijo...

> Al decir que ya no existe la derecha en el panorama de los grandes partidos lo que quiero dar a entender es que por una parte ni el PP ni el PSOE defienden desde luego posiciones cercanas al mensaje de la Iglesia en lo que a valores y moral se refiere, y por otra a que la mentalidad capitalista, la insolidaridad cerril y la visión de la mano de obra como un simple objeto, que han caracterizado siempre a los derechistas, ya son patrimonio a partes iguales de los dos grandes partidos que se turnan en el poder.

Bueno, en ese caso yo diría que es la izquierda la que ha desaparecido, ¿no? Es el PSOE quien tiene posiciones capitalistas que no cuadran con las ideologías de izquierda.

> Muchísimos buenos católicos y además humildes trabajadores votan al PP en la creencia –ingenua a mi entender- de que votan la primera de las características, pero no la segunda.

Lo curioso es que muchos piensan que la segunda es buena para ellos...

Al Neri dijo...

Lanarch, en cierto modo así es: Desde el punto de vista de la segunda característica que cito (capitalismo), la izquierda ha muerto y todo el mundo de ha derechizado.

Con tu segundo comentario desgraciadamente estoy muy de acuerdo.

LANGOR dijo...

Buenas tardes a todos:

Como veo que el debate esta muy animado voy a matizar un par de cuestiones de mi intervencion anterior:

- Cuando hablaba de la legislacion comparada no lo decia por razones morales sino practicas. Supongamos que aqui se prohibe el aborto y en el Reino Unido no. ¿Con los precios de los vuelos y la libertad de circulacion de las personas que existe alguien cree que iba a servir de algo?¿Y si hay todavia mas paises que lo permiten? Por tanto y a mi enteder habria que añadir a la prohibicion de abortar una prohibicion a la libre circulacion de personas, cosa que a dia de hoy seria inviable.

- Respecto a los catolicos y su situacion en el orden constitucional mi opinion personal(como no catolico y desde fuera de la iglesia) es que el catolicismo se ha convertido en el moderno culto imperial. La gente cumple con las formas y poco o nada mas.
Por tanto cuando se habla de catolicos deberia de diferenciarse entre catolicos verdaderos y catolicos de culto imperial (o no practicantes).
Y desde esta optica creo que el numero de verdaderos catolicos es muy pequeño, razon por la que este orden se mantiene con una salud de hierro a pesar de practicar muchas cosas no catolicas.

Mi humilde opinion y conclusion de este debate es la siguiente:
Se ha perdido la batalla moral. A la mayoria de la gente no le importa un pito el aborto. Podemos tener diversas opinones pero socialmente se considera aceptable pero a nadie se le hace el vacio por haber abortado (o ayudado a ello).
Con estos antecedentes considero muy dificil que vaya a haber una modificacion de esta situacion en los proximos años, ya que los que reclaman un cambio no tienen fuerza alguna.

Un saludo

Petete dijo...

A mí me parece bien que el aborto se quede como está, con los supuestos legales que hay, pero que se cumpla la ley, es decir que no se hagan informes automáticos de que hay peligro para la salud psíquica de la madre y ya está, sino que sea una cosa seria. Lo de los plazos en cambio me parece una aberración de mucho cuidado. De las manifestaciones estoy de acuerdo en que son inútiles y de sectores muy minoritarios que no representan a nada. Estoy en contra de que el PP sea abortista, es pura demagogia, y se va a oponer a la ley de plazos porque cree en la vida humana. Tampoco estoy nada de acuerdo con la definicion que has dado Al Neri, de derecha política, que sea insolidaria, etc.

Txiripitiflautiko dijo...

El debate sobre el aborto ha servido, entre otras cosas, para que la gente compruebe que el Pepé es un partido abortista. Cuando la gran mayoría de votantes del Pepé se vayan dando cuenta de que ese partido no les representa y dejen de votar "el mal menor", es cuando las cosas pueden empezar a cambiar en España. En lugar del "mal menor" pepero, el "bien posible" del Frente Nacional.

Aprendiz dijo...

Al Neri, sobre lo que has dicho del ambiente festivo de las manifestaciones, es verdad que es contrario como bien dices con el drama que supone el aborto, pero si lo miras desde otro punto de vista te darás cuenta de que es una manifestación donde participan niños y gente joven en defensa de la vida, y sólo pretenden dar ese toque de color y alegría que tiene la vida.

En cuanto a lo que se dice del PP, está clarísimo, es abortista, y todo cristiano que lo vote está votando un partido abortista. Yo creo que ya no sirve eso de "el menos malo" aunque sorprendentemente aún hay mucha gente tan convencida como para obviar este tema.


Teutates, lee este enlace si tienes un segundo: http://www.temas.cl/enero/cartas/19.html
Es sólo para que veas que a veces, un "feto inviable" consigue en su corta vida, más que muchos de nosotros en toda la nuestra. ¿Por qué nosotros tenemos derecho entonces a vivir y ellos no?

Sobre lo que dices del peligro de muerte de la madre, ¿es acaso correcto matar a una persona para salvar a otra? ¿quién es el que dice qué vida vale más?

En cuanto a lo que dice Dulcinea de partidos alternativos al PP que condene el aborto en todas sus formas, yo sólo conozco AES.

Jesús T.A. dijo...

El aborto inducido incluidos los supuestos amparados por la ley de 5 de julio del 85, es una aberración criminal con abstracción de creencias e ideologías. Es más, la mera defensa de los postulados abortistas debería ser un hecho constitutivo de delito como lo es la apología del terrorismo en cualquier sociedad civilizada.

Por tanto, el discurso del desaliento me parece intrínsecamente perverso.

Si los hijos de Gramsci han conseguido homologar como derecho la mayor desviación de la Ley Natural, me resisto a creer que esto no tenga retorno bien mediante acciones personales, lobbies, o partidos políticos o grupos de jota. Salvedad hecha de los grupos de presión que sirven para legitimar al PP, como diques de contención del voto útil hacia un partido abortista.

Yo lo intentaré a través de Alternativa Española, que además de la oposición en la calle lidera la oposición en los tribunales.

Al Neri dijo...

Jesús, nadie ha utilizado el discurso del desaliento ni ha dicho que esta situación no tenga marcha atrás. Simplemente he dicho que no la tiene a través de los cauces legales a fecha de hoy.

BOIRA_A dijo...

Se mire como se mire el aborto no deja de ser un triste ASESINATO, me produce pena que se asesine a personas que tiene el mismo derecho que yo a VIVIR
La sociedad que admite el aborto es una sociedad que pierde su esencia de humanod, porque es de gran crueldad un aborto