martes, 4 de junio de 2013

MOROS

Tengo la buena costumbre de emplear el término “moro” para referirme a los musulmanes independientemente de su origen o condición. No me corto un pelo y utilizo esta palabra en cualquier conversación y sean quienes sean mis interlocutores, pues la considero la más adecuada, la más tradicional y la más española.
 
Pero lo cierto es que ya he tenido, a cuenta de esto, tres o cuatro encontronazos de diversa entidad con varios tiquismiquis, cojos de la pierna izquierda, que han osado matizarme, corregirme o lanzarme reproches varios.
 
Los rojos más desenmascarados suelen protestar directamente aduciendo que el sustantivo tiene una fuerte carga racista y despectiva, a lo que respondo sin inmutarme que bastante hago omitiendo el “puto” delante o el “asqueroso” detrás, en un esfuerzo casi inhumano por ser un buen demócrata.
 
Luego están los solapados, los que no llegan a llamarme facha, pero me vienen con un rollo cultureta intentando darme una teórica sobre la diferencia entre los mahometanos del norte de África y los del resto del mundo, y hacerme ver que solo serían moros, como su propio nombre indica, los de la "zona mauritana", y que los demás islamistas son árabes, egipcios, persas o incluso europeos que han adoptado esta confesión religiosa. A estos listillos les remito, sin más, al Diccionario de la Real Academia, que señala que el vocablo puede emplearse como nombre y como adjetivo, y significa (en su tercera acepción) “que profesa la religión islámica”.
 
Así que por muchos años voy a seguir llamando moros a los naturales de Arabia Saudí, a los nigerianos, a los senegaleses, a los palestinos o a los suecos que hayan cometido la gilipollez de convertirse al Islam, no solo porque lo son, sino porque me lo permiten las reglas de mi idioma, por mucho que les escueza a los ciudadanos más “sensibles”.

25 comentarios:

Rita dijo...

Pues tienes toda la razón. Es como a los negros llamarles "gente de color". Moro o negro no me parecen términos ofensivos, y la RAE está ahí para demostrarlo. Quien se pique, ajos come.

Pero admito que para mí todos los orientales son chinos; se que estoy errada, pero es mucho más universal.

C. S. dijo...

Bueno, parece que ellos hacen lo mismo con nosotros. Hay un libro muy entretenido de Amin Maalouf, "las cruzadas vistas por los árabes", en el que se cuenta que ellos se referían a los occidentales indistintamente como "los frani"(los francos). Tanto les daba si eran galeses o de Badajoz. (Lo de "putos" y "asquerosos" igual sí que se lo censuraría, Sr. Neri)

Luxindex dijo...

La foto no tiene ninguna gracia. ¿No ves el dolor de ese hombre? ¡Pero si parece que su único consuelo es una manta! Mueve a la compasión. ¡Caramba, que es un ser humano igual que deberías serlo tú!

Y el artículo… ¿así pretendes derrotar la intransigencia de los islamistas que lo sean?

Ay, Señor, Señor, si la defensa dependiera de ti, está tarde mismo nos veo mirando pa´Makka.

Luxindex dijo...

Ahora que lo releo veo que queda ambiguo. Mejor así: «Ay, Señor, Señor, si la defensa dependiera de ti, Al Neri, está tarde mismo nos veo mirando pa' Makka».

Zorro de Segovia dijo...

vaya, y yo que por su nombre creía que era usted moro ... ya me parecían raras algunas de sus opiniones para ser miembro de la morisma

Capitán Alatriste dijo...

Si hay algo que admiro de usted es la falta de complejos en un mundo donde sólo puedes expresarte libremente si lo que vas a decir gusta a esos que cojean de la pierna izquierda.

Capitan Trueno dijo...

Si supieran tus ilustrados conocidos progres que inclusolos rebeldes musulmanes de Mindanao, en Filipinas, se autodenominan "moros"...que harian, les llamarian fascistas a ellos tambien?

Carlos Tuñón dijo...

Yo no sé qué problema hay con la palabra moro. Los eufemismos los crean los que no están afectados por ello. Si habla con un ciego, le dirá que lo de "invidente" es una gilipollez creada por alguien que ve perfectamente.

Un moro es un moro, y más si lo dice la RAE.

Aprendiz de brujo dijo...

Reconozco que mi bondad humanana no da para para no descojonarme del tercer párrafo a lágrima viva.
Yo creo que las palabras no tienen peligro; sino la intención con la que empleamos que se nota a la legua.
Por otra parte la cultura islámica, mora o como cojones queramos llamarla me da bastante asco.
A continuación voy a enumerar una serie de tópicos, que habrá quien piense que no tienen nada que ver con la realidad, pero que a mi
la habitual confesionalidad de los estado, el marginal papel de la mujer, las desigualdades sociales, el integrismo religioso, la ausencia de libertades, la homofobia reinante, el poco aprecio a la limpieza que he visto en lugares maravillosos como Estambul...y sobre todo la recurrente y deficiente megafonía de la llamada a la oración que interrumpía la paz de mis cañas vespertinas, han hecho mella en mi.
Dicho lo cual..QUIERO VOLVER ALLÍ.

Luxindex dijo...

Si tuviera que calificar a un prejuicioso católico o ateo le llamaría cerril, sin eufemismos, a secas. Pero no llamaría nunca cerril a cualquier católico o ateo, sino sólo a quien cumpla la triste condición anterior: ser prejuicioso. Pues igual pasa con los musulmanes.

Si un obcecado matamoros consigue inocularme su intransigencia y que yo desprecie porque sí a todos los que comparten una determinada raza o una religión en concreto, pierden ellos, pierdo yo; gana el cerril. Pues igual pasa con los musulmanes.

Imaginaos de visita, cuando niños o jóvenes, al argelino Mohamed Arkoun, o al egipcio Nasr H. Abu Zayd, o al indonesio Nurcholish Majidal, o al marroquí Mohamed Ábed Yabri en Las Hurdes a finales de los años cuarenta… ¿hubiera estado bien que concluyeran que los españoles todos, católicos o ateos, eran y somos unos pordioseros asilvestrados o analfabetos? Pues igual pasa con los musulmanes.

O de viaje por Bilbao, tomándose unos pinchos, ¡oyesss!, en una herriko taberna (bar)… ¿todos los españoles seríamos filoetarras? Pues igual pasa con los musulmanes.

Si el cerril es andaluz, negro, celíaco, caucásico, gitano, español, danés, homosexual, vallisoletano, evangelista, barbilampiño, cejijunto, sacristán, musulmán, o ambidiestro poco importa: ¡es cerril! Pues igual, exactamente igual, pasa con los musulmanes.

Con lo anterior no digo que todas las culturas, religiones y países sean iguales. No, porque si fuesen iguales se confundirían, y no es así puesto que podemos distinguirlas y nombrarlas. Pero eso no se resuelve llamando moro al que nació en Sarajevo.

No ser prejuicioso requiere un gran esfuerzo, cansa mucho. Yo mismo sucumbo y acabo llamando neris a todos los vallisoletanos, o luxindexs a todos los sevillanos… pero luego me repongo, recapacito, y pacientemente me pongo a separar el grano del trigo… hasta que, ay, me vuelvo a cansar. Pues igual hacemos con los musulmanes.

Y ahora me dirijo a mi estimada C. S. Pues claro que hacen lo mismo: ¡como que somos, en lo bueno y en lo malo, iguales! (la cosa es que medio nos hace ser mejores antes).

Y ahora me dirijo a AdB. Las palabras sí tienen peligro, mucho, ¡más que un cable caío! Si para el hombre la palabra no tiene poder… Sí lo tiene. Lo tiene y, cuando se usa mal, viene el eufemismo, la demagogia, o el lugar común, el malentendido, la guerra. Sí, sí: la guerra… y viene también, o precede, llamar moro a quien nació bosníaco. ¡¡Y me la suda lo que diga la RAE; coño, que es evidente que hace tiempo que la ESO llegó a la Academia!!

Anónimo dijo...

"Así que por muchos años voy a seguir llamando moros a los naturales de Arabia Saudí, a los nigerianos, a los senegaleses, a los palestinos o a los suecos que hayan cometido la gilipollez de convertirse al Islam, no solo porque lo son, sino porque me lo permiten las reglas de mi idioma" dice usted.

Pues no, las reglas de su idioma no se lo permiten, porque cuando llama moro a los naturales de Arabia Saudí, Nigeria, Senegal o Palestina asume que todos los allí nacidos profesan la religión islámica (que a lo único que le legitima la tercera entrada de la RAE a la que hace referencia) es falaz, cuando no capciosa.

Como dice, usted podrá seguir empleando el término "moro" para referirse a lo que a usted le plazca. Eso sí, no insulte la inteligencia de nadie amparándose en la RAE para el uso capcioso de ese término.

Anónimo dijo...

... y en cuanto a lo de "porque lo son" del último párrafo, la profundidad metafísica de su visión cruza ampliamente la frontera del dogmatismo ... pero claro, cuando las razones fallan, lo que queda es el dogma.

nago dijo...

Disculpe Luxindex. Si no le importa, no me defina Herriko Taberna (Sucursal pro-financiación etarra) como Bar, porque no es correcto. Un Bar es un Bar de toda la vida igual que una Taberna, esté en Bilbao o en San Juan De Aznalfarache; una "Herriko" es otra cosa:
es el lugar donde más hijosdeputa se juntan a beber kalimotxos cada día en Bilbao, Ondárroa, Rentería, Gernika... o cualquiera de las bonitas poblaciones que forman mi muy querida tierra. Conforme a las "lindes" por supuesto, o sea, ya en Castro Urdiales (Cantabria), no hay!

Eso si, españoles entran todos los días, desde luego, pero ninguno con dos dedos de frente.

Sería algo así como decir: no entre usted en un Club de alterne si no quiere que le llamen putañero, que luego no vale decir... "yo es que solo venía a comerme un pincho" :))

P.d. Adb, a mi también me da mucho asco. Solo me gustan los chogüarmas y el chocolate Maruja. Un beso ;)

P.p.d. habrá mejores sitios en Bilbao donde comerse un pincho sin tener que entrar en una de esas... (que difícil es encontrarlas) si quiere le hago una lista. :)

Álex dijo...

A veces da igual la palabra que se utilice, sr. Neri, sino cómo y por qué. Los viejecitos de mi pueblo llaman moros a la misma gente que usted, pero puede que no provoquen ofensa ninguna. Al final todo tiene que ver con ser conscientes de que los grupos humanos, grandes o pequeños, no están formados por números o por moscas, sino por personas que merecen una a una el máximo respeto.
Saludos a todos.

Luxindex dijo...

Nago, no sólo no me importa sino que le agradezco que me corrija. Sólo he estado tres veces en mi vida en su preciosa tierra, y brevemente, de ahí que hablara de oídas y haya puesto tan pésimo ejemplo. Le pido disculpas.

nago dijo...

... casi tan bonita como la suya Luxindex, de la que tanto disfruto yo ahora...

No me debe disculpa alguna, caballero.

Soy yo quien debiera reportarse que, ahora que me leo, parezco un camionero.

Un abrazo

Aprendiz de brujo dijo...

Lux generalizar siempre tiene sus riesgos. Bien, yo en este caso me arriesgo. Evidentemente no todos los que profesan el Islam llevan adherido un cinturón de cartuchos de dinamita para inmolarse.Ni todos van lapidando mujeres tras quedar embarazadas fruto de una violación. Está claro.
Pero si tengo que hacer una valoración global de los principios que inspiran la incivilización islámica,-aún teniendo en cuenta los matices y diferencias de zonas y tendencias- la nota es un Muy Deficiente.
Por cierto la España de los años 50, era también MUY DEFICIENTE. Y evidentemente no era igual Las Hurdes que Barcelona. Pero si alguien se pone a generalizar y califica de un plumazo a mi país en esos años, (ó en las décadas anteriores) de país de pandereta, sacristía, cerrado, devoto de Frascuelo y de María,-(ó algo asín)me la tengo que envainar. DICE LA VERDAD

Aprendiz de brujo dijo...

Por cierto, a mi también me la suda la RAE. Pero también coincidirás que ahora está prohibido decir marica, moro, negro...
E insisto algunas veces no se dice con mala ostia.
En todo caso hay que procurar no ofender a título gratuito a nuestros interlocutores.
Buena mañana a todos.
PS. Nago, ojo a los Kebabs bien hechos. Están cojonudos.

C. S. dijo...

Aquí si que nos viene bien lo poco holístico que resulta tomar la parte por el todo. Juzgar la cultura y la religión islámicas por sus elementos más pobres e ignorantes no sólo es injusto, sino que además, en el caso de España, nos obligará necesariemente a despreciar uno de los ingredientes más originales y característicos de nuestra propia cultura. ¿tendríamos gótico mudejar sin arte califal? ¿Poesía mística sin poesía sufí? ¿A Gaspar Sanz sin vihuelistas moros? ¿Bargueños españoles sin marqueteros nazaríes? ¿Guarnicionería española sin cordobanes? ¿caballos jerezanos sin caballos árabes? (Puedo seguir...)
Cuando uno lee un poco se da cuenta de que no todo musulmán es un tío que acaba de llegar en patera. Que sin ellos no tendríamos matemáticas, ni agricultura de regadío ¡Ni siquiera conoceríamos a Aristóteles! Así que cuidadín. Lo que hay que hacer es erradicar la pobreza y lo demás vendrá por añadidura. Sobre esto, y para quien aún se vea con ánimo para seguir leyendo, este artículo de una teóloga feminista islámica que me parece de lo más ilustrativo.
http://www.webislam.com/articulos/28309-teologia_feminista_y_las_mujeres_en_el_mundo_musulman_una_entrevista_de_riffat_h.html
¡que Allah sea benevolente con todos ustedes!

Al Neri dijo...

Hay muchos moros y moras con educación superior, muy cultivados y a veces millonarios, que defienden la yihad, el terrorismo contra Occidente y un estado islamista con burkas, lapidaciones y pleno sometimiento de la mujer al hombre.

Aprendiz de brujo dijo...

C.S, creo que tu argumento es tan cultivado como demagogo.
La herencia cultural, logística de los amigos musulmanes nadie la misnuvalora, ni lacuestiona.Durante siglos ocuparon nuestras tierras, y creo, -ustedes me corregirán-eran una sociedad avanzada.
Hablamos de la situación actual. Yo te hablo de leyes y costumbres vigentes actualmente.
Quizás no haya leído un poco, quizás tome la parte por el todo, pero tengo tres preguntas que hacer muy concretas:
Que porcentaje de países donde la religión Islámica es la dominante padecen un régimen político confesional, y en el peor de los casos con ribetes teocráticos?.

En los países islámicos, qué porcentaje de universitarias, de mujeres cualificadas profesionalmente hay?.

Consideráis que por término medio los países árabes son un modelo de redistribución de la riqueza; de universalización de derechos humanos; de pluralidad política y de libertad de pensamiento?.

Por último si tuvierais una hija y os dijera que tiene un novio que profesa el Islam, para más señas descendiente directo de Averroes...cuál sería vuestra reacción espontánea, primiaria?
Y si el descendiente de Averroes decide irse con su esposa vivir a Marruecos, Irán, Afganistán a estar cerca de sus primos?.

C. S. dijo...

Claro que sí, AdB. Pero para eso es la demagogia, para ganar las discusiones en las que uno no tiene buenos argumentos.

Sin embrago, de tus tres preguntas, imagina si en vez de hacérmelas sobre países islámicos me las haces sobre algunos países católicos de hispanoamérica. Las respuestas me saldrían más o menos igual. De verdad creo que si quitas la miseria de la ecuación las cosas cambian de inmediato.

Aprendiz de Mohamed dijo...

A mi me parece que la comparación entre Sudamérica y el mundo islámico no da mucho de sí. Ó al menos yo no termino de verlo claro...En todo caso el agravio comparativo nunca me hizo cambiar de opinión.
Salamalecún, C.S.

Feli dijo...

Si moro no fuera un término que todos reconocemos como peyorativo, ¿sería necesario este post para justificar su uso?
No siento ninguna simpatía por el islam, tal vez porque soy mujer, un defecto que tengo, pero hay muchos cristianos y cristianas con educación superior, muy cultivados y a veces millonarios, que defienden la esclavitud.
Joder, me temo lo peor, voy a ser roja...
Un saludo cordial.

El Lector dijo...

Me siento retratado (no por moro, sino por las discusiones). Cada vez que charlo con gente que no respira identidad a la mínima que me salgo de la Neolengua ya tengo discusión montada. Casi siempre con mujeres, supongo que porque en esta época de pegajosa hiperfeminización de todo es norma ser empático y abrazar amorosamente a cualquiera que pase, aunque te odie.

Ya lo pagarán.