domingo, 16 de junio de 2013

APELATIVOS CARIÑOSOS

Una de las normas de respeto más elementales consiste en dirigirse a nuestros interlocutores de forma adecuada. No hablo tanto del tratamiento de usted –que también– a aquellas personas que no conocemos, pues esta bella costumbre casi cabe darla por extinguida. Simplemente me refiero a no emplear, por ejemplo, apelativos confianzudos e inapropiados al menos con personas con las que acabamos de encontrarnos o poco más: dependientes, clientes, personal de atención al público, o vecinos o compañeros de poco trato. Para ganar el derecho a utilizar epítetos o sobrenombres cariñosos es imprescindible alcanzar cierto grado de amistad, de confianza e incluso de intimidad, pero esta no parece ser, ni mucho menos, una opinión generalizada en nuestro país, donde se abusa constantemente de estas muletillas para mi desesperación.

Vaya por delante que estoy seguro de la buena intención de la gente en la mayoría de los casos y que por ello contengo mis malas caras, pero me parece una costumbre feísima y una falta de tacto enorme tratar así a los demás. Otras veces (las menos) estos tratamientos pueden estar indicando, de forma muy velada y hasta inconsciente, en qué consideración se tiene a los destinatarios de los mismos: si se los considera muy jóvenes, de posición social o jerárquica inferior (paternalismo) o poco merecedores de cualquier formalidad.

Me doy cuenta de que según voy cumpliendo años cada vez se dirigen menos a mí con estas palabritas ridículas, pero hay mucho recalcitrante que las usa con cualquiera independientemente de la edad (por ejemplo, bastantes quiosqueras o dependientas de carnicería, pescadería y verdulería).

Voy a intentar sintetizar, de las muchas que se utilizan, las que a mí más me cabrean. La lista sería esta (en negrita las que me ponen en el disparador y subrayadas las que me inspiran cierta benevolencia):

Majo (muy de Segovia), majete, majetón, macho, campeón, tío, chico, colega, hijo, chaval, chavalote, bonita, guapo, reina, cariño, amigo, amiguete, amor, cielo, tronco … (ampliable según se me ocurra o propongan los lectores).

Otro día dedicaré un post al entrañable mundo de los apelativos en la pareja…

PD: Advierto a los posibles graciosos que cualquier comentario dirigido a mí que contenga alguno de estos términos (o similares) será fulminantemente censurado.

38 comentarios:

nago dijo...

¡No soporto a los cursis! no puedo con ellos y sus preciosa, bonita, cielo, cielo azul, te quieros muchos... eres un amor, eres divina... te adoros, te mando besitos de colores, lokito mío, tocinito de cielo, flor de pitiminí, nube de algodón y chamburcy, merengue de frambuesa con besitos de chocolate y cari... y todo lo que acabe en "ito" o en "ita" (¡pero si no le conoces!) puaaaajjjjjagggggggggggghhhhhhg...

Y aquí sí... le pese a quien le pese, NOSOTRAS, somos las que más las empleamos.

Y que no me digan que es cariño porque no me lo trago. Suena más falsoooo... agggg... sobre todo por repetitivo. Y es que NO SE PUEDE TRATAR NI CALIFICAR A TODO EL MUNDO POR IGUAL ¡qué empalague!

Creo que soy bastante cariñosa, pero también muy seria y, esas cosas las digo bajito y al oído... y según a quién... y si en algún momento se las digo a alguien a quien no conozco (por ejemplo aquí) es una forma de destacar o mostrar el aprecio que le tengo a esa persona, pero siempre procurando no excederme y de forma totalmente sincera.

También suele ser una fórmula bastante suavona, utilizada por algunas (las menos) antes de meterte una buena puya.
Cuidado con esos "querida Pepita..." que seguido va y te la mete.

Feliz semana a todos... cielos míos!!! aaaaaaaajajajaja... :))))

P.d. aquí se dice "¡chocho! ¡pishhha!¡pichilla!¡chocho loco! ¡gordo! o ¡Mariiii...! que suena más contundente :)

Aprendiz de campeón dijo...

Yo abuso mucho del "amigo".Voy a hacer propósito de la enmienda a propósito de tu post.
Odio que una mujer, (especialmente si es más joven y guapa que yo) con la que no he practicado el sexo oral recíproco, (es decir la práctica total del universo femenino), me llame cielo ó cariño. No puedo con ello.
Bien. Aparte de esto, y estando de acuerdo con el exceso de licencias reinante en el paisanaje general; creo que el tono de tu post rezuma cierto feudalismo personal y alguna dosis de tu sempiterna misantropía.
Es como un tufillo sutil. Uno detectas que vas más allá de la pura falta de educación, ó de saber estar que cualquier puede vislumbrar en el personal..
Tampoco creo en las reglas generales sagradas; y me parece que le falta al post una crítica hacia prácticas pretéritas opuestas como el abuso del "usted", con padres, suegros, (si la relación es mínimamente cordial)ó abuelos políticos.; ó la aplicación preceptiva del Dña a las mujeres ignorantonas y pedantes de universitarios. Deberías dedicar un post a las mujeres de militares sin estudios, que son un gremio especialmente deleznable en este sentido.

releante dijo...

Sinceramente a mi tampoco me gusta que se dirijan a mí con esos términos. es más, en mi trabajo tuve un problemilla con un jefe que no paraba de llamarme "neno", que es de lo peor, así que le repliqué y no se volvió a repetir tal llamamiento. Un abrazo

alco dijo...

Pues yo prefiero que una camarera o una dependienta me diga ¿Qué te pongo, rey? y cosas por el estilo a que me llamen Quasimodo o capullo. Ya puestos, la vida es más agradable, y no veo que sea una falta de respeto si a todo el mundo le tratan así. Tampoco hay que creerse nada, es un simple formulismo como tantos.
Otra cosa es que traten así en el trabajo, como dice releante. En el trabajo, este trato es denigrante y no debe tolerarse, menos procedente de un jefe (una actitud bastante imbécil, por cierto).
Pero en un bar que vayan así, o en el mercado, son costumbres arraigadas. No deberían molestar.
Nago, es verdad que a muchas mujeres les encanta hablar asi, y a muchos gays también. Y debe ser una buena técnica comercial, porque yo nunca he dejado de ir a un sitio en el que me traten con supuesto mimo.

tomae dijo...

¡Sabrosón!
…algo así como el bocata de sobrasada (con el pan untado con tomate) y si le echan unas gotitas de vinagre ¡rico, rico!

Hoy Divina, me ha invitado al desayuno …¡Flamenca que es!

nago dijo...

La gente necesita que tras un ¡dígame! le atiendas con educación, respeto y eficacia. Que les mires a los ojos con la atención debida, como si en ese momento no hubiera nadie o nada más importante. Y si procediera, una bonita sonrisa sería más que suficiente. Se puede ser amable de muchas maneras, no hace falta ser tan divino.

Algunas expresiones pueden ser válidas en un mercado, pero no en todas partes, a cualquiera y, como costumbre.

A mi también me gusta que Paco el kioskero me diga por las mañanas "¡ay lo ma' bonitooooooo...!" (se lo dice a todas; y es mi Paco) pero si eso me lo dijera un kioskero en Lleida, me mosquearía :))

Aprendiz dijo...

Yo tampoco soy nada empalagosa para hablar, de hecho a mis amigos como mucho les digo muchacho. Sí que hay algunos que si tengo más confianza y si ellos son así también muy cariñosos que al saludar o al despedirme les digo, hola guapo, o hasta luego guapo.

Luego me revienta mucho las formas que tiene la gente de dirigirse a mí, porque creo que se ha perdido un poco la educación. Yo no digo que me tengan que hablar de usted, pero a mí que a estas alturas de mi vida me diga algún muchacho: maja, nena o como un amigo en concreto que a todas nos llama chochete... es como que se les va a algunos la mano con la confianza.

La lozana andaluza dijo...

Pues menos mal Al neri,que no vives en Andalucía,aquí te dicen de to,lo que pasa es que no nos molesta,y hasta nos hace gracia,porque tenemos mas sentido del humor,yo tengo un amigo que es calvo,y cada vez que iba al banco le decía el de la caja,¿que tal mil pelos?,y este nunca se enfado,el de la caja tenía los pelos muy rizados,así que este le contestaba: muy bien pelo polla,y eso que solo se conocían del banco.A mi me hace gracia cuando se dirigen a mi aunque no me conozcan con un : pasa rubia,o sol de andalucía embotellado,porque siempre estoy contenta,creo que uno de debe tomarse a mal esas chorradas,aqui la gente es alegre por naturaleza,y se permite to.

Aprendiz de brujo dijo...

Grandioso el diálogo entre bancario y cliente.Estoy viendo el careto de Al Neri si un administrado se dirige a él como pelopolla.jajajaja.

Anónimo dijo...

Nago: ¿no cree que está un poco pasada de moda su cursilería?

Le recomiendo un lenguaje más directo, auténtico y sincero, lejos de tocinitos de cielo, flores de pitiminí, y todo eso que escribe.
Hay que ser más austero y contundente.

Brisa dijo...

Dios mio! No lo conozco al Sr. Neri, pero pagaría para que la próxima vez que entre al banco lo reciban con un "pelopolla" (obviamente lo filman y lo suben a you tube para poder verlo).

Sobre el tema: lo importante es la forma. Hay personas que pueden decir cualquier cosa y solo por la manera en que se expresan son bien recibidas. Así como hay quienes contando un chiste hacen que te partas de risa y otros con el mismo chiste no te arrancan ni una mueca. Hay personas con gracia a quienes les toleras un "qué te pongo cari?" "No corazón, no hay tomates... pero para las chicas guapas tengo..." A mi no me molesta, me divierte y me hacen reir, y eso siempre es bueno.
Ojo: excepción de los viejos verdes. Esos sí me molestan.

Me gustó el comentario de la Lozana andaluza! No se puede andar por la vida con cara de culo (no conozco el equivalente en español). A mi no me molesta que me digan esas cosas. Mi preferida es "campeón", para hombres, "cielo" para mis hijos, y "boluda" para amigas argentinas y familares.

La verdad en mi tierra no se usan tanto como en España. Me agendo el "pelopolla" para la próxima vez que visite vuestra tierra. Y ahora me queda la duda sobre la forma femenina...

Pd: hablando de "viejo verde", el AdB va camino a ello. Cuídese don, acuérdese que "perro que ladra no muerde"

Aprendiz de brujo dijo...

Brisa,no sé en que voy a dar.Pero me veo más de sempiterno onanista que de viejo verde; aunque reconozco que a veces cabeceo delante de un escote; y eso que procuro enmendarme cada primavera.

Joder, iba con cianuro esa bala eh?.
Caray con la mina. Es bien jodida.
Cuidese doñita.

nago dijo...

No me des consejos que no es a mi a quien hacen falta. Para cursi ya estás tú y escribir en anónimo no es nada auténtico y sí muy poco sincero.

Poco tienes que decir de mi cuando estás esperando de forma tan "valiente" tu momento, empleando tan erróneos argumentos. Lee otra vez, porque te has equivocado y lo sabes. Esto es precisamente lo que tanto aborrezco, las personas como tú: cobardes, cursis y estúpidas. Pero sobre todo eso, COBARDES.

¿te he parecido ahora lo bastante contundente? ¿sí, verdad? porque ya me conoces...

P.d. de todos modos, ya te esperaba y ésta respuesta ya estaba dada. Solo he tenido que adelantar la prosa de hora.

Anónimo dijo...

Hay que expresarse con autenticidad, mas allá de respuestas copypaste y cursilerías estériles.

Brisa dijo...

No se enoje AdB, era broma :-)
Solo que sus comentarios sexuales me ofuscan un poco. Ya lo hablaré con mi analista. Ud. no me haga caso.
Besos

nago dijo...

No es mi cursilería; es la tuya. Por eso te jode tanto.

Feliz tarde... amores :))

Zorro de Segovia dijo...

Qué aspero es usted algunas veces, Sr. Neri, pero mire, al final del comentario encontrará que le voy a dar la razón: ¿Por qué nos dirigimos a unos por su nombre o siguiendo las convenciones sociales, y a otros con apelativos de diversa factura?

No creo que el respeto tenga mucho que ver con el asunto. De hecho, puedes dirigirte con "vuecencia" a un tipo al que desprecias profundamente pero al que conviene agradar, por miedo, por interés o por puro servilismo. A la vez, puedes dedicar un "mote" cariñoso a la persona a la que más respetas en el mundo, o a alguien que simplemente te cae bien.

En general, la conveniencia o no de los apelativos que usted examina no tienen que ver con el apelativo sino con la sintonía o empatía entre los individuos, y con el sentido de oportunidad. El mismo "qué tal te va, ¡titán!" (como dice uno de mi empresa a la vez que te palmea la espalda) te puede hacer gracia o ponerte rojo de vergüenza. Es ahí donde está la gracia y la inteligencia. Elegir cómo, cuándo y con quién.

Por alusiones:("majo" en Segovia es como "tío" en Madrid, la mayor parte de las veces ni se da uno cuenta de que ha pronunciado la coletilla)

Luxindex dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Mª Asunción Balonga Figuerola dijo...

Al, perdone usted y en el bien entendido que en su blog puede hacer lo que le venga en gana ¿por qué publica usted Anónimos ofensivos para con una de las más habituales de la página, pudiendo censurarlos ya que no aportan nada?
Aquí en Cataluña diríamos que es usted un hombre "molt eixut" (lo siento, es intraducible)
A mí que me llamen esas cosas, las de buen gusto, no me molesta, siempre dependiendo de quién y con que intención vengan.
Muy cordialmente
Asun

Al Neri dijo...

Me he mondado con los comentarios y he añadido algún apelativo nuevo en el post.

Nago, estoy con usted. A mí me desagradaría mucho vivir en Andalucía por este motivo. No soporto los excesos de confianza ni esas espontaneidades como la de su Paco, el quiosquero.

Brujo, sinceramente no sé dónde ve usted feudalismo personal de ningún tipo cuando lo único que pido es un poco de decoro en el trato. Además le insisto en que no veo mala intención en estas conductas y que, salvo excesos, siempre me aguanto. Si a usted le parece bien que le hablen de cualquier manera y le tomen el pie cuando da la mano, pues con su pan se lo coma, pero no critique a los que no nos gustan estos comportamientos y pedimos solamente un poco de prudencia y de educación.

Vamos, me llaman a mi "neno", "milpelos" o "pelopolla" sin conocerme de nada y les pondría más firmes que el palo de una escoba. Tiene razón Alco en que en el trabajo ciertos tratamientos pueden indicar abuso jerárquico y mayor falta de respeto que en el mercado, pero aun así no procede en ninguna parte.

Es un tema además íntimamente relacionado con el nivel cultural. La prueba es que se da más en los mercadillos y en Andalucía.

Brisa, qué bien calado tiene al Brujo, jaja. Como se picó el pelotudo, ché. De todos modos, eso de que le gusta que le digan cosas salvo "los viejos verdes", es un subjetivismo muy propio de las mujeres. A ellas lo que les gusta es que les digan cosas los chicos que les atraen, y si se las dicen otros, entonces son unos salidos, unos cargantes o unos "viejos verdes".

Zorro, el "majo" de Segovia al principio me irritó, me sonaba a coletilla de maestra de pueblo dirigiéndose a sus alumnos, pero luego es cierto que se usa tanto y tan indiscriminadamente que te acostumbras. Los segovianos y su manera de ser merecerían un post monográfico que, sin embargo, no seré yo quien escriba.

¡Gracias a todos!

Al Neri dijo...

Asun, el anónimo no me parece ofensivo. Simplemente da una opinión que yo no comparto.

tomae dijo...

Molt eixut..."molt trempat"... mix de la "trempa"

Mª Asunción Balonga Figuerola dijo...

Se me ha ocurrido una traducción bastante ajustada "Muy adusto"....no haga caso de lo que escribe tomae que son expresiones de otro jaez...
Un saludo
A

Luxindex dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Al Neri dijo...

Amigo Luxindex: Que Extremadura y Andalucía son las regiones de España con el nivel cultural más bajo no es ningún prejuicio mohoso, sino una realidad incontestable.

Aprendiz de brujo dijo...

Lux,por favor, no borres de inmediato, que tengo que asimilarlo. No sé lo que significa mohoso, pero le pega bien a Don Neri.Aunque yo sobre todo lo veo bastante mariflorit.
Neri es el bradomín ese.Le ha salido el gen bajomedieval que lleva impreso y ya está. No pasa nada.

Al Neri dijo...

Por favor, no se pierdan este maravilloso vídeo que tan bien ilustra el acercamiento de los andaluces al mundo de la cultura.

Luxindex dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Aprendiz de brujo dijo...

Lux, el vídeo es genial. No debes perdértelo.
A mi me encanta veros "pelear". Yo hubiera sustituido ó añadido gitano a andaluz.
Aún así, no es cierto que,- provocaciones aparte, los habitantes andaluces (y castellanos) por término medio son menos cultos y están menos preparados que los catalanes o los canadienses?.
Hay algún problema en admitir eso? Yo creo que no.
Que luego es demasiado rígido el muchacho y tiene un aroma pleistoceno el tipo. .. pues ahí te tengo que dar la razón.
Que la asociación entre las licencias en el trato y el nivel cultural de un pueblo es cuanto menos matizable, pues estamos de acuerdo.

Por otra parte Lux, he intentado llevármelo de putas, trescientas veces. Y créeme: no hay manera.

Lux el Neri es un pelopolla.

Al Neri dijo...

Amigo, Luxindex, se ofusca usted demasiado cuando se enfada, llegando a empañar su sabiduría y no dando ni una. Y lo peor: incurriendo en toda clase de prejuicios y valoraciones personales que no vienen al caso. Le desaconsejo seguir por ese camino.

Yo no confundo nada. Me estoy refiriendo a los niveles de analfabetismo y fracaso escolar de dos regiones españolas y no a su nivel de renta. Son datos objetivos, que no creo que usted discuta salvo que sea tonto.

Relájese, salga a dar una vuelta aunque sea sin amigos edificantes como Brujo, relea todo lo escrito y reflexione.

sefo dijo...

Jajajaja, bueno bueno el vídeo.

Paulo dijo...

Lux, tan solo tenga la humildad de reconocer la extrema incultura de esas bellas tierras del sur.

Ello no excluye en absoluto que sean buenas gentes, muy aptas para temas de hostelería, pues tienen chispa especial para ello ("lo de siempre, caballero?). Se les da bien, en el buen sentido.

Luxindex dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Luxindex dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Paulo dijo...

Luxindex, lo ideal es que reconozca esos lagunas culturales, y así se ahorraría mucho texto (pienso yo).

Un chiste, que como todo chiste tiene su base en la realidad.

"Un niño le pregunta a su padre sevillano:

-Papá. ¿Qué está mas lejos, Granada o la luna?

-Pero vamos a ver hijo mío: ¿Tu ves Granada desde aquí?

Hay que ir corrigiendo ese estado de cosas en esas regiones.

Feli dijo...

Perdón Paulo, "esas" lagunas culturales...
Saludos.

Paulo dijo...

Apreicado Luxindex, en su momento ya envié libros al sur. Veré si puede ayudar un poco más. No se me puede reprochar de insolidario, creo.

Conviene (en lo posible) no mandar a los clientes "al carajo". Si pierden sus dotes en temas de hostelería. ¿Qué será de ustedes? ¿Qué?

Un cordial saludo.


La lozana andaluza. dijo...

Al neri,ya lo dijo Machado:españolito que vienes al mundo te guarde Dios porque una de las dos Españas ha de helarte el corazón.A mi me lo está helando tus comentarios sobre la cultura andaluza,nosotros no es que hablemos mal el castellano,es que hablamos muy bien el andaluz,por eso mismo nos va bien y somos felices,a pesar de la que está cayendo en España,nosotros a vivir que son dos días,y esa es nuestra filosofía.Bueno solo espero que tus palabras sean dresscode,que como estoy segura de que no tienes ni idea de lo que es,y yo dentro de mi analfabetismo,mire usted por dónde lo se,voy y te lo cuento.Es un repelente anglisismo,cuya traducción exasta es disfraz,que creo que es lo llevais todos los que os creeis mas listos que nosotros,un disfraz de fantasma.
Y dicho lo dicho,voy a tomarme un cafelito,vaya a ser que como soy tan inculta,meta la pata,vamos hasta estoy pensando decir cuando me pregunten que soy pucelana,seguro que eso me da mucho glamour,sois tan cultos,insignes señores,catedraticos del saber,oh quien pudiera haber nacido en tu tierra y mamar vuestra educación,otro gallo me hubiera cantado y no sería la lozana andaluza,vamos hasta podría llamarme la poderes,por mis grandes conocimientos,que salvarían a la humanidad,bueno dejo de escribir ya que contenta me tienes Al neri.¿ sabes que te digo?,que nos tienes mucha envidia,porque semo lo mejor de España.