lunes, 5 de abril de 2010

ME CUENTAN LOS MAESTROS

Tengo bastantes amigos profesores. Casi todos trabajan en colegios públicos, en Primaria. Uno de los comentarios que todos hacen y que me resulta muy curioso es la diferencia abismal entre dar clase en un pueblo o en una ciudad, debido a la actitud de los padres.

Según me cuentan, la relación con los padres del medio rural es excelente. Son gente educadísima que respeta el trabajo docente y escucha los consejos que les dan en el centro sobre sus hijos, favoreciendo la coordinación en la educación de los críos.

En cambio en las capitales es muy típico encontrarse con padres gilipollas y prepotentes que se pasan el día dando la murga y cuestionando todo lo que hace el profe, desde exámenes hasta reprimendas, pasando por la forma de explicar, de puntuar, de llevar la clase o de poner deberes. Me dicen que en las ciudades los padres no pasan ni una y en cuanto el niño tiene el mínimo problema se presentan en el cole con tono chulesco a exigir y a protestar. Por eso, por muchas ventajas que tenga trabajar por ejemplo en Valladolid en vez de en Cuéllar, la labor es mucho menos agradecida y más incómoda en la capi.


La explicación que suelen darme es que en los pueblos la gente es más sencilla y pervive en su mentalidad la antaño prestigiosa imagen de la figura del maestro, mientras que en las grandes urbes, donde muchos papis son licenciados, ingenieros o funcionarios, se considera a los profesores como los más tontos de cada casa y todo el mundo cree que sabe más que el maestro y que está legitimado para enmendarle la plana a cada paso. Por otra parte, en las ciudades se conocen más el sistema educativo y los derechos de padres y alumnos, hay más cultura reivindicativa y mentalidad de consumidor y encima abunda el pijismo, por lo que lidiar con las familias se ha convertido en un deporte de alto riesgo.

Desde aquí mi solidaridad con quienes se dedican a la enseñanza. La importancia y la magnífica labor social de los maestros y profesores no es valorada y premiada como se debiera en esta sociedad materialista y cada vez más deshumanizada.

38 comentarios:

Rocco Lampone dijo...

Buenos días...

suele coincidir además que cuanto más cabrón es el mozalbete más imbécil y cretino es el padre...

Suele ser patético verles, pero bueno, de todo debe haber en la viña del Señor...

Teutates dijo...

Me parece fenomenal que se haya acordado de los profesores en esta entrada señor Neri. Además tengo la misma visión que usted en este caso.
En las ciudades parece que todos podemos opinar sobre todo, y además somos más listos que los profesionales que se dedican a cada cosa. Por ejemplo, en mi trabajo, tengo una compañera que es licenciada en químicas, y yo lo soy en derecho, trabajamos con leyes ambos dos, y nuestro trabajo, tiene una parte técnica y otra jurídica, ella se empeña, siempre que surge alguna duda jurídica, en rebatir mi criterio de forma reiterada y alevosa, el caso es que nunca hasta ahora a tenido ella razón, pero sigue en su empeño.
Lo mismo sucede cuando hablamos por ejemplo del trabajo de los demás "fulanito es tal cosa, y los talcosianos, se tocan todo el día los huevos y no curran una mierda", si no conoces ese trabajo, ¿por qué opinas?....
En los pueblos en general se sigue siendo más humilde, en las ciudades, parece que si no opinamos y contradecimos nos van a tomar por tontos. En fin así está el tema.

marian dijo...

Buenos días ¿qué tal el regreso al trabajo?

Yo vivo en un pueblo, ya lo sabe, y estoy buscando colegio en la ciudad. Lo que usted cuenta es cierto en algunos sitios, pero desde luego no en el que yo vivo. He estudiado en escuela pública rural y la cosa se ha deteriorado bastante, la mayoría de los pueblos no cuentan con medios suficientes y en algunos (como en el que vivo) se ha creado un clima bastante feo, con grupos de chavales que no hacen nada. Bueno sí hacen pero lo que hacen no es bueno. No puedo dejar a mis hijos aquí, sería una estupidez muy grande por mi parte. Los dejaría metidos en un círculo demasiado sucio y no saldrían de él hasta bien entrados en la adolescencia, porque no es solo el colegio es luego el instituto. Y dudo mucho que llegados a esa edad no estuvieran ellos metidos hasta el cuello en el mismo ambiente.
Es complicado el tema.

Al Neri dijo...

Sí, ese es otro tema, Marian. Yo creo que hace bien en cambiarles. Sus chavales tendrán más horizontes y sobre todo más variedad. Tendrán más abanico para elegir sus amistades.

Teutates, sobre derecho todo el mundo se cree que sabe mucho porque mucha gente que no es licenciada en leyes tiene las normas como instrumento de trabajo. Y le aseguro que tengo compañeros no jurídicos que manejan mejor la normativa que los que tienen la carrera.

marian dijo...

Sr.Neri veo su comentario en mi mail pero no aquí, cosas de blogger supongo.

Sí, tengo que ofrecerles al menos la oportunidad, luego ellos harán lo que quieran. Solamente me falta que el cole de los franciscanos diga que me los admite y todos contentos.

Dulcinea dijo...

Hombre, en los pueblos son más paletillos y como no tienen demasiada cultura, pues hala, prefieren callarse y que les echen lo que sea. Yo, por ejemplo si a mis hijos les suspendieran o les regañaran injustamente el profesor me tendría que oír y bien oída. Neri, tienes en demasiada estima a los profesores que la mayoría de veces van a sacarse el sueldo pasando de todo y les importan un bledo los niños tanto en los pueblos como en las ciudades.

marian dijo...

Me había prometido no volver a contestar a la Srta.Dulcinea pero...no puedo.

Vamos a ver guapetona, soy de pueblo y es probable que sea muy paletilla y tenga poca cultura. Pero una cosa seguro sí tengo de la cuál tú careces por completo y es educación.
¿Cómo te atreves a faltar así? ¿Acaso tienes datos para afirmar tal cosa?
¡¡Que atrevida es la ignorancia!!!

Rocco Lampone dijo...

Hombre, dulcinea, eso de que en los pueblos son mas paletillos y tienen menos cultura, pues, en fin...

creo que patinas...

Dulcinea dijo...

Quiero decir que tiene menos acceso a la cultura, que es menor el porcentaje de gente sin estudios y es verdad que eso se nota a la hora de exigir los derechos y en que se ve a los profesores como más importantes de lo que son por tener estudios. no he querido ofender a nadie sino dar un dato objetivo.

marian dijo...

Dulcinea, para dar datos al menos deberías informarte.
Así sin contar mucho y sin rebuscar te diré que en mi grupo de gente (todos de pueblo) hay:
2 economistas, 1 abogado, 1enfermera, 1 ingeniero industrial, 1 ingeniero en telecomunicaciones, 2 profesores, 1 de químicas .. ¿quieres que te pase teléfonos para comprobar?
Ah y sí ofendes con tus comentarios querida, no todo el mundo puede estudiar una carrera y no por eso son menos inteligentes.

marian dijo...

Además (me has pillado en mal día, lo siento)yo que no tengo carrera, más datos verídicos no los tuyos, puedo cometer errores en muchísimas cosas.. en expresarme, en redactar,etc. No estoy ciega y tengo información suficiente a la hora de valorar lo que sería bueno para mis hijos y lo que me gustaría que llegaran a conseguir. Así que supongo que el día que tenga que ir a hablar con sus profesores tendré la capacidad de comentar con ellos los logros o fracasos que tengan. Eso sí como buena paleta llevaré boina y gallina bajo el brazo, le llamaré señor maestro y firmaré las notas con una buena X sacando la lengua por un lado de la boca.

sefo dijo...

Dulcinea, tu eres de pueblo, ¿no? Eso pone en tu perfil.

Dulcinea dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Dulcinea dijo...

Señorita Sefo, mire usted, yo no soy de pueblo. Simplemente vivo en un pueblo, para que se entere.

marian dijo...

Cómo veo las respuestas en mi mail, aunque se hayan borrado, le diré Dulcinea que la cultura paleta tiene unos refranes muy buenos.

"Uno no es de donde nace, si no de donde pace"

Y si usted vive en un pueblo, me temo que tengo que darle la bienvenida al mundo cateto.

Soldado Vikingo dijo...

Malos padres y malos maestros hay en todos los sitios.

Charo dijo...

Dulcinea, te padezco aquí y allá, pero me pareces de tal catadura, que nunca me molesto en contestarte. Cámbiate el nick a "Maritornes", que, por tu verbo delicado, tu saber estar, tu delicadeza... te va mejor. Y, por favor, no digas todo lo que se te pasa por la cabeza, que ni hace falta, ni es atinado, ni tiene el más mínimo interés.

Neri, coincido totalmente con tu opinión: conozco un caso de una amiga que estuvo de maestra casi 20 años en la rural, pidió el traslado para Salamanca y a los dos años se volvió a la rural (a un CRA más cercano, eso sí). No soportaba ni a los padres, ni los politiqueos del colegio.
También es cierto lo que dice Marian: en todo lo "extraescolar", la rural tiene muchas dificultades.

Rocco Lampone dijo...

Charo, eso es repartir con elegancia y dulzura y lo demás son tonterías...

Charo dijo...

Rocco... "Caramelito", me llaman... Qué tal llevamos el Lunes de Pascua??

Rocco Lampone dijo...

Sita Charo, Caramelito es perfectamente posible, y yo diría que incluso bombón trufado le vendría mejor...

el lunes de pascua, pues lo sobrellevo, ya sabe

Rocco Lampone dijo...

Toda esta osadía, con permiso de Al Neri, por supuesto...

Charo dijo...

Jajajjaja!!! Neri me ignora, el muy cobarde, jajajjaa!!! Verdad Neri??

Miguel dijo...

Sr. Neri,

lo dice usted todo en su texto, aunque parezca orientado en un sentido. Una pregunta práctica ayudaría a intuir mejor cuales son los colegios más valorados: sin poder elegir más, cada cual ¿llevaría a sus hijos a un colegio rural o a uno urbano?

Marian: lo que dice Dulcinea (aunque no lo exprese especialmente bien) es cierto. El nivel cultural en las ciudades es superior que en los pueblos. Y el nivel intelectual de los titulados es superior que el de los no titulados. Es algo lógico, ya que en las ciudades hay más posiblidades educativas, la gente cuanta más inteligencia tiene más tiende a estudiar, y el que quiere estudiar se mueve (generacionalmente) a donde están las posibilidades educativas.

Por los mismos motivos, los titulados suelen tener actitudes más inteligentes (aquí es el producto de la relación anterior de causa-efecto y no la relación causa-efecto en sí).

Obviamente, como toda afirmación basada en una norma, tiene sus múltiples medidas y medias que dan lugar a cruces. Es decir, a lo mejor tú sin título eres lista como Einstein. Es perfectamente posible. Pero eso no es lo habitual, y la excepción no hace la norma.

Independientemente del aprecio que le tengais a Dulcinea y sus modos, que se ve que no es mucho, y puesto que la verdad es la verdad lo diga Agamenón o su porquero (lo diga bajito o gritando; que las formas no quitan razón, lo que quitan son las ganas de atenderla), lo propio sería reconocer el argumento.

Como anécdota 'capón' al señor Teutates, que siendo de letras y en plena apología de maestría de lo propio ha colado un '..el caso es que nunca hasta ahora a tenido ella razón...', con un participio del verbo haber sin hache.

Feliz Pascua (aunque sea tarde) a todos.

Cagüentóóó.... dijo...

Hoy la mayoría de los profesores, en pueblos y ciudades, van a sacarse el sueldo de funcionarios y de la "educación" de los chavales pasan... tiene ustes Sr. Neri muy idealizados a los maestros, de los que usted habla son los de antes....

Al Neri dijo...

Miguel, yo a uno urbano, primero porque soy de Valladolid capital y segundo por las razones expuestas por Marian (más abanico de oportunidades y relaciones), pero eso no quita para comentar que los maestros se sienten mejor trabajando en uno rural.

En principio, el nivel cultural e intelectual no tiene que ver con tener carrera, ya que en mi opinión la Universidad es una mandanga de la que la gente no sale más culta ni lista, sino con un papelito necesario para competir dignamente en este mercado laboral de locos al que hemos llegado.

Lo que pasa es que en la sociedad actual en que hay tantísimas facilidades para ir a la Universidad, becas, carreras para todas las capacidades, etc, casi todos los jóvenes terminan yendo (tontos y listos), aunque luego no aprueben. Por eso cuando conoces alguien que no ha ido, te preguntas inevitablemente cuál habrá sido la causa y te das cuenta de que muchas veces (no todas) se debe a la vagancia, al aislamiento en zonas rurales, a la mentalidad a cal y canto de los padres de que sus hijos trabajen desde muy jóvenes o a que no tienen la capacidad intelectual suficiente.

El problema de Dulcinea, no es tanto lo que dice sino que lo hace generalizando brutalmente y con escasa delicadeza, pero este es un blog viperino e incorrecto, ¿no?

marian dijo...

Miguel con lo que no estoy de acuerdo es con utilizar apelativos "cariñosos" como paletillos o generalizar diciendo que en los pueblos no hay demasiada cultura.

Vamos a ver, mi pueblo está tan cercano a Valladolid que nos desplazamos con muchisima facilidad, tanta que me permito el lujo de bajar a tomar café a media mañana.
(Sr.Rocco me debe un desayuno, no lo olvide)
Así los estudiantes se trasladan a sus facultades sin problema.
Las becas y ayudas como apunta el Sr.Neri han facilitado mucho el tema de los estudios.
Y tengo que añadir que ahora mismo en los pueblos, aunque queda gente nacida en ellos, muchos de los nuevos habitantes son gente de la ciudad que prefieren vivir en un sitio tranquilo.
Quizás sea que al trasladarse a 15 km se atonta uno, no lo sé.

Y por si no recuerdan hace algunos años cuando las ciudades estaban llenas de curritos que llegaban justos a fin de mes, los pueblos estaban llenos de agricultores bien situados que podían enviar a sus hijos a estudiar.

Aprendiz dijo...

Es que la mentalidad de los pueblos es muy diferente a la de las ciudades. En los pueblos (al menos los pequeños) todavía se tiene ese sometimiento de los niños por parte de los adultos, es decir, el niño en el colegio hace todo lo que diga el maestro, o el niño tiene que trabajar en el campo con su padre y punto... Y no se preocupa el padre tanto de que su hijo saque mejores o peores notas, sino de que haga lo que le digan.

En la ciudad es diferente, los padres no permiten que nadie les levante la voz a sus hijos, pero porque se piensa que sólo ellos pueden hacerlo, y ni un maestro ni cualquier otra persona.

En los pueblos el padre se interesa en cómo va el niño en el colegio, y si da muchos problemas y no estudia lo pone a trabajar en el campo con él. En la ciudad los padres si el niño no estudia no saben qué hacer con él, por eso si dan problemas hacen lo que sea para que el niño siga estudiando y se saque una carrera.

La verdad no tengo nada en qué basar lo que digo, pero sí tengo compañeros de pueblos pequeños y perdidos de la sierra y veo en ellos algunas de estas cosas que he dicho.

Miguel dijo...

Sr. Neri,

el nivel cultural e intelectual sí tiene una relación directa con la titulación. No porque en la universidad se aprenda o se deje de aprender nada, sino porque para entrar en la universidad se selecciona por nivel de estudios (el famoso 'la media me da para estudiar X'). En términos de carreras específicas la cosa cambia, pero en mi época (finales de los 80, principios de los 90) el caso habitual era que los 'listos' de 'ciencias' hacían Teleco, Industriales o Medicina, y los tontos Biología o nosequéotracosa. Mientras la media de notas para entrar en las primeras carreras (en Madrid) era superior a 7,5, en las segundas era aprobado ramplón (5). Y no me negará usted que los que consiguen tener mejores notas es, en general, porque son más inteligentes que los que sacan peores. (Para el que sea de 5 le explicaré que eso no quita que también hubiera su porcentaje de gente en Biología y nosequéotraosa con media superior a 7,5; porcentaje bajo, que en las otras era del 100%).

P.S.: al releerme me doy cuenta que realmente la nota no la daba hasta ahora el proceso selectivo de la universidad. Si no el propio proceso evaluativo del Bachillerato a mitad con el proceso evaluativo de la Selectividad (programada por la Universidad en su conjunto - no por facultades). La asociación con la carrera es un eslabón más en la cadena de causas-efectos; asociación que tiene su propio ritmo de cambio.


marian:

una generalizacón es una estadística. Como toda estadística (si está bien hecha) es un dato matemático. Y por tanto es cierto estrictamente. Pero hay que saber lo que es una generalización (estadística). Y por supuesto no es una verdad simplificada aplicable caso por caso. Es una verdad media aplicable a la globalidad. A lo mejor tu pueblo está al lado de una ciudad y disfrutas casi de las mismas ventajas que esta. ¿Y? También hay pueblos de 50 habitantes que no tienen ni escuela. Pero ni lo úno desacredita la generalización ni lo otro la refuerza. La información que aportan ya está incluída en la generalización.

Otra cosa es que defiendas que la generalización de Dulcinea es incorrecta en base a casos estadísticamente significativos.

Por otro lado, 'paleto' es una palabra tradicional del español habitual, sólo abandonado por los politicorrectos y progresigualitarios de la última generación y mitad de la anterior. Pero estas actitudes no se estilan en La pluma viperina. De hecho, por su alto contentido tópico y típico es un palabro muy directamente ilustrativo de lo que Dulcinea quería decir. No estoy de acuerdo en este caso de que el término haya sido utilizado indebidamente, ni de que sea ofensivo. Además, en todo caso, la ofensividad está en la intención, no en la opinión sincera por peyorativa que esta sea. Y yo no le veo la intención aviesa a Dulcinea.

Recomiendo -en general- ver más pelis de Paco Martínez Soria. Ayudan a estimar más al 'paleto de pueblo' (lo digo en serio). O de Alfredo Landa (la época buena, 'El crack' aparte).

Al Neri dijo...

Miguel, tiene razón en lo de las carreras que piden nota. Se supone que entran los más inteligentes o los que estudian más, que no siempre es lo mismo. Pero yo he hablado de acceder a la Universidad sin más. Y ya sabe que hay muchas carreras que nunca han pedido nota y puesto que llegar a 2º de bachillerato (antes COU) está intelectualmente al alcance de cualquiera (solo hay que tener ganas), creo que también el acceso a la Universidad está al alcande de todos.

marian dijo...

¿Películas Miguel, para qué? Yo con abrir la puerta ya voy lista, es lo que tiene la vida en los pueblos que no necesitamos la tele para ver paletos.
Bueno abrir la puerta o mirarme en el espejo.

susoneri dijo...

respecto a tu comentario en el blog de suso

oder Neri, tu eras el que decias que huias de topicos y de cliches:::::

Pues has caido en el mayor...

Una de las razones entiendo que es la necesidad imperiosa que tienes de hacer la pelota a suso, aunque por lo que veo el tio no termina de tragarte del todo

Zorro de Segovia dijo...

es que algunos en cuanto ganamos dos veces al Trivial ya creemos que Nebrija era un torero ...

Boooz dijo...

Es un tema que me pilla un tanto lejos, la verdad... No obstante sí que me da la impresión de que el asunto va por barrios. Hay zonas rurales donde el dinero fácil (labranza por ladrillos) ha acabado con las buenas maneras, y el padre es tan rufián como el que lleva a sus nenes, por ejemplo, al García Quintana de Valladolid (en pleno centro, al ladito de Teresa Gil o de la Pza. de España).

En general pienso que la fascinación de lo que enseña la tele, y las pretensiones de pasta fácil, han hecho que familias que hasta hace poco vivian con poco, pero con dignidad, ahora ostentan "deudas" (pero no lo dicen), y eso también lo lleva el nene al cole, junto con sus padres. Y los profesores lo tienen que sufrir.

No obstante, gente buena y gente mal educada (o torcida, simplemente) aparece en todos los rincones.

Por cierto, un saludo al colectivo profesoral, al que tanto estimo y aprecio, aunque sea por mis años mozos...

Anónimo dijo...

Por causalidad (y digo bien pues ha sido a causa de que desde un corto tiempo sigo este blog)he entrado y he leido lo que se ha dicho.
No voy a entrar a rebatir y dar algunas opiniones o hechos
1.-El tener un titulo universitario no es una garantia ni de ser culto , o siquiera tener educacion
2.-Contrariamente a lo expresado y eso lo dicen las estadisticas la evolucion en formacion y en cultura va avanzando en los pueblos y disminuyendo en las ciudades...y no empiecen con que hay mas titulados...por logica tambien habra mas sin titulacion
3.-Uno puede tener un master o licenciatura o lo que sea pero me ha tocado algun ingeniero(que por los razonamientos expresados debia tener una cultura superior)y aparte de faltas ortograficas excusables en algun caso sus conocimientos en historia o geografia mas que escasos eran nulos...(en parte achacable a que cada vez vamos mas a la especializacion del hormiguero que a un nuevo renacimiento)
4.-Respecto a la forma de trato de padres y profesores y sin entrar en LOGSES y demas lo que sucede es simple , en las localidades pequeñas se sigue manteniendo el principio de autoridad en parte en las ciudades cada dia es mas dificil encontrarlo...y tambien es cierto que muchos profesores se hartan y no se involucran...pero no es un problemas ubicacion sino de como digo de fondo los pueblos a pesar de todo siguen siendo mas tradicionales y mantienen aun principios denostados en parte por la "progresia"
5.-Finalmente respecto a los catetos eso afortunadamente paso a la historia y por mi experiencia son en general bastante mas catetos los originarios de las grandes urbes que los humildes aldeanos como es mi caso...no olviden que la necesidad hace la inteligencia
Un saludo a todos y me encanta su blog...me recuerda a una antigua frase "la poesia que promete frente a la poesia que destruye"...algo asi era

Boooz dijo...

Sobre lo expresado en los comentarios, señalar que me gusta especialmente el nuevo anuncio del Santander, en el que habla de su relación con Ferrari. Dice algo así como que ambas empresas hacen las cosas de acuerdo con sus orígenes de provincias: despacio y bien. Y creo que es cierto.

La medida del tiempo y el valor de las cosas en las ciudades es fráncamente distinto al de los pueblos. La homogeneización de las conciencias que conllevan los mass media no ha terminado de cambiar esos valores.

Ahora bien, a veces la falta de formación de los aldeanos hace también que las cosas se hagan más con el estómago que con la cabeza, y eso se nota en su forma de actuar, con arranques inverosímiles, tienen sus consecuencias en la educación de los nenes.

Sobre la "buena educación". A mí se me cuelan igualmente en la cola de la carnicería de un pueblo que de una ciudad. Qué les voy a contar. Ahora bien, las de la aldea tienen un toque de simpatía y "sencillez" que me cuesta ver en las de ciudad.

Suso dijo...

Señor Neri, no le haga caso al gilipuertas de Susoneri.

Le leo todos los días, y con eso basta.No me da la vida para comentar en todos los blogs que leo.

La envidia es muy mala y el tal Susoneri (que me temo que viene del Barullo) le pertenece también a usted.¡Enhorabuena!, ¡es bueno tener odiadores, subirá la "pluma" como la espuma ...y si no, al tanto.

Anónimo dijo...

Yo lo que he sacado en esta entrada es que la Dulci es una cateta que desprecia a otros por considerarlos inferiores....una nazi, vamos

Dulcinea dijo...

¿Nazi yo? Jajajaja que me parto. Anonimo tu por lo que dices tienes una pinta de intelectual que me maravillo. Veo que no se me ha entendido. Si quereis seguir discutiendo si hay mas nivel cultural en los pueblos o en las ciudades, allá vosotros si no veis lo evidente por mucho que os pique...
Miguel gracias, eres un cielo.