lunes, 16 de noviembre de 2009

UN GIN TONIC DE TANQUERAY

Un día un amigo mío que participa mucho en este humilde espacio se llevó las manos a la cabeza cuando me pedí en un bar del Pasaje un ponche-cola con un chorrito de lima. Otras veces me tomo un “zumo de piña con un hielo” y más habitualmente Barceló con Coca-Cola, pero lo del goloso Ponche Caballero era la primera vez que lo hacía en sus narices.

- ¡Pero qué mariconada!. ¡No me jodas!- conocía al camarero y le explicó que yo no era bujarrón ni nada. Pasé mucha vergüenza.

Luego me dio una plática a fondo. Me salió con que un hombre de verdad, de pelo en pecho, jamás se pedía esos potingues de nena. Dijo que yo era un caballero, un tipo con clase, y lo que procedía para quedar como Dios era pedirse un güisqui solo, en vaso ancho, o, mejor aún, un buen gin tonic.

- Pero macho, yo eso no lo he probado en mi vida. La tónica es muy amarga.

Siguió explicando que estaba muy bueno, que era un sabor muy elegante y masculino y que además un macho fetén no conocía siquiera el sabor de la tónica sola, porque siempre la combinaba con una ginebra de postín.

- ¿Gin Larios?

- ¡Gin pollas! -gruñó con desprecio- . Lo suyo es pedirse un gin tonic de Tanqueray, que es la mejor del mundo. Ah, y siempre con Swcheppes, que si no es joder la tónica, hazme caso.

Al final no me decidí ese día, pero mi colega siempre me insiste en que la próxima vez que quedemos (a saber cuándo, porqué somos tíos ocupadísimos) me invitará a esta bebida tan novedosa para mí.

Incluso el otro día en un blog amigo comentaron que la ginebra buena era la Hendrick´s y se lo dije a mi mentor, pero este soltó un bufido y me aseguró que no tenían ni puta idea.

Como me quedé con mucha curiosidad por llevar a cabo este experimento de sabor, no he podido esperar a quedar con mi atareado amigo, y anteayer precisamente, después de cenar en el Foster´s con Leonardo y compañía decidí pedir la combinación recomendada en un bareto de Parquesol lleno de viejos bailando cha-cha-chá.

- Para mí, un gin tonic con “Canceráis” –espeté todo chuleta. Estuve a punto de añadir que con Swcheppes, pero al ver la cara de la camarera intuí que podría quedar como un palurdo.

Mis acompañantes femeninas comenzaron a rebullir con que eso sabía a chinches, pero no hice ni puto caso, que ellas no saben de estas cosas serias. Leonardo arrugó el entrecejo porque conoce mis gustos de bebidas:

- Pero cómo pides eso… ¿Lo has probado alguna vez?

- Naturalmente, hombre… Es una copa muy especial, con muchos matices de sabor y tal…

- No, la verdad es que viste mucho…

En dos minutos tenía ante mis ojos la mezcla transparente. Las niñas rápido me pisparon el vaso para dar un sorbo, a pesar de la gripe A, y pusieron mala cara, muy mala cara, como si les costara tragar.

- Esto también se toma con pepino, pero no es plan –aclaré.

Y ni corto ni perezoso, zas, le di un buen trago. En el acto, un amargor denso y repelente inundó mi garganta. Me recordó al Mordex que me echaba mi madre en las uñas de pequeño, pero a lo bestia. Torcí el gesto instintivamente, frunciendo la boca y tensando los músculos del cuello.

- ¿A que sabe mal?, ¿a que sabe mal?

Recompuse la sonrisa como pude, mientras pensaba mirando el vaso: “y me lo tengo que beber entero…”

- ¿Qué decís? No sabéis apreciarlo porque no estáis acostumbrados – y me metí otro lingotazo para acabar cuanto antes.

- Oye, si quieres te pedimos un ponche-cola-lima para que pase mejor –me insinuaron entre codazos y risotadas.

Los diez minutos que duró la ingesta fueron muy traumáticos para mí. Mientras se me iba revolviendo el estómago entre sorbito y sorbito (y eso que dejé un buen culo), me acordaba sin cesar de todos y de cada uno de los muertos de mi amigo, y barajaba las posibilidades (muy escasas) de hacerle caso otro día en lo del güisqui solo.

Lo que tengo que reconocer es que pidiendo estos brebajes, uno parece muy chic. De hecho, yo quedé como un gentleman hasta que me vieron el careto al beber. A lo mejor es cuestión de hacerse al sabor, como con el tabaco y la cerveza, que al principio no gustan, o de aprender a disimular. Todo sea por la imagen de uno.

33 comentarios:

ignatus dijo...

Muy divertida la entrada, me he reído un rato.

Ah, y has hecho bien en enlazar el perfil de Leonardo, porque la mayoría de los visitantes actuales no tendrán ni idea de quién es (ni creo que les importe, por otra parte XD)

Saludos a ambos.

Embajador en el Infierno dijo...

Declaro que soy un forofo del gintonic. Considero que es una bebida varonil y a la vez elegante. No entro en metrosexualidades acerca de la marca de la ginebra y mucho menos de la tónica. Eso si, si el regente del tugurio se atreve a poner una rajita de lima en vez del tradicional limón (costumbre importada del laborismo pijo anglosajón) se le tiro a la cara. Me bebo lo que me pongan aunque siempre que puedo tomo Larios simplemente porque es producto nacional.

Además me gusta porque no produce resaca. Posiblemente la combinación del efecto vaso-constrictor de una bebida con el vaso-dilatador de la otra tenga algo que ver con esto. Y soy gran aficionado a la tónica a causa de mis frecuentes migrañas. Su sabor amargo me fascina y en épocas la he tomado por cubos.

Afirmo que el gintonic es uno de los últimos recursos que quedan para afirmar la masculinidad de uno sin necesidad de parecer antihigiénico, depravado, ni chabacano. No conozco a ninguna mujer que beba gintonic. La última gran "ginebrera" fue la reina madre de Inglaterra.

Y finalmente confieso que también me gusta porque me retrotrae a mis felices años ingleses. Encuentro pocos placeres comparables a leer a Chesterton, Waugh o Knox en inglés mientras me enchufo un gintonic. Por eso lo hago en contadísimas ocasiones y previa consulta con mi director espiritual (yo digo que es pecado, él dice que no exagere. Estos curas liberales y acomodaticios ya se sabe......).

El Subdirector del Banco Arús dijo...

No me gustaba el gin tonic hasta que descubrí lo estupenda que es la tónica para el estómago. Y eso de andar casi todo el día cabreado se acaba notando en el estómago. Después de tres o cuatro tónicas te acaban encantado: en efecto, pasa como con la cerveza (me acabo de tomar una Franziskaner -creo que se escribe así- aunque sea lunes y esté yo solo en casa).

Así que, al final, me acabaron enganchando los gintonics. Sobre todo los de Bombay azul o sapphire (47 grados de nada), con un poco de limón esprimido o, en su defecto, con un chorrito de refresco de limón. Son deliciosos y te ayudan a hablar inglés con fluidez: sobre todo con rusas kazakas nacionalizadas alemanas.

Pero al final he tenido que abondonar los gin tonics por el dolor de cabeza y el resacón que me producían al día siguiente. Y tampoco es plan ir a jugar el sábado al squash o a alguna conferencia en plan muerto viviente.

¡¡¡Y deje de tomar esas mariconadas propias de estudiante pija de derecho!!! Como otro comentarista habitual que yo me sé.

Teutates dijo...

Pues el 80% de las tías con las que he salido alguna vez de copeo, piden el tanqueray este con tónica. De hecho yo pensaba que era una bebida de tías o de tíos con el estómago revuelto. (Dicen que asienta las malas digestiones).
De hecho, hasta mi mujer tiene la costumbre de tomarse uno de estos cuando sale de copas despues de una copiosa cena...
En fin ,divertido si que ha sido, me imagino su cara perfectamente señor Neri.
Por cierto, a ver si el señor Leonardo y el señor Veneficus se dignan a escribir una entradita alguna vez, que parece que les han enviado al exilio.

Ginébrico dijo...

Bombay Saphire con tónica Nordic Mist, ni punto de comparación con otras ginebras - que ahora me saben demasiado amargas y rasposas - con para mí, la tónica más rica del mercado.

Para qué negártelo, el gintonic me sienta genial al estómago (es una bebida ideal para abrir, o cerrar la noche).

Diosenmicalle dijo...

Ja,ja. La culpa no es de tu amigo, es tuya:) que tenías que demostrar lo hombre y lo elegante que eres...

Qué fácil es que un hombre se pique con cualquier cosa.

Realmente divertidos.

Un saludo cordial

Tinta

cagüentóóó... dijo...

Me he reido un rato Sr. Neri....

Anónimo dijo...

Tu amigo no debe ser de los mas listos si dice que el gin-tonic es una bebida muy masculina pues es algo que bebemos muchas mujeres, creo que incluso mas que hombres. Ademas desde cuando las bebidas con masculinas o femeninas?

Chirly dijo...

"Yo le admiraba Sr, Neri..." (parafraseando al pobre desgraciado al que Fernando Fernán Gómez mando "¡a la mierda!")

¿Usted preocupado por su imagen hasta el punto de sacrificarse ingiriendo brebajes repulsivos?

La verdad es que yo soy forofo del Gin-Tonic desde hace muchísimo tiempo, aunque he de decir que ya desde niño me gustaba la tónica y su carácterístico sabor amargo. De hecho, yo diría que la ginebra (algunas más que otras) lo dulcifican algo. Pero da usted en el clavo al final de su entrada comparándolo con la primera vez que uno toma cerveza, tabaco, café o incluso whisky. Hay que acostumbrarse, y sobretodo si lo dice alguien que pide eso del pacharán que dice ud.

Aprendiz de brujo dijo...

Bueno has estado muy gracioso, en este relato medio novelado medio real.
Tres matices:
No es posible determinar cual es la mejor ginebra del mundo, ni en bromas. A mi me gusta el tanqueray, en relación a las de similar precio.Pero habrá otras mucho más exclusivas y más caras también.

La ginebra es una bebida de hombres y de mujeres. Además el alcohol es muy favorable a la comunicación con el sexo menos débil y produce una convergencia sexual maravillosa, -a ellas las desinhibe y a nosotros nos retrasa.

Sin embargo esa pócima a base de ponche y no sé que otras mariconadas no es bebible para mujer u hombre que se precie. Eso es una especie de mariconada pre-adolescente impropia de un camisazul. Vamos que si algo de coherencia había en los jones esos falangistas, te hubieran recetado algo de aceite de ricino, para que entendieras la diferencia entre lo bueno y lo que no se puede tolerar.
Cuando estés conmigo abstente de pedir cosas de esas, que los camareros me miran raro.

Rocco Lampone dijo...

Sr. Neri:

No se qué imagen de usté me provoca más pavor:

si verle con ese tanqueray(puaj)Swepes

O el verle con la bujarrada esa del ponche-lima-cola, cual colegiala pomponera, con carpetita con fotos de ricki martin y trencitas en el pelo...

Un poco de seriedad, por Dios, que todo un Caporegime como usté no puede ir faranduleando por ahí sin pudor ni vergüenza...

Clebarr dijo...

Un par de cosas:
1.- En lo referente al ponche: Que todo un tío, que además escribe en un blog de postín y que le molesta que le apeen el tratamiento... ¡Pida un ponche! Vamos no me jodas.
¿Le pides con chocolate y una rodajita de piña natural?
Eso es una mariconada como la copa de un pino.
He conocido a tías más finas que la flor del pitiminí, con más agallas a la hora de pedirse un copazo.
¿Qué será lo siguiente? ¿Hacer un curso de CCC sobre decoración de interiores?
En una palabra: Im-perdonable.
Y dos: La primera cogorza que me cogí en mi vida fue precisamente a gin-tonics. Hubo un amigo, que también insistió en que era eso lo que había que pedir. Después de echar hasta la primera papilla y del cisco que monté al llegar a casa (bronca de mis padres incluida), desde entonces soy absolutamente incapaz siquiera de oler esa mierda de brebaje.
El gin-tonic tiene el mismo sabor que el agua oxigenada o que el Alcohol de curar con pepino. Evidentemente, quién lo bebe manifiesta su mal gusto, pero al menos eso no le conducirá al mariconismo como a los bebedores de ponche.
Yo toda la vida de Dios he bebido whisky hasta hace unos años que también me aficioné al ron con cola.

P.D. Y sigo siendo heterosexual (de momento)

Rocco Lampone dijo...

jajajaja, Clebarr...

da usté en el clavo, palabra por palabra...

Aprendiz de brujo dijo...

Clebarr no me hagas hablar de mal gusto, que tú solo has tenido criterio pa elegir esposa y equipo de futbol.Y lo primero porque el destino se empeñó en despejarte el camino de mujeres cuyo genero sexual era dudoso.

Clebarr dijo...

Céntrese en el tema en cuestión.
Aquí lo único que está clarinete es que el amigo Neri se tiró una semana hablando del orgullo heterosexual y de los jerseys a colorines de Zerolo, pero eso sí, del ponche con un chorrito de lima no dijo ni mú.
Que por cierto, manda cojones. Yo creo que hay que tener güevos para pedir un ponche, pero encima pedirlo "con un chorrito de lima"...
¡Un chorrito!
¡Aaaaaaaaaaaaaaay que me deshago! Yo no quiero un chorrito, quiero unas lagrimitas de lima-limón.

Y de gusto sexual dudoso nada. Él me trató con muchísimo cariño...

Teutates dijo...

Hombre aprendiz de brujo, se ha delatado usted, así que es el bebedor habitual de gin tonic...
No tengo palabras, le admiro por su inteligencia a la hora de elegir bebida, seguro que en sus años mozos todas las señoritas le pedían un trago, y ya de paso aprovechaba... Menudo picarón está usted hecho.

Aprendiz de brujo dijo...

Teutates, yo he sido tardío para todos los vicios. Así de estropeado estoy.Ya he reconocido que yo era seductor de misa y manzanilla. Y esos por fortuna o por desgracia no se comen un petolín.

Tú, con la cámara a cuestas sin embargo has tenido que hacer muchos estragos.
Ven que te saco...una foto maja.
Que te vaya bien. A ver si quedamos con Neri y le invitamos a un copazo en condiciones, que desde que lee a Gala y bebe ponche...

ignatus dijo...

¡Cáspita! Si la entrada me pareció buena, me están gustando aún más las respuestas del personal.

Leyéndolas, he caído en la cuenta de que efectivamente, a su edad, señor Neri, ya debería tener formada la personalidad y no caer en las debilidades propias de un quinceañero que juega a ser mayor.

¿Qué será lo próximo? ¿Empezar a fumar? ¿Llevar revistas porno al trabajo para presumir de que se atreve a pedirlas en el kiosko? Como le decían a Pierce Brosnan: "¡Madure 007!"

Por cierto, que "el comentarista habitual que bebe mariconadas" al que hace referencia el Subdirector del Banco Arús en su comentario, bien puedo ser yo (y si no, como si lo seriese). Y si es por mí, tiene toda la razón.

Hace mucho que no salgo, pero mis bebidas habituales eran:
- Zumo de piña con Mangaroca o alguna cosa de esas de coco
- Lima con vodka (por supuesto, mucha lima)
- Granadina con naranja
- Bayles con batido de chocolate (¡es lo más!)
- En las comidas, los chupitos de cremas de algo
- ...

En definitiva, cualquier cosa en la que predomine el dulzor sobre cualquier otra sabor. Vamos, que soy un caso perdido.

Eso sí, yo no pido "chorritos" de nada. ¡Aún tengo mi dignidad!

Saludos.

Pedro dijo...

Leyendo los comentarios me ha sorprendido que haya pasado desapercibida una frase como "Y tampoco es plan ir a jugar el sábado al squash o a alguna conferencia en plan muerto viviente."

¿Cómo es posible que alguien diga que juega "al squash" y nadie diga nada?

¿También juegas "al fútbol" o "al tenis" o "al padel"?

Imagino que conocerás gente que va "a esquiar", ¿no?. Nunca, pero nunca es nunca, les habrás oído decir que van "a la nieve". Así se distinguen perfectamente de aquéllos que sí, que van "a la nieve". Mientras los primeros esquían, los otros se tiran por una pendiente sentados en un plástico.

Espero que, a partir de ahora, el Subdirector vaya a jugar "a squash" (pasadillo de moda, pero siempre mejor que jugar "al squash")

Teutates dijo...

Eso hecho está aprendiz, pero el Neri no se yo... con eso de que ahora es un señor de su casa.. no se si tendrá a bien salir a tomar un pelotazo..

Chirly dijo...

Sigo leyendo comentarios y estoy flipando un poco... ¿pero en qué blog me he metido? ¿granadina con naranja? ¿baileys con chocolate? ¿zumo de piña con mangaroca? pero si esto parece la fiesta de fin de E.S.O. de las Teresianas ¡por dios! ¿y dice que todavía le queda dignidad para no pedir chorritos de nada? No, amigo Ignatus, no. Usted no pide chorritos de nada porque ha agotado todo el crédito de dignidad que le quedaba pidiendo todo lo que ha dicho antes...

ignatus dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
ignatus dijo...

Bueno, señor Chirly, no se enfade... yo pido todo eso pero en distintas noches, no se piense que soy un depravado...

P.D. ¿Dónde dice que es la fiesta esa de las Teresianas?

Al Neri dijo...

Los comentarios de todos ustedes sobre mis hábitos en el bebercio me parecen muy intolerantes. No encajan nada en este foro de libertad y de open mind que es La pluma viperina.

Embajador, ya sabíamos que era usted un gentleman.

Subdire, el que usted me llame pijo por beber Ponche me parece muy irónico practicando como practica deportes de derechón y de burgués.

Teutates, dígale a su señora de mi parte que si comiera como un pajarito (como deben hacer todas las tías) no tendría que tomarse gin tonics.

Por cierto, yo no sé si Teutates ligaba más mariconeando con la cámara de fotos o con la guitarra en las Pascuas de jesuitas...

Dios en mi calle y Chirly: es que mi amigo me abdujo.

Aprendiz de brujo, majo, desde que me recomienda bebidas y lecturas estoy perdiendo todos mis valores y mi identidad.

Rocco, ¿usted, el de las poesías tiernas me llama a mí bujarra? ¡Amos anda!

Clebarr, ya ajustaremos cuentas, ya. En nuestra próxima cita con el Brujo y con Teutates les coy a obligar a todos a beberse un ponche-cola con chorrito de lima.

Ignatus, en mi puta vida he visto a nadie beber granadina con naranja. ¿No le sube en nivel de azúcar?, ¿y el de aceite?

Gracias a todos por los divertidos comentarios.

Aprendiz dijo...

Genial el post y los comentarios.

LANGOR dijo...

Buenas noches

Espere señor Neri que por culpa del curre llego tarde.

Yo soy el otro aficionado al ponche lima cola (ligth, eso si) que menciona el Subdirector.

Dulce y golosa bebida que creo que me gusta porque cuadra con el resto de mi caracter, dulce, tierno y muy romantico.
Sin exagerar el Subdirector oye violines y hasta cuartetos de cuerda cuando nos ve a mi novia y a mi juntos.

Como tengo este caracter y reparto bendiciones entre mis conocidos y soy un poco propenso al sarcasmo me va este caramelo. Dulce y acida.

Un saludo

Por cierto Señor Subdirector, espero que me diga cuando vamos usted, otro amigo comun y yo a jugar al squash un sabado, que ultimamente no quiere.

Otro saludo

Pedro dijo...

Ahora lo entiendo, Langor, por lo que veo "al squash" juegan tres personas. Perdona lo había confundido con jugar "a squash", donde juegan dos.

Siento el error.

;-)

Villeguillo dijo...

Sí señor, coño: Un gintonic.

Anónimo dijo...

Sr. Subdirector, siempre he pensado que su bebida predilecta habia sido el sol y sombra, delicada combinación que solía tomar cuando le conoci...

Sr. Langor, ¿nos deleitaria contandonos la faceta voyeur del subdirector? No le imagino babeando viendole a usted con su novia, !vaya estampa! Como cambian las cosas.
Otra cosa: tan solo se me ocurren otras dos bebidas tan poco varoniles como el ponche-lima-cola; el malibu-piña y el 43-cola y/o 43-cacao.

Por mi parte, decididamente mi alma se corrompió ya hace muchos años al deleitar un güisqui añejo, solo, grandioso sabor solo apto para los mas amargos paladares.

Fdo: Corrompido

Veneficus dijo...

Lo que me he reído de la entrada. Sólo de imaginarme su cara. Además usted, que se bebe cualquier mejunje al ritmo que cualquiera bebería agua fresca tras una semana en el desierto.

LANGOR dijo...

Estimado Corrompido:

Dejo a la voluntad del Señor Subdirector en persona el ilustrar la anecdota ya que mi pluma no es digna de tal honor.

Se todos modos y aunque no se lo crean el Señor Subdirector es una persona con muchas mas facetas interesantes (de las que no dire nada) que se manifiestan en los mas variados momentos.

Un saludo.

El Subdirector del Banco Arús dijo...

Pues ayer, como pudieron comprobar Corrompido, Langor y su contraria (que hizo lo mismo que yo) me tomé l dichoso gintonic de tanqueray y la verdad es que estaba bastante bueno. Y de igual forma que le pasó a usted, sr. Neri, a nadie del grupo le gustó salvo a la contraria de Langor que sí bebe cosas de verdad y no como otros. El sabor es similar al gintonic con Bombay azul (saphire).

Eso sí, hoy he tenido una resaca impresionante. Quizás también ayudó el vino, la caipiriña (básicamente ron, hielo, azúcar y lima), los tres chupitos (uno de ellos, un Mussolini que a pesar de su varonil nombre está compuesto de Pipermint, Malibú y Granadina) y las dos cervezas.

En fin, que ya no tengo edad. Sudarlo me ha costado casi dos horas de gimnasio.

LANGOR dijo...

Señor Subdirector, aprenda del Sr Corrompido que si que sabe de chorritos, a su Ballantines le echa un chorrito de kas naranja, pero solo un chorrito, se toma 15 y luego esta mas fresco que una rosa... Hasta he llegado a pensar que tiene un problema con el alcohol, pensamiento corroborado por otros expertos en el tema...

Un saludo y es cierto, ya no tiene edad...