martes, 17 de marzo de 2009

TARADOS: UNA OCURRENCIA POLÉMICA

Desde hace algunos años mantengo una tesis muy polémica que ha servido para entablar larguísimas conversaciones y rifirrafes con muchos amigos y conocidos. Aunque he ido perfeccionando los argumentos y el modelo en que me baso, fundamentalmente viene a decir que, superada cierta edad que yo sitúo de los 29 a los 31 ó 32 años, si una persona no tiene pareja se debe a que padece algún tipo de tara importante ya sea ésta física y/o psicológica.

No es algo que sostenga alegremente y sin meditar. No me refiero a las personas que, tras un noviazgo estable, han llegado a una ruptura, pues éstas, casi siempre después de un corto periodo que no suele superar los diez meses, vuelven a emparejarse con otra que suele haber vivido una situación similar. En realidad, me centro en aquellos con dificultades casi históricas para encontrar un amor medianamente fructífero, serio o estable. Es decir, esos individuos, incapaces de mantener un noviazgo, o como se quiera llamar, de una duración, estabilidad y profundidad que lo hagan parecer mínimamente serio.


Seguro que alguno está pensando que cualquiera tiene taras, siendo imposible encontrar a alguien que no se vea aquejado por una; o que lo importante es que la suma de las virtudes contrarreste el conjunto de los vicios y defectos o cosas similares. O, incluso, que todos conocemos a personas total y absolutamente taradas felizmente casadas desde hace años -así de golpe, se me ocurre pensar en el presidente del (des)Gobierno-. Empezando por el final, diré que mi tesis supone una condición necesaria pero no suficiente, es decir, que el tener el cartel de libre a cierta edad implica cierta tara pero no al revés. Y para rematar el principio expondré ciertos puntos que espero algún lector sepa desmontar:

  • Es cierto que todo el mundo tiene algún defecto y que por eso no se le debe considerar un tarado sin más. Pero creo que también lo es que si alguien, tras alcanzar el periodo de madurez, es repetidamente incapaz de desarrollar un aspecto de la personalidad tan importante como el afectivo tiene que ser debido a un problema grave independientemente de que la persona busque excusas como la suerte o similares.
  • Parto de que a esta edad ya se debería haber alcanzado la madurez y una cierta estabilidad económica y personal por pequeña que fuera: si no es así, la tara es grave y evidente. De hecho, si la persona todavía vive con sus padres, de seguro se verá aquejada por lastres de sobreprotección que le harán muy complicado mantener cualquier idilio amoroso con proyecciones de futuro: incapacidad para afrontar las tareas domésticas y ciertas responsabilidades propias de la independencia o, incluso, la creencia de que el mundo debe comportarse con él o con ella de la misma forma que lo hace su madre.
  • Si a esta edad la persona ya lleva una temporada alejada del domicilio familiar, se encuentra comenzando una etapa de vida solitaria que, de no finalizarse en un tiempo razonable, generará las manías, el egoísmo y la intolerancia que la falta de convivencia doméstica diaria implican.
  • A estas edades cada vez quedan menos personas con el letrero de libre y, aunque suene muy duro decirlo, sucede que llegadas ciertas fechas sólo quedan los saldos. O lo que es peor, la mercancía averiada o devuelta.
  • Una simple cuestión matemática: supongamos una chica medianamente agraciada y simpática. Si lleva saliendo una vez a la semana desde los veinte años, conociendo lo babosos que somos los tíos, de media le habrán atacado unos 3 ó 4 por noche. Esto es, si de un total de unos 1500 hombres ninguno le ha servido suficientemente (eso sin contar las oportunidades que le hayan surgido en los estudios, en el trabajo o, incluso, en la parada del autobús), tenemos un elemento de peso para considerar que existe algún problema subyacente. En el caso contrario, un hombre que, cuando había muchas mujeres libres de su edad, no consiguió congeniar largamente con ninguna tiene alguna o varias taras importantes: ¿no hay ninguna suficientemente buena o él no es suficientemente bueno para ninguna?
  • No se puede mantener que mucha gente de estas edades y, aún mayores, son capaces de ligar bestialmente. En primer lugar porque no estoy hablando de ligoteos o de rolletes sino de algo estable y adecuado, no de juegos de quinceañeros: «Señora, que no tiene usted ya edad.» Eso por no hablar de esos sórdidos pubs donde acuden los hambrientos, pasadas las tantas de la mañana, y se reúne la más variada fauna desde los veinticinco hasta los sesenta años: desesperados, divorciados y todo tipo de saldos, mercancía devuelta y averiada en busca de la primera pieza descuidada y bebida que se cruce en su camino: el cazador cazado.
Un dato más: tengo 31 años.

23 comentarios:

Natalia Pastor dijo...

Hay personas que no han encontrado su pareja ideal,su "media naranja", y por ello no son tarados,ni nada parecido:simplemente han decidido quedarse "singles" en vez de embarcarse en un compromiso cuyas posibilidades de éxito no eran satisfactorias, o asumir que no es lógico lanzarse en brazos del primero que pasa como sustituto,suplente o reserva de lo que uno verdaderamente anhelaba y no llegó a encontrar o alcanzar.

Aprendiz de brujo dijo...

No creo que el hecho de no tener pareja estable a los 30 sea síntoma de nada.
Si que creo sin embargo que la gente que de forma repetida fracasa una y otra vez en el amor,(no me refiero a una separación, divorcio de la que nadie está libre), debe hacer un ejercio de introspección para ver que es lo que puede estar fallando. Quiero decir que en las relaciones afectivas de pareja, como en las familiares, como en las laborales como en las de amistad hay gente que fracasa sistemáticamente y termina por chocar bruscamente con sus socios.
Siempre he pensado que tener muchas parejas a lo largo de la vida no es bueno, ni es un síntoma positivo de nada y sin embargo tener muchas amantes previas a la elección definitiva es muy recomendable.Pero la vida sentimental no podemos planificarla.Viene como viene.
En cualquier caso también es cierto que estar casado o emparejado no es aval de ninguna cordura.

Aprendiz dijo...

Yo la verdad no sé que puede ser, pero cada vez hay más gente en esa situación o a mí me lo parece.

El motivo por el que han llegado a esa edad sin pareja puede ser haber dejado pasar algunas oportunidades; por falta de madurez, por centrarse demasiado en estudios o el trabajo.

Cuando se tienen 20 años pueden pasar por tu lado muchas personas, pero como no se tiene mucha visión de futuro no se le da importancia.
Pero a ciertas edades (una vez alcanza una cierta madurez), si te gusta alguien, hay que currárselo y no esperar a que las cosas pasen solas, porque ya no hay tantas oportunidades.

De todas formas creo que los hobres tienen en este sentido más ventaja. Un hombre con 30 puede echarle el ojo a mujeres de 1, 2, 3, 4 o incluso 5 años menos que ellos, que pueden estar todavía solteras.
Pero una mujer de 30 años lo tiene más difícil, al menos a mí me parece extraño parejas en las que la mujer es varios años mayor (por eso de que las mujeres somos más maduras, si encima te lo cojes mas chico...)

Yo no creo que esto sea por taras importantes, sino que simplemente hoy en día la edad de pensar en el futuro se ha alargado; porque se ha alargado el periodo de estudio, por la movilidad de trabajo hasta que te sitúas en un lugar concreto... esas cosas impiden las relaciones formales.

Isaak Asino dijo...

Suscribo completamente la reflexión.

Incluso que lo del Presidente es casi milagroso, visto el frikismo de que hace gala. Lo del más inmediato ex-Presidente, sin embargo, puede marcar una regla que creo que se ha omitido en el Post: dos tarados sí pueden congeniar y permanecer unidos de por vida.

Saludos.

Al Neri dijo...

Hombre, habría que ver cada caso.
Yo creo que una persona que ha llegado a los 30 ó 32 años sin haber tenido una pareja, tiene un problema, aunque sea de actitud, con el sexo opuesto. De todos modos habría que saber qué piensa o cómo se siente esa persona, por qué vete a saber. Aun así tiendo a pensar que existe un numerus clausus de motivos por el que una persona de cuarenta tacos sigue soltera.

Luego considero que el hecho de no desear una pareja estable tiene mucho que ver con el egoísmo e individualismo de nuestro tiempo y con la incapacidad de asumir cualquier tipo de compromiso a largo plazo.

Me parece más honesto permanecer soltero o pasar de parejas que amargarle la vida a alguien o estar liándose con unas y con otras.

SUSI dijo...

Q triste lo q has escrito,tesoro yo tengo 38 años,y salgo alguna vez por la noche,te prometo q jamás me he encontrado gente como la q comentas,saldos,o babosos,q no te digo q no los haya,pero serán pocos,o irán a sitios especificos,donde tndrán su abono.Hay gente muy divertida y especial,con la q te puedes codear cuande sales.Y como bien dice aprendiz de brujo,tener pareja no es aval de cordura,los q permanecemos libres,estamos en la gloria.
Me encanta ver a prejitas,q llevan juntos muchos años y se les ve felices y enaorados,pero a la vez,me horroriza,ver a esas otras parejas,donde en sus vidas reina la monotonía,el desencanto,y hasta el amor,y siguen juntas.
Si tienes 31 años,aún te queda mucho camino por recorrer,a mi también,ignoro si tienes pareja o estás libre,pero estar y sentirse libre,también es sinónimo de plenitud.

Aprendiz de brujo dijo...

Yo estoy de acuerdo con Susi 38.Estar emparejado solo cuando ya no queda más remedio: es decir cuando estés muy enamorado y te suponga enorme disfrute la compañía del otro, sabiendo que queda un camino largo, duro y apasionante por recorrer juntos.Nuca será más aplicable el dicho que reza que lo más difícil no es llegar sino mantenerse, que al universo de la pareja.
Yo tengo otra teoría que también me procura disputas diarias, que quizás no venga a cuento pero bueno:los solteros sin hijos se conservan mejor que los casados y viven más tiempo.
En resumidas cuentas cada uno debe procurar hacer lo que le de la gana dentro de lo posible y no angustiarse, ni pensar nada raro de uno mismo por su estado, porque todas las opciones tienen sus pros y sus contras.

SUSI dijo...

Gracias brujito,por darme la razón,ya q es lo único q la voracidad de los guardianes del honor,nos permiten darnos.Estoy totalmente de acuerdo contigo en q lo dificil es mantenerse,y conseguir q el fuego no se apague.

Villeguillo dijo...

Copio y pego:

"Luego considero que el hecho de no desear una pareja estable tiene mucho que ver con el egoísmo e individualismo de nuestro tiempo y con la incapacidad de asumir cualquier tipo de compromiso a largo plazo."
Al Neri

No añado más

SUSI dijo...

Villeguillo,te equivocas,por supuesto q no somos personas egoistas,ni q huyamos de las responsabilidades,yo tengo un hijo,del q ocuparme,y es una responsabilidad enorme y para toda la vida.Pero el amor,llega cuando quiere llegar,no te puedes ir con el primero q aparezca,solo por tener pareja,te tienen q brillar los ojos,incluso cuando piensas en el,entonces habrá llegado la hora,pero mientras,estamos en la gloria¿ porque ibamos a sentirnos mal?,no querrás q estemos llorando por las esquinas.Nos encontramos bien y vivimos en la gloria,al igual q podais vivir los q teneis pareja,por eso me ha molestado bastante q penseis q somos esgoistas,si lo fuera,no hubiera tenido un hijo,así de claro.Espero haberme explicado bien,un abrazo.

porlafamiliaporlavida dijo...

Estimado Subdirector:

Le doy la razón en parte, efectivamente, alguna piedra en el camino que no podemos sortear es lo que puede llevar a mucha gente a no prosperar en una relación firme con el sexo contrario, pero para mí hay un tipo de tarado que veo que has pasado por alto o no tienes conocimiento, que es el tarado o tarada Peter Pan.

Perfil

Edad: Casi rozando la treintena.
Relación: De entre 4 y 9 años de noviazgo.
Matrimonio: Por todo lo alto de de duración inferior a nueve meses.

Tras esa pantomima el indiviudo/a, se convierte en alguien díscolo, alocado, infantil y quinceañero. Asi vemos a chicas y chicos que nos parecían hasta tontos que ahoran se convierten en fauna nocturna, cambian su estilo de vestir, su estilo de vida y su forma de hablar, hacen un giro de 180 grados, son los capullos de la mariposa.

Por último otro tipo de tarado, que es el tipo acomplejad@ cuarenton@, que un buen día al tirarle los tejos el sexo opuesto por la calle, llega a casa y asquead@ empieza a darse cuenta que no siente nada, poco a poco se va dejando llevar por su engreímiento y creeme, he visto a cuarentona con las barrigas llenas de estrías de varios partos, de buenas a primeras con pantalones y camisetas cortas enseñando el ombligo cuan quinceañeras, y a ellos con pantalones rotos y con grandes colocones, estos también son tarados y a lo mejor más tarados que los que tu has nombrado.

Buenas madrugadas.

Al Neri dijo...

Lo que dice Anaroski es verdad, yo conozco algún Peter Pan de ésos, que tienen treinta y pico años y se visten, salen y se comportan como si tuviera 22, yendo de guays y modernos y sin asumir su edad. Normalmente suelen ser chicos que viven con sus padres sin posibilidad económica de independizarse, pero no siempre.

Anónimo dijo...

Totalmente de acuerdo.Un saludo Subdirector.Ignacio.Alvear.Elgazu.

El Subdirector del Banco Arús dijo...

Señor Alvear. ¡¡¡Cuánto tiempo!!! Espero que se haya centrado y que recapacite lo suyo con doña Marta Martínez de Soria.

El francotirador dijo...

Señor subdirector,son peor que tarados,son desequilibrados,inconscientes,egoistas,en fin un montón de cosas más,lo se perfectamente porque soy a mis 43 para 44 años uno de ellos,pero yo hace tiempo que ya desistí.Por eso señor subdirector,le ruego,le imploro,me pongo de rodillas si hace falta,abandone cuanto antes ese grupo en el que esta a punto de caér,con esa labia estoy seguro que hermosas doncellas caeran rendidas a su pies.POR FAVOR SALVESE Y NO SE CONDENE.

Al Neri dijo...

Jajajaja, buenísimo, Francotirador. El Subdire se las tiene que sacudir como si fueran moscas, lo que pasa es que es muy exigente y en cuanto las ve un día bebiendo la cerveza del botellín o diciendo palabrotas se echa para atrás.

Y tú, Francotirador, no desesperes. Yo te recomiendo salir en Fallas, que tanto te gustan: se liga muchísimo (por lo que me ha contado un amigo)

Dulcinea dijo...

Estoy deacuerdo con el subdirector, aunque habria que dar muchos matices. ¿No te has parado a pensar que si alguien esta soltero a los trenta y tantos es muy posible que sea porque le da la gana vivir solo y no aguantar a nadie? Esto es una rareza solo porque la mayoria se casa y vive en pareja, pero no porque sea una patologia o trastorno. Puede que sea egoismo, pero casarse es muy facil y tambien hay casados tan egoistas y mas egoistas que los solteros, pero estos joden la vida a una persona, pero los solteros no.

El francotirador dijo...

Querido Neri yo salí en mis tiempos mucho en Fallas,por eso las conozco y desde luego es una etapa ya superada,y efectivamente se liga mucho.Pero te aseguro que en donde he estado no me he sentido solo.

J. F. Sebastian dijo...

Estimado Subdirector:

Comenzaré con un viejo refrán: Ni están todos los que son ni son todos los que están.

En nuestra sociedad tenemos todavía calado el poso del matrimonio o pareja estable, a ser posible con hijos, como demostración de 'competencia social' y así nos luce el pelo. Y es que casi nadie está a salvo de esa presión. Hace poco más de un año yo mismo andaba con planes de boda tras un tiempo razonable de noviazgo. Pero veía un futuro oscuro con esa persona, que me abocaría a odiarla con todo mi ser y lo que es peor: también a mí mismo. Personalmente me encantaría formar una familia, pero no todos hemos tenido la suerte de dar aún con la persona dispuesta y adecuada.

Coincido con usted en que a partir de cierta edad es más difícil, se reduce el mercado y también el ancho de las tragaderas. Con el tiempo uno se vuelve más individualista y cascarrabias, es ley de vida.

Sé perfectamente que son excepciones, pero le podría contar el caso de una chica que se separó nada más casarse por no anular la boda y sus 'terribles consecuencias'. Ahora ya no es preciso salir de casa para convertir a tu pareja en un auténtico 'Victorino/a' (es lo que tiene internet). Le ocurrió a un amigo: su ex se la pegó con uno que conoció en un chat y luego le pidió el divorcio. Hablo de una pareja 'libre de sospechas' con muy buena relación entre ella y mi grupo de amigos, cosa que creo que no es habitual: a menudo me presentaba en su casa sin avisar.

En mi caso, con el tiempo me he dado cuenta de que Dios me ha hecho un favor al no corresponderme las mujeres de las que me he enamorado. Recuerdo un comentario de una de ellas: 'Estoy sorprendida de lo fácil que es cambiar de pareja'.

Yo ahí lo tengo muy claro: antes tarado que cornudo.

Ya siendo un poco más puñetero, creo recordar que a la familia Fritzl era percibida como 'normal' entre sus vecinos, o al menos este hombre no parecía ningún 'tarado' a primera vista.

Tengo sólo 7 años más que usted y le diré que la vida da muchas, pero que muchas vueltas y que nada es para siempre. Le deseo una vida plena y feliz con su pareja.

Un saludo.

El Subdirector del Banco Arús dijo...

Muy interesante, sr. Sebastián. Es cierto que parece que estar casado o viviendo "arrimao" es un síntoma de triunfo social de tal forma que mucha gente se casa o tiene hijos sin haberlo mediatado realmente de la misma forma que se compran un tostador de Pryca con la seguridad de que lo pueden devolver a los quince días. Es normal, se ha terminado con el matrimonio como algo de por vida. Una vez, un cura dijo en misa que muchas personas han ido de boda pero no están casadas realmente aunque lo crean y fue enumerando las causas de nulidad del Derecho Canónico.

De todas formas, sí creo que es importante desarrollar un plano de la personalidad como el afectivo. Vivir solo no es bueno. El hombre y la mujer necesitan del otro sexo para completar todas sus potencialides. En solitario somos seres incompletos.

En cuanto lo de los cuernos abundantes y la estúpida de "qué fácil es cambiar de pareja!" sólo puedo contestar que la inteligencia está peor repartida que el dinero. Con una meretrix así mejor ni hablar.

Aprendiz dijo...

Me ha gustado mucho el comentario de Sebastian. Le doy toda la razón en lo de mejor tarado que cornudo.

Álvaro dijo...

Apunten un fan más para el comentario de J.F. Sebastián y su excelente corolario: "Antes tarado que cornudo".

Anónimo dijo...

¿Me estás diciendo que, por ejemplo, Juan Vicente Herrera es un tarado...?