domingo, 8 de marzo de 2009

EL ORIGEN DE LAS IDEAS


A menudo le he dado vueltas al porqué de las ideas políticas de la gente. ¿Qué nos hace tener una determinada ideología o simpatía por unas determinadas soluciones o partidos políticos y no por otros?; ¿qué factores culturales, económicos u otros influyen para que una persona llegue a ser de derechas o de izquierdas? (y permitidme la utilización, para entendernos, de estas etiquetas facilonas). Todos nacemos sin ideas políticas y nos pasamos la infancia sin ellas; sin embargo, cuando apunta la adolescencia o incluso después casi siempre terminamos desarrollando fobias o filias ideológicas, que pueden ir desde un tímido e instintivo apoyo a una de las grandes alternativas políticas hasta un fanatismo e ideologización visceral, pasando por la afiliación a un partido, el odio a determinadas doctrinas, etc.

De mis reflexiones he concluido que hay unos cuantos factores que pueden influir mucho, aunque me descoloca que a menudo en idénticas circunstancias puedan desarrollarse ideas radicalmente opuestas. Resumiendo, yo creo que pueden repercutir en nuestras posiciones políticas cuestiones como:

- Situación social y económica de nuestra familia. (Aunque aquí ya digo que no siempre salen las cuentas lógicas, pues de familias muy burguesas o aristócratas a veces han salido revolucionarios, mientras que familias obreras y humildes han dado derechones casi feudales).

- Otras circunstancias familiares. Por ejemplo, admirar a ciertos antepasados nuestros con determinada filiación ideológica puede determinar la nuestra y al revés: una relación tormentosa con un padre con cierta mentalidad puede acabar llevando al hijo a posiciones opuestas. Igualmente acontecimientos pasados, como los fusilamientos de familiares nuestros en la Guerra Civil, pueden llegar a definir nuestros odios y afinidades.

- Amistades o relaciones con personas de una determinada ideología que nos inspiran gran admiración personal.

- Postura personal o de la familia de origen hacia la cuestión religiosa (la vinculación secular de los conservadores españoles con la Iglesia y de los liberales con el anticlericalismo determina que según se sea más creyente o escéptico, se termine aterrizando casi inconscientemente en una u otra acera política). Este factor lo considero mucho más clave de lo que parece.

- Lecturas o inquietud política personal o heredada. (Yo reconozco que mis lecturas de historia de las ideas y mi ávida curiosidad han sido la clave de mi actual mentalidad en cuestiones políticas y económicas)

- Mimetismo, ya que el maniqueísmo y la exaltación propios de las campañas electorales a veces nos inclinan a tomar postura por uno de los dos grandes partidos, incluso sin conocer a fondo sus propuestas)

- El interés personal. (Sin duda hay personas que sin ser entusiastas de una idea concreta se afilian a un partido por el interés personal que ello puede reportarles en ciertos ámbitos profesionales. En la misma categoría metería a aquéllos que votan sólo en función de si las medidas de un partido benefician o perjudican sus intereses: ejemplo, voto al partido que subvencionará más las pymes porque yo tengo una o al que subirá las pensiones porque yo soy jubilado)

- Análisis racional y comparativo entre las diferentes opciones para poder escoger la que nos parece más justa o menos mala (yo dudo que ésta tenga demasiado peso pues lo normal es que leamos las ideas ajenas con fuertes prejuicios y que nos terminemos decantando por lo que ya sabíamos de antemano que nos ibamos a decantar por la influencia del resto de factores que he citado)

Seguro que me dejo muchos factores en el tintero.

¿Y vosotros? Sinceramente, ¿por qué motivo pensáis que tenéis vuestras ideas y no otras?

11 comentarios:

Álvaro dijo...

Al Neri- En una sociedad tan borrega y manipulable como la nuestra se le ha olvidado citar "el marketing" como causa posible de la ideas políticas de cada uno, aunque quizás a ella se haya referido con lo de "mimetismo".

En cualquier caso, creo que la Religión -el amor, el odio o la indiferencia hacia ella- es el factor más decisivo en este tema. Y, obviamente, así ha sido para mi. Saludos.

Villeguillo dijo...

La sencilla navaja con la que el señor Álvaro corta este tema abarca la totalidad del problema. Ya lo decía Juan Donoso Cortés que lo sacó de Proudhon: "toda gran cuestión política va envuelta siempre una gran cuestión teológica"

Y así se puede reducir en militar en las dos banderas de las que habla San Ignacio: la del Non servian, encabezada por el Diablo y la de Servian por Cristo.

Pero esto puede resultar demasiado "gaseoso" para la pesquisas que sigue el señor Al Neri.

Pinchito dijo...

Buena pregunta y mejor exposición. Merece que las respuestas, caso de haberlas, sean francas y reflexionadas.

Gracias, Al Neri, por darme un asunto realmente original sobre el que reflexionar.

Saludos cordiales.

romeo dijo...

te amo susi, dame una oportunidad

SUSI dijo...

Creo como bien dices,q son múltiples,los factores q hacen o condicionan a alguien a ser de la derecha o de la izquierda,incluido como ya ha dicho uno por aquí el marketing,q mueven,para mi q todos y cada uno de ellos tiene su lógica,pero sigo pensando q el principal es el aborregamiento de la población.
Afiliarse a un partido,defenderlo contra viento y marea,acudir a todos los mítines,es algo q nunca entendí.
Ciñiéndome a la pregunta formulada,creo q uno llega a ser simpatizant de u partido u otro,dependiendo principalmente del ambiente q le rodea,digamos por ejemplo q dificilmente alguien de etnia gitana,q malvive en una chabola,rodeado de ratas,pueda ser de la derecha.
Para acabar y no extenderme demasiado,no puedo opinar personalmente,pues nunca he pertenecido a ningún partido politico,lo q si me gustaría pensar,es q el q lo hace,es solo por su afinidad con las ideas de este,y no por otras razones,mas turbias,q es lo q me temo q ocurre.
A continuación os dejo un soneto al fallo linguistico de zp,q hace mucho q no me prodigo.
En época de crisis,no hay mejor
remedio,q firmar grandes tratados
con todos,enemigos y aliados
en busca de una vida,mas mejor.
Como no hay q en esfuerzo reparar
propone Jose Luis,el presidente
q el acuerdo del gas,sea mas caliente
si con Rusia,nos ponemos a follar.
Así fomentaremos el turismo
también,las energías renovables
y acabaría por fin el desempleo.
Seguro,q la crisis no es lo mismo
y es la vida mas soportable
gracias,a zapatero,y el folleteo.

H dijo...

Tú mismo lo explicas... Me parieron así...

sefo dijo...

Para mi lo que más influye es la clase social, al final por muchas vueltas que le demos los ricos son de derechas y los pobres de izquierdas, aunque solo sea en la mentalidad y no en el partido en que se milita o al que se vota. Quiero decir que es muy snob votar a un partido de izquierdas porque se queda como muy solidario y tal, pero luego se puede ser una persona retrógada en su forma de ver la vida y la economía. Al contrario pasa igual, yo he conocido muchos obreros que no soportan su condición humilde y se embarcan en partidos de derechas para parecer más pijos y más guays, como que reniegan de su clase. Todavia me acuerdo de un amigo mio que su padre era fasero de los mas bajos de la cadena que decía que no iba al 1 de mayo y a las manifestaciones porque eso era de obreros. En conclusion yo diria que estar en un partido tambien tiene mucho que ver con la imagen que queramos dar a los demas, si quiero que piensen que soy rico me meto en un partido de ricos y si quiero "presumir" de humilde y de sensible social, me voy con la izquierda.

El Subdirector del Banco Arús dijo...

Interesante cuestión, sr. Neri. En mi caso más que por influencia familiar (aunque del bando nacional, mis padres siempre estuvieron en contra de mis actividades políticas) fue un proceso de evolución personal, lecturas, reflexión... Y también del Destino: encontrar la gente precisa en el momento adecuado.

Al Neri dijo...

Subdire, los padres están en contra de toda militancia peligrosa o que ellos consideren violenta por mucho que estén a favor de las ideas en cuestión.

Me ha gustado mucho el comentario de Sefo. Yo no me había dado cuenta de ese factor de apariencia. De hecho me pregunto cuántos se afiliaron a Fuerza Nueva para acrecentar su pinta de chulos y pendencieros.

LANGOR dijo...

Buenas:

En mi caso fue en parte influencia de la familia (por imitacion diria yo), pero a partir de los 23 años y como consecuencia de otras cuestiones comence a estudiar economia, concretamente la escuela austriaca,con autores como Von Mises, Von Hayek y Schumpeter (con sus realistas descripciones de las cosas) que influyo decisivamente en mi forma de pensar general y me configuro como liberal...

Un saludo

Langor

susi dijo...

Totalmente de acuerdo en q el factor apariencia,influyó mucho,en las decisiones tomadas,por ciertos individuos,q aún siguen por ahí.
Al romerales,decirle q yo le doy las opurtunidades q quiera,q se identifique,o se venga pa Sevilla.
Al Sr.Brujo,q mi padre sigue en la estación esperandole,con la Katana a cuesta,y la cara mala leche,como permanece inerte,le han tomado por u mimo,y hasta le echan monedas,está pensando en cerrar la notaría de lo bien q le vá,me veo en el paro,o haciendo de mimo en la estación,sobre si conciencia lo dejo Sr.Brujo.
Deseo,q no corteis esto,es solo un toque de humor.Un abrazo para todos,y un bs,para el brujito,se te echa de menos.