domingo, 17 de febrero de 2013

OPERACIÓN B.S.O. (20): CANCIONES DE DISNEY

El otro día estuve grabando a unos niños unas películas de Disney y aproveché para repasar alguna que casi no recordaba. Una de las notas más características de estas cintas de animación son sin duda sus bandas sonoras, basadas en temas azucarados que las criaturas recuerdan durante toda su vida. Yo mismo, que prefería a Rambo, sería capaz de canturrear por lo menos seis o siete de estas canciones que ocupan un lugar destacado, por mérito propio, en la cultura occidental.

Lo que sin embargo no puede negar nadie con un mínimo de sensibilidad artística es que el resultado del doblaje en español de las letras es catastrófico, por emplear un adjetivo benevolente.

Por diferentes motivos culturales y políticos, y aunque no es precisamente la opinión de moda, me considero un ferviente defensor del doblaje cinematográfico, pero el problema de estas producciones es que ya desde los años treinta, cuando se estrenó Blancanieves y los siete enanitos, los fabricantes de sueños recurrieron a diversos estudios hispanoamericanos para preparar las versiones únicas para todo el mercado hispanohablante, incluido el español, ya que en nuestro país, por razones que desconozco, nadie se preocupó por hacer un doblaje local. Las consecuencias fueron funestas. Varias generaciones de niños españoles han tenido que tragarse unos diálogos plagados de expresiones y vocablos extraños, de acentos latinos de lo más variopinto y, como digo, unas traducciones malísimas de las canciones, completamente forzadas, con rimas burdas y torsiones gramaticales que chirrían en los oídos. Por lo general, la técnica empleada es la de traducir verso a verso en vez de componer una letra nueva en castellano con el mismo mensaje que la original en inglés. Además se nota que el trabajo está hecho apresuradamente y sin ilusión.

El primer largometraje de Walt Disney fue Blancanieves y se dobló en argentina; luego unos pocos títulos se versionaron por un equipo de chicanos en California, y por último se cogió la costumbre de doblar en México para todo el continente y para España. Uno de mis más horrendos recuerdos infantiles es la querencia de los dobladores por poner voz de castizos mariachis a los personajes humorísticos, aunque también participaban actores de doblaje argentinos, cubanos y venezolanos, entre otros.

A partir de 1992 (La Bella y la Bestia) nos libramos al fin del horrible doblado sudaca, aunque, curiosamente, la tradición de joder las canciones se ha mantenido viva hasta hoy. 

Pongo aquí, como ejemplos, dos adaptaciones de letras especialmente funestas (El libro de la selva y Tod y Toby) y otras dos que para mí son excepciones puntuales por su calidad: La bella durmiente (aún de la era latina) y La Bella y la Bestia. 

Por cierto, ¿cuáles son vuestras pelis de Disney favoritas?












12 comentarios:

Mª Asunción Balonga Figuerola dijo...

¡Hola Al! Pues mire, yo de niña, adoraba a Bambi y a Dumbo ¡pero me hacía unos hartones de llorar que creo incluso que me traumaticé!
Sin embargo Walt Disney me parece un creador genial, el padre eterno de los "cartoons" ...
Un saludo afectuoso y ¡ánimo mañana lunes!
Asun

elsillóndepapá dijo...

Hola Al, soy un auténtico fan de las pelis disney, y en consecuencia, trato de inculcar tal gusto a mis hijos. Muchas me gustan, casi todas me gustan y tienes razón en una cosa, si ves Aladdin en castellano y en español de suramérica y el cambio es brutal, mucho mejor en castellano. Aladdin es de mis favoritas, debo de reconocerlo. Un abrazo

nago dijo...

Para mi la mejor es "Fantasía", sin duda. Sobre todo en cuanto a la música: Bach y esas imágenes sicodélicas; el baile de las flores con el "Cascanueces" de Tchaikosvki y la escena de El aprendiz de brujo jeje... maravillosa!
Todas las de Mickey, desde las primeras en blanco y negro cuando era distinto, hasta las últimas con Pluto, Donald, Goofy, el gallo Claudio... me encantan. Las modernas ya no tanto...
Alicia en el país de las maravillas, Blancanieves (mi favorita) y cómo no Mary Poppins (es yo soy un poco así, me encanta... :))
Aquí ya pegué el salto a Mazinguer Z y Heidi.

¡Quién fuera niño de nuevo...! para, desaprender lo aprendido, recuperar la inocencia y ser otra vez... inmensamente feliz ;)

Qué post más bonito Neri...!!!

C. S. dijo...

Yo lo mismo que Nago: la mejor, Fantasía. ¿te acuerdas cuando sale Mickey felicitando a Stokovsky? (La del Aprendiz un día se la dediqué al otro aprendiz y se me medio ofendió. Espero que haya cambiado de opinión). ¡Y la passtoral de Beethoven...!no puedo oírla sin pensar en el Olimpo de colores...
Otra de mis favoritas es la bella durmiente. De las bandas sonoras me gusta la de los Aristogatos y la canción del Rey Louis del libro de la selva. No hace falta volver a ser niño, Nago. Yo disfruto inmensamente ahora, a mi provecta edad, incluso más que entonces

Álex dijo...

Bueno, pues yo reconozco que el doblaje sudamericano me resulta simpático y le da a las pelis un carácter especial. En las pelis más recientes aparecen las voces del doblaje actual que me parecen preciosas pero a veces demasiado perfectas. Y, sobre todo, algunas muy 'machacadas' de oirlas también en todo tipo de anuncios o de ver a algunos actores en series españolas (el presidente de esta nuestra comunidad, por ejemplo).
Por otra parte, no soy un experto en Disney, pero siempre me ha encantado Blancanieves, sobre todo por la parte oscura que hay en la película. La escena final en la que muere la bruja es tremenda.
Saludos a todos

tomae dijo...

...yo me quedo con la canción de Marco puede que no sea la mejor de todas pero a mi siempre me transporta a la infancia.

Aprendiz de brujo dijo...

Yo soy más de Dartacan y la malvada Mileidi.
Gracias por la música de el aprendiz de brujo.En su día interpreté la dedicatoria, en clave paternalista, y reclamé una cinta pornógráfica a cambio. Si equivoqué la intención, pido disculpas C.S.
Por cierto aún no he recibido el último pedido de Tinto Brass.
Tened buen día, todos.


Al Neri dijo...

Mis tres favoritas son "101 dálmatas" "La bella durmiente" y "Tod y Toby". Y las que más odio: "Fantasía", "Peter Pan" y "Alicia en el País de las Maravillas".

Se olvidan a menudo los 6 volúmenes de "Fábulas Disney", donde está, por ejemplo, el genial (y hoy tan aplicable) cuento de "Los tres cerditos".

tomae dijo...

Efectivamente Neri, los tres cerditos unos marranos, unos puercos especuladores que fraguaron en muchas mentes infantiles la gorrina avaricia por la especulación inmobiliaria ...si el bueno fue el lobo!

Apu dijo...

Gracias por poner este post. Mis películas Disney antiguas favoritas son bastante raras: Sleepy Hollow y Atlantis (que no es tan antigua).

Desde ya soy seguidor de tu blog.
Saludos

Al Neri dijo...

Gracias a usted, Apu. ¡Y bienvenido! Esas que dice no las he visto.

nagore dijo...

Apunto aquí otra:

Las tres vidas de Tomasina

Preciosa película de Walt Disney de 1964, cuyos protagonistas infantiles son los mismos que hicieron "Mary Poppins": Karen Dotrice y Matthew Garber.

Quizá para nosotros sea, a estas alturas ya de la vida, la peli perfecta para echar una cabezadita mientras los niños la disfrutan pero debo decir que, si bien mi crítica no puede ser muy objetiva, ha superado la más importante (la infantil)con sobresaliente; por si os sirve de referencia.

También me ha encantado la versión en tecnicolor de Tom Sawyer de 1938.
No es Disney, pero también es muy bonita.