viernes, 17 de agosto de 2012

LOS BEATLES


Ahora que parece que se ha puesto tan de moda Reino Unido por las recién concluidas olimpiadas, me ha dado por pensar algún rato en los ingleses y en su contribución, a mi modo de ver nefasta, a la historia de Occidente y, por extensión, del mundo entero. Pero esos tipos estirados, piratas por naturaleza, siempre medalla de oro en el deporte de la opresión, inventores del liberalismo político y económico, eternos enemigos de la Hispanidad y genocidas vocacionales, tienen una cosa buena, buenísima: los Beatles.

Creo que siempre he tenido la suficiente honradez para reconocer la valía incluso de aquellas personas hacia las que albergo una antipatía visceral. Joaquín Sabina y los Beatles son, desde luego, el mejor ejemplo. En el caso del cuarteto de Liverpool, mi fobia exacerbada hacia su estilo, su imagen, su progresismo destemplado y su afición a las drogas, no ha impedido que sus canciones hayan marcado a fuego mi juventud igual que la de millones de personas. No hay para mí músicos más geniales que Lennon y compañía. Ellos revolucionaron el panorama musical de los 60 y son los padres indiscutibles del pop actual. Al ritmo de los acordes de sus obras maestras (me hice con todos sus discos a los 17 años) he vivido muchos de los momentos más importantes de mi vida; tengo íntimamente asociadas algunas canciones concretas a situaciones, personas y cambios claves en mi trayectoria. No soy un melómano precisamente y confieso que oigo muy poca música, pero de vez en cuando (como estos últimos días) escucho algún disco suyo y se reactivan los resortes de mi nostalgia.

No puedo resistir la tentación de poner mis quince temas favoritos (no digo que los mejores) de los inigualables Escarabajos, e invito a que hagáis lo mismo los que, a pesar del veranito y las vacaciones, todavía os asomáis por aquí de vez en cuando:





4.- Help









13.- Let it be

14.- Michelle

6 comentarios:

Aprendiz de Brujo dijo...

Es curioso , yo últimamente los he escuchado muchísimo. Y hacía un montón de tiempo que no lo hacía. Por cierto Justicia para el gran George Harrison, autor de mi tema favorito.while my guitar gently weeps.
Yo a tu lista añadiría esta.
http://www.youtube.com/watch?v=l5RAfMUDCZ4

Álex dijo...

Anda, que hasta para admitir que le gustan los Beatles aprovecha usted, sr. Neri, para dar caña a diestro y siniestro...
Yo no soy seguidor ni conocedor a fondo de las canciones de los Beatles, pero reconozco su valor y en general casi todo lo que escucho de ellos me gusta. Me quedo con "When I'm sixty four", que siempre me ha parecido sencilla, simpática y llena de encanto.
Feliz fin de semana a todos.

SUSO dijo...

The long and winding road, esa letra, y la melodía, pone la gallina de piel.

El chico de los tablones dijo...

Siempre me han gustado los Beatles. Desde que hace cuatro años pasara un verano en Inglaterra mi devoción hacia ellos y hacia esa cultura británica que usted, amigo Al, tanto desdeña, no ha hecho sino aumentar :-)

Me quedo con un clásico: Strawberry Fields Forever. Me encanta la letra y me llena de nostalgia escucharla.

marian dijo...

Uf estoy pez en el tema.


AdB buen perfil.

Al Neri dijo...

A mí también me gustan las cosas que compuso Harrison, pero es verdad que las figuras de Lennon y McArtney le eclipsaron. ´The long and winding road sería la 16º :-)
Tablones, no desdeño la cultura, sino que critico la actitud histórica de los ingleses.