domingo, 5 de agosto de 2012

PATINAZO LITERARIO

Anécdota bochornosa. El otro día me pasan por error una llamada que no era para mí. Se trataba de un paisano que quería quejarse de cierto asunto que, aunque aparentemente guardaba relación con la materia de mi departamento, en realidad no lo gestionamos nosotros. El hombre estaba bastante cabreado y me soltó a bocajarro y en ayunas un chorreo muy principal. Apenas logré interrumpirle en un parón que hizo para coger aire.

- Verá, lamento lo sucedido, pero debo aclararle que le han pasado mal la llamada y que aquí no llevamos esos temas, así que siento no poder ayudarle, pero…

- ¡Qué vergüenza! ¡Ya me han pasado con tres personas! ¡Ahí nadie lleva nada! ¿Voy a tener que pedir audiencia y desplazarme en persona?

- No, señor, no será necesario porque sé quién lleva su asunto. El problema es que en estos momentos este compañero esta reunido y…

- Ya, reunido…

- Sí, está ocupado, pero si me facilita un número de teléfono yo le diré que le llame en cuanto acabe o, si usted lo prefiere, le puedo dar su teléfono directo…

- ¡Otro teléfono más! ¡Y ya van cuatro!

- De todos modos, caballero, yo le aconsejo que su queja la plantee usted también por escrito, porque por teléfono no queda constancia de su problema. Por escrito se le contestará…

- ¡Hala, otro papelito más! ¡Es que estoy hasta los cojones!

- Oiga…

- Sí, hasta los cojones. A mí me gusta solucionar las cosas de tú a tú, entre personas. ¡Sin papeles, ni registros ni mandangas! ¡Menuda Administración! ¡Seguimos como hace dos siglos! Es la Administración del vuelva usted mañana de… de…, ¿cómo se llamaba?... de Bécquer, ¿no?, ¿no era Bécquer el de vuelva usted mañana?

- No, caballero –respondí con tono suficiente (y algo suspirante) de profesor de Literatura- , era Espronceda.

- Ese, ese, Espronceda… ¡Pues lo dicho!

La bronca se prolongó un par de minutos más y, tras colgarle, le dije a mi compañera:

- ¡Menudo pájaro! Cómo se ha puesto, oye… Y encima –me empiezo a carcajear- , diciendo que éramos el vuelva usted mañana de Gustavo Adolfo Bécquer ¿De dónde ha salido este tío? Ya le he dicho que de Bécquer nada, que era de Espronceda.

Mi compañera se empieza a reír todavía más y me explica que ni del autor de las oscuras golondrinas, ni del de con cien cañones por banda; que el famoso artículo contra la clamorosa lentitud de la Administración española en el siglo XIX era de Don Mariano José de Larra.

Tentado estuve de llamar al amigo para sacarle de su carajal con los autores románticos del que yo acababa de salir, pero no me atreví. Lo mismo me come.

4 comentarios:

tomae dijo...

ja ja ja! Sr.Neri perdone que me ria, pero me ha hecho gracia como se usan las expresiones de autor, sin saber exactamente la fuente ...

Incluso, diría (le acepto la enmienda si me equivoco) que la expresión "chorreo muy principal" habrá venido de su pluma, pero conozco un blog que tiene su "cuño" por utilizarla, y diría que usted también lo conoce, pues bien que participa ...Un Saludo.

Al Neri dijo...

Por supuesto, Tomae que lo de "muy principal" es barullano 100%. La verdad es que siempre he sabido que el "vuelva usted mañana" era de Larra, pero se me cruzaron los cables.

SUSO dijo...

Usted puede barullear lo que quiera, como quiera,y cuando quiera.
No hace falta que me cite.

El último de Filipinas dijo...

Cabe aplicar la atenuante de sulfuración burocrática.