jueves, 23 de septiembre de 2010

LOS TUDOR

No puedo presumir de la afición ni de los conocimientos cinematográficos del señor Neri. Es más, no estoy muy seguro de cuál fue la última vez que acudí al cine y, en las contadas ocasiones que suelo hacerlo, casi siempre abandono la sala con la impresión de haber derrochado un dinero que muy bien podría haber invertido en un cubata o un gin-tonic.

También me suelo aperezar a la hora de ponerme a buscar en ciertas discográficas con nombre de acémila cibernética un título que descargar. Es más, la mayor parte de las ocasiones ni siquiera recuerdo una película que me interese ver. Y eso que he dejado pendiente, si encuentro tiempo y ganas, cintas como Origen, Centurión, Robin Hood,...

Sin embargo soy bastante aficionado a las series televisivas. En su día estuve enganchado a Expediente X -lo sé, es bastante friki pero me entretenía mucho- y, por desgracia, Los Vigilantes de la Playa se remontan a una época en la que mi líbido no era la actual.

De todas formas, en una serie suelo buscar que no sea española, pues las actuales sólo tratan de guarradas y/o de la Guerra Civil, la postguerra y lo buenos que eran los rojos, y que exista cierta continuidad entre los episodios, esto es, una línea argumental y de intriga que te obligue a seguir la serie con cierta continuidad.

Actualmente, seguía con puntualidad House y sus simpáticas borderías, The BigBang Theory y las rarezas de Sheldom, y alguna serie extranjera de esas que Televisión Española se carga emitiéndolas anárquicamente tras, casi seguro, pagar un pastón por los derechos de emisión.

En esta línea, espero que esto no suceda con Los Tudor, serie que me recomendó hace unos meses una muy buena amiga y que me parece de lo mejorcito que he visto en los últimos años, bastante mejor que la recientemente estrenada Los pilares de la Tierra. Aquella trata sobre el controvertido reinado de Enrique VIII de Inglaterra, sus licenciosos devaneos y cómo estos terminan por dominar toda su vida llevándole a romper con Roma. Creo que uno de los méritos principales de esta serie es que, a pesar de que el final y los hitos principales de la historia son sobradamente conocidos, han logrado recrear la época, los detalles, la intriga intermedia y, sobre todo, la personalidad de los protagonistas de una manera magistral. Los actores me parecen magníficos, al igual que el enfoque general de la narración, de tal forma que puedes llegar a sentir desprecio por ciertos personajes como Ana Bolena, su padre y el secretario Cromwell y admiración por otros, sobre todo por la Reina Catalina.Y, para acrecentar el mérito de la serie, en ocasiones un mismo personaje que generalmente resultaba destestable, puede llegar a inspirar compasión o viceversa.

Además, esta serie ha despertado aún más mi reciente interés por la apasionante historia de Inglaterra y he podido comprobar que, salvo ciertos agujeros y licencias históricas como la muerte de Wolsey o la interpretación en órgano de una suite de Bach en una capilla de la princesa María ciento cincuenta años antes del nacimiento del genial alemán, ciertos detalles de la serie son fieles reflejos de las crónicas de la época: los espontáneos cumplidos del pueblo a la Reina Catalina y su admirado temperamento; los insultos al adúltero monarca por parte de su pueblo; la compostura de Fisher y Tomás Moro ante la muerte y las últimas palabras de éstos ante el tribunal y en el patíbulo... Hasta el carácter impreso en el personaje del papa Paulo III es la que me esperaba.

En fin, que, como puede verse, me apasiona esta serie y se la recomendaría a todo aquel que, eso sí, no sienta demasiados escrúpulos por la escenas más que subidas de tono que suelen jalonar la mayoría de los episodios. Por si alguien no lo sabe, se emite en la Primera de Televisión Española, los jueves a las diez de la noche.

13 comentarios:

Isel dijo...

Creo que esta serie ya ha acabado o se emite a otra hora, poruq lo jueves a las diez ha vuelto Águila Roja, serie que sí que se permite mucha slicencias históricas y que es puro entretenimiento aunque tiene cosas interesantes.
Acerca de su serie señor Director, no la he seguido mucho pero al principio no me gustaba demasiado la actuación del actor que hacía de Enrique VIII, sin embargo la amientación en general me parece bien llevada. Pero no sé que tiene o qué no tiene, mejor, que me gustan las películas o series de esa temática, pero esta no me ha enganchado.
Acerca de las otras series que comenta, que echan en Neox, después de big ban echan Como conocí a vuestra madre, que me parece interesante, por si le sirve la sugerencia.

Chirly dijo...

A mi me saca de la serie que son todos como muy de agencia de modelos...

Habría que estar ahí; sin duchas, ni agua corriente, ni desodorantes... y sin pasta de dientes ni dentistas, sin cosméticos ni cremas hidrantantes ni champuses para el pelo, ni operciones de estética ni nada de nada...

Isel dijo...

Cierto Chirly, cierto... las costumbre higiénicas actuale sno son las de antes, ni siquiera en la nobleza.

Al Neri dijo...

Casi no veo la tele, pero de vez en cuando me engancho a alguna serie. Aunque no hay color con las series de los años 80, algunas españolas no están tan mal. Hace un año me lo pasé muy bien viendo "La señora".

En cuanto a "The BigBang Theory", me río cuando la veo y siento decirle, señor Subdirector que cada día Sheldom me recuerda más a usted, en serio, y no en las rarezas, sino en el físico y en la forma de moverse y hablar. También en su forma algo seca de contestar.

"Los pilares" no están tan mal como yo temía, pero el ritmo es tan rápido que parece un tráiler más que una serie y aunque la ambientación es aceptable, es cierto que falta el saborcillo de la Edad Media. Va todo el mundo demasiado limpio y peinado para ser el siglo XII.

Los Tudor he oído hablar bien y si eso em animaré a seguirla, aunque sea en Salas Emule, por recomendación suya.

Dulcinea dijo...

La serie los Tudor me parece una inmoralidad, estan todo el día teniendo sexo explícito. Tampoco me gustan tus referencias a tu líbido y esas cosas. No es necesario para hablar de series de TV.
Los pilares de la tierra sí me gustan.

El Subdirector del Banco Arús dijo...

Será canalla, decir que me parezco a Sheldom. Será por la altura aunque creo que es algo más bajo que yo. En lo demás, Sheldom es como usted pero con estatura normal.

En fin, es lo que pasa por ver FoQ

Al Neri dijo...

¡Cómo se pone! De verdad que me recuerda mucho, sobre todo cuando era usted más joven. No tiene por qué ofenderse porque Sheldom no es feo ni nada.

Álex dijo...

La hora que es y sigo sin poder dormir: ¿cómo será tener sexo implícito con alguien?

LANGOR dijo...

Por dios Sr Neri, ¿como se le ocurre decir que el Subdirector se parece a Seldom?. Es aberrante...

Por cierto Sr Subdirector ¿como va la negociacion con los de la serie que necesitaban un doble suyo?.

Un saludo

El Subdirector del Banco Arús dijo...

Usted sí que es una mezcla entre Sheldom, Leonard y el judío salido de esa serie.

Isel dijo...

¡Ostras! vaya comparación que acaba de hacer Sr subdirector. ¿Al Neri pareciéndose a un judio? esto es la guerra ;)
Aprovecho para decir que ayer inauguré mi blog y tiene dos entraditas, espero que sea de su interés y si tienen a bien comentarlas.
http://www.quepodriadecir.blogspot.com/
Disculpad por "la publicidad gratuita".

Aprendiz de brujo dijo...

A mi me gusta mucho la serie de Los Tudor, aunque no la he visto entera.No soy entendido en historia pero me parece que estan especialmente logrados los personajes de Tomás Moro y Catalina de Aragón, así como el encarnado por Sam Neill; presentando un trazo mas irregular el rey Enrique.
Por cierto me parece fea la actriz que hace,(hacía)de Ana Bolena.
No tengo formación histórica apenas pero la serie tiene cierto tufo maniqueo.
PS.EN MI PRÓXIMA VIDA QUIERO SER ENRIQUE VIII.OTRO POSTER PARA EL, EN MI HABITACIÓN

sandra dijo...

Reconozco que a mi me encantan varias series: House, Bones, Castle, Navy, CSI(las vegas),etc.

En cuanto a los Tudor... Reconozco que no he visto la serie. Ni pienso hacerlo. Cuando me enteré que la emitían miré por internet algún resumen o algo sobre los episodios que me perdí. Las escenas de sexo, para mi gusto personal, me parecieron además de totalmente innecasarias para seguir la trama, demasiado fogosas por no decir guarras.

No me siento una puritana, pero creo que es un error recreaese en las escenas de sexo.

Sé que el sexo es algo natural (de hecho yo existo gracias a él).Pero también es natural defecar y no vería una peli donde un actor sale en el retrete con cara de no haberse tomado en la vida un activia o no sé qué otras mandangas.