miércoles, 31 de marzo de 2010

¿MONTAMOS UN NEGOCIO? (1): CASTELLANOS


El otro día tomando unas cañas tuve una jugosa conversación con Teutates sobre el escaso espíritu emprendedor de los jóvenes castellanos.

Antes de seguir, aclaro que no pretendo generalizar con mis afirmaciones, pues por supuesto que en Castilla habrá de todo. Solo voy a hablar de la sensación que yo tengo, de mi experiencia y de lo que yo veo en mi entorno y entre mis conocidos.

Creo que es verdad que un defecto castellano es la nula iniciativa empresarial y la mentalidad excesivamente conservadora en lo que a dinero se refiere. Reconozco además que en mi caso doy este perfil al pie de la letra.

Mientras que en el norte de España y en Madrid muchos jóvenes asocian el tener una empresa propia con una mente abierta y activa, con horizontes de prosperidad y con independencia personal (ser tu propio jefe), me atrevería a decir que en mi tierra el mundo de los negocios se mira con no poca desconfianza y a veces hasta con desprecio.


Voy a intentar resumir los motivos por los que pienso que en Castilla existe poco afán de aventura empresarial:

1.- Valoramos la estabilidad y la seguridad económicas más que nadie. No nos gusta arriesgar ni una peseta y preferimos lo seguro pero escaso a las riquezas con riesgo. La filosofía ahorrativa castellana tiene sus orígenes en la actividad agrícola, antaño predominante por estos lares, que obligaba a guardar lo máximo posible por si el mal tiempo malograba las cosechas.

2.- Somos muy poco ambiciosos y soñadores. Nos conformamos con un sueldo que nos permita vivir dignamente y tener cuatro caprichos.

3.- No “nos salen las cuentas” de montar un negocio. Creemos que muy poca gente que lo hace se enriquece; más bien se obtienen unas ganancias equivalentes a un sueldo y eso en el mejor de los casos, por no hablar de las muchas empresas que quiebran en sus primeros años de vida. Encima hay que trabajar el doble que en cualquier puesto por cuenta ajena y sufrir graves preocupaciones. Es mejor aguantar a un jefe duro que a mil clientes, proveedores, bancos, etc.

Aquí voy a meter una frase genial de
Embajador en el Infierno, que es empresario: “El pelotazo no existe; antes hay que sangrar por el ojete”. Y en Castilla nos gusta poco sangrar por el ojete “pa ná”.

4.- Valoramos muchísimo nuestro tiempo libre y nuestro ocio, y no nos gusta nada mezclar lo profesional con lo familiar. Por eso de los negocios nos echa para atrás la perspectiva de no separar unas cosas de otras, de no poder desconectar al salir del trabajo como sí puede hacerse trabajando para terceros.

5.- Muchas veces en mi Región quien monta un chiringuito de lo que sea lo hace porque no encuentra acomodo en el mercado laboral, es decir que muchísimos autónomos castellanos lo son porque no les queda más narices y si hubieran encontrado trabajo por cuenta ajena jamás se habrían planteado abrir una empresa. Por tanto, se tiene la idea de que la mayoría de empresarios en el fondo son unos fracasados o unos pringados.

6.- Aquí no hay tradición empresarial. En otras zonas es muy típico seguir con el negocio familiar, pero aquí los jóvenes no tienen modelos en sus familias.

7.- Influye en nuestra forma de ver las cosas el tener muy cerca una capital como Madrid, que absorbe bastante mano de obra de nuestra Comunidad Autónoma, desincentivando el autoempleo. Además contamos con una Administración regional de dimensiones grotescas, y no solo por el volumen de la oferta de empleo público (antes muy alto), sino porque entre empresas y fundaciones públicas, contratas, externalizaciones y subvenciones de todo tipo a programas de empresas, al final quien más y quien menos logra meter la cabeza en algún tinglado financiado por la Junta. Hay muchos “funcionarios indirectos”.


8.- En nuestra Comunidad las Administraciones no incentivan la iniciativa de los jóvenes empresarios como en Madrid o en Cataluña.

25 comentarios:

Soldado Vikingo dijo...

Pienso, que como en toda España, en Castilla se le da demasiada importancia al dinero, y pasa que la gente prefiere tener un buen sueldazo a tener que sacrificarse.

Boooz dijo...

Un par de reflexiones: el castellano no pide, y el castellano no negocia. Con estos presupuestos dígame cómo poner en marcha una empresa.

marian dijo...

Yo fuí autónoma Sr.Neri y le garantizo que nunca he trabajado tanto como entonces. Sin horarios, sin estabilidad, una agenda monstruosa...Pero también tiene sus satisfacciones. No se si ahora con los niños me atrevería a tanto como entonces.

marian dijo...

Sr.Boooz ¿qué es eso de que el castellano ni pide ni negocia? No generalice tanto, castellanos somos muchos y de muy diferente pelaje.

Boooz dijo...

Sra. Marian: Toda generalización es una gran injusticia, pero me ha tocado vivir ya en varios sitios y con gente de todos los pelajes (y comunidades autónomas), y le aseguro que dentro del conjunto el castellano medio es de lo más acomodaticio y menos batallador. Suele ser serio y leal, pero con poca (gran) iniciativa (insisto, es una generalización). Y ni suele negociar bien ni suele estar acostumbrado a pedir e innovar. Vea si no el panorama nacional (como ejemplo, no como fundamento) y el contraste de Castilla (y Leon) con otras comunidades autónomas.

Un ejemplo: en la zona de Alicante uno puede ver las siguientes localizacones en un radio de 40 km. que surgieron a base de iniciativas: Elche-Elda (calzado en general), Ibi (juguetes), Jijona (turrón), Villajoyosa (Chocolates), Benidorm, Santa Pola, Denia, Torrevieja... (turismo), además de distintas iniciativas locales. Ninguna de estas especializaciones surgió a golpe de subvención, sino a base de iniciativa privada sostenida en el tiempo. Luego es cierto que se protegieron, aunque siguen dependiendo fundamentalmente de la iniciativa privada.
En otros sitios, como Cataluña o más recientemente Galicia, sucede algo parecido.

Sólo constato este hecho comparativamente, en contraste, nada más. Y como me baso en mi experiencia puedo estar perfectamente equivocado.

Chirly dijo...

Pues así es. Por eso el actual joven castellano y leonés ha sido educado desde la cuna a seguir el ejemplo de aquellos que, de una forma u otra, se han ido colocando en la Junta, bien sea como médicos, maestros, ugieres o conserjes; da igual. Para un joven castellano no hay mayor ambición profesional que la de lograr un trabajo para toda la vida en base al cual poder organizar su vida.

Conceptos como el de "vocación profesional" como algo por lo que vale la pena arriesgar, luchar y exponer el culo propio, es tan sólo cosa de titiriteros y bohemios que nunca conseguirán tener su pisito en Pinar de Jalón (es un ejemplo) y la tranquilidad de una hipoteca atada al cuello del de por vida...

marian dijo...

Valeeee Boooz, amigos, le invito a torrijas.

Chirly deja de currar ya hombre que estamos en Semana Santa, ayquehombreeste.

Boooz dijo...

Sr. Chirly: Recuerdo que este mismo comentario me lo hizo usted hace casi 20 años...

Boooz dijo...

Sra. Mariam: se lo agradezco...

marian dijo...

Hmmm a que al final montó un negocio de comida casera, algo sencillito, máximo 12 comensales al día.... voy a pensarlo. Necesito inversores.



¿Alguien???? Va a tener razón el Sr.Boooz, jajaja mucho castellano frecuenta este blog.

Embajador en el Infierno dijo...

Muchas gracias por la cita Sr. Neri, que no siendo mía (es de un amigo) es cierta y bien cierta. Hago varias consideraciones:

1. Madrid es Castilla. Vale que tengamos nuestro "hecho diferencial" y esto y aquello, pero Madrid es Castilla. Esto me ha dolido.

2. El aquí presente era empresario hasta hace algunas semanas que tuvo que liar el petate y ponerse a buscar colocación como empleado corriente y moliente. Cosas de la crisis, nada del otro mundo.

3. Estoy con Marian en que la vida como autónomo o empresario es bastante más dura que la del empleado medio, pero infinitamente más llena. Es además mucho más llevadero saber que aunque uno tiene más "jefes" (los clientes) sabe positivamente que si uno le carga en exceso le puede mandar a freir puñetas. Que esto en la realidad sea cierto es otra historia, pero saber que lo puedes hacer te cambia la perspectiva de las cosas. Para empezar la capacidad de resistencia aumenta.

4. Sobre la falta de empresarios en Castilla: La mayoría de las razones que se dan en la entrada son comunes a la mayor parte de España. Yo sugiero que para el caso de Castilla, habría que empezar por matizar porque, en general (corrijaseme si me equivoco) la mayoría de agricultores/ganaderos son dueños de su propia tierra y son por tanto empresarios (posiblemente matizable en el caso de Castilla-La Mancha). Sugiero que lo que historicamente ha habido no es tanto una falta de empresarios como una falta de industriales, porque el empresario era y es agricultor y no tiene excesivas ganas de meterse en berenjenales industriales. Ni siquiera en industria ligada a la agricultura (asunto de Onésimo y las azucareras, etc...).

5. El tema de las autonomías ha tenido, desde el punto de vista del empresariado, un impacto negativo en toda España (y esto incluye a Cataluña y País Vasco) excepto en Madrid. Es curioso. La inmensísima mayoría de los padres de mis compañeros de clase del colegio eran funcionarios de una u otra clase y en menor medida empleados. Entre mis compañeros de clase abundan, en cambio, los que son o han sido empresarios.

Esto sucede porque el incremento del sector público en el resto de España ha sido brutal, mientras que en Madrid, por empezar ya con una base amplísima, ha sido una cosa más anecdótica. Entre mis conocidos me sobran los dedos de una mano para contar los que trabajen para la Comunidad, y la mayoría son médicos.

Al Neri dijo...

Soldado Vikingo, pienso al contrario que usted. En Castilla la gente es poco ambiciosa en tema pasta. Y ello también tiene muchos inconvenientes. Por ejemplo, aquí en mi ciudad hay jóvenes que con tal de no irse a trabajar fuera son capaces de pasarse la vida entera infraempleados.

Marian, si yo no discuto que los autónomos curren mucho. Al contrario. Eso sí, dígame qué satisfacciones le daba vivir sin horarios y sin estabilidad. Y por qué lo dejó si estaba tan contenta (no sé si dejó ese trabajo cuando tuvo los niños).

Boooz, totalmente de acuerdo con usted.

Chirly, me ha gustado su comentario, pero le matizo.

¿Cree usted que los autónomos desarrollan su actividad por vocación profesional? Lo dudo mucho. La vocación puede cumplirse tanto en puestos por cuenta ajena como siendo empresario.

Pero pienso que eso de la vocación es un mito muy sobado y que nos podemos dar con un canto en los piños si conseguimos trabajar en algo que se adapte a nuestras capacidades y que no sea demasiado asqueroso. Además, amigo, se puede ser muy idealista cuando uno está solo, pero arriesgar, luchar y exponer el culo y la hipoteca no es muy compatible con tener una familia a cargo (o proyectar tenerla).

Al Neri dijo...

Embajador, interesantes apreciaciones.

Naturalmente que Madrid es Castilla, pero la he sacado del saco por su "hecho diferencial".

Lamento mucho lo de la crisis y su empresa.

Como se nota que vive usted en los madriles. Aquí en Castilla ya no hay agricultores, hombre.

Está claro que todos hablamos condicionados por el ambiente en que nos movemos. Evidentemente yo conozco mucha gente del "sector público", pero casi todos mis amigos y conocidos trabajan en empresas privadas y solo un conocido o dos son empresarios.

Embajador en el Infierno dijo...

¿Que no hay agricultores?. Pues yo conozco a más de uno y encima jóvenes.

Embajador en el Infierno dijo...

Matizo lo de los agricultores: En mi primer comentario me refería más bien a causas históricas. Se me olvidó añadir otra que es la falta de capital por las bajas rentas de la agricultura.

marian dijo...

Sr.Neri lo dejé porque las "medias" no son buenas ni para las piernas ¿me comprende verdad?

Yo si conozco agricultores, muchos además, será por lo de vivir en pueblo.

Al Neri dijo...

Lo de que no hay agricultores es broma, hombre. Quería decir que la agricultura está cayendo en picado en la Región.

Dulcinea dijo...

Donde esté un sueldito fijo que se quiten las aventuras, es verdad que al final casi todos los que abren una tienda o un gegocio cualquiera sacan lo mismo o poco más que si trabajaran de empleados, así que no compensa para nada por los inconvenientes que tiene. Y también estoy deacuerdo en que los que abren un negocio es porque no tienen formación, ni carrera ni nada y no les contrata nadie en lo privado y les tiene que poner la familia una frutería, un bar o una tienda de electrodomésticos. Si tuvieran dos licenciaturas, idiomas y fueran espabilados llevarían ganando pasta por cuenta ajena la tira de tiempo sin arriesgarse en un negocio.
Y no soy castellana que coste.

marian dijo...

Dulcinea, dices:
"Y también estoy deacuerdo en que los que abren un negocio es porque no tienen formación, ni carrera ni nada y no les contrata nadie en lo privado y les tiene que poner la familia una frutería, un bar o una tienda de electrodomésticos"

¿De dónde te sacas esas ideas guapa? Es increible que en base a ...nada, te arriesgues a decir algo así.
Te voy a contar un secretito, cuando yo estaba trabajando por mi cuenta no era precisamente porque no me quisieran contratar en ningún sitio. Más bien todo lo contrario.
Es cierto que no tengo carrera (no me ha sido posible)pero cada día me doy cuenta de que algunos el tener carrera no lo saben aprovechar a juzgar por ciertos comentarios.
Te voy a decir más, para que vayas abriendo un poquito los ojos.
Tengo una persona muy cercana a mí, con un doctorado y a parte de ser valoradísimo en la empresa privada ha montado su propio negocio.
No todo es blanco o negro en la vida, hay muchísimos colores sólo hay que intentar verlos y apreciarlos.

Anónimo dijo...

Algunos de los fracasados más penosos que he conocido tienen al menos una licenciatura.

Anónimo dijo...

Algunos de los triunfadores más exitosos que he conocido tienen al menos una licenciatura.

Anónimo dijo...

Algunos de los fracasados más penosos que he conocido no tenían ninguna licenciatura

Anónimo dijo...

Algunos de los triunfadores más exitosos que he conocido no tenían ninguna licenciatura.

Dulcinea dijo...

Marian la universidad y los posgrados estan pensados normalmente para trabajar por cuenta ajena, quien se forma mucho y bien es para competir en el mercado de trabajo y los que montan pymes es porque no tienen mucho que ofrecer en ese mercado. otra cosa son a lo mejor las grandes empresas, pero una tienda, un bar o una ferretería, un cine, o sea la mayoría de negocios, los monta las personas sin estudios.

Anónimo dijo...

JODO DULCINEA, VAYA PARIDA"TE HAS CASCAO"


Montar un cine por humilde que sea debe rondar el milloncejo de euros.

No creo que cualquier pringado disponga de ese dinero.

Y eso de que un sueldo da mas que un pequeño negocio... pues depende, yo conozco a gente que con un par de tiendas de ropa se han hecho de oro y en 25 años han conseguido un patrimonio de al menos 5 millones de euros.

A ver con que doctorado consigues eso trabajando para una empresa y sin un buen enchufazo.

Por favor señores, que el 90% de licenciados jovenes gana menos de 1000 euros netos..