martes, 16 de diciembre de 2008

SÍ HAY TRABAJO EN PLENA CRISIS


A mí esto de la crisis ya me está sonando un poco a cachondeo. La palabrita en cuestión se ha convertido en la muletilla recurrente, en la excusa perfecta para perpetrar toda clase de barrabasadas en el ámbito empresarial y laboral. Ahora cualquier despido injustificado y cualquier ratada con los trabajadores queda perfectamente justificada aludiendo con tono apocalíptico a la puñetera crisis.

Pero no es de esto de lo que quiero hablar, sino de las casi 28.000 ofertas de trabajo sin cubrir que existen a fecha de hoy en Castilla y León, a pesar de la crisis, del paro terrible y de las colas en Cáritas.

El Servicio Público de Empleo regional alega que son puestos en los que es difícil casar la oferta y la demanda, pero a mí todo esto me apesta a vagancia, a jeta y a desvergüenza, “virtudes” tan propias de los españoles.

Pero a ver: ¿no está tanta gente en la calle por culpa de la crisis?, ¿no hay tanta desesperación?, ¿no hay tantos pobres en España? ¡Anda ya!. Existiendo 28.000 puestos de trabajo disponibles (la mayoría de baja cualificación) en Castilla La Vieja en el punto álgido de la manida crisis, me parece bochornoso que un solo castellano se atreva a lloriquear que no tiene trabajo, que no puede pagar la hipoteca o que no puede mantener a su familia. ¡Menos llorar y al andamio!; ¡menos quejarse y a la mina, o a sembrar patatas! Luego nos quejamos de que vienen inmigrantes…

Lo que pasa es que muchísimos españoles son unos vagos mierdecillas que prefieren cobrar menos en el INEM que mancharse las manos haciendo un trabajo físico, y esto me parece una inmoralidad grave. Que conste que la excusa de que “quiero trabajar de lo mío” me parece razonable hasta cierto punto, pero llegados a la grave situación laboral que nos describen todos los días, me parece alucinante que en una Región de dos millones y medio de habitantes y 140.000 parados haya un solo puesto libre, aunque sea de limpiador de pocilgas. A ver cuándo se entera la peña de que la Universidad no sirve para garantizar una silla de oficina.

Yo cada día tengo más claro que en ciertas circunstancias y con determinados límites habría que obligar a los parados, sea cual sea su titulación, a aceptar los puestos vacantes de cualquier cualificación, antes que pagarles el subsidio de desempleo, por muy costoso o antieconómico que esto pueda resultar a los afectados. Más antieconómico es que el Estado pague dinero público a quien no quiere trabajar si no es sentado. Y por supuesto que una persona tiene derecho a trabajar en lo que se ajuste a su formación, pero si no lo encuentra y se niega a aceptar otra cosa, ni es justo que el Estado se pase dos años pagando sus escrúpulos de tiquis-miquis, ni que él se queje ni una sola vez de que no puede afrontar sus gastos.

15 comentarios:

Aprendiz dijo...

Estoy totalmente de acuerdo contigo Al Neri, creo que en España somos demasiado cómodos, nunca he entendido que haya gente en paro, porque trabajos siempre hay, de lo que sea.

Hay familias que están con la soga al cuello y los padres están sentados esperando a que los llamen para darles un puesto de trabajo.

Y no hablo solo de gente con estudios que esperan que los llamen de directores o lo que sea, sino de gente sin ninguna formación.

Besos

Terly dijo...

Con mis mayores deseos de que paséis junto a vuestras respectivas familia unas felices Navidades.
Un abrazo.

VILLANCICO DE NAVIDAD
Terly

Fue un día veinticinco de Diciembre,
cuando nació el Niño Jesús en Belén,
¡Qué frío más grande el de aquella noche!
se helaron los charcos y el pozo también.

María y José cantaban al Niño
canciones más viejas que Matusalén
y los pastorcillos con gracia sonaban
zambombas, panderos y hasta la sartén.

Mientras la mula y el buey resoplaban
y daban calor al Rey en los pies,
los Magos le dieron valiosos regalos
de oro, incienso, mirra y dijeron, amén.

Una estrella brillaba en el cielo
que iluminaba toda Jerusalén,
¡anuncio de Dios que a todos traía
un mensaje de amor, de paz y de bien!...

El Subdirector del Banco Arús dijo...

Pues no sé, sr. Neri. Ya habíamos tratado alguna vez este tema y yo sigo en mis trece. Por supuesto que es dudosamente moral quedarse en casa cobrando un subsudio mientras me ofrezcan puestos de trabajo pero también creo que el Estado, antes de comenzar a apretar las tuercas a los trabajadores, debería comenzar por garantizar que, como mínimo, se cumplieran las leyes laborales. Y puestos a apretar la tuercas, que comiencen por los fuertes: los empresarios que se hacen millonarios explotando a los trabajadores (situación que viví en carnes propias); empresarios y autónomos que defraudan al fisco y a la Seguridad Social de forma brutal y descarada; empresarios que se llevan las subvenciones que les da el Estado, de nuestros impuestos, para crear empresas que terminan siendo un fiasco y cuya llave acaba en el fondo del mar. También debería el Estado comenzar por controlar a los funcionarios que no cumplen con su trabajo (de esto también sé un rato) y por los dinerales que se malogran en externalizar servicios a precio de oro para acabar teniendo hojalata...

No creo que los parados sean los mayores sinvergüenzas de España, aunque haya muchos.

Y por supuesto que si me quedara en el paro, cosa dudosa, no aceptaría un trabajo de mierda si puedo cobrar durante dos años el mismo sueldo o similar mientras espero algo mejor. Que trabajen Almodóvar y Zerolo.

Anónimo dijo...

Yo estoy con el sr. Subdirector, mejor no lo podría haber dicho. Un saludo.

Álvaro

El Cuatrivirato dijo...

Terly, feliz Navidad a ti también. Precioso tu villancico, muchas gracias.

Anónimo dijo...

Puestos a decir verdades reescribamos el tercer párrafo de la nota, pues si puede que sobren parados también sobrarían no pocos funcionarios:

"Los funcionarios" alegan que ("no sobran") pues son puestos "con gran carga de trabajo y responsabilidad", pero a mí todo esto me apesta a vagancia, a jeta y a desvergüenza, “virtudes” tan propias de los españoles ("funcionarios").

dulcinea dijo...

Pues yo pienso que el que no tiene un trabajo es porque no le da la gana. Otra cosa es la cualificacion del trabajo o su estabilidad, que está claro que en España no hay trabajo fijo, pero tener un trabajo lo tiene el que quiera. Lo malo es cuando uno ha estudiado una carrera y se empeña tontamente en trabajar en algo relacionado con lo que ha estudiado. Por ejemplo, si has estudiado derecho, lo normal es que termines trabajando en algo que no tenga nada que ver y el que no acepta otro trabajo diferente a lo que ha estudiado luego que no se queje de que no tiene trabajo.Pero vamos estar parado bastante tiempo seguido siempre es voluntario.

Miquelino Flynn dijo...

¿Soy el único al que no le cuadran esas cifras? ¿¡¡¡28000 puestos de trabajo sin cubrir!!!? ¿Casi 5000 en la construcción a pesar de la crisis inmobiliaria y el parón que se ha producido? ¿2000 en una industria que nos hace desayunar un día tras otro con nuevos eres y días después de la manifestación que hubo el finde pasado por lo que está pasando en FASA? Y los que somos de aquí sabemos de la importancia de las dos factorías de Renault y la forma en que influyen al restro de la industria, al sector servicios y, en general, a nuestra economía.

La estadística es uno de los campos en los que más se manipula. cada poco estamos viendo cómo se maquillan por ejemplo las cifras de empleo para mostrar mejores resultados: se saca a los desempleados que se encuentran haciendo cursos y a los prejubilados de las listas de demandantes de empleo del INEM y ahora se incluyen en las listas de afiliados a la SS a niños menores de 16 años que no cotizan, entre otras cosas, porque son estudiantes y porque sería ilegal que estuvieran trabajando... Por ello y aunque no he visto motivos en la noticia para dudar del dato a mi me gustaría ser muy cauto, habría que entrar en profundidad a analizarle puesto que es posible que nos encontráramos un chanchullo de estos. Pero, en principio, no puedo darla mucho crédito a la vista de la realidad: no veo declaraciones de los empresarios quejándose de la falta de mano de obra y pidiendo que se haga una nueva regularización de inmigrantes ilegales, ni veo un movimiento extraordinario en las oficinas del INEM o de las ETTs, ni una aparición masiva de ofertas de empleo en la prensa...

Al Neri dijo...

Dulcinea.- estoy al 100% contigo.

Miquelino, comparto todas tus precauciones a la hora de hacer caso a los datos estadísticos, pero en este caso no hay estadística alguna; se trata de los datos facilitados por el ECyL, que, como sabes, es el servicio público de empleo castellano y leonés. Yo entiendo que no son cifras manipuladas, ya que la la Junta, como es natural, no le interesa nada políticamente inventarse que hay puestos de trabajo sin cubrir en la Región, pues sería como decirles a los socialistas: tenéis razón, no hay tanta crisis, la gente no está tan jodida.

Miquelino Flynn dijo...

Las cifras (o estadísticas, son sinónimos, Sr. Neri) que dan la SS o el INEM me ofrecen la misma confianza que las del ECyL. Y si unos maquillan los otros también pueden hacerlo. ¿Por qué razón? Es muy lógico el enfoque que da a la cuestión según el cual al PP no le interesa dar un respiro al PSOE en la lucha que mantienen entre ellos. Pero no podemos olvidar que hay otra lucha en la que estos dos partidos forman parte del mismo bando, la del sistema contra la crisis. Porque esta va mucho más lejos que la que provocó la caída del PSOE de Felipe González. Aquí no hablamos de corrupción, de mala gestión, de terrorismo de estado... Aquí estamos hablando de una crisis económica a escala mundial que está poniendo en entredicho al propio sistema capitalista y liberal así como las políticas de economía de mercado. Y en esa batalla al PP le puede interesar tanto como al PSOE maquillar unos datos que puedan suavizar el impacto social que provocarían los originales.

Además, pongámonos en situación. Yo soy la Junta y veo que la crisis está destruyendo tejido empresarial y puestos de trabajo. Que los índices de desempleo superan los 3 millones de parados en toda España y que mi territorio (la taifilla de la que soy responsable) no es una excepción ni está lejos de la media. Que estamos viendo sólo la punta del iceberg porque la que se nos puede venir encima es peor. Que estamos tirando de la deuda pública para salir del bache y si las cosas cambian a corto plazo habremos triunfado pero, ¡ay!, como se cumplan los pronósticos más negativos esto va para largo y nos vamos a meter en una situación mucho peor. Que lo mismo que pasa a niveles públicos sucede también a niveles privados, tanto en las empresas como en los ciudadanos. Todos endeudándose para poder seguir manteniendo el ritmo al que nos habíamos acostumbrado. Y llega un momento en el que la cuerda empieza a amenazar con romperse llevándose por delante la "paz social" y a todos los que supuestamente teníamos que encargarnos de mantenerla. Porque unas cifras de 3 millones de parados empiezan a ser escandalosas, de las que tumban gobiernos y deberían incluso hacer rodar cabezas. La gente puede empezar a echarse a la calle por lo que hay que sacar un conejo de la chistera para que aunque no la convenza completamente de que yo puedo sacarla de esto, al menos que tenga sus dudas de que las cosas estén tan mal. O que la haga fijarse en otros factores, algo más estará pasando en la crisis laboral si yo tengo a los funcionarios de las oficinas del ECyL haciendo sudokus. Y en estas me viene algún subsecretario de la Consejería de Empleo con una sonrisa de oreja a oreja y me dice por lo bajini que me ría de la multiplicación de los panes y los peces. Y después de unos minutos de explicaciones que no entiendo pero que me suenan a gloria le digo que salga zumbando a prensa a mandar redactar un comunicado para enviarle a todos los medios. El puro que me fumo después y con el que termina el supuesto caso es el que mejor me sabe en mucho tiempo.

En cualquier caso, como decía en el comentario anterior, habría que entrar a analizar antes que nada la forma en la que se ha confeccionado ese registro. Lo mismo nos llevábamos una sorpresa. No me sorprendería que aparecieran empresas ficticias ofertando puestos de trabajo inexistentes con tal de pillar subvenciones. ¿En este país? La realidad siempre superará las previsiones más alucinantes y alucinadas.

Miquelino Flynn dijo...

Y otra cosa, las cifras que se publican aunque son objetivas y están extraídas de los registros de parados y de afiliados a la SS, nunca reflejan del todo la realidad porque luego hay casos de todos los colores. Además de los casos ya mencionados con los que se maquillan estos datos se dan también otros muchos que no se ajustan al sentido de estos datos y que hacen que al final no podamos tomarles más que como orientativos. Los casos de estudiantes inscritos como demandantes de empleo pero que no tienen intención de trabajar por el momento y sólo optan a hacer algún cursillo o los de los trabajadores de economía sumergida que al mismo tiempo tienen su subsidio de desempleo. De estos ha habido siempre, pareció que cuando nos modernizamos y europeizamos se estaba acabando con ello pero en las crisis como la actual estos casos se multiplican. Podrá verse como un caso de picaresca, pero cuando la gente tiene que llegar a fin de mes se busca la forma que haga falta y se negocia con el empresario trabajar sin contrato para poder mantener esa otra fuente de financiación. De casos así conozco varios y por ello me cuido muy mucho de insinuar que la figura del desempleado beneficiario de su prestación por desempleo es una lacra al que hay que apretar las tuercas con reformas como aquel decretazo que quiso aprobar el PP y que motivó una huelga general. Detrás de la frías cifras hay vidas con circunstancias, condicionantes, problemas... Y posiblemente muchos de ellos pese a tener que soportar las insinuaciones acusatorias de vagancia trabajen más y mejor que algunos de los que hacen esas insinuaciones y piden más dureza por parte de la administración.

Al Neri dijo...

Miquelino, la figura del desempleado cobrando subsidio de desempleo no es ninguna lacra, al contrario. Sólo es una lacra aquel sujeto que cobra el subsidio y trabaja en otra cosa, o bien, como he dicho en la entrada, cobra el paro y no acepta un empleo en el que cobre "sólo un poquito más" porque "por esa diferencia, no madrugo yo todos los días". Creo que está claro lo que quiero decir.

Miquelino Flynn dijo...

Mi comentario iba con un sentido genérico, Sr. Neri, no como respuesta a nada concreto de lo que se ha dicho aquí. Usted sabe que por ahí fuera se maneja con mucha soltura el discurso que intenta desacreditar al desempleado. Muy especialmente al que se encuentra percibiendo un subsidio que, no lo olvidemos, si tiene derecho a él es porque anteriormente ha hecho méritos para ello.

En este país hay lacras que habría que erradicar. Pero estoy en desacuerdo cuando incluye entre ellas a ese trabajador que no puede sostenerse con el sueldo de su empleo y tiene que renunciar al contrato para poder cobrar al mismo tiempo alguna ayuda como la prestación o la ayuda familiar. Este caso de picaresca no me parece grave. Pero, si tiene algo de ello, me parece mucho menos grave incluso que el de la persona que pudiendo trabajar no lo hace y se conforma con cobrar lo que le llega desde el paro. Y estos dos casos son minucias al lado de las auténticas lacras que viven de parasitar en esta sociedad: los que por tener la sangre de otro color tienen la vida resuelta; la banca cuando juega a las inversiones con dinero ajeno y cuando gana no reparte y cuando pierde llora para que les demos una ayuda, nosotros, precisamente los auténticos dueños de ese capital con el que han jugado; lacra es el especulador que saca del mercado una parte de la vivienda disponible para ofertar para revalorizar el resto; lacra es el listo que tiene amigos en todos los partidos y que una vez tras otra, gobierne quien gobierne, consigue subvenciones y ayudas con las que enriquecerse disfrazando el asunto de cualquier manera...

Y ahí está el origen de casi todos los casos de corrupción. Allá donde haya dinero habrá corrupción, lo vemos constantemente con las recalificaciones interesadas de terrenos, con las ayudas a oenegés, con las subvenciones a los cursos para desempleados... Por ello decía en el comentario anterior que no me sorprendería nada que detrás de esos datos de puestos de trabajo sin cubrir hubiera algo raro. Porque las ayudas a empresas para nuevas contrataciones y para casos de trabajadores en situaciones particulares (mujeres, jóvenes, mayores, disminuídos...) también mueven mucho dinero.

Al Neri dijo...

Miquelino, todo eso son lacras, sin duda más graves que la picaresca de un pringadillo con su subsidio, pero en este caso estábamos hablando del paro cobrado indebidamente por quien no está realmente dispuesto a trabajar y no de los grandes males de la sociedad española.

Miquelino Flynn dijo...

Bueno, tampoco estábamos hablando de eso, jeje, sino de los puestos de trabajo que no se están cubriendo. Nos hemos ido del tema y hemos tocado muchas otras cuestiones, eso es verdad.

Aprovecho para felicitar la Navidad a todos los que pasáis por aquí, que la viváis con los vuestros, a ser posible desde su sentido más genuino de humildad y que el nuevo año venga cargado de muchas alegrías, muchos éxitos, pero, sobre todo, muchas oportunidades.