domingo, 10 de agosto de 2014

SER CULTO YA NO TIENE MÉRITO



Hablando ayer sobre blogs con un tipo muy instruido, aunque algo petulante, me venía a decir que ahora con Internet “ser culto no tiene mérito” porque hasta el más cateto puede acceder en pocos segundos a cualquier información y escribir luego un post con tal amplitud de detalles, datos técnicos y fechas que le hagan parecer muy cultivado aunque acabe de leerlos por primera vez. 

Esta afirmación tiene una parte muy cierta y otra perversa.

No niego que el acceso indiscriminado a la información sobre una materia, y su manejo e interpretación por profanos, puedan causar serios inconvenientes o, como mínimo, resultar patéticos. La Red está infestada de internautas que se ve a la legua que tratan de informarse pero que ni pueden ni saben asimilar lo que leen, ni mucho menos expresarlo adecuadamente en sus entradas o intervenciones en los foros virtuales.

Sin embargo, afirmar que “ser culto ya no tiene mérito” tiene unas connotaciones elitistas que no acaban de gustarme. La frase lleva implícita una cierta añoranza de los tiempos en que el acceso a la información y a la cultura estaba restringido a los pocos que ostentaban el poder o disponían de medios económicos. Es como quejarse de que ahora todo el mundo pueda enterarse de todo, conocer sus derechos, aprender cosas nuevas cada día o satisfacer sus inquietudes culturales con un simple click.

Está claro que Internet no va a convertir en doctores universitarios a los internautas, pero digo yo que será preferible que un señor conozca sobre la Primera Guerra Mundial las cuatro cosas que ha leído en tres minutos en Wikipedia a que siga el resto de su vida sin saber ni la fecha ni los países que se enfrentaron.

La grandeza de la Red es que, con todas sus limitaciones, nos ha ayudado a todos a resolver muchas dudas y problemas, ha avivado nuestra curiosidad por mil temas y nos ha hecho mucho más cultos. 

Aunque parece que a algunos les jode perder el monopolio del conocimiento...

4 comentarios:

Aprendiz de brujo dijo...

Yo matizaría. Creo que con internet parecer,(que no serlo) culto no tiene mérito.De todas formas coincido contigo en las bondades de Wikipedia y otros instrumentos de internet, que a algunos nos han invitado a profundizar un poquito sobre temas que teníamos absolutamente aparcados.

alco dijo...

A mi también me gustaría matizar. Internet aporta información sobre cualquier tema al instante, desde distintos enfoques y con credibilidad cuestionable en algunas ocasiones. También aporta interpretaciones y opiniones variadas sobre cualquier hecho. Todo esto es la materia prima de cualquier persona culta, pero no es propiamente cultura ni crea cultura, como máximo genera erudición. Una persona culta es la que es capaz de relacionar, evaluar, diferenciar, ... reflexionar a partir de datos, crear un conjunto de ideas y abstracciones propias y saber expresarlas.
Como instrumento, internet es extraordinario. Pero jamás sustituirá una buena formación sistematizada, que solo se puede alcanzar con años de estudio a buen nivel. La capacidad de trabajo intelectual de calidad, más que los contenidos, es lo más importante de una carrera.

PΩLITÍCOLA dijo...

ganar cultura es un placer solitario, y ofrecerla un placer solidario. Qué venga de Internet o de la memoria no tiene tanta importancia como el hecho de que aporte algo a la conversación o el debate.

Al Neri dijo...

Cierto lo que dicen los tres. Lo de Alco, mucha miga, aunque soy escéptico sobre el nivel cultural que se puede obtener en la Universidad. Tampoco estoy totalmente seguro de la diferencia entre ser y parecer culto gracias a Internet, pues quien accede a información en la Red por primera vez para luego reproducirla y "parecer culto", está adquiriendo de hecho esos conocimientos y así ya "es culto" o más culto en cierto modo.