martes, 19 de agosto de 2014

GAFITAS DE INTELECTUAL




Hasta no hace mucho me ha pasado bastante desapercibida la función estética que cumplen las gafas en algunos sujetos, pero cada vez me encuentro con más ejemplos vivientes de que la misión de los anteojos va muchísimo más allá de corregir defectos visuales, hasta el punto de que algunas personas sin casi dioptrías optan por llevarlos simplemente para ofrecer una determinada apariencia.

Me dejaré de rodeos y abordaré la cuestión con la máxima crudeza. Hay determinados individuos cuyas facciones al natural son demasiado duras o poco refinadas. Más claro todavía: hay tipos con una cara de cabrero o de sicario siciliano que verdaderamente inquieta, llegando incluso a producir rechazo. Sin embargo, puedo atestiguar que unas gafas elegantes y modernas (por ejemplo sin montura) pueden obrar maravillas y otorgar a un rostro montaraz y palurdo el semblante de un intelectual de renombre. Unas antiparras bien escogidas son capaces de transformar milagrosamente los rasgos de un cuidador de explotación ovina de Tierra de Campos en los de un abogado del estado. 

No me atrevo a poner ejemplos concretos (muy notables) de mi círculo cotidiano, pero el fenómeno se aprecia con frecuencia en la clase política y en los participantes en espectáculos o tertulias televisivos. Imaginemos el careto de tonto del pueblo que tendría Pepiño Blanco sin gafas (bueno, lo tiene ya con ellas, pero aún sería peor) o valoremos honestamente el nuevo look del tal Kiko Matamoros, que antes, sin lupas, recordaba a un gorila de discoteca y ahora podría pasar por un escritor de ensayos sobre macroeconomía. 

Animaos y poned más ejemplos de caras de famosos que cambian (y mejoran) radicalmente con gafas.

11 comentarios:

Saturnino José dijo...

Sin duda el ejemplo ideal es Clark Kent ;)

Como buen miope que soy yo mismo, me caen muy bien esas personas que parece que se quitan y se ponen las gafas según lean algo o no. Creo que eso le pasa a Arias Cañete, que pasa de Notario del Pueblo a Abuelo Despistadillo según lleva o no gafas (o las pone en la punta de la nariz para leer por encima)

Aprendiz de brujo dijo...

Grandioso post...
A mi me parece que Suso gana varios enteros. Parece vallisoletno en vez de maño.

Kello dijo...

Un buen post Sr. Neri, pero te voy a dar un dato que seguramente no sepas y tampoco tus seguidores sobre el Kiko Matamoros, este a pesar de tener apariencia de un hombre tonto por el gimnasio, el sabe 4 idiomas, pero en el programa Sálvame hace esas cosas por la audiencia, ojo que no defiendo su trabajo ni mucho menos, de hecho detesto ese tipo de programas y a el tampoco le apoyo.

Respecto a lo de poner un ejemplo diré a Andréu Buenafuente.

Al Neri dijo...

Buenos, buenos ejemplos.

Clark Kent es al contrario: un rostro normal que se dedide convertir en apocado por obra y gracia de unas gafotas de pasta.

Me advierte un sensible lector que Kiko Matamoros (del que, por cierto, nunca he dicho que no sea inteligente)padece una enfermedad degenerativa en los ojos que le dejará ciego, y que de ahí las gafas. Me dice que soy muy malo por ponerle de ejemplo. Bueno, yo de la enfermedad de este señor no sabía nada, pero el tema no desdice mis afirmaciones sobre el efecto que hacen en su cara unas gafas. Por lo demás lo siento mucho por él.

El chico de los tablones dijo...

Brutal post. Me he reído muchísimo.

El diputado esquerroso Joan Tardà es, para mí, otro caso paradigmático. Esas gafas de modernillo atenúan considerablemente sus facciones de payés rústico.

suso mendive dijo...

No me ha hecho ninguna gracia eso de "parece vallisoletano en vez de maño".

Pero ninguna.

Paseo por la calle Santiago y parece un casting de crónicas de un pueblo.

Respecto a mis gafas.

De los tres ojos que tengo , no veo nada del izquierdo (Tan es así que tuve que llamar al amigo que me recomendó a la gestoría que da los permisos, porque se negó a concedérmelo).

Siempre he tenido gafas, que nunca usé, pues el cristal del ojo izquierdo me pone cara de salido sexual polifémico.

El derecho ya me falla, así que llevo unas gafas para leer de cerca, que son las que utilizo ahora.

Del otro ojo, bien, sin problemas: está como el primer día, guiñado y virgen.

Me gustaría ver el careto de aprendiz de brujo: seguro que lleva Ray Ban de murciélago piloto.

Aprendiz de brujo dijo...

Suso reconóceme que esas gafas de diseño de pasta azul no pegan con el cachirulo..Vamos eso me pece a mi.

suso mendive dijo...

Cachirulo...cachirulo...¡me tocas el pirulo!

Por cierto, tengo la cosa que ahora escriba Aprendiz, la auténtica, y comente algo así como "¿por qué dice Suso que tiene tres ojos, si todos tenemos dos?".

Y la liamos.

Al Neri dijo...

Terribles las gafas de Suso.

alco dijo...

Muy buen post, la percepción de alguien con gafas o sin ellas puede ser muy distinta.
El terrible Pepe del Real Madrid, si lo imaginan con gafas puede pasar por intelectual bolivariano. Messi, con o sin gafas, es un patán.
El mejor uso de las gafas que recuerdo ahora es el de David Caruso en CSI Miami. Cuando acaba un episodio, acostumbra a soltar una frase más o menos memorable, se pone las gafas de sol con un estilo único y se aleja andando de la cámara.

Aprendiz dijo...

Querido Suso, me halaga ver que no te olvidas de mi, alguien tan importante como tu.

No, no te pregunto a qué te refieres con ese tercer ojo, porque sé que todos tenemos un tercer ojo: la glándula pineal.

Me alegra saber de ti y comprobar que todos seguimos igual y no hemos cambiado.

Un saludo.