viernes, 16 de agosto de 2013

UNA MIRADA DIFERENTE

Muchas veces he tenido la tentación de abandonar el tono íntimo y pseudofilosófico del blog y centrarlo en temas de actualidad (sobre todo de política) con algunos aderezos de historia y de cine. Un experto en blogosfera me ha explicado que La pluma tiene un contenido excesivamente personal, heterogéneo y disperso, y que así es complicado tener un target definido y fidelizar lectores.
 
Si dijera que me importa un huevo el número de visitas de La pluma estaría mintiendo descaradamente. Mi objetivo, como el de todos los blogueros, es ser leído por el máximo número de personas, pero con matices. El primer matiz es que soy consciente de que el tono de este diario agridulce y las ideas alternativas a la cultura dominante que se expresan en él marcan su vocación de minoritario. Y el segundo, que no creo que se trate de conseguir audiencia a toda costa analizando al milímetro el tipo de entradas a publicar, ciñéndome a las noticias frescas o entregándome a temas morbosos o deliberadamente polémicos para pinchar al personal.
 
Para mí lo más importante de La pluma viperina es su carácter de testimonio vivo y personalísimo. Aquí puede encontrarse lo que muy pocos ofrecen: una mirada unas veces ácida y escéptica, y otras esperanzada y soñadora, pero siempre parcialísima, desenfadada e independiente, de la sociedad que nos ha tocado vivir. Y ello me ha valido un público fiel y muy especial que comparte conmigo sus inquietudes desde hace varios años. Los seguidores de La pluma no son una multitud pero se diferencian a la legua de los de cualquier otra bitácora.
 
No haré un blog a la medida de los internautas, sino a la medida de mis paranoias y mis pasiones, que tanto bien me ha hecho expresar, sin olvidar que este rincón viperino también ofrece, cómo no, algunos contenidos exportables que merece la pena dar a conocer.
 
Y por cierto, si quieres que la voz insobornable de este ya veterano blog llegue más lejos y levante más ampollas que nunca,  echa una mano y hazte seguidor, con un simple Me gusta, de la página de Facebook de La pluma viperina.
 
¡Muchas gracias por estar ahí, viperinos!

5 comentarios:

Aprendiz dijo...

A mi un blog, salvo que sea profesional o dedicado a un tema concreto, es decir, un blog personal, me gusta que tenga textos muy variados. Me gusta que las entradas no tengan relacion entre ellas, ni en el tema ni en la forma.

Que un dia se hable de historia, otro dia de pajaros, otro de cine, otro se reflexione sobre algo o simplemente se escriba lo que al autor se le haya pasado por la cabeza.

Es eso lo que por ejemplo me atrae de una persona, que te hable todo, que no se encasille en un monotema, aunque sea interesante. Y es cierto que a cada lector le gustara mas un tipo de entrada que otra, pero yo creo que el interes esta en la variedad. Es una forma de descubrir nuevos temas o ideas que a ti no se te habian ocurrido.

El chico de los tablones dijo...

Este blog, desde que lo conozco, ha sido para mí visita obligada casi diaria. Cuando quiero polémica o noticias de actualidad explicadas para mayorías, para eso ya están las ediciones -digitales o impresas- de cualquier diario de circulación masiva.

Si atendemos únicamente a la forma, sr. Neri, usted escribe al menos igual de bien que la mayoría de los columnistas a los que leo de vez en cuando; pero a diferencia de ellos usted escribe desde la espontaneidad, sin ataduras, sin miedo a manifestar su verdadera opinión sobre un determinado tema -a veces incluso con demasiada crudeza- ante posibilidad de perder "X" lectores.

Y la mitad de las veces podré no estar de acuerdo con usted, pero eso es lo de menos en sede de debate. Como ya le he expresado otras veces, siento una gran simpatía hacia el tipo que escribe bajo el nick de Al Neri. Y eso es lo que me trae aquí día sí, día también, aunque haya temporadas en las que me deje ver poco por la zona de comentarios.

Por eso no sólo le he dado a "me gusta", sino que además he sugerido a varios amigos que hagan lo propio :-)

Al Neri dijo...

¡Muchas gracias, señores! :-)

Carlos Tuñón dijo...

Yo creo que eso de "No haré un blog a la medida de los internautas, sino a la medida de mis paranoias y mis pasiones" es lo más sensato.

Si tirunfa, puede darse por satisfecho, pues ha conseguido que sus paranoias y pasiones sean interesantes para los demás, mientras que si no triunfa (que no es el caso) le quedará la tranquilidad de que no fracasó intentando representar un papel que no era el suyo.

Personalmente, admiro su postura políticamente incorrecta. No sé si es por mi error de dejar mi nombre y apellidos en mi blog, o por propia mojigatería, pero hay determinados temas que me gustaría abordar en su estilo y no me atrevo a ello.

Enhorabuena.

Embajador en el Infierno dijo...

Amén.