sábado, 16 de octubre de 2010

CRIBA SOCIAL

Cada día es mayor mi convencimiento de que toda esa bambolla de universidades privadas, másters ultrapijos y demás rollos del estilo solo se ha inventado para que en este país puedan seguir mandando y cortando el bacalao los ricos de siempre o, sensu contrario, para impedir que los pobres tengan acceso a los puestos claves de la sociedad.


Mucha democracia de boquilla, pero las estructuras sociales parecen no haber cambiado un ápice en cien años. Cuando los poderosos, los amos de la burra, se percataron de que hasta los más humildes y mindundis estudiaban ya en la Universidad pública y que por lo tanto esta había dejado de cumplir sus funciones de criba social en la selección de profesionales que podían mover los hilos, rápidamente idearon toda una red de titulaciones y postgrados con precios de matrícula astronómicos que, por arte de magia, parecen haberse convertido en el marchamo de calidad ineludible para ser alguien y mandar algo en esta España todavía triste y caciquil, en la que algunos se atreven a criticar al presidente boliviano Evo Morales y a sus fieles árbitros de fútbol olvidando que aquí se disimula más pero tampoco hay tanta diferencia.

11 comentarios:

Soldado Vikingo dijo...

La educación universitaria actual, con la implantación del Plan Bolonia, unicamente está pensada para que la gente se deje el dinero estudiando, cuando la formación de una persona no debería ser ningún tipo de negocio lucrativo.

Isel dijo...

Coincido con usted en esa apreciación, aunque considero que algo si hemos cambiado en estos cien años.
Lamentablemente poco se me ocurre que podamos hacer para intentar que no sea así, ¿Qué se le ocurre a usted?

Al Neri dijo...

Isel, es complejo dar soluciones porque es un problema en el que concurren bastantes factores, pero pienso que la solución general pasaría por que el Estado (y pienso en un Estado social y justo) limitara el poder de los empresarios para monopolizar el funcionamiento de la educación y del mercado de trabajo.

Esto que digo tiene difícil encaje -como bien señala Soldado Vikingo- en el contexto de la Unión Europea y del Plan Bolonia, es decir que las soluciones deberían ser mucho más de raíz.

Pienso desde luego que el Estado debería meter mano en las Universidades y en las empresas para evitar situaciones tan antisociales como la descrita en el post. Una de las opciones más lights podría ser someter a todas las universidades privadas a unos requisitos más o menos estrictos, que podrían ir desde limitar los precios de las matriculas a ofrecer obligatoriamente una determinada política de becas financiadas del bolsillo del dueño de cada universidad. Mucho más interesante me parecería sin embargo prohibir, con dos cojones, todas o algunas universidades privadas y asumir el Estado en exclusiva la educación superior, garantizando el acceso a la misma de todos los españoles capaces sin importar los ingresos.

Soldado Vikingo dijo...

Para ser justos, las becas deberían otorgarse en función a dos cosas:
Una, que hubiera becas para aquellos alumnos con notas sobresalientes.
Dos, becas para aquellos cuyos padres tengan las rentas más bajas.
Evidentemente, las becas de los primeros deberían de ser algo más altas, pero tampoco podemos despreciar a aquellos que tienen notas normalitas y que quieren sacar algo adelante a pesar de disponer de pocos medios.
Por cierto, creo que algunos países firmantes del Plan Bolonia han renunciado a llevarlo a cabo nada más empezar, pero en España dudo mucho que hagan algo así.

Aprendiz dijo...

Yo todo eso de los Máster lo veo más como otra forma de selección de personal, para quitarse a gente de en medio y coger los más formados, como el requisito del Inglés. Pero como en todo en la vida, y aunque a muchos les parezca una injusticia, los que tienen dinero llevan ventaja. No creo que sea el motivo rechazar a los humildes.

Zorro de Segovia dijo...

Efectivamente las privadas fueron concebidas para que los chavales que tenían nota baja en Selectividad pero dinero en cuenta, pudieran acceder a la carrera deseada.

por lo que tengo entendido, en España estas "universidades" todavía no tienen mucho prestigio, pero no me extrañaría que lo acaben teniendo. Son entidades mucho más flexibles que los dinosaurios públicos, y eso les da ventaja. En la pública todavía andan buscando el enchufe para el primer ordenador.

Isel dijo...

No estoy nada de acuerdo con lo que dice Zorro en cuanto las Universidades públicas, hay mucha gente válida y claro que habría que reformarla pero porque necesita más dinero, entre otras cosas.
La educación debería ser totalmente pública y gratuita, que accediera la gente por méritos no por dinero y así sería un auténtico instrumento para que la sociedad fuera más justa y no sólo por el dinero que tenga tu papá.
Lo malo es que nos creemos toda esa propaganda con la que nos abrasan.
Espero que no se carguen la universidad pública (ni la sanidad...).

Boooz dijo...

Como sabe usted, carezco hasta de carencia, por ello me aventuraré a emitir un comentario, aun a fuerza (ahorcan) de que me pongan rojo como un pimiento (rojo).

1. La especialización es algo propio de los sistemas productivos avanzados. De hecho la economía está basada precisamente en que uno contriuye económicamente con algo concreto y especializado, accediendo mediante dinero al resto de servicios y productos que la comunidad pueda poner a disposición con un valor.

2. La "democratización" de la enseñanza (aprobados para todos, secundaria pa todos, bachillerato pa todos, universidad pa todos, títulos pa todos, de todos los colores, todo el mundo tiene derecho a ser democráticamente catedrático!)ha tenido como consecuencia que todos tengan acceso a este recurso, pero como todo lo que tiene valor, en el momento que se masifica, se vulgariza, por lo que surge la ingente necesidad de crear nuevos instrumentos que permitan distinguirse destacar a los más interesados (en esta bolsa cabe cualquier cosa).

3. "Es de necio confundir valor con precio". Ahora, el precio le da valor a algo, y sobre todo selecciona el acceso a ese bien y determinan una exigencia en los contenidos. Los másteres caros sólo son accesibles a los que tienen más dinero o la beca más grande... porque hasta hace dos años el Ministerio de Educación daba unas becas ingentes para estudios de másteres y demás mandangas. Otra cosa era a) que la peña conociera la existencia de las mismas, y b) que la gente tuviera ganas de meterse en ese berenjenal en vez de ver como los créditos eran cada vez más fáciles sin ningún esfuerzo...

4) A pesar de mi situación, entiendo que un título es una inversión que hay que rentabilizar económicamente en el tiempo, no un papel que hay que poner en la pared, o meter dentro de un tubo de plástico o carton (aunque no no sean excluyentes ninguna de las tres cosas).

Podría escribir más, pero correría el riesgo de que me echaran del foro.

Al Neri dijo...

Señor Boooz, en mi opinión su inteligente comentario parte de dos grandes errores:

1.- Considerar que la especialización es siempre positiva. A mí, de hecho, me parece que una especialización excesiva es muy indeseable, pues encorseta las potencialidades de los trabajadores y favorece el desempleo.

2.- Dando por bueno que es imprescindible cierto nivel de especialización, es erróneo considerar que esta deba ser facilitada por empresas privadas y a costes disparatados, en vez de adquirirse, como toda la vida, mediante el desempeño de un puesto de trabajo remunerado y a cargo de la empresa interesada en que te especialices.

Sr. Boooz, veo claro que todo esto de los másters, universidades privadas, prácticas en empresas, etc, es un timo escandaloso para sacar pasta a la gente, para limitar la movilidad social y para camuflar las cifras del paro.

Y otra cosa: la Universidad debe estar al servicio del saber, de la cultura y del conocimiento, y no tiene que ser para nada una oficina de cursillos para que la gente salga adiestrada para producir para las empresas.

sandra dijo...

Zorro, le aseguro que las universidades públicas no carecen de medios... Yo terminé la carrera en la Complutense y teníamos nuestra sala de ordenadores...

Comprendo que la universidad pública no puede tener tantos medios como la privada, es lógico, al fin y al cabo pagamos la matricula y se acabó y en la privada se desangran.

sandra dijo...

La Universidad tiene hoy un gran fallo a mi modo de ver y es que no funciona como criba social... pero no en el sentido que comenta el Sr. Neri.

Cada persona tiene unas cualidades y unas capacidades. Y cada persona ha de adaptarse a esas aptitudes que tiene....

Antes sólo accedían a la Universidad la gente con posibles, el resto fuese o no brillante se ponía a trabajar.

Hoy en día todos tenemos títulos Universitarios... y si el niño es medio tonto le metemos en una universidad privada (aunque ni son todos los que están, ni están todos lo son).

Hoy en día no tener un título universitario es casi una tara...
Lo cual a mí, personalmente me parace absurdo... es como eso de que los de ciencias ven por encima del hombro a los de letras... vamos que cada uno tiene unas capacidades y punto.

No considero mejor persona, ni más capacitada a un ingeniero aeronautico (que conozco a dos) que a uno que ha hecho un módulo de secretariado, o un peón... quizás el ingeniro no tendría fuerzas para mover una pala... quizás no tenga agilidad en las manos para tecjear tanto por segundo.

En cuanto a los Máster y demases, la especialización siempre es buena, lo malo es que ahora se está empezando a poner como un requisito casi imprescindible, cuyos costes, por ahora, los asume el estudiante.

Espero que poco a poco, se arregle este aspecto, que es injusto, porque una cosa es la selección según la capacidad y otra según el bolsillo.