domingo, 18 de julio de 2010

18 DE JULIO: ¿ALGO QUE CELEBRAR?

Hoy se cumple el 74º aniversario del Alzamiento Nacional.

Como cada
año, una parte de las organizaciones patrióticas extraparlamentarias celebra diversos fastos con motivo de esta efemérides, igual que conmemoran el 20-N la muerte del General Franco y añoran su régimen de casi cuatro décadas.

¿Pero realmente hay algo que celebrar el día 18
de julio?

Es innegable
que miles y miles de españoles combatieron con entusiasmo en las llamadas filas nacionales y que la rebelión del 36 fue ante todo un movimiento popular contra un Gobierno que estaba machacando de la forma más sectaria las esencias y valores de siglos de nuestra Patria, poniendo en grave peligro la integridad y la independencia nacional e hiriendo de muerte los sentimientos religiosos de la mayoría de españoles.

Miles y
miles de trabajadores humildes y honrados creyeron ineludible empuñar el fusil porque la defensa inaplazable de la unidad de España, la Fe y la Tradición no admitía matices ni titubeos, ni siquiera una honda reflexión. Por eso se sumaron de inmediato al bando que decía representar estos principios; al bando que, además, consideraban más proclive a acometer, en su momento, una auténtica y profunda transformación social de España, manejada en los últimos siglos al antojo de poderosos y oligarcas.

Muy pronto muchos se dieron
cue
nta de que la más rancia derecha había manipulado el esfuerzo del pueblo para convertir el 18 de Julio -una ocasión única para rehacer España sobre la base de la Justicia Social- en otro pronunciamiento al estilo decimonónico para salvar el viejo orden y los privilegios y las fincas de los de siempre.

La derecha
más cerril y egoísta tergiversó el significado y adulteró las expectativas del 18 de julio, camuflando con un sugerente envoltorio social y hasta revolucionario (usurpado al falangismo) un régimen reaccionario y capitalista que terminó, a partir de 1960, hipotecando la independencia de España comprometiéndola con el Fondo Monetario Internacional, la C.E.E. y la O.T.A.N. ; obligando a millones de españoles a emigrar en busca de sustento; restaurando la monarquía borbónica, símbolo del liberalismo corrupto y explotador, y sentando los sólidos cimientos de la actual democracia parlamentaria. Justo todo lo contrario al espíritu del 18 de Julio, que llevó a tantos patriotas a derramar su sangre.


Siempre he valorado y echado en falta el clima indiscutiblemente espiritual y familiar que se respiraba durante el franquismo. Reconozco que el régimen anterior alcanzó algunos -más bien pocos- logros sociales, debidos en su totalidad a la cierta influencia que varios falangistas honrados -e ilusos- tuvieron en las instituciones. No puedo regatear elogios para todos los jóvenes que con la mejor intención se embarcaron en esa noble aventura de defender a España del comunismo torvo, del separatismo disgregador, de la barbarie y la impiedad. Pero las altas expectativas del famoso 18 de Julio no se cubrieron ni por aproximación. La confianza ciega de muchos en que el "glorioso Alzamiento" devolvería a la Patria su sonriente primavera perdida se vio defraudada por completo. El "18-J", que iba a ser el principio del fin de los males que asolaban España, terminó derivando en un simulacro de patriotismo más que decepcionante.

A diferencia de los
derechistas y los nostálgicos, que se han sentido como pez en el agua tanto en la dictadura como en la democracia, yo no creo que haya nada que celebrar en julio, ni mucho menos en abril. Si a ellos todavía les dura el regocijo y el agradecimiento, más me han de durar a mí la tristeza y la decepción.

Más sobre el 18 de Julio en La pluma.

19 comentarios:

Soldado Vikingo dijo...

El régimen de Franco no sería perfecto, pero era preferible a un estado pro-soviético.
El problema es que la derecha manipuló la simbología falangista y que los ideales nacionalsindicalistas no podían llevarse adelante al 100% por que eran una facción más.
De todos modos, pienso que si que hay algo que celebrar, que entonces muchos jovenes como yo lo dejaron todo para luchar por sus ideales y acabar con la anti-España, y esos muchachos no tienen la culpa de que se apropiaran de sus ideales unos sinverguenzas de la derecha.
Saludos, ¡Arriba España!.
PD: os recomiendo que os paseis por mi blog Una, Grande y Libre, acabo de publicar una entrada sobre el 18 de Julio.

Rafa Aspizua dijo...

“En el Círculo ondeaba la bandera bicolor. Sobre el Café Suizo la nuestra orgullosa de rojo y negro, sindicalista, bandera pequeña que cobijaba una revolución y gritaba al aire la alegría de nuestra batalla.”

“…en Pamplona se quedaba lo que hasta entonces habíamos sido: unos buenos muchachos de San Luis Gonzaga, borrachines de San Fermín, señoritos estudiantes con señorío, obreros de chiquito y jaleo los sábados, hipocritillas alegres, gentes de la buena bronca. Ahora sí que, por fin, éramos algo profundamente serio: soldados.
-¡Arriba España!. “

“..creíamos haberle dado una patada en las posaderas a un mundo viejo. En sus amplias posaderas de congresista podrido, asqueroso, eternamente sentado. Nuestra intención era fecundar la Patria con la pólvora violenta del Alzamiento y que naciese otro mundo distinto. Hay que tener fe y andar sobre las aguas cenagosas en que vivimos. Sin mirar atrás. Nosotros no podemos conocer la perfección que amamos, pero los que nos sigan, nuestros hijos -que calor paternal en mis veinte años-, estarán en el camino indudable de lo que él nos predicó.”

LA FIEL INFANTERIA, Rafael García Serrano.

Dieron el alma y la vida a un desengaño. Para ellos, hoy, mi admiración y mi respeto.

Madrileño85 dijo...

Entre otras muchas cosas que dices que no entiendo, se te olvida otras no menos importantes y que bien pudieron ser las principales: no les dejaron otra vía que el alzamiento, con tanto crimen a falangistas (y respuesta de falange a cada crimen pero muy avanzada ya la campaña asesinatos de la izquierda), incendios a bibliotecas e iglesias, asesinatos de curas, el asesinato a manos de socialistas de uno de los políticos de la oposición, Calvo Sotelo, como respuesta al del teniente Castillo,... y todo ante la mirada complacida de un gobierno que terminó por repartir armas al pueblo. Los alzados debieron entender que la izquierda limpiaría España de las derechas y que tenían que actuar antes de que sucediera. El Alzamiento de los nacionales más bien fue un contra golpe al que venían daddo los revolucionarios de izquierdas.

Dulcinea dijo...

No se, dices que "las altas expectativas del famoso 18 de Julio no se cubrieron ni por aproximación." . Pues yo pienso que se cumplieron de sobras porque el franquismos limpió España de rojos, ateos, separaristas vascos y catalanes y gente de mal vivir en general.

Aprendiz de brujo dijo...

SI, SI HAY QUE CELEBRAR ALGO. UN 18DE JULIO VINO AL MUNDO ELSA PATAKI. ESO SI QUE ES UNA EFEMÉRIDE.

ignatus dijo...

¡No jodas! ¿La Pataki? ¡Viva el 18 de julio!

Bueno, habría que enterarse de cuándo se hizo la estética que fue de verdad el día grande, pero bueno, que naciera también es importante.

Saludos, Aprendiz de Brujo.

Isel dijo...

La situación en la segunda república era tremendamente complicada pero como anécdota, el 18 de julio la gente en Madrid estaba de vacaciones y era un día tranquilo de gente que símplemente quería vivir.
Hubiera podido estar bien un levantamiento rápido con un período de orden y enseguida volver al orden constitucional o constituyente con las reformas que pretendían, al menos en una parte de los levantados que eran compatibles con algunas que otro bando también pretendía, y que después de un tiempo de calmar la situación podría haber sido posible buscar pactos.
pero el levantamiento fracasó y provocó uan guerra civil, buscando el acabar con el enemigo en vez de pactar, provocando, exiliados, represaliados... ese no es el camino.
Bastantes guerras y pronunciamientos de salvapatrias hubo en el XIX para aprender. Pero no fue así y creyeron mejor cuarenta años de lenta "evolución" hacia algo que se podría haber hecho más rápido.

Gran parte de los que lucharon fueron obligados dependiendo de la zona, no nos engañemos, a mi abuelo no le preguntaron donde sino que "tú, venga" y si no un tiro. Eso de levantamientos románticos queda "chulo" pero en la inmensa mayoría dudo de que fueran así, bastante fastidiados y asustados estaban muchos.

¿Logros? la política económica no fue del todo mala, después de perder 20 años (15 si quitamos la guerra mundial) empezaron a hacer algo que tenían que hacer, eso sí, podían haber aprovechado a hacerlas mejor y no hubiera estado mal reformas sociales más profundas que necesitaba el país, eso sí, después de una guerra que terminó de destrozar social y económicamente al país.

¿España - anti españa? revisando la propaganda de los bandos, los dos decían ser los defensores de españa, del pueblo... pero a su manera, ¿un satélite soviético si hubiera triunfado al república? lo dudo, fue más bien el abandono de los paises europeos lo que echó a la republica en los brazos de la urss que sí les ayudó con más implicación. ¿Prosoviética la república? era una jaula de grillos de diversas tendencias, con una descomponsición y violencia exagerada. Ojalá se hubiera quedado en un intento de recuperar el orden constitucional en vez de hacer lo que hizo.
Siguiendo con lo de España - Anti España... que es ¿Antiespaña? intentar reformar el país, que mucha gente oprimida durante siglos pueda vivir decentemente, eso es algo que mucha gente de ambos bandos veía necesario pero no... ganaron los que con lo de "valores tradicionales" no querían decir más que "no me toques mis privilegios". Por supuesto que había gente de todas maneras y la situación es mucho más compleja de lo que se pueda decir aquí.
En resumen: el 18 de Julio no es para celebrarlo, sino para recordarlo y aprender lo que no se debe hacer.

Anónimo dijo...

De todo lo que he leído en esta entrada y comentarios, lo único que merece la pena es lo de "la Pataky"...
Manda huevos, solo ha faltado la frase de "si Franco levantara la cabeza...". En fin... menos mal que hemos dejado atrás esa parte de años de retraso y luchas entre ciudadanos de un mismo país, aunque a algunos les pese...

Un saludo.

EL FRANCOTIRADOR dijo...

Uno de los errores del llamado bando nacional fue enrolar,a gran cantidad de morisma,que en su mayoria eran crueles y se caracterizaron por la gran cantidad de desmanes que cometieron durante la guerra.En todo caso hay que reconocer una cosa al franquismo,que la situación en que se encontraba España en 1975 era muchísimo mejor , con sus defectos,que la de los países de la Europa comunista cuando cayó el muro de Berlín.En cuanto a lo de celebrar la fecha en cuestión,me cuesta mucho hacerlo porque fue el inicio de una guerra civil,consecuencia del clima de odio existente en España durante el quinquenio 1931-1936.Sinceramente creo que la II República fue una oportunidad perdida para quitarnos de encima una dinastia corrupta y miserable como es la de los borbones.Desgraciadamente ni izquierdas ni derechas creían en un sistema democrático,en fin como entonces dijo don Miguel de Unamuno ¡pobre España!.
CODA:mi respeto y admiración para los caidos por España en ambos bandos que honradamente quisieron lo mejor para su patria.

Al Neri dijo...

En pleno siglo XXI todos deberíamos contribuir al hermanamiento de los españoles y a sembrar sobre viejos rencores un futuro de esperanza, en el que fuera posible que remáramos juntos en un mismo barco para alcanzar una Patria común y sin divisiones absurdas, olvidando aquella lucha entre hermanos que no condujo a nada sustancialmente mejor que lo que había hasta entonces. La paz y la reconciliación nacional no son patrimonio exclusivo de las izquierdas como se empeñan en hacernos creer.

Soldado Vikingo, para ser la Falange una "facción más", bien que inspiró Franco toda su legislación en la doctrina falangista. Si quería montar un chiringuito derechista (como hizo) debería haber evitado utilizar doctrinas ajenas a la suya para engañar al pueblo.

Rafa, precioso. Muchísimas gracias por recordarnos estos párrafos de esta gran novel (y película de Pedro Lazaga)que tan bien ilustra el carácter netamente popular del Alzamiento.

Madrileño85, estoy con usted en todo.

Dulcinea, vuelvo a insistir en que defina "gente de mal vivir". Es una duda que me corroe. Si al menos el Alzamiento hubiera servido para limpiar para siempre España de rojos y separatistas, algo habríamos sacado en limpio. Pero ni eso. Ya vio cómo apareció después gentuza a manta en la Transición. ¡Como las setas!

Al Neri dijo...

Brujo e Ignatus, un respeto, por favor. Mezclar sus frivolidades con esta efemérides emblemática y dramática merece todo mi desprecio. Si bien la Pataky es sin duda inductora de otro tipo de alzamientos, nada tiene que ver esta señorita con el Movimiento del 18 de julio.

Isel, creo que es utópico pensar en habría sido viable una solución consensuada, incluso después del Alzamiento. Las posiciones eran muy enconadas y la República, que, como muy bien dice Francotirador fue una buena oportunidad para mejorar España, degeneró en una partida de sectarios que fueron los primeros que no supieron dialogar y respetar. Como mucho habría sido deseable una guerra mas rápida y con menos sufrimiento para todos.

Anónimo, creo que es injusto con nosotros. No creo que aquí se haya opinado en el sentido de “Si Franco levantara la cabeza”, sino que se han vertido bastantes críticas al franquismo.

Soldado Vikingo dijo...

Los del chiringuito derechista se habían metido todos en Falange tras el Alzamiento. Los niños ricos de las JAP (Juventudes de Acción Popular de la CEDA) entraron allí pensando que eso sería un campamento para jugar a los nazis. Y, de paso, lucieron esos símbolos como si fueran suyos sin tener ni idea de justicia social.
Además de que si Franco quería un régimen similar a los de Alemania e Italia debía usar la símbologia de un movimiento parecido pero español, y eso solo lo tenía la Falange, por que hubiera sido muy raro el ver los símbolos carlistas junto a la cruz gamada y el haz de varas, ¿no crees?.
¡Arriba España!.

Al Neri dijo...

Soldado Vikingo, efectivamente la Falange fue adulterada. Abandonada de algún modo a la deriva, sin cabeza ni organización visible, con el Jefe Nacional y demás fundadores asesinados, la Falange se convirtió en una fuerza fácilmente manipulable por la derecha.

Franco fue un oportunista que jugó en cada momento la baza que le convino. Durante la II Guerra Mundial jugó a falangista y después, cuando las circunstancias lo exigieron, inició un aperturismo económico y político que nos ha llevado a lo que hoy tenemos.

marian dijo...

Ya lo dije hace tiempo en este mismo blog, Dulcinea tiene una agenda llenísima de festejos.

Me ha gustado algo del comentario del Sr.Francotirador:
"En cuanto a lo de celebrar la fecha en cuestión,me cuesta mucho hacerlo porque fue el inicio de una guerra civil"

A mí también me cuesta celebrar las cosas que acaban mal.

Aprendiz de brujo dijo...

Neri, yo solo me he limitado a contestar la pregunta que haces en el encabezamiento.
Por otra parte no sabes el desprecio que me produce a mi recordar o celebrar que hace menos de 80 años empezamos a matarnos los españoles entre nosotros. Y que a consecuencia de esa matanza fratricida se instauró una dictadura de 40 años.
Y que TRAS ACABAR LA CONTIENDA se produjeron en mi país unos trescientosmil fusilamientos perpetrados por el bando vencedor.
Yo personalmente prefiero celebrar el nacimiento de la Pataki, que cuando se pone manos a la obra, si que produce un levantamiento nacional cojonudo.Por lo menos yo conozco un Capitán Calvo que se pone en posición de firmes, barbilla arriba, cuando pasa revista.

Isaak dijo...

Me sigue costando asumir que no haya más alternativas que el separatismo y la disgregación social o la añoranza franquista solapada (dicho en general, entre la entrada y los comentarios).

Me pregunto porqué la república, alma mater de países triunfadores (con sus más y sus menos, desde luego) como Francia, Alemania o Norteamérica, en este país siempre ha de acarrear reminiscencia relacionadas con rojos o la URSS, aún en nuestros días.

La democracia ha llegado a ser sinónimo de alienamiento y corrupción visceral. Comparto, desde luego, la sensación de fracaso común y tristeza del ponente.

Una inercia desquiciada que nos arrastra ya desde hace siglos.

Algo debería cambiar. O nosotros, deberíamos cambiar.

Saludos cordiales.

Isel dijo...

No considero utópico plantear una guerra que no se sabe en el aniquilamiento del otro sino en establecer el orden y mucho menos en represaliar después de la guerra como se hizo, ya fuera por venganza o lo que sea cuando se tenía que haber buscado otro camino. Si que creo que se podía haber hecho de otra manera y de hecho si no hubieran intervenido alemanes, italianos y después rusos, no les hubiera llegado para tres años... y lo de después...
¿Y que es eso de que "si al menos se hubiera limpiado de rojos y separatistas? ¿Qué pasa que a los rojos se les puede matar? que cada uno tenga sus ideas y respetemos als de los demás...
Isaak... ¿La demnocracia ha llegado a ser sinónimo de alienamiento y corrupción visceral?
Quizá el problema seamos nosotros, no la democracia...
Pero vamos, por no enrollarme, no creo que haya que celabrar ese alzamiento, sino intentar hacer lo que dice Al Neri... crear un futuro mejor entre todos.

Al Neri dijo...

Isaak ha dicho: "La república, alma mater de países triunfadores (con sus más y sus menos, desde luego) como Francia, Alemania o Norteamérica".

Es que decir república no es decir nada. En cada país significa una cosa. En EE.UU por ejemplo republicano es sinónimo de facha. En Hispanoamérica ha habido Repúblicas de extrema derecha y la URSS se supone que era una union de repúblicas...

En España las experiencias llamadas "republicanas" han estado asociadas a determinadas concepciones políticas (liberalismo, anticlericalismo...) y en el caso de la Segunda se puede decir que los resortes del poder acabaron en manos de radicales de izquierda.

Si ser republicano es ser antimonárquico, yo soy muy republicano. Pero claro, con los antecedentes de este país, confesarse republicano tiene mucho peligro de confusión.

Isel, le recuerdo que los llamados "republicanos" se hincharon a represaliar durante la guerra, por si no lo recordaba. En cuanto a la intervención soviética y germano-italiana, Pío Moa cree -para mí con buen criterio- que ambos apoyos internacionales equilibraron las fuerzas. O sea que el conflicto habría durado igual con ambos apoyos que sin ninguno de ellos. En cambio si solo hubieran intervenido extranjeros a favor de un bando es cierto que la cosa habría sido más rapidita.

"Limpiado" no significa "matado". Lo que quiero decir es que el franquismo influyó muchísimo a los españoles pero no lo suficiente como para evitar la existencia -larvada hasta la Transición- de izquierdistas, separatistas y, como dice Dulcinea "gente de mal vivir".

sandra dijo...

Estoy con Francotirador y Marian, me cuesta celebrar el inicio de una guerra. De una guerra lo único que se debe celebrar es el fin.