lunes, 8 de febrero de 2010

DEPORTES REPUGNANTES


Supongo que en algunas cuestiones todos somos un poco víctimas de nuestros prejuicios y que hay filias y fobias muy difíciles de justificar. Por eso en el post de hoy voy a hablar lo más irracionalmente posible del repelús que me provocan ciertos deportes que considero, por encima de todo, una pose externa de la clase alta o de los que pretenden aparentar su pertenencia a esta clase.

Como en todo, habrá matices, pero yo paso. Soy consciente, eso sí, de que varios de estos deportes implican bastante menos gasto que otros que no están asociados al snobismo ni a la pijería, pero qué le vamos a hacer; de cualquier forma yo los percibo como pasatiempos de ricos –auténticos o falsos- , casi solo encaminados a presumir y/o a relacionarse en ciertos grupos sociales.

1.- Golf. ¡Repugnante!. Cogía yo a los golfistas uno por uno, empezando por el adúltero Tiger Woods, y les hacía tragarse literalmente el gap wedge y dos pelotas, por pijos y por etomagantes. No tengo más que ver las poses que se adoptan en este “deporte”, su contexto socio-económico y sus antiecológicas instalaciones para hacerme sentir la máxima repulsión.

2. Equitación y otros deportes ecuestres. Que no me toquen la moral. En pleno siglo XXI un fulano que monta a caballo en público lo hace solo para lucirse, porque cree que ir montado le da lustre y dignidad. Es una práctica que me desagrada especialmente por su alto coste –que la hace muy poco popular- y por ser del gusto de la siempre repelente realeza, nobleza y aristocracia española. A todos estos deportistas de élite (sobre todo a los que juegan al polo), yo les desearía una buena coz en los cuartos traseros.

3. Regatas. ¡Intolerable! A estos marineros pijitos, comenzando por la Familia Real, yo los arrojaba por la borda sin flotador. Y luego a hacer chatarra con los barquichuelos para venderla y repartir las ganancias entre los pobres y parados. Que ya está bien de gilipolleces.

4. Esquí. Aquí conviene matizar un poco. Pese a ser un deporte que practican hoy en día los más pijos y los más tontos de cada casa (en mi colegio solo iban a esquiar los oseas), reconozco que como el precio de los equipos varía mucho, puede haber aficionados de diversos niveles de renta. Además en su origen fue una actividad popular en toda Europa.

5- Squash y padel. ¿Conocéis a alguien que practique estas variantes del tenis y del frontón y no sea un pepero recalcitrante? Yo no. Creo, de hecho, que el padel lo puso de moda el belicoso Aznarín y todos sus secuaces lo practican por pura imitación, pese a ser un deporte muy insano y peligroso para las rodillas. A todos los aficionados, un traguito de ricino como castigo y unas clases de tenis como Dios manda o de pelota vasca.

Animo a nuestros visitantes a citar otros
deportes que les desagraden por los más diversos motivos.

43 comentarios:

Embajador en el Infierno dijo...

Entiendo muy bien las razones que empujan a esta entrada pero creo yo que, hasta cierto punto, aquí pasa como con la romería del Rocio. Acostumbrados estamos a que se nos hable en los medios de lo que ha hecho en la romería famosa la boba de turno y por tanto no se conoce que la inmensa mayoría de la gente acude con buena disposición espiritual y va a lo que va y no a lo que van los otros.

Digo esto sobre todo respecto a la vela, que es un deporte maravilloso y duro de narices. Parece que los únicos que lo practican son los okupas de la Zarzuela, y nada más lejos de la realidad. Es un deporte muy asequible (en su versión de vela ligera) y además tremendamente popular. Yo animaría al señor Neri que lo intentara el próximo verano (obviamente en zona costera, desaconsejando claramente intentarlo en el glorioso Pisuerga) y nos contara. Por probar.

La modalidad de crucero es un deporte de equipo y camaradería como hay pocos. Y eso resulta porque cada miembro de la tripulación es esencial y si uno la caga aunque sea solo un poquito se lleva por delante el esfuerzo de todos. Y si hablamos de regatas largas, ya ni te cuento. Un barco de esos es lo más parecido a una trinchera que podemos encontrar hoy. Tienes que estar en continua alerta, hay poco espacio, a las pocas horas apesta, la comida es demencial, se establecen turnos de guardia durante toda la noche y se duerme donde malamente se puede. Los gritos del patrón, palabrotas y expresiones escatológicas incluídas no tienen nada que envidiar a las de cualquier sargento chusquero. En una de las últimas me decía un familiar: "¿Tu has visto como me trata ese cabrón [el patrón]?¡A mi, que soy comandante de la gloriosa Infantería española!". Nada más cierto que donde hay patrón no manda marinero.

Lo cual me lleva al polo. Nada que objetar aquí. Es efectivamente un deporte de ricos muy ricos. Pero como me decía un buen amigo mío cuyo abuelo fue un famosísimo militar muerto en una gloriosa carga de la Caballería Española: "Una cabalgada detrás de la bola es lo más parecido que hay en este mundo a una de las cargas que hacía mi abuelo".

Y luego el esquí. Que ya no es lo que era en el sentido elitista. Hoy día cualquiera puede practicar esquí, el cual bien hecho (no empezando a las 11.00 de la mañana para parar diez minutos después a echarse un cubata al buche, etc, etc..) resulta agotador. Y desde luego la montaña une.

Sobre el resto de deportes (en particular el padel, que odio profundamente) nada que objetar. Bueno si, el asunto de la equitación: en mi familia de clase media baja, principalmente de militares, se concebía la equitación como parte fundamental de la educación de cada uno. No había nada de pijería en el asunto. Era un deporte asequible porque siendo militares se tenía acceso fácil al mismo.

marian dijo...

Hmmm supongo que cuando dice equitación se refiere al lado hipermegapijo de la misma porque conozco mogollón de gente que tiene caballo y le puedo asegurar que si les dices la palabra polo, se van al helado de hielo de toda la vida.
El resto ni los he practicado ni tengo mayor interés, ni en verlos.
La verdad es que desde que mi marido dejó de jugar al baloncesto no he vuelto a ir a acontecimientos deportivos.
Si mis hijos en este sentido salen al padre ya tendré ración deportiva hasta hartame.

Al Neri dijo...

Embajador en el Infierno: valiosa apreciación la suya. No olvide que es un post humorístico, de filias y fobias a grodo modo.

Embajador en el Infierno dijo...

Al Neri- Of course. Yo comparto muchas de esas fobias, que conste.

Aprendiz dijo...

Pues parece que yo tengo gustos de ricos, porque casi todos estos deportes que nombras me encantan, y bien que los practicaría me lo pudiera permitir.

La equitación simplemente me encanta y cuando he tenido posibilidad la he practicado.

A esquiar me encantaría aprender, sólo lo he hecho una vez y he estado más en el suelo que en los esquís, pero me encantó la experiencia.

Y al padel he jugado también en un par de ocasiones y también me gustó muchísimo, mucho mejor que el tenis que va la bola con mucha fuerza y no hay quién le de con la raqueta, en el padel a mí me resulta más fácil darle a la bola.

Los otros que nombras no los he probado, pero del golf conozco gente que lo practica y le gusta mucho.

Estos deportes son de ricos porque sólo se los pueden permitir ellos.

Miguel dijo...

Españoles todos (y parte del extranjero): me permito recordar aquela pequeña lección ya consagrada a la sabiduría popular.

Cuando eres currito juegas al fútbol. Cuando eres jefe de proyecto juegas al tenis. Cuando eres director juegas al golf.
Conclusión: cuanto más puesto tienes, más pequeñas son tus pelotas.

En fin..... anímoles animosamente a que corran un maratón. Experiencia vital do quiera las halla, que se corre en masa y siendo exacerbado por el populacho (incomprensiblemente, ya que lo que uno les ofrece a cambio es que tengan un atasco en las calles adyacentes).

[Nota para Sandra: maratón son sólo 42 km y 195 metros. Me temo que no llego hasta Afganistán para visitarla. Seguiré esperando a que Gallardanza o Esperdón contínuen el metro más allá de Arganda].

Al Neri dijo...

Aprendiz, el padel se lo puede permitir cualquiera y es de pijos pijos.

Eduardo de la Fuente dijo...

El montañismo. Hay que ser gilipollas para disfrutar subiendo montañas heladas para que se te congelen los dedos de los pies y te los tengan que amputar.

Un saludo

Aprendiz de brujo dijo...

Me gustan casi todos los deportes de equipo. Los que más pereza me dan dentro de ellos, son los genuinamente americanos, futbol y beisbol.
Me encanta el futbol,(el que se juega con el pie) y por encima de todos el baloncesto.
Odio la hípica con todas mis fuerzas, ya que de niño cortaban los partidos de baloncesto para dar la mierda de los caballos.
El padel es divertido, pero es muy apto para encerronas mixtas. Y el deporte, los naipes y las putas son para compartir con hombres, nunca con el sexo menos débil.
Tampoco me gustan los deportes de motor, ni la vela por tv, ni el sumo.Por supuesto el más aburrido y deleznable la lucha LEONESA.

ignatus dijo...

Y los bolos cántabros.

Aprendiz de brujo dijo...

Por cierto Neri, no consiento que hables así de Tiger Woods. Como os pusisteis un día porque no sé que dije de Prime of River...
Que sepas que Tiger es mi ídolo, el espejo en que me miro. El punto de la utopía ese al que miras desde lejos, muy lejos, intentando no emular,(porque es imposible), pero si acercarte mínimamente a él(también es imposible)...

Al Neri dijo...

Aprendiz de brujo, ahora lo entiendo todo...

marian dijo...

Sr.Neri no se ofenda eh, pero yo que me le imaginaba a usted así como un poco superosea, me ha dejado completamente descuadrada con la entrada.

Clebarr dijo...

"Aprendiz de Brujo" ha dado en el clavo. No por lo de Tiger Woods, que también, sino por lo del pádel.

Yo juego de vez en cuando un partidito de tenis y es un deporte en el que te quedas a gusto. Corres mucho, pero a una buena derecha no hay ninguna puta pared que la devuelva.
Una versión bujarrona del tenis es el pádel. Si ya es malo jugar cuatro amigos, es terrible cuando a algún lumbreras quiere quedar para jugar un mixto.
Entonces sí que no tengo ningún reparo, ni ningún disimulo en mentir como un bellaco. Que si la espalda, que si ya tengo comprometidas todas las tardes de los próximos dos años, que si...
Jugar un mixto, para que un amiguete quede como Dios delante de su chica a costa de nuestro aburrimiento...¡no!
Y si a eso lo unimos el hecho (no entre mis amigos, claro) que ante un buen punto ganado se den un piquito..., pues eso, para potar tropezones verdes.

Y es que la amistad tiene un límite. Para aburrirme ya está Julio Médem.

Al Neri dijo...

Jajajaja, Clebarr, me parto...

Marian, no sé a qué llamará a usted pijo. Soy un chico que me ducho, me peino, voy a Misa y aborrezco el comunismo. Si es por eso... Pero vamos, ni por la pinta diría usted que soy pijo si tuviéramos el gusto de conocernos (comiendo en su casa, claro).

marian dijo...

Ideas peregrinas que tengo de vez en cuando.

brigante dijo...

El padel no tiene nada de particular. Es como un tenis pero que requiere menor esfuerzo físico. Es una opción muy buena para quienes estamos algo anquilosados. Alquilar una cancha de padel en el polideportivo público cuesta menos que alquilar una de tenis.

brigante dijo...

DEPORTES QUE ME DESAGRADAN:

- Los que llaman "de riesgo" y acaban en "-ing": puenting y gilipolleces varias.
- Golf (comparto): casi todos "nuevos ricos" se pirran por este deporte; creen que de esta manera se realza su estatus.
- Valetudo y cualquier otro "arte marcial" -generalmente importada- en la que no hay apenas reglas ni el concepto de pelea entre caballeros.
- Carreras populares en las que algunos corredores van disfrazados y se creen muy guays por ello (San Silvestre, etc.)

Dulcinea dijo...

Lo que es horrible y aburridísimo es el baloncesto para parapléjicos en silla de ruedas.

ignatus dijo...

Y el baloncesto de equipos infantiles en general (con independencia del número de piernas móviles que tengan).

...

¡Venga, listillos! ¡Salid ahora a decir que Dulcinea no tiene razón! ¿Eh, eh?

El Subdirector del Banco Arús dijo...

Pues yo prefiero los deportes individuales y, en general, no me gustan los deportes de equipo. Primeramente porque valoro mucho mi indivudualidad y me gusta ser el único responsable de mis éxitos y más que numerosos fracasos. También porque hay mucho gili que jugando al fútbol o al baloncesto se transforman o dejan ver lo peor que llevan dentro: chulitos que se creen los mejores y chillan a los de su equipo como locazas, gilis que no pasan nunca, presumidillos que no bajan nunca a defender pero siempre se quedan arriba para fallar los goles aunque luego presuman de cuántos han marcado,... Vamos que, a muchos de éstos, les estaría dando de palos durante dos horas. Para quitarles la tontería... Dar palos es mi deporte favorito pero tiene unas reglas un tanto difusas.

Dentro de los deportes individuales prefiero la esgrima, el squash (que no es nada pijo: la raqueta cuesta 10 € -tengo una muy buena pero me la han regalado- y la pista muy poco dinero; la equitación aunque mi rodilla se resentía mucho en el trote; la natación y salir a correr.

Una vez fui a navegar y me encantó. Estoy deseando volver.

No comprendo como todo un soldado de Caballería no valora como es debido la equitación que, como muy bien ha dicho Embajador debería formar parte de la educación de todo caballero que prentenda hacer algo en la vida. De hecho, nadie que no supiera montar a caballo ha realizado hecho histórico destacable. ¿Sabe usted quién opinaba eso?

Una vez intenté esquiar y sólo conseguí salir con mi rodilla más que dolorida (puñetera rodilla) y con el culo congelado de tanto arrastrarlo por la nieve. Como el golf me parece un deporte de pijos. Bueno, el golf ni siquiera lo considero un deporte sino un juego como podría ser la petanca.

Tampoco creo que el fútbol sea un deporte. Maás bien es una lucha entre gañanes.

Chirly dijo...

El fútbol: Es un deporte de borregos y analfabetos capaz de embrutecer al más culto y de sacar lo peor de cada cual. Además me repatea que tenga esa fama de deporte popular y luego resulte que un aficionado de los que llenan los estadios allá donde vaya su equipo invierte tres veces más que un día de esquí(si contamos viaje, comidas, entrada al estadio, y eso si no hay hotel). Habría que hacer el cálculo a ver si el borrego "Jurgolero" no gasta más al año de lo que costaría tener y mantener un caballo...

Por otra parte, estoy plenamente de acuerdo con usted en lo del Padel y el golf. En lo de las regatas no. En un país con una historia naval tan destacada como la nuestra, precticar cualquier deporte nautico me parece un ejercicio de responsabilidad histórica y cultural.

Rocco Lampone dijo...

Sr. Chirly, vaya usted a tocar los collons a otra parte con el tema del fútbol....
No te digo lo que hay?

A mí un deporte que me pota hasta la saciedad, que lo veo de embrutecidos y animalotes trogloditas, es la pelota vasca, que encima Telecirco estuvo una buena temporada emitiendo, sin saber yo porqué, claro...

Aprendiz de brujo dijo...

Chirli y Subdirector sois de los que cuando venía un balón fuerte en el patio os tapabais los ojos, como si tuvierais a Rocco Sigfredi detras de vosotros, empalmadete eh..
A ver si encuentro las palabras adecuadas para que mi comentario goce de vocación de permanencia...
Veo señor Subdirector que no tienes mucha idea de lo que es un deporte de equipo; de lo que favorece en determinadas edades el desarrollo de la inteligencia emocional; de lo educativo que supone el hecho de que efectivamente no tomes decisones que te afectan a ti, sino también a los demás, (mucha más responsabilidad por cierto);de lo que supone compartir frustraciones e ilusiones ilusas con tus compañeros de vestuario; del dsifrute que supone ir de cena o de cañas después de entrenar o jugar con los demás; del carárcter formativo que te impregna resolver conflictos personales inevitables entre los propios compañeros...
En fin, para que te voy a explicar. Llevo maltratando una pelota de baloncesto desde que tenía ocho años,algunos de mis mejores amigos han surgido de ahí...Que te voy a decir...Es como si tu me hablas de los albores del reino de León.
El futbol es otro deporte maravilloso, lleno de impresentables y sinvergüenzas, que han elegido ese juego como juguete porque es un fenómeno social incomparable.
Es seguido por la princesa altiva y la que pesca en ruín barca. Es cierto que hay mucho gañán dentro y fuera del terreno de juego,(los ultras nada progres son una vergüenza nacional).Pero el juego en sí es apasionante.
Por cierto los gañanes acampamos en cualquier lado y no solo en un campo de futbol.
Lo peor del balompie no son sus gañanes sino las inmorales prevendas económicas de las que gozan sus entidades.
Pero jugar un buen partidito o verlo con los colegas en los bares es un placer inmenso, hombre.

Aprendiz dijo...

Pues a mí el fútbol ya casi me crea nauseas, como en la tele no se puede ver nada porque todo es una mier... pues todo el día está el fútbol puesto, cuando no mis hermanos jugando al pro con la play, o el pequeño contándome cada pase, cada gol, cada paradón de los jugadores (que me representa con muñecos o lo que tenga a su alcance), o los suyos o de sus amigos en el cole o en sus partidos... en fin, todo el santo día con el tema. Y para colmo, entro a la universidad y mis amigos sólo saben hablar de dos temas, y uno de ellos es el fútbol. Obsesión es lo que crea este deporte. Me gusta mucho para jugarlo, pero no creo que sea para tanto.

sefo dijo...

El futbol me parece un deporte bonito, entretenido y que crea mucha afición, otra cosa son sus aspectos negativos como por ejemplo que se pague el dinero que se paga a los jugadores o que haya tíos que son incapaces de hablar de otro tema, cosa bastante frecuente por otra parte. Me repele el tipico tío que usa el tema del fútbol como tema comodín para todo y cuyas únicas conversaciones con los amigos u otros hombres es el fútbol. Demuestran una gran limitación.

Aprendiz de brujo dijo...

Perdón, una vez más he escrito mal prebenda. es con "b". No con uve.

Cagüentóóóó... dijo...

"peperos"....????? nschist, nschist, nschist... "¿¿¿belicoso aznarín???"... Estas expresiones si que no me las esperaba de usted, Sr. Neri...... ¿belicoso, Aznar?????, no me creo que usted se haya dejado engañar como la mayoría de los que fueron tras las pancartas.... Se lo digo yo que tengo verdaderas ganas de que los Americanos, Ingleses y Judíos empiecen a tomar pronto cartas en el asunto de Irán.... ya se que no es el tema del post, pero esas expresiones no me las esperaba de usted....

Al Neri dijo...

Comparto la opinión del Subdire (quizá no tan acentuada) sobre los equipos. Trabajar en equipo cuando no está justificado solo sirve para que los mediocres puedan aparentar que valen para algo a costa de los brillantes. Me reconozco de tendencia bastante individualista.

Dulcinea, usted sí que es políticamente incorrecta.

Cagüentó, entre los incontables errores de Aznar, está el de habernos metido con calzador en un conflicto que ni nos iba ni nos venía en beneficio de Dios sabe qué intereses.

Embajador en el Infierno dijo...

Subdirector- Esgrima: no he querido tocarlo por no añadir más leña al fuego. Pero totalmente de acuerdo en que debería ser parte esencial de la educación en adolescentes. Lo tiene todo. Uno que fue tirador aficionado hasta que se esguinció la mano en un desafortunado lance, lo sabe.

Al Neri dijo...

La esgrima "debería ser parte esencial de la educación en adolescentes".

Embajador, se está usted cachondeando, ¿no?. Yo le juntaba a usted con el señor Subdirector y los metía en la máquina del tiempo para mandarles al siglo XVI, que se lo iban a pasar pirata con sus barquitos, sus espaditas y sus jamelgos.

Y que conste que si no he citado la esgrima en el post ha sido para evitar la ira bíblica del Subdire , pero no me tienten...

¡So pijos!

El Subdirector del Banco Arús dijo...

Parece mentira, sr. Neri , que haya servido usted en Caballería.

Es cierto que la esgrima, más que un deporte, es ante todo un arte para caballeros. Enseña modales con el adversario -no enemigo-; te enseña a perder y a ganar estrechando siempre la mano del contrario y comenzando por un saludo cortés. La esgrima es disciplina, estrategia, habilidad, velocidad, valor, abnegación y capacidad para aceptar el sufrimiento y dolor. No se puede usted imaginar cuánto duelen algunas tocados y qué cantidad de hematomas -algunos enormes y sangrantes- acaban adornando el cuerpo desde el cuello hasta los pies.

De la equitación puedo decir algo muy similar. Además, cualquiera que conozca a los caballos, acabará apreciándolos más que a muchos humanos.

Y estas actividades son mucho más baratas que esquiar, jugar al fútbol (equipamiento, alquiler del campo...) y, sobre todo, que ir de copas a tomar mariconadas como el ponchelimacola.

El Subdirector del Banco Arús dijo...

Y por cierto, ojalá hubiera nacido en el siglo XVI o, incluso, antes.

ignatus dijo...

Hombre, Neri serviría en Caballería si lo pone en su cartilla... pero vamos, que no salió del despacho XDDD

Venía a ser como mi tía, que trabaja con el ordenador para un banco, pero es monja de clausura (verídico).

De todas formas se han olvidado del apasionante juego del curling, que viene a ser como la petanca, pero con una tetera sobre una pista de hielo y con escobas. Vamos, que lo tiene todo.

Es, pásmense, deporte olímpico. ¿Para cuándo el juego de la rana?

Al Neri dijo...

Ignatus, le voy a... ¡Fui conductor de vehículos acorazados!

ignatus dijo...

¡Coño, es verdad! Me he confundido con otro.

Usted perdone.

Al Neri dijo...

Ignatus, le voy a... ¡Fui conductor de vehículos acorazados!

Por cierto, visiten sin falta La boca chancla , que hay una guerra de géneros de lo más estimulante.

ignatus dijo...

¡Coño, es verdad! Me he confundido con otro.

Usted perdone.

Por cierto, compren sin falta pipas Facundo, que están muy buenas.

marian dijo...

¿Pidiendo refuerzos Neri?

Curling deporte altamente peligroso, hay altísimas posibilidades de morir de aburrimiento.

El Subdirector del Banco Arús dijo...

Imagínese, sr. Neri, lo maravilloso que debe ser asaltar el parlamento a caballo. Mejor, sable en ristre y separando cabezas de sus troncos. Incomparable con entrar en un mísero TOA.

Anónimo dijo...

Anda que menudo pufo de entrada.

unavozcontraelviento dijo...

Pues a mí me pasa que no debo encajar aquí...Me encanta el esquí, la vela, en especial en crucero como tan genialmente ha descrito Embajador en el Infierno, y el Padel, que es bastante fácil y divertido. Eso en lo que respecta a deportes llamados aquí de pijos.
Sobre deportes garrulos, el futbol creo que se lleva la palma, no tanto por el deporte en sí, sino por la expectación que genera, los periodistas a los que da de comer, el dineral que mueve y las pasiones que desata una cosa tan tonta y que se repite cada 3 o 4 días, como es un partido de futbol. Dicho esto, reconozco que tengo mi abono del Atlético Aviación, a pesar de no vivir en Madrid desde hace 7 años y haber acudido a unos 9 partidos en los últimos 5 años(porque a pesar de ser una pasión tonta, yo la tengo).
También me gustan deportes de caballeros o aristócrtas, como la esgrima que en mi colegio era obligatoria y se daba en gimnasia(y era un colegio público), y la equtación que nunca he praticado, pero que practican mis hijas.
Y como deportes que considero detestables, el Rugby, el futbol australiano, el motociclismo y las carreras de coches.

Embajador en el Infierno dijo...

Oiga, Al Neri no le niego que si me mandaran al XVI iba a disfrutar más que comer con los dedos, pero no me cambie usted de tema.

Aparte de lo magnificamente aducido por el Subdirector, la esgrima es un deporte duro, porque adquirir la flexibilidad necesaria para practicarlo decentemente no es en absoluto tarea fácil, y esa flexibilidad se adquiere como las gimnastas, machacándose los muslos a base de bien. Un día de estos se pone usted en posición sedente (como si estuviera sentado en una silla) con la espalda apoyada en la pared y las rodillas a la altura de la cadera (el culo bien abajo, nada de mariconadas). A ver cuanto dura. Las broncas que nos echaba el Maestro de Armas (así se llama al que en otros "deportes" se les insulta denominándolos "entrenador")al que durara menos de 5 minutos (llorábamos de dolor) eran colosales. Que no todo son florituras con el florete ni mucho menos.

Y por supuesto hay que añadir la verdadera razón de peso a toda esta historia: la esgrima es el único deporte olímpico de origen español.