miércoles, 17 de febrero de 2010

MENTIRIJILLAS Y EXCUSAS

Tras muchos años he llegado a la triste conclusión de que la gente, por mucho que asegure valorar la sinceridad, detesta que se le digan las cosas claras y sin tapujos; prefiere las buenas maneras, las sonrisas, las excusas y los paños calientes antes que una relación honesta y basada en la verdad.

Yo tengo por buena costumbre no poner excusas para nada, salvo que sea estrictamente necesario, y casi nunca lo es. Pero al final me he dado cuenta de que la peña necesita las explicaciones como el comer y que si no se las das, se cabrean o te consideran un borde. Ya digo: prefieren que les mientas para quedarse tranquilos.

A mí me fastidia mentir. Puedo entender que en determinadas situaciones pueda ser inevitable y hasta lícito dar una excusa o decir una mentijilla piadosa, pero siempre identifico estas situaciones de fuerza mayor haciéndome una sencilla pregunta: ¿a quién beneficio mintiendo: al otro o a mí mismo? El universitario que engaña a sus padres sobre las notas finales “para que mamá no se disguste”, ¿a quién favorece realmente cuando sabe que si confiesa sus suspensos se va a ganar una buena bronca y a quedar sin propina para las vacaciones?. El marido que dice a su señora estar trabajando y se va de vinos con sus amigotes, ¿a quién beneficia? Pues eso, si soltando una bola ayudas realmente a alguien que no seas tú, puede tener un pase. Si no, ni de coña.

Hay, de todas formas, un chiste que me hace gracia: los hombres no mentirían tanto si las mujeres no hicieran tantas preguntas.

Pero a donde quería llegar es a que aunque pueda entender ciertas mentiras en casos graves, jamás me entrará en la cabeza que se pueda falsear la realidad cuando se trata de quedar o salir con los amigos. ¿Qué más da decirle a un buen amigo que en realidad no te apetece ir a un sitio o salir esa noche? Creo que esto reforzaría la confianza y ayudaría al mejor entendimiento… Pero no, todo el mundo a mentir como bellacos por cualquier estupidez.

Estoy pensando en alguna situación. Por ejemplo:

- Al Neri, hemos quedado el sábado a comer con estos, ¿te apuntas?

- No, lo siento, no me apunto. Ya será en otra ocasión.

O a veces también puedo decir:

- No, chico, no me apetece nada. Ya como con vosotros otro día…

Son dos respuestas muy mías que molestan a algunas personas por no contener explicación (que prefiero no darla a mentir) o, en el segundo caso, por ser excesivamente transparente.

Para quedar bien tendría que soltar un coñazo sobre si he quedado a comer con mis padres, o que estoy acatarrado, o que tengo un viaje… o yo qué sé. Y la verdad, si para una comida de colegas no puedo decir la verdad o evitar la mentira, pues qué asco.

Después hay mentiras muy graciosas. Es como cuando el Subdirector del Banco Arús queda a tomar unas copas con una maciza compañera suya de trabajo y si al día siguiente le pregunto si han jugado a los papás y a las mamás, aparte de llamarme enfermo, me suelta:

- Los caballeros no tenemos memoria, Neri.

24 comentarios:

El Subdirector del Banco Arús dijo...

Por desgracia no suelo quedar mucho con macizas. Pero es que usted siempre tiene preguntas asquerosillas y morbosas.

Al Neri dijo...

No se pase, que siempre se lo pregunto de coña y desde el cariño, partiendo de su comportamiento caballeresco.

sefo dijo...

Yo tampoco entiendo que se mienta cuando hay confianza y por bobadas pero tambien hay que tener en cuenta que la explicación siempre que sea cierta es un gesto de cortesía hacia la persona que te invita a una fiesta o a su casa por ejemplo. Supongo que la gente miente para intentar aparentar que siempre le apetece salir con esa persona y que si no lo hace es por una causa importante.
Lo normal de los tíos no es que digan que los caballeros no tienen memoria sino que coman una o ninguna y cuenten veinte.

marian dijo...

Sr. Subdirector bravo por usted y su memoria de caballero.

Neri tiene razón ¿por qué tengo que dar una excusa? Yo quedo con mis amigos cuando tengo ganas y ellos conmigo lo mismo sin más historias.

Chirly dijo...

Un conocido se excusóde un compromiso con una gente de su barrio diciendo que tenía un viaje. El temor a ser encontrado por la calle le llevó a peedir asilo en casa de una amiga y su novio. Se quedó escondido allí todo el fin de semana sin salir a la calle ni un momento presa de la psicosis de que en cuanto saliera se encontraría con un conocido que le pondría en evidencia.

sandra dijo...

En esta entrada y en estes comentario se les ve a todos el plumero castellano... Pero que secos que son... Jajaj...

Los gallegos somos mucho más delicados y refinados en el arte dela oratoria. No es mentir. No es dar excusas. Pero que diferente es dicirle a un amigo que no vas a cenar porque no te apetece, a decirle que te apetece más quedarte en casa... El problema no es lo que se dice, sino cómo se dice... En eso los gallegos tenemos un estilazo...

sandra dijo...

Sr. Neri, no me esperaba de ud. preguntillas asquerosillas y morbosas...

Aprendiz dijo...

Yo detesto las mentiras. Me fastidia mucho y me pone en una situación nada agradable, cuando me llaman para algo y no quiero ir por el motivo que sea y empiezan a insistir y a pedir explicaciones...

Sinceramente no me gusta poner excusas, hay gente que está siempre mala o aquejada de algún dolor. Yo puedo exagerar un poco (que no llega a la mentira) cuando llego tarde a los sitios. Siempre echo la culpa a que no me podía ir hasta que llegara alguien a casa porque si no se quedaba solo mi hermano chico (que va a cumplir ya 13 años y se queda solo mil veces), pero como las mujeres somos muy proteccionistas se lo tragan fácilmente.

Por este motivo me pasa también que si llamo a alguien y me dice que no, no le insisto, y a veces la persona está esperando a que le insistas un poco para animarse.

Rocco Lampone dijo...

Sr. Neri, es usted un bizarro.
Cómo osa preguntar al Sr. Subdire por sus juegos manuales con lsa mazizas con las que copetea?

LANGOR dijo...

Tranquilo señor Subdirector, los amigos de los caballeros si que tenemos memoria...

Aprendiz de brujo dijo...

Neri parece usted María Patiño, qué preguntas son esas?.
Por lo demás el post me ha gustado. A mi para estas cuestiones un psicólogo me dijo que había que aplicar la asertividad que viene a ser por lo que yo entendí,(seguro que mal) así como una mezcla de firmeza y amabilidad.
Tengo un amigo que no es psicólogo, pero si sabe bastante de la vida que me advirtió cuando yo era joven, que las relaciones sociales se sustentan entre otras cosas en la mentira. Sin ocultar cosas, pensamientos u opiniones de los demás es inviable que haya relaciones de amistad, de pareja o de otro tipo.
Todavía sigo reflexionando al respecto.Reconozco que hay días en que le doy toda la razón.Otras veces se la quito.

El Subdirector del Banco Arús dijo...

Vamos que cualquiera que les oyera pensaría que soy un sátiro o algo parecido. Ojalá, pero nada más lejos de la realidad.

Al Neri dijo...

Señores, estoy quedando como Cagancho en Almagro y no es para tanto. Yo hago preguntas picaronas, chascarrillos, pero en ningún caso pido detalles o sugiero obscenidades. Para que ustedes se queden tranquilos, voy a poner varias preguntas típicas que por ejemplo podría hacerle al Subdire o a cualquier amigo en un trance similar:

- ¿Habéis jugado a los papás y a las mamás?

- ¿Ya le has enseñado tu sofá-cama?

- ¿Ha habido leche gratis o te va a tocar comprar la vaca?

- ¿Duró mucho la despedida en el coche?

Cosas sugerentes...

Al Neri dijo...

Sobre lo que ha dicho el Brujo: imagínense que pudiéramos leer el pensamiento de los demás... ¡Sería terrible! La convivencia sería imposible incluso entre amigos o familiares.

Dulcinea dijo...

Sandra, los gallegos ya se sabe, no se sabe si van o vienen y responden una pregunta con otra. Dice un chiste que si te encuentras un gallego por unas escaleras nunca sabrás si sube y baja pero lo más seguro es que él tampoco lo sepa.

Anónimo dijo...

vaya pregunta más machista y asquerosa la de la vaca

Aprendiz dijo...

Estoy muy de acuerdo en lo que dice Aprendiz de Brujo, en las relaciones sociales es inevitable decir mentiras, o al menos, no decir toda la verdad. Por ejemplo, muy típico de mí cuando me pregunta alguna amiga si me gusta su vestido, -es muy bonito aunque yo no me lo hubiera comprado... (ya sé que suena un poco corta rollos, pero si no luego te dicen, cuando quieras te lo dejo...y tu dices, ah, gracias... ya si eso te lo pido..:s)

Eso depende también de si sabes disimular, yo no sé. Además una vez escuché que para mentir se necesitan dos cosas, poder inventarte una excusa, y memoria para recordarla. A la gente se la acaba pillando.

sandra dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
sandra dijo...

Dulcinea, los gallegos en general sabemos de sobra si subimos o bajamos, otra cosa es que lo queramos decir... Lo que pasa es que tenemos un estilazo y sin tener que mentir, nos vamos por la tangente... Una cosa que repatea mucho a los que non gallegos es que cuando te preguntan si vas a un plan... el gallego de turno responda "pues si voy ya nos vemos"...

Pero yo soy bastante poco gallega y se ve claramente si subo o bajo...

Boooz dijo...

Sr. Neri: para mi ha quedado usted como un salido paranoico neurótico y egoista (sin acento). Se lo podría adornar, pero es que ahora no me brota, soy así de chulo... (sólo sigo su consejo de escupir "verdades" a la cara, no es que ahora vaya de troll).

Al margen de que lo anterior no es verdad, y si lo fuera (que no lo es) no se lo diría así, la diplomacia es el haceite (si, con "h") que evita las fricciones en las relaciones. La diplomacia no tiene por qué ser mentir con las cosas, sino quitarles la importancia que no tienen, o aceptar una mínima etiqueta social en las formas. Las excusas "envasadas", de etiqueta social, son imprescindibles. Dígaselo a un andaluz...

Aprendiz de brujo dijo...

Por cierto quiero elevar una queja formal como comentarista fiel que he sido a este sitio viperino.
Teneis un mal gusto de la ostia para las ilustraciones. Neri en donde cojones encuentars esas fotos y dibujos tan horribles macho. Son odiosos.Se salvan contadas entradas como la de la División Azul. Todavía poto con las Sexolonas, las ilustraciones de Comprar la vaca o Ligar por Internet.

Boooz dijo...

Sr. Aprendiz de brujo: Dese una vuelta por labocachancha para relajar la vista...

marian dijo...

Sr.Neri felicidades por su premio.

EL FRANCOTIRADOR dijo...

Por desgracia siempre pasa eso,si eres sincero,la gente se cabrea,tanto los amigos como la familia.En fin que no pregunten.