martes, 18 de agosto de 2015

JOSÉ LUIS PERALES




Los de mi generación recordamos bien el éxito de José Luis Perales en los años 70 y 80 del pasado siglo. Solo éramos unos chavalines, pero Perales ha quedado como una reminiscencia genuina de nuestra infancia porque lo ponían a todas horas en la radio y nuestros padres siempre tenían en casa un LP o un cassette del romántico cantautor conquense de cálida voz y con aquellos gestos sentimentales en sus actuaciones en directo, que hoy serían considerados amanerados pero que entonces encandilaban a todas las señoritas de buena familia. Sus canciones, con las que tantas veces me he sentido identificado, eran pura poesía de un romanticismo dulce que rezumaba amor eterno, ternura y nostalgia.

Ha sido el cantante hispano más versionado de todos los tiempos y ha escrito letras para numerosos artistas (Bosé, Mocedades, Raphael, Masiel, Pantoja…)

Aunque estuvo sacando discos de forma regular hasta el año 2000, su estrella se apagó de repente a finales de la década de los 80. El último coletazo de su éxito fue el maravilloso tema La espera (1989).

Me acuerdo de que en los años 90, aunque Perales seguía en activo, era bastante habitual entre la gente joven mofarse de su música e incluso negar tajantemente haber escuchado alguna vez sus algodonosas canciones. Como digo, sorprende la brusquedad con que se desplomó su popularidad, teniendo en cuenta que muy poco tiempo antes había sido un verdadero icono cultural en todo el país. Merece la pena meditar sobre las causas de este rápido declive. 

José Luis nunca dejó de componer verdaderas preciosidades ni perdió un ápice de la calidad de su voz, pero vivió una transformación profunda de la sociedad española, que se manifestó muy especialmente en la concepción de las relaciones amorosas de las nuevas generaciones. El igualitarismo entre hombres y mujeres en el ámbito laboral y familiar, la liberalización de las costumbres sexuales y la mayor racionalización de los vínculos de pareja dieron al traste con el mensaje poético de las composiciones de Perales, inspiradas en los sentimientos profundos, duraderos e irresquebrajables, en el amor al viejo estilo, con un cierto tono protector (hoy, machista) y sin ninguna alusión explícita a la dimensión carnal. 

Su música sufrió los efectos devastadores de las nuevas maneras de una juventud cada vez menos inocente y comprometida, y cada vez más materialista, cínica y sensual.  Hoy, para casi todos, su obra resulta demasiado ñoña y cursi. 

Quiero recordar en este post los que para mí son los tres mejores temas del gran José Luis Perales, ya retirado musicalmente pero siempre presente en el corazón de los clásicos.




16 comentarios:

Aprendiz de Brujo dijo...

Qué bueno el post!!!. Me ha encantado lo de las señoritas de buena familia. Tu análisis es muy brillante en lo que a renegar de la figura de Perales se refiere, aunque no sé si hay relación con un cambio de valores o ahí ya derrapaste ideológicamente.
Hay muchos fenómenos "negacionistas". Las telenovelas, Telecinco. O artistas. Y no solo Perales. Hay pocos de nuestra generación o ligéramente mayores que reconozcan abiertamente haber escuchado a Raphael, a Escobar, la Jurado, la Durcal, o Juan Pardo.Y sin embargo es indudable que lo hacíamos. Quien no sabe tararear alguna canción de estos señores?.

Adán Moreno dijo...

Magnífico post imposible decir tanto en tan pocas palabras. Muy buena perspectiva sociológica de nuestra sociedad actual y la deriva que ha tomado en las dos últimas décadas. La decadencia cultural y artística es evidente y como la navaja de Occam, lo más complejo se explica desde lo más simple (en apenas tres canciones de este gran artista, José Luis Perales y por qué no, Julio Iglesias...). Gracias por el post.

Tábano porteño dijo...

Neri: ¿este proceso de descenso de Perales tuvo como correlato el crecimiento directmante proporcional de la "troupe progre" (Serrat, Sabina, etc.)?.

Al Neri dijo...

Gracias, Adán

No sé, Brujo, yo creo que sí influyen mucho los cambios sociales en los gustos musicales.

Buena pregunta, Tábano, aunque por supuesto imposible de responder teniendo en cuenta la complejidad de la sociedad española y más en los años 80.

Un dato objetivo es que Sabina y Serrat tuvieron igual o más éxito que Perales en la misma época.

Lo que le sorprenderá saber es que muy posiblemente estos tres cantautotes compartían un amplio segmento de fans. En serio. Había gente que le gustaba oír a Perales mientras tomaba el vermú a la salida de misa de una con la futura madre de sus hijos, y luego a la noche tenía puesto a Sabina en el radiocasette del coche mientras se tiraba a una progre en un picadero de las afueras.

Luego no olvidemos el fenómeno Julio Iglesias. Este artista tuvo tanto éxito como José Luis Perales y era escuchado con fervor por las mismas señoras y señoritas. Sí, sí, el Julio Iglesias de "soy un truhán, soy un señor", "me gustan las mujeres, me gusta el vino" y "lo mejor de tu vida me lo he llevado yo, tu experiencia primera, el despertar de tu carne, tu inocencia salvaje me la he bebido yo".

Lo que sí es cierto es que si Serrat y Sabina se mantuvieron y Perales cayó posiblemente fue por las razones que digo. Aquellos encajaban mucho más con el modelo de sociedad que se iba consolidando a pasos de gigante.

Aprendiz de brujo dijo...

Con independencia de otras consideraciones la diferencia entre Perales y Sabina, es la que hay entre un excelente maestro tornero, (que no está nada mal) y un maravilloso genio.

Y ambos compartieron éxito al mismo tiempo. No sé si público, no lo tengo yo tan claro. Yo creo que Perales le gustaba mucho a las damas jóvenes y a los matrimonios de buenas costumbres. Y Sabina le gustaba a los intelectualillos y a los nietos de los republicanos, que perdieron la guerra. De todas formas, escuchando hoy "me llamas", hay que reconocer que tenía un punto heterodoxo en sus historias más acentuado de lo que se podría pensar. Pero tenía una estética y unas maneras tan almidonadas...
Es curioso hoy a Sabina lo sigue todo el mundo. En un concierto de Joaquín te puedes encontrar a cualquier espécimen social. Es absolutamente transversal.

https://www.youtube.com/watch?v=mvrP5Rp8P0I

Luxindex dijo...

Y yo que pensaba que José Luis Perales era un ciclista. Y no.

nago dijo...

Luuuuuuuuuux.... Vente pa la feria!!!!! :))))

Mmmmmmmmmmakisssss, illo!!!!;) malegro verte...

nago dijo...

... yo es que tampoco. :p

Tábano porteño dijo...

¿Y respecto de Paco Ibáñez?.

El gobierno kirchnerista le hizo una especie de homenaje el año pasado, ofreciendo en el canal estatal (7) un recital suyo, un sábado en horario central.

Fuera de controversias ideológicas, el disco que hizo Ibáñez musicalizando poemas de Quevedo y Góngora fue una obra más que respetable.

Al Neri dijo...

No empecemos a andalucear.

nago dijo...

Luxindex : veo que no ha percibido usted el tono conativo de mi comentario.
No pienso invitarle más.
Usted se lo pierde.

Aprendiz de brujo dijo...

Paco Ibáñez es más que recomendable también. Muy emotivas "sus" Palabras para Julia". Gracias a Paco Ibáñez o a Serrat, algunos nos hemos acercado mínimamente a la poesía.Han sido gentes que aparte de grandes artistas han hecho una labor divulgativa magnífica, que a su vez les ha rentuado crematísticamente, como es natural

Luxindex dijo...

Nago, illa, ¿seguís de feria? No creo, porque era la feria de la Virgen del Mar, ¿no?

¡Ahora que ya tenía el petate listo! Si me he retrasado en contestarte (discúlpame, por favor) es porque no suelo releer las entradas y porque, y esto era lo peor, no encontraba la cantimplora, la linterna ni el salacot.

¿Te lo has pasado bien?

heriberto betancourt dijo...

serrat, es bueno, sabina igual, pero jose luis perales es otra cosa un maestro que compone como nadie lo maximo . sin menospreciar a serrat y sabina .

heriberto betancourt dijo...

perales es lo maximo, el mas grande cantautor

Anónimo dijo...

Amigo usted dice que su estrella se apagó de repente a finales de la década de los 80. Y cita último coletazo de su éxito fue el maravilloso tema La espera (1989). Yo no estoy de acuerdo. En 1990 fue un gran exito su disco "Entre amigos" donde retomaba ahora en su voz canciones que compuso para otros, y que tuvieron gran exito en sus nuevas verciones, por citar algunas, el "Porque te vas" "Brindaremos por el" y otras. En 1991 aparece "America" solamente ese tema ha sido versionado despues por grandes cantantes, y ademas hay otros exitos como "No te vayas nunca" o "Una locura" En 1993 su disco "Gente maravillosa" tal vez el menos difundido o conocido de su discografia, pero incluye el tema "Amor sin limites" donde demuestra estar al dia en las cuestiones d elibertades sexuales en las que comentas que Perales era ajeno. Y asi cada nuevo disco ha sido renovador y siempre ha mantenido el exito. Lo que pasa es que Perales ha compuesto sus temas y ha decidido quedar bien con el mismo y no complacer a disqueras. Alejandose del facilismo y el comercialismo barato. Sus ultimos tres disco, "Navegando por ti" "calle soledad" y "Calma" nos recuerdan que aun es un gran compositor, y aun tiene mucho por decir.