sábado, 7 de febrero de 2015

20 CONSEJOS PARA SER ODIADO


Si quieres granjearte antipatías irreversibles, lograr que el personal te mire con rencor y te ponga a caldo, y encender una aureola de mal rollo sobre tu cabeza, sigue estos sencillos consejos. Si quieres rodearte de inquina, que te cojan tirria todas las personas de tu entorno, que se aparten incluso a tu paso y que te pongan las más oscuras etiquetas, cumple al pie de la letra con estos veinte puntos:


1.- No te cortes en echar la bronca a quienes tengan una conducta inapropiada que te moleste o perjudique, o a quienes metan la pata en el trabajo cuando tú seas el responsable.

2.- Mantente serio cuando alguien haga un chiste imbécil, o un comentario soez o inapropiado para hacer reír a la concurrencia.

3.- Si una conducta te parece inmoral, da tu opinión en público.

4.- Sé selectivo en tus relaciones y no confraternices jamás con personas que te desagraden, a las que desprecies o que no te inspiren simpatía. Evita relacionarte con gente que no pueda aportarte nada.

5.- Sé prudente en tu vida social. Muéstrate reservado con las personas que aún no conoces lo suficiente y nunca les des confianzas.

6.- Si sabes que eres bueno en algo, no te importe reconocerlo abiertamente. Muéstrate siempre orgulloso de tus logros, virtudes y habilidades.

7.- No permitas que nadie presuma de lo que no es ni de lo que no tiene. A quien lo intente, llévale la contraria sin disimulo.

8.- No digas mentiras (ni las más piadosas) para consolar a alguien ni le des falsas esperanzas.

9.- Cuando alguien a quien quieres va por mal camino y crees que puedes abrirle los ojos, dale consejos sobre su vida o hazle los reproches necesarios.

10.- Expresa tus ideas políticas sin recato ni filtro de interlocutores.

11.- Cuando rechaces una invitación a un evento social o a un plan de ocio, di claramente que no te apetece o, mejor aún, no pongas ninguna excusa. 

12.- Resístete a entablar debates con personas que carecen de tu nivel de preparación o de conocimientos sobre el tema tratado. Limítate a callar y a sonreír.

13.- No permitas que te vendan como solidaridad o como compañerismo el defender un igualitarismo por abajo o el conceder derechos a quien no se los merece.

14.- Si crees que no debes hacer algo, no lo hagas te lo pida quien te lo pida, te insistan lo que te insistan y te lloren lo que te lloren. 

15.- Recuérdales sus obligaciones a los demás cuando su incumplimiento te afecte a ti.

16.- Tortura a los envidiosos hablándoles a menudo de tus éxitos y cualidades.

17.- Demuestra siempre que tu afecto y tu amistad son vínculos individuales, dirigidos a personas concretas y no a grupos. Trata con abierta desigualdad, según tu grado de apego, de trato o de cariño, a los diferentes miembros de tu familia o de tu grupo de amistades.

18.- Jamás seas servil ni lisonjero con quienes ocupan los escalafones más altos de la cúspide social o de la empresa donde trabajas.

19.- Cuando te pidan algo a lo que sabes desde el principio que no vas a acceder, no te muestres dubitativo ni des largas. Di que no directamente.

20.- Defiende la premisa jesuítica de que los mejores equipos de trabajo son aquellos integrados por un número impar de miembros inferior a tres.

5 comentarios:

Tábano porteño dijo...

Unos aforismos de Nietzche que acaso sirvan como apostillas a la entrada:

-El individuo ha luchado siempre para no ser absorbido por la tribu. Si lo intentas, a menudo estarás solo, y a veces asustado. Pero ningún precio es demasiado alto por el privilegio de ser uno mismo.

-Hablando francamente, es preciso que nos encolericemos alguna vez para que las cosas marchen bien.

-El que niega su propia vanidad suele poseerla en forma tan brutal, que debe cerrar los ojos si no quiere despreciarse a sí mismo.

-Hay espíritus que enturbian sus aguas para hacerlas parecer profundas.

-La manera más desagradable de replicar en una polémica es la de enojarse y la de callar, pues el agresor interpreta ordinariamente el silencio como un desprecio.

-Nada es más necesario que la verdad y, con relación a ella, todo lo demás no tiene más que un valor de segundo orden.

-¿No es la vida cien veces demasiado breve para aburrirnos?.

-Olvida uno su falta después de haberla confesado a otro, pero normalmente el otro no la olvida.

-Yo no soy un hombre, soy un campo de batalla.

-El filósofo debe saber lo que necesita; y el artista debe hacerlo.

Aprendiz de brujo dijo...

Yo creo que lo que más rechazo produce en la gente experta en odiar es la indiferencia.
Si queréis hacerme derrabiar no hacerme ni puto caso.
Vamos a por ese lunes.

Aprendiz de brujo dijo...

Cuidado. Alerta. Nos adentramos en la semana más hortera del año, superando incluso a Haloween. San Valentín y sus rosas expiatorias os acechan, damas. Al que venga con un ramo estrecahadle el cerco.

pepito grillo (en oferta) dijo...

No veo ningún mérito a lograr ser odiado. Ni encuentro ninguna motivación limpia para querer serlo.

Al Neri dijo...

No tiene desperdicio su selección de Nietzche, Tábano, me ha encantado.

Pepito Grillo, yo tampoco.