sábado, 5 de marzo de 2011

LA PUTA AFILADORA

Como cada sábado desde hace año y pico, hoy me he levantado de muy mal café.

Tras una semana de madrugones y jornadas intensas, el sábado es el único día que tengo para descansar y dormir hasta la hora que me apetece. Normalmente los viernes me quedo hasta tarde viendo alguna peli o leyendo, así que los sábados siempre me ha gustado levantarme hacia las 11, desayunar tranquilito, ir un rato al gimnasio y luego a comer donde mis padres. Un día sabático, nunca mejor dicho.

Pero hace casi año y medio que mis planes de descanso para este día de la semana se frustran desde primera hora porque una tipeja que se dedica a afilar cuchillos llega a mi barrio a las 9.30 con su furgonetilla y un megáfono a todo volumen por el que vocea repetidamente: “¡Afilador, afilador…! ¡Afilo cuchillos, navajas, tijeras!, ¡afilador!"

En todos estos meses todas las mañanas de los sábados me ha despertado la puta afiladora con su puto altavoz. ¡Todas!

Barajo distintas soluciones para librarme del dichoso sonsonete que inaugura mi fin de semana de la forma más desagradable.

Una de las que tengo más meditada y que quizá lleve a cabo en los próximos días es presentar las oportunas denuncias contra esta elementa en la Agencia Tributaria y en la Tesorería de la Seguridad Social, ya que mucho me temo que mientras que yo pago religiosamente mis impuestos y mis cotizaciones (que casi me quitan la mitad de lo que gano), la muy jeta de ella se lo lleva todo limpio con su chiringuito de economía sumergida.

Otra solución ligeramente más drástica es arrojarle a la cabeza una maceta grande y llena de tierra cuando aparque a la altura de mi portal. Lástima que solo vivo en un segundo. También me parece una idea aceptable bajar un día a que me afile mi machete de caza y, cuando me lo deje como para cortar un folio, rebanarle la yugular sin contemplaciones al grito de “¡Quiero dormir, hija de puta!”.

Lo daré una vuelta esta semana.

S
eñor Subdirector del Banco Arús, actualice si eso un poco el blog, que creo que en el Centro Penitenciario de Villanubla no dejan conectarse a Internet...

16 comentarios:

Hispanicus dijo...

Un cubo de agua es inofensivo y molesto. Puede ser una buena solución.

Zorro de Segovia dijo...

tírale un cuchillo. Si fallas, le dices que lo afile.

Mª Asunción Balonga Figuerola dijo...

Es fuerte, Sr. Neri, pero yo lo tengo claro,
No le queda a usted otra que cambiar de domicilio.
Porque la mejor opción es la del machete pero entonces, vivirá usted una laaaaaarga temporada "a la sombra" y levantándose para el recuento a las 6 de la mañana.
Mis condolencias.
Con sincera solidaridad
Asun

perroviejo dijo...

Villanubla no hombre, mejor Topas.


Cuando mis hijos comenzaron a dormir tenían un año, hasta entonces no habíamos cerrado un ojo más de 10 minutos, se pueden imaginar lo que es eso. Un día de estos de sueño reciente y recién adquirido llegó "eeeeeel meloneeeeeerooooooooo" con sus gritos y su pitidos de camión. No voy a poner aquí exactamente lo que le dije porque...bueno porque no quedaría bien. Baste decir que se le estropearon varios melones sólo de oirme y él se guardó muy mucho de volver a pitar y gritar por mi calle.

Chirly dijo...

Suena drástico, pero se por experiencia que no lo es tanto:
- Si desde su ventana tiene buen ángulo disparela perdigones (de copa mejor) con la típica carabina de aire comprimido. No hacen más daño que una pedrada y es absolutamente inofensiva si dispara cuando el sujeto está de espaldas y de cintura para abajo (por si acaso se gira de repente). Así disuadí yo de unos cuantos indeseables de frecuentar cierto parque céntrico de Valladolid en otro tiempo.
- Me estoy acordando que en otra ocasión llené bolsas de la compra con dos o tres litros de agua y los arrojé desde un alto piso a la calzada unos metros antes de la cabecera de una manifestación de CCOO que ante el estallido se detuvo un buen rato (es importante tener el cuidado de no dar directamente a nadie en la cabeza, ya que dos o tres litros de agua no dejan de ser dos o tres kilos de peso, suficientes para provocar una lesión).

En ambos casos es necesario que tenga la posibilidad de evitar que le van ya que puede buscarse un problema si le denuncian a usted.

Espero que acoja de buen grado cualquiera de mis consejos (especialmente efectivo, a la par que lúdico, el de la carabina), y que llevarlos a cabo le permita el descanso que sin duda merece.

Al Neri dijo...

Gracias, gracias a todos por sus consejos.

Perroviejo, muy bueno lo del meloneroooo, pero hágase cuenta de que esto no es Valdestillas y que sería de mal efecto asomarme a la ventana a berrear todo lo que se me pasa por la cabeza.

Sr. Chirly, no entiendo bien algunas cosas que dice. ¿Por qué había que tener cuidado de no darle a ningún sindicalero directamente en la cabeza?, ¿qué problema hay? Por otra parte, no tengo una carabina de esas. ¿Vale una escopeta normal con cartuchos de postas?

perroviejo dijo...

Sr.Neri lo ha entendido mal, yo no grité, no levanté la voz ni un poquitín creo que le convencieron mi tono y mi mirada, pero nada de gritos (salvo los suyos al vender).


Por cierto, yo sí tengo una pistola de perdigones.

El último de Filipinas dijo...

Una noche un grupo de jóvenes tuvo a bien organizar una velada de botellón bajo mi ventana.
Decidí arrojarles el vaso de agua que me disponía a beber.
Eso sí, se me olvidó quitar los hielos que lo enfriaban y que yo vivo en un 9º.
No han vuelto.

alco dijo...

Ante un enemigo tan persistente, constante y poderoso, ya que se puede sospechar que maneja las armas blancas con soltura y eficacia, hay que utilizar la guerra de guerrillas, nunca el enfrentamiento en campo abierto. Un amigo suyo, pongamos el subdirector, -importante que viva lejos, que la bruja no pueda relacionarlo con el sitio- debe presentarle un conjunto de artilugios roñosos y gastados para afilar. Mientras la bruja se concentra en la labor, usted le raja las ruedas que pueda de la furgoneta, o le pone unos trapos a presión en el tubo de escape o algo así. Cuando acabe su sabotaje, desaparece tan sigilosamente como llegó y su amigo emprende veloz huída sin previo aviso. Un segundo amigo puede grabar los improperios de la bruja para reirse el resto del día.

Aprendiz dijo...

jajajajaja qué agresividad Al Neri!!
Me da a mí que vas a tener que sustituir tu sesión de cine de las noches de los viernes a los sábados por la mañana!! ;-)

sefo dijo...

Creo que legalmente no habría nada que hacer porque a partir de las 9 se pueden hacer ruidos y la ley no prevee que haya marmotas que duermen hasta las 11.

perroviejo dijo...

¿No está prohibida la venta ambulante? Pues esto es venta ambulante de servicios de afilado.

mujer prevenida vale por dos dijo...

Si consigue que vaya otro afilador el viernes y haga el mismo trabajo pero más barato... su afiladora en poco tiempo comprenderá que o cambia de día o cambia de lugar.

la amante del afilaor. dijo...

Pero,a ver deja que trabaje mi churri,que lo único que hace es buscarse la vida cada sábado,uy.....,y lo bien que bocifera,¡pero si parece un tenor!,a mí es que me tiene encandilá,y no te digo ya,lo bien que afila los cuchillos,es un perlita cuchillero,y no,no paga impuestos,estaría bueno,con lo mal que nos desgorbiena el z.p.,encima pagarle,pos no,yo lo que e aconsejo,es que le bajes to los cuchillos que tengas,que te los va a dejá,como si acabaras de comprarlo,es que hace maravillas,hasta te vas a acabar alegrando de que pase cada sábado por tu puerta.Por cierto la ta los altavoces,es mi cuñá,que no veas como canta,ya le diré que pal próximo sábado te cante la zarzamora,a to volumen,y te haga un zapateao,taconeao,en tu portal,poruq es que lo borda,y que se lleve además a los 6 chiquilos que tiene,y te canten el tamborilero¡uy!.que ambiente va a tener tu calle.Bueno tengo también un primo hermano,que es el que le pone las fundas a los sofas,y lleva unos altavoces,que ni el aeroperto del Prat,ya le diré que se pase también por tu calle,a ofrecer su mercancía,eso sí,pa que no coincidan los dos,y se aturrullen,le diré a mi primo que se pase los dmingos a primera hora,y es que además canta como un barítono,no si la final me lo acabarás agradeciendo,en fin,que tengas buenos fines de semana.

Teutates dijo...

Pobre afiladora... Ganandose el pan para su prole y a usted le parece mal que le despierte un sábado antes de las 11. Que perverso es usted señor Neri, pensando en denunciarla a los buitres de hacienda o a los carroñeros de las SS. Deje que viva la afiladora con su pobre oficio, que no sacará en un año lo que gana usted en un par de meses.
Acuéstesé pronto el viernes y como dice aprendiz pase su cine-forum y sus lecturas al sábado por la mañana y disfrute al mismo tiempo del encanto, perdido en muchos sitios, de que pase por su calle el afilador.

El Subdirector del Banco Arús dijo...

Bueno. He estado ausente y bastante ocupado durante la última semana y sólo he podido leer el blog de ciento en viento. A ver si me pongo manos a la obra. Además, tengo material para escribir varias entradas.

Con respecto a esto. Creo que levantarse a las once es de mangarrianes. No se queje usted tanto, hombre, que se está convirtiendo en una nenaza aburguesada. Además, estando casado, hay cosas mejores que hacer en la cama que dormir. Y seguro que así se levantaría de mejor humor. Y, si no, cene kellog's como dice el anuncio.

También puede usted beberse un litro de agua tibia (o con té) antes de irse a dormir, como muy bien recomendaba Baden Powell. Verá como se despierta antes de las once.

No puedo comprender que la gente duerma hasta tan tarde. Ni cuando vuelvo a casa a las seis de la mañana de una juerga -cada vez más escasas- soy capaz de dormir más allá de las diez.