miércoles, 25 de febrero de 2009

AMISTAD Y ADMIRACIÓN

Siempre he considerado la amistad como un sentimiento o un tipo de relación enormemente sobrevalorados. Pese a ello, creo que en la vida he tenido suerte en este terreno, pues he contado desde niño con muy buenos amigos y entiendo que yo no he hecho mal papel, pues soy capaz de cualquier cosa que me pida un colega o una persona a la que aprecio.

Otro día si queréis podemos hablar del concepto de amistad y de lo prostituido que está; de sus límites; de los abusos de confianza que se producen con el pretexto de una relación amistosa; de los hándicaps de este curioso sentimiento, y también sobre su estrecha vinculación con situaciones de necesidad (soledad), con circunstancias temporales (no tener pareja, estudiar juntos…) y con la afinidad y proximidad entre las personas, lo que se traduce en la práctica en una fecha de caducidad casi segura: en cuanto desaparecen necesidades, varían circunstancias o hay kilómetros (o falta de tiempo) de por medio.

Pero como indica el título de la entrada, yo quiero centrarme en la gran relación que yo veo entre admiración y amistad. Muy simplificadamente, a mí me resulta difícil hacerme amigo de una persona o cogerla cariño si no la admiro, y de la misma manera, suelo perder interés y afecto por aquellos amigos, incluso de toda la vida, a los que dejo de considerar dignos de admiración.
Hablo de admiración en sentido muy amplio, pero a mí la gente que me engancha casi siempre lo hace al dejarme boquiabierto por alguna virtud o capacidad que yo considero muy valiosa e incluso envidio por carecer yo completamente de ella. Por poner ejemplos, suelo simpatizar con personas con valores como los siguientes:

- La inteligencia y la cultura (esto es exagerado, pues me lleva a veces a un cierto “elitismo intelectual” y al “desprecio” consiguiente hacia quienes yo considero estúpidos o hacia quienes, habiendo tenido oportunidad de estudiar o aprender, siguen siendo unos analfabetos).


- El don de gentes (por ser algo de lo que yo carezco por completo y que considero utilísimo en la vida).

- La simpatía y la dulzura (por razones análogas a la anterior)

- Tener buena conversación (me encanta charlar y detesto a los amantes de los monosílabos o a los que son incapaces de meterse a fondo en un debate)

- La disciplina y la fuerza de voluntad (los que son así me parecen verdaderos héroes que me encandilan).

- El sentido del humor (ha habido amigos con los que he “roto” porque éramos totalmente incompatibles en esto, y que conste que no me refiero a que no aguantaban mis bromas pesadas, sino a que la seriedad excesiva me estomaga)

- La educación y el saber estar cuando hay que saber estar.

- La coherencia rigurosa (que me ha llevado a tener algunos amigos –no muchos- con ideas muy distintas a las mías)

- La capacidad de trabajo (admiro a la gente con iniciativa, que se esfuerza por aprender, que estudia, que trabaja, que lucha y que sabe buscarse la vida)

- La bondad y la empatía con los demás (por ser también lagunas mías importantes, me encanta rodearme de gente así, por si se me pega algo. Estos son los rasgos principales de mis amigos de siempre)

- La puntualidad (odio a las personas impuntuales -las fusilaría- y he perdido muchos respetos y afectos por este motivo. A pesar de ello, me encanta la frase de Umbral: “La puntualidad es la moral externa de los hombres de moral contradictoria”)

- Determinadas habilidades (curiosamente tiendo a tener buenas vibraciones con mis colegas más habilidosos con las mujeres, y admiro muchísimo a la gente que domina la informática u otras áreas tecnológicas)

- La valentía y la personalidad (éste es importantísimo para mí. He llegado a desarrollar fobia hacia conocidos o amigos que nunca se mojan, siempre quieren quedar bien o ser correctos, o se callan las cosas que no les gustan)

- El carácter fuerte (tiendo a huir de las personas que siempre tienen algún motivo para quejarse y lloriquear. Yo siempre digo a mis colegas: “Cuando quedéis conmigo, salid de casa meaos, cagaos y lloraos”)

Y luego en sentido negativo, me inspira bastante desconfianza la gente que bebe mucho alcohol, la gente que no bebe jamás y los que son demasiado callados, que me dan muy mala espina.

Si carecéis de la mayoría de las características enumeradas, difícilmente podremos ser muy buenos amigos. Por supuesto que ni yo soy perfecto ni jamás lo seré, y entiendo de sobra que haya gente a la que también le resulte complicado conectar conmigo por mis defectos o por lo poco que me admira. Pero honestamente para mí es imposible concebir una amistad sin que haya algo que me cautive, que me sorprenda, que me anime a imitar, que me ayude a aprender cosas cuando estoy con esa persona o que me haga enorgullecerme de su compañía y de su cariño.

15 comentarios:

Aprendiz dijo...

¡Me parto de risa con lo que escribes! (En serio, no es ironía)

Eres muy duro Al Neri, aunque te doy la razón en todo lo que has escrito, pero parece ser que te has dejado muchos amigos por el camino...No creo que exista una persona con todas esas cualidades, ni siquiera sé si con la mayoría.

Pero me pasa como a tí, me gusta rodearme de gente inteligente por si se me pega algo, de hecho en la universidad me gusta juntarme con los más listos para motivarme a estudiar...

Es triste, pero es verdad, hay gente que no aporta nada (al menos a mí), yo no las voy a despreciar, pero es cierto que no me interesaré por ellas.

Me encanta la gente que es polifacética, no sé si tienen mucho mérito porque le sale de forma natural, pero yo lo admiro.

Besos

Aprendiz dijo...

Por cierto, si conoces en persona al de la foto, me gustaría conocerlo... ;p

Al Neri dijo...

Aprendiz, no se trata de que para ser amigo mío haya que cumplir todas esas cualidades al 100%, sino que son las cualidades que más me atraen de la gente y por lo tanto quien tiene alguna de ellas (y si son mayoría, mejor) tiene muchas más posibilidades de congeniar conmigo. Quizá lo he expresado demasiado duramente.

No he dejado muchos amigos por el camino en el sentido de discutir o enfadarme. Pero sí es verdad que algunas de mis relaciones amistosas han tendido a enfríarse en parte porque esas personas me han decepcionado y en parte porque yo las habré defraudado a ellas.

Los de la foto somos Miquelino y yo en Benidorm hace dos años.

porlafamiliaporlavida dijo...

La admiración es fundamental en la relación con los demás, si no admiras a alguien, difícilmente tendrás algún tipo de relación ya sea de amistad o amorosa. Esa admiración por una determinada cualidad es la que te hace querer conocer más de la otra persona, aunque claro muchas veces, hay poco más que esa virtud o don admirado, y al conocer un poco más nos damos cuenta de que no encajamos con esa persona.

Pero exactamente, ¿qué es ser amigos?¿cómo se mide una amistad? ¿no es cierto que entre amigos siempre hay una parte que da más?

Un abrazote Al.

Anaroski.

porlafamiliaporlavida dijo...

Perdón se me olvidaba. ¿Que tu eres uno de los dos que están en la foto? ¿seguro? No sé si te enfadarás, pero a mi no me la das, que esos tienen una pinta de gays que no pueden con ella, y a ti como que ese perfil no te va mucho.

Veneficus dijo...

Tiene razón Anaroski, en la foto parecen los protagonistas de "Broke Back Mountain" mientras jugaban en el monte ...

Miquelino Flynn dijo...

Porlafamiliaporlavida y por todos mis compañeros... en el caso del Sr. Neri no le cuadra, ¿y en el mio? ¿Mi perfil sí se ajusta con el que trasluce la foto? ¡Ay, ay, ay! ¿Qué me estás diciendo? Mira, bonita, a mi los muslos de una chica me gustan más que los del pollo asado y la pechuga más que la del pavo. ;)

Sr. Neri, ¿qué ha hecho? Esa foto debería haber quedado en el más completo de los olvidos. Me está usted hundiendo. A usted le da igual porque ya se esfozará de demostrar a la Sra. Neri la realidad, pero en mi caso... Que uno todavía está en el mercado, hombre. Y hay que cuidar muy mucho la reputación sobre todo desde que estamos inmersos en esta salida multitudinaria de armarios. ¿Por qué lo ha hecho? Será que a la vista de que no cumplo con ninguno de sus puntos no me considera un amigo. Que, por cierto, vaya capacidad de análisis que tiene, yo en mi vida me he parado a darle tantas vueltas a las razones por las que soy amigo de alguien.

En mi descargo he de decir que yo soy el de la izquierda que, como se puede comprobar, intenta zafarse del acoso de su "amigo".

F.A. dijo...

La amistad es un sentimiento. La admiración una actitud. Suelen ir de la mano pero no necesariamente.
Yo tengo amigos a los que no admiro especialmente (que es diferente a que no me gusten cosas de ellos), pero me hacen sentir bien y me gusta estar con ellos, me quieren y les quiero. También admiro a muchas personas a las que no tengo el placer de conocer o que conociéndolas, admiro su capacidad para ciertas cosas pero no me inspiran cariño.
Espero no me den otra patada, como a los perros.

LANGOR dijo...

Con el permiso de Al Neri voy a desviar un poco el tema:

¿Estamos predestinados a entendernos mejor (amistad/romanticismo) con algunas personas concretas?

No se si conocereis la teoria Myers - Briggs sobre los diferentes tipos de temperamentos existentes (basada en la doctrina de los arquetipos jungianos).
Basicamente es un sistema de clasificacion de temperamentos (caracter = temperamento (innato) + experiencias vitales (circunstancias vitales y experiencias).

Segun esta doctrina estamos en general mas predispuestos a entendernos con unos tipos concretos de temperamentos y menos con otros.

Quede claro que es una generalizacion y como tal debe ser tomada con mucho cuidado, pero he de reconocer que en mi caso particular y varios otros que conozco bien funciona (Yo soy un racionalista y tengo una cantidad sorprendente de amigos que son idealistas o artesanos).

Quiza parezca una tonteria asi que espero vuestras opiniones...

sefo dijo...

Yo tambien creo que la admiracion es imprescindible en la amistad pero tambien en la pareja. No mola estar con alguien a quien no admiras, valoras, envidias sanamente o aprendes o creces a su lado. F.A, si te sientes bien con un amigo y le quieres seguramente es porque te sientes atraido por sus cualidades es decir que le admiras, es lo que dice Langor, que te sientes atraido con gente con un determinado caracter...
Me parece que las cualidades que ha dicho Nery pueden parecer exigentes pero yo tambien las valoro y en el fondo no creo que sea pedir tanto que alguien sea serio y te puedas fiar de el, buena persona, que sea agradable estar con el porque tiene sentido del humor o sabe mantener una conversacion, o tenga un nivel cultural parecido al tuyo que te permita compartir inquietudes. Lo que no estoy deacuerdo es lo de salir de casa meao cagao y llorao, creo que alguien tiene derecho a mostrarse debil y a contar las penas e inquietudes a sus amigos y sentirse escuchados, lo contrario no es ser buen amigo, Nery.

Álvaro dijo...

Al Neri - Excelente entrada que suscribo "casi" al 100%.

Por una parte, una duda: no entiendo eso de "enormemente sobrevalorados".

Por otra parte, una pega: cómo muy bien ha dicho sefo el carácter fuerte no está reñido con mostrar la propia flaqueza, el dolor o la debilidad y es precisamente en el ámbito de confianza, intimidad y apoyo recíproco que se da en una relación de amistad dónde se pueden y se deben mostrar. Lo contrario sería una relación cuasimercantil.

PD: Como ya ha apuntado algún comentarista la fotografía que acompaña al texto es, a mi entender, un pelín desacertada dada la ambiguedad y el tufillo que desprende. Eso sí, Miquelino Flynn y usted salen muy guapos.

Al Neri dijo...

En primer lugar, por si alguien no ha pillado que se trataba de una broma, me permito aclarar que Miquelino y yo no somos, ni mucho menos, los afectuosos jóvenes de la foto.

Miquelino.- No doy vueltas a "las razones por las que soy amigo" de la gente, simplemente os cuento las cosas que yo valoro en la gente y que me hacen tener más afinidad con ella.

F.A.- Tienes toda la razón,, pero de verdad que a mí me resulta difícil ser buen amigo de alguien de quien no esté orgulloso por algo.

Sefo.- Estoy contigo en todo. Lo de cagao, meao y llorao es porque algunos amigos confunden la amistad con un gabinete de psicología. Desahogarse está bien, pero hay que medirse un poco para no ser insoportable.

Álvaro.- Lo de que la amistad está muy sobrevalorada me refiero sobre todo a que es un concepto muy prostituido y que decimos "tengo un amigo" en cuanto conocemos a alguien de verle tres veces. La amistad verdadera me parece importante, aunque también le digo que al final, en los momentos verdaderamente difíciles, quien está al pie del cañón suele ser la familia, y las madres sobre todo. Ni la amistad ni el amor de pareja son sentimientos tan incondicionales como parece.

Miquelino Flynn dijo...

A lo mejor me he explicado mal, yo también valoro muchas de esas cosas de las que ha mencionado, como creo que hacemos todos, aunque luego también hay que tener en cuenta la influencia de las circunstancias, los imprevistos... Lo que pasa es que por un momento me le imaginé al microscopio analizando a cada uno de sus amigos y con el decálogo al lado de los criterios a cumplir por el bichito en cuestión para determinar si es apto o no.

En cuanto a la foto, ya se ha aclarado. Pero yo me quedo con una duda que me quita el sueño desde hace días.

Pantera Rosa con Nube dijo...

Queridísimo Neri, me alucina tu capacidad para destilar en principios racionales lo que otros nos limitamos a ver como algo que surge de la empatía, de la buena disposición del otro y del roce que hace el cariño. Creo que tienes mucha razón en el concepto de necesidad, de caducidad y vulnerabilidad de la Amistad. Besos

SUSI dijo...

Existe un proverbio del Congo q dice:La amistad,es una tela,una red muy fina,invisible.A lo largo de los años,esa red captura cosas,intereses mezquinos,o disfrazados,ambición,deseos eróticos,halagos,criticas,silencios.Si la red sobrevive es un milagro....y se llama amistad.
Un beso muy fuerte,para todos esos amigos q tenemos,lo q siempre están.