lunes, 23 de mayo de 2011

HISTORIAS DE ESPAÑA VIEJA (XIV): GUERRILLERAS. 4ª Parte.


María Martina Ibaibarriaga Elorriaga (Manuel Martínez) . Bérriz (Vizcaya) 1788 - Oña (Burgos) 1849.

Mujer de gran carácter y que, haciéndose pasar por varón, tomó el nombre de Manuel Martínez con el propósito de vengar el asesinato de sus padres y un hermano a manos de los franceses cuando asaltaron su villa natal, Bérriz, el 16 de agosto de 1808.


Tomó parte en diversas acciones militares, integrándose en la partida del Cura Merino en Burgos. Luchó en el sitio de Zaragoza. Durante una operación en Barbastro fue herida gravemente, momento en el que se descubre su condición femenina.


En junio de 1813 se distinguió especialmente en la Batalla de Vitoria al frente de un regimiento en el que alcanzó el empleo de coronel.








12 comentarios:

Al Neri dijo...

Esta no habría votado a BILDU.

Aprendiz de brujo dijo...

Oiga ríase de Paco Clavel o de Carla Antonelli, menuda transformer estaba hecha nuestra heroina.
En serio me encantan estas mujeres valerosas.Son un ejemplo de gallardía y de feminismo bien entendido.
Por cierto ayer llamé a Neri cunado depositaba mi voto en la urna, para compartir con él un momento tan emotivo...
Un saludo democrático para todos.

Álex dijo...

Por curiosidad he buscado en google el nombre de esta buena mujer y he visto que la información no es muy amplia, con 2 ó 3 redacciones que se repiten en varios sitios; una de ellas, no sé si fiable, incluye aspectos menos brillantes de su biografía. Me ha sorprendido que tenga una página en facebook, nada menos, con un marcador de "a 0 personas les gusta esto".
Feliz semana a todos

Mª Asunción Balonga Figuerola dijo...

¡Hola a todos!
Una cosita muy breve: ¡qué difícil hacerse pasar por un señor nada menos que en el Ejército!...¡no querría ofender pero me temo que nuestra heroína era una valiente pero como mujer...más bien feíta ¿verdad?, ¡Perdonen la frivolidad!
Cordialmente
Asun

BFS dijo...

A mi las mujeres que se hacen pasar por hombres no me parece que sea un acto heroico.
Si esta mujer hubiera conseguido lo que consiguió como hombre, entonces ya, sería otra cosa.

alco dijo...

No conocía esta historia que cuenta, Sr Subdirector. El caso más conocido de mujer disfrazada de hombre y que sirve heroicamente en el ejército es el de Catalina de Erauso, la "Monja Alférez". También era vasca. Que raro, ¿verdad?

nagore dijo...

Alco majo! Pues yo ni me llamo Pepe, ni tengo bigote.
Salao...

nagore dijo...

Claro! tampoco soy ninguna heroína, pero sí, se me ocurren un par de razones...

Anónimo dijo...

Estas vascas son unas bolleras.

alco dijo...

Nagore,
disculpe, he hecho un chiste fácil e injusto, se me ha pasado por la cabeza porque en las noticias de hoy he visto a las nenas de Bildu, con esta estética que se gastan (que peinados!), y he generalizado injustamente. En cambio, me encanta Arantxa Quiroga.

nagore dijo...

Disculpau!!!
Si es que... tiene usted razón!!!

Dulcinea dijo...

Anónimo, bocazas, un bollo es lo que tienes tú en el cerebro.