domingo, 29 de agosto de 2010

¡QUE SUPRIMAN LAS FIESTAS!

La situación financiera de los ayuntamientos españoles en general y de los castellanos y leoneses en particular es muy, muy jodida. Ya están empezando a verse las primeras consecuencias, pero en pocos meses asistiremos a auténticos dramas en muchos pueblos pequeños y no tan pequeños que ya se encuentran prácticamente en bancarrota. Desde hace un año acumulan deudas millonarias con numerosas empresas; obras esenciales para los ciudadanos, viviendas, carreteras o servicios públicos de vital importancia han quedado paralizados por falta de pasta. En general las entidades locales suplican a las administraciones mayores para que las saquen del agujero y en poco tiempo será imprescindible una amplia línea de subvenciones autonómicas destinadas a los ayuntamientos.

Sin embargo, a pesar de esta crisis salvaje que muchos parecen no querer ver en su verdadera dimensión, no veo que en ninguna localidad se les haya ocurrido aplicar antes que nada una medida elemental que les haría ahorrar bastante dinero: suprimir íntegramente las fiestas de este año. Nuestra España de pandereta no tiene remedio. Los españoles podemos estar en paro de larga duración o muriéndonos de hambre, pero los encierros, la disco-movida de la plaza, los cantantes y los fuegos artificiales de las fiestas que no nos los quiten ni en broma.

Estas dos semanas se está celebrando gran parte de las festejos patronales de los pueblos de mi provincia y, aunque muchos alcaldes ya han anunciado un recorte en estas partidas, a mí me resulta escandaloso que, dada la situación, no recurran a la decisión draconiana de suspender por completo las fiestas al menos este ejercicio.

¡Que no nos vamos a morir, coño! Que no pasa nada por cepillarnos las fiestas y ahorrar dinero para pagar deudas (que es lo prioritario si no queremos que se hundan las empresas) y para auxiliar a los vecinos más necesitados, a los que se les haya acabado el paro. Seamos un poco serios y ya disfrutaremos el año que viene. Diferenciemos lo importante de lo accesorio.

Con lo que algunos alcaldes se van a gastar en actuaciones de artistas o en encierros, y encima después de no haber aplicado la reducción de sueldo a sus funcionarios, no sé cómo pueden tener el morro de llorar como lloran y de pedir como piden al Estado, a la Junta y a quien pillan.


23 comentarios:

Zorro de Segovia dijo...

también soy castellano, concretamente de Segovia. En mi pueblo de 154 empadronados, hemos tenido orquesta el jueves, viernes, sábado y domingo. El sábado dos, ¡DOS!

En el ayuntamiento me dijeron que no habíamos gastado un solo euro más que otros años. Entiendo por tanto que el representante de las orquestas nos ha "regalado" algo.

Ya nos lo cobrará.

marian dijo...

Si la gente está de fiesta no protesta Sr.Neri.
Así que a los "desgobernantes" no les interesa suprimirlas, al contrario.
Usted sabe en que localidad vivo, busque en los periódicos y boletines ese nombre.
Así andamos, pero aún los vecinos quieren un día de toros en septiembre.
El suministro de agua una puñetera mierda, pero arreglarlo no divierte un día al año.

Aprendiz de brujo dijo...

Nunca estaré más de acuerdo contigo.
Fuera cutrefiestas.Ya estoy viendo el viernes la que se va a liar por el centro de Valladolid, que se queda hecho una cochinera, lleno de borrachos que te ponen perdido si te descuidas.
Por los únicos que lo sentiría sería por los amigos hosteleros, que los tengo y muy buenos.

Isel dijo...

Quizá en algunas localidades habría que ver si económicamente merecen la pena, por el aumento de consumo en hostelería y restauración que supone parte de una repercusión en la imagen de la ciudad, eso más difícil de calcular. Esto me temo que solos eda en ciuedades algo grandes y con tirón pero en pueblos pequeños lo dudo mucho. Si las fuiestas consiguen un aumento en los ingresos pues habría que ajustarse, almenos en estos tiempos a lo que realmente ganamos de más...
También habría que diferenciar entre los distintos ayuntamientos, por lo que yo conozco, poco, de la ssituación, algunos estás mejor gestionados, como el de Valladolid por lo poco que sé, de los pocos que sin estar fuera de dificultades, sigue pagando en un tiempo razonable a los proveedores.

Espartaco dijo...

"Pan y circo", es el resumen del interés del pueblo. El futuro pinta peor, las generaciones que se "educaron" a partir del 2000 son carne del cañón en temas de interés social.
El ayuntamiento de Valladolid tiene una deuda pública de -1.547.211,81€ (fuente: http://www.expansion.com/2010/08/24/economia/1282686109.html), este año ha realizado un "esfuerzo de austeridad" en el presupuesto de las fiestas, ha gastado 50.000€ menos (SÓLO), con un presupuesto de 1.173.150€. Si nos enteramos de que alguien pide un préstamo para irse de vacaciones, nos echamos las manos a la cabeza, ¿y si lo hace un ayuntamiento?.
Todo para que la ciudad se llene de porquería, de borrachos, de paletos de pueblo que vienen a la ciudad a demostrar que son más cazurros que nadie, de gente criada en cuadras que salen de su agujero para molestar todo el mundo.
Las fiestas son una veda abierta para que todos los indesables salgan a la calle a comportarse como animales, y no terminen en el calabozo, que es donde estarían si hicienran lo mismo en otra época.
Y todo pagado con los impuestos, que acribillan mis cuentas para que otros se emborrachen.
No sigo porque este tema me altera de verdad.

Teutates dijo...

PUse por dar una opinión distinta, más que por quitar razón a lo que se ha dicho, con lo que estoy bastante de acerdo, imagino que para muchos ayuntamientos las fiestas significan dos cosas, en el mejor de los casos tener un balance positivo tras la inversión de las fiestas, y en el más negativo para las arcas públicas, provocar una situación através de la cual se generan empleos y se genera consumo, algo positivo para el ciudadano de a pié. En Valladolid sólo las casetas de día, generan importantes ingresos al ayuntamiento y se crean bastantes empleos por poner un ejemplo. También los comerciantes ganan afluencia de público que se traduce en mayores ventas, y el sector de la hostelería en general, hace el agosto, no sólo los bares y restaurantes, sino también los hoteles. Las fiestas dejan mucho dinero en las economías locales, por eso los ayuntamiento no pueden prescindir de ellas.
Luego hay otra versión de las fiestas que ya se da en pueblos pequeños cómo el de mi mujer, en el que los vecinos cofinancian las fiestas con el ayuntamiento, esto sucede desde que el alcalde (socialista) se puso sueldo por ir unos ratillos al mes al ayuntamiento (1200€ mensuales). En este caso yo suprimiría el sueldo del alcalde (que nunca lo tuvo cuando gobernaron otros) y mantendría íntegras las fiestas.

Al Neri dijo...

A ver, es que no es necesario quitar las casetas y cosas así. No son un gasto para el Ayuntamiento, sino un ingreso y es cierto que incentivan el consumo y salvan al sector hostelero (que no es santo de mi devoción y me parecen unos cacicones, pero bueno).

Lo que hay que cargarse son los festejos taurinos (este año), las infraestructuras festivas, la promoción, los fuegos artificiales y sobre todo los cantantes. Los conciertos en la Plaza Mayor de Vallaolid siempre me han parecido que sobran.

En cuanto al ambiente de las Fiestas, cada uno se busca su propio ambiente. Se podría acabar con los excesos de los que habla Espartaco sin necesidad de perjudicar las fiestas.

Anónimo dijo...

Todas las Administraciones gastan en cosas que no deberían igual que lo hacemos todos los ciudadanos, creo que es un mal endémico de los españoles.... No se equivoque Sr. Neri, las Administraciones autonómicas también reciben dinero de Papa Estado y se lo gastan en chorradas sin sentido, que quizás no tienen tanto alcance como las fiestas de un pueblo/ciudad.... por eso de que las administraciones locales son las más proximas al ciudadano... ¿Se imagina usted a determinados consejeros de comunidades autónomos organizando fiestas en pueblos o ciudades?, podría ser el despilfarro por el despilfarro...

Al Neri dijo...

Pues sí, Abónimo, mejor ni imaginármelo...

Dulcinea dijo...

No, si en tu pueblo, Marian, no hacen falta fiestas, mira tu sobrina, para qué necesita más diversión.
Las fiestas de los pueblos son una ocasión para los abusos del alcohol y para la promiscuidad y estoy muy deacuerdo con Espartaco y Aprendiz de brujo en que parece una competición de haber quien es mas cazurro y quien hace más estropicios.
El que quiera fiestas que se las pague él.

La pluma viperina dijo...

Dulcinea, las costumbres de la sobrina de Marian no son objeto de este post, y, como usted sabe, es necesario respetar a los demás y no dedicarse por sistema y sin venir a cuento a meterse con el resto de participantes.

Dulcinea dijo...

Ya, lo que pasa es que en la Pluma mucho decir que sois católicos, patriotas y que defendeis las tradiciones y luego en cuanto tienes ocasión apoyas el progresismo y la promiscuidad.

Al Neri dijo...

Dulcinea, ya es suficiente.

marian dijo...

Efectivamente, no es necesario acabar con todas las actividades de las fiestas pero sí se puede recortar gastos en cosas que son prescindibles y más en tiempos de crisis.

Teutates dijo...

Si ya decía Aristóteles que la virtud está en el término medio.

Suso dijo...

Las fiestas, en mi opinión, sobran en la mayoría de actividades que se organizan: ni cantantes (¿qué hace el ayuntamiento de Valladolid contratando, por ejemplo, a Bosé, o a la Pantoja)...el que quiera verles que se lo pague...fuegos artificiales (¿quién los va a ver?)...la "parade dance" , un putefirio cutre con peña que cazan a lazo de los pueblos ( las titis y los boys de las carrozas, que son tractores disfrazados, son peña de los barrios haciendo el imbécil)

En fin, que no me da para más la entrada...estoy con Neri.

Dulcinea, insisto,tú eres andrógina.

sandra dijo...

En mi pueblo y alrededores, las fiestas se las pagan los vecinos...

Hay una comisión de fiestas que se encarga de recaudar cuartos de diversas formas: llevan un bar cuyas ganancias son para las fiestas, organizan un bingo los domingos, etc, etc. Además de estos ingresos, luego está una aportación del ayuntamiento a la parroquia. Y a esto añadir uno de los medios de fianaciación más originales: pedir casa por casa una ayuda para las fiestas. Y en mi pueblo somos unos 1500 habitantes.

Eso sí, aquí ni toros ni nada de nada: para cada día se contrata una coral (para la Misa), una banda de música para amenizar la mañana y después de la Misa, una orquesta para la marcha de la noche. Y para pagar los fuegos (que no son artificiales, son simple ruido, simples cohetes).

sandra dijo...

En mi pueblo y alrededores, las fiestas se las pagan los vecinos...

Hay una comisión de fiestas que se encarga de recaudar cuartos de diversas formas: llevan un bar cuyas ganancias son para las fiestas, organizan un bingo los domingos, etc, etc. Además de estos ingresos, luego está una aportación del ayuntamiento a la parroquia. Y a esto añadir uno de los medios de fianaciación más originales: pedir casa por casa una ayuda para las fiestas. Y en mi pueblo somos unos 1500 habitantes.

Eso sí, aquí ni toros ni nada de nada: para cada día se contrata una coral (para la Misa), una banda de música para amenizar la mañana y después de la Misa, una orquesta para la marcha de la noche. Y para pagar los fuegos (que no son artificiales, son simple ruido, simples cohetes).

sandra dijo...

Dulcinea...
A riesgo de que te ensañes conmigo, lo cual, la verdad, me importa un pepino, no puedo ni quiero reprimirme tras el comentario que has hecho a Marian...

De verdad, Dulcinea, yo no sé si eres tan mala persona (por no decir otra cosa) como pareces porque practicas o porque eres así de nacimiento.

Me pareces un ser rastrero y con una vida sumamente triste si, como creo, escribes estas cosas sólo por picar a la gente. Si es tu caso, háztelo mirar.

Y si realmente eres así, y semejantes frases brotan de tu neurona de forma natural, debes acudir lo antes posible a un especialista.

Y si eres una persona con un mínimo de inteligencia le pedirás disculpas a Marian y a los miembros de la Pluma porque "lo peor no es cometer un error, sino tratar de justificarlo, en vez de aprovecharlo como aviso providencial de nuestra ligereza o ignorancia."

Y dicho, lo dicho, no hace falta que me contestes, porque lo que es yo, no pienso contestarte.

Dulcinea dijo...

Renegada a mí no me des lecciones.

La pluma viperina dijo...

Borraremos cualquier otra intervención sobre la discusión Marian-Dulcinea o cualquier descalificación.

El Subdirector del Banco Arús dijo...

Precisamente, en Palencia, ahora estamos celebrando las ferias y fiestas de San Antolín.

Desde hace uno años, el Ayuntamiento se las viene cargando, convirtiéndolas en una feria gastronómica con lo de las casetas y los mercados medievales (donde puedes comprar productos típicamente medievales como chorizo con pimentón, mojitos o café de Colombia).

Este tipo de cosas le sirve al Ayuntamiento, en realidad, para sacar mucho dinero pues cobra un pastón por cada puesto o caseta.

Al margen de esto, se nota que nos e quieren gastar mucho dinero pues Rosendo o Pastora Soler no creo que cobren demasiado y se han reducido los fuegos artificiales a un concurso de petardillos (ayer vi los peores fuegos del mundo).

De todas formas, es cierto que, si tanta crisis hay, y todos nos tenemos que apretar el cinturón (menudo palo le han dado a mi nómina de funcionario) debería suprimirse, antes que las obras del AVE, todos los gastos superfluos en políticos, administraciones triplicadas, chorradas varias como el cine español o subvenciones a asociaciones sarasas y, por supuesto, las ferias.

Pero, en la Democracia Liberal, donde los políticos profesionales viven de su popularidad y de su simpatía y no de su valía y resultados, creo que eso es imposible en una nación de tiñalpas de pandereta como la que nos ha tocado sufrir.

Anónimo dijo...

Buena idea para que se les pague a las empresas y estas no se vean obligadas a cerrar, aunque los puestos de trabajo que viven de luces, pólvora y castillos hinchables tengan que pagar el pato.