lunes, 5 de octubre de 2009

REFLEXIONES ALCOHÓLICAS

I- Estoy muy a favor del consumo de alcohol por personas adultas. Forma parte de nuestra cultura, de nuestra forma de ser, de nuestra forma de divertirnos y relacionarnos. El alcohol es sinónimo de vida, de fiesta, de alegría.

Es una sustancia inofensiva
que solo se hace peligrosa en manos de viciosos o estúpidos. Como cualquier otra cosa. Una barra de pan, por ejemplo, tiene un uso normal, pero puestos a pensar, puede utilizarse para algunas cosas perversas (metérsela en el ojo a alguien, por decir una).

II- Quien abusa del alcohol es un débil, un pelele. Conozco muchos casos de gente que pasó de tomarse una caña con limón a la semana a meterse diez cubatas todos los findes cuando les dejó la novia. Hay quien bebe para afrontar el paro, para sobrellevar una mala época, o para escaparse de problemas que sólo pueden resolverse echándole cojones.

III- Todo el mundo se alegra junto al que bebe vino. Todo el mundo anima a beber a los demás. Pero la pena para quien se convierte en esclavo del alcohol es la burla y el más duro ostracismo.

IV- ¿Cuál es el límite ético de la bebida? Para mí está claro. Es inmoral beber alcohol cuando tu salud se resiente (tú no eres dueño de tu cuerpo), cuando molestas o dañas a los demás y, sobre todo, cuando beber comienza a interferir negativamente en tu vida afectiva, familiar o profesional.

V- Admito que a alguien pueda no gustarle el sabor de los licores, pero estoy convencido de que el 95% de las personas que jamás, bajo ningún concepto, prueban una gota de alcohol (ni para brindar en un cumpleaños) tienen problemas personales o bien han sido alcohólicos o han sufrido este drama en la familia más cercana. Hay una peli genial de Imanol Uribe (Plenilunio) donde la protagonista le dice al protagonista cenando “Todo hombre que no bebe esconde un gran secreto”

Jamás me fiaré del todo de un abstemio integrista.

VI- El Estado debe proteger siempre al individuo. La venta flexible de alcohol es compatible con nuestra cultura y mentalidad, pero pienso que los poderes públicos deben imponer la mesura en el consumo. Por ello, no sólo debería penalizarse a quien conduce bajo los efectos de estas bebidas, sino también a los que presenten niveles muy altos de embriaguez en la vía pública, aunque vayan caminando. Esta medida prevendría peleas, accidentes, actos de vandalismo y otras lacras, amén de favorecer la dignidad de las personas. Quien quiera mamarse a saco, que lo haga en su casa.

VII- El alcoholismo (como la ludopatía, etc) no es ninguna enfermedad. Es solamente un vicio adquirido por gente sin voluntad. Si no hubiera existido el alcohol, los bebedores se habrían enviciado con otra cosa.

VIII- El alcohol y el tabaco no son ninguna droga como dicen los defensores de la legalización del cannabis. A diferencia de las drogas y sustancias psicotrópicas, el uso del alcohol no tiene por qué estar dirigido directamente a alterar la conciencia y el comportamiento del consumidor. De hecho, la mayoría de bebedores no lo usa para eso, sino como elemento gastronómico o de relación social. Quienes hacen un uso antinatural del alcohol son los que más cante dan, pero son una minoría.

IX- ¿Por qué conozco personas aparentemente agradables que cuando beben se vuelven unos gilipollas integrales y se dedican a dar el coñazo a los demás? Yo las pocas veces que me he tostado no le he dado la murga a nadie. Creo que mucha gente pone la excusa del alcohol para soltarse la melena y hacer y decir cosas que nunca haría sin beber. Tampoco me creo que un borracho violento, pesado o faltón sea una persona maja y ecuánime cuando está sobrio.

20 comentarios:

Suso dijo...

"el 95% de las personas que jamás, bajo ningún concepto, prueban una gota de alcohol (ni para brindar en un cumpleaños) tienen problemas personales o bien han sido alcohólicos o han sufrido este drama en la familia más cercana".

Yo a eso no le llamaría "problema personal". El tema es serio, y detrás de mucha de esa gente hay una lucha gigantesca por salir de un pozo.

Los que tienen problemas personales acostumbran a trasladar su problema a los demás, y afecta su entorno, los exalcohólicos, al menos los que yo conozco, les importa nada que tú bebas, y ellos, efectivamente, no prueban una gota, ni para brinadar el día de Navidad.

Para mi son héroes. Y les admiro

soldado_vikingo dijo...

Todos nos pasamos alguna que otra vez con la bebida, lo importante es saber comportarse y no hacer nada de lo que luego podamos arrepentirnos.

Maderal dijo...

Lo que mas me gusta de su artículo es la imagen escogida, ha dado usted en el clavo, ahora mismo me bebería un barcelo cola bien fresquito, saludos patrios.

Aprendiz dijo...

Yo no creo que el alcohol tenga nada de malo, la mayoría de la gente bebe con moderación y son pocas veces las que se le va la mano. De llevar el puntillo (bien cogido) a ir dando tumbos por la calle, hay una gran distancia y no se suele dar.

Es verdad que hoy en día hay cierto peligro con la gente joven, no sé si antes existía. Lo de los coma etílicos parece que está de moda pero yo creo que los casos que se dan son en menores de edad, con esos sí hay que tener cuidado. Pero al menos, por lo que yo veo, la gente sólo bebe los fines de semana y no suelen acabar mal.

Nicolás V. dijo...

El alcohol y el tabaco son drogas, ambas generan adicción, el tabaco es la droga que más muertes causa en el mundo, degenera todo los órganos del cuerpo humano desde el primer cigarrillo, y como toda droga el tabaco y el alcohol alteran el organismo o interactua con el, los fumadores son drogadictos, al igual que los alcoholicos, eso es así te guste o no te guste.

Anónimo dijo...

"el 95% de las personas que jamás, bajo ningún concepto, prueban una gota de alcohol (ni para brindar en un cumpleaños) tienen problemas personales o bien han sido alcohólicos o han sufrido este drama en la familia más cercana".
Y a tí que te importa cual es la razón por la que hayan elegido no beber, tu haz lo que te de la gana y deja de ir por la vida psicoanalizando a todo hijo de vecino porque si nos `pusiesemos contigo don perfecto.......material no nos falta

sefo dijo...

Yo estoy deacuerdo con Nicolas V en que el alcohol es una droga igual que cualquier otra. M parece fatal lo de sancionar al que vaya borracho por la calle, vamos es lo que nos faltaba por oir.
Lo que si estoy con Nery es que quien no bebe nada de nada ni un sorbito de champan para brindar pues no se si tiene un problema personal pero un poco rarete si que es y lo mas seguro es que tenga alguna fobia por haber visto de cerca el problema del alcoholismo. Me parece muy respetable pero creo que en un pais como españa una persona con ese comportamiento no se integrará muy bien.
El alcohol sin duda tiene mas ventajas que inconvenientes y es muy cierto que solo tienen problemas con el las personas que ya eran problematicas antes.

LANGOR dijo...

Buenos dias:

Yo en estos temas aplicacaria la yasa de Gengis Khan al tema:

"No emborracharse nunca mas de tres veces al mes, dos seria mejor, una realmente encomiable y ninguna lo que todos deberiamos de hacer, pero ¿a que clase de hombre puede pedirsele eso?"

A esta sabia reflexion añadiria que hay que beber siempre porque se esta alegre, nunca porque se esta triste.
Yo he seguido siempre estas dos maximas en mi relacion con la bebida.

En general Sr Neri, en este tema coincidimos.

Un saludo

Dulcinea dijo...

Me ha hecho mucha gracia el comentario de Langor.
Beber es una cosa muy personal de cada uno. Yo la verdad bebo muy poco salvo en fiestas o para alguna celebracion y no me considero ninguna persona rara y desintegrada, pero reconozco que todos los extremos son sospechosos, tanto el que se coge cogorzas todos los días como los integristas que dices que ni siquiera pueden dar un sorbo. Ninguno de los dos extremos creo que este muy equilibrado.
Tambien creo que los alcoholicos son cobardes que no saben afrontar las cosas igual que los drogadictos y otros vicios. Yo siempre digo lo mismo, lo mejor es mucho trabajo de sudar, de acabar rendido y en una semana se acaban todas los vicios.
Beber chatos o cañas es muy español, hay que ser un poco tolerante, pero tampoco beber puede ser la unica solucion para divertirse, como los de los botellones que son unos borrachos que encima lo dejan todo echo una mierda.

CR69-ADB dijo...

Por lo que respecta al alcohol yo estoy más bien con George Best. Creo que decía algo así:"En 1969 dejé las mujeres y el alcohol.Fueron los veinte minutos más horribles de mi vida".
Perdón por la licencia. El alcohol es un drama para muchas personas y no conviene trivializar el asunto.
Respeto muy mucho a los ex-alcohólicos, pero me cuesta mucho empatizar con aquellas personas que ejercen la abstinencia “de rebote”. Venía a decir Sabina el otro día que le encantaba el alcohol pero que odiaba a los borrachos. No es la ocurrencia más brillante precisamente del genio de Úbeda pero si me parece representativa de mi posición ante el alcohol. Me parece indispensable en determinados contextos y a su vez inasumible en otros, (conducción de vehículos, mezcla con medicamentos determinado, o peligro inminente de dependencia).
Pero en definitiva unas copitas y unas nenitas,-o por lo menos la ilusión por las nenitas; una botella de vino, una buena cena y unos amigos; una botella de güisqui y una partida..., joder son placeres que merece la pena probar en este mundo.

Dice un amigo mío que el alcohol es el único vicio que es complementa y enriquece del resto de los vicios. Y estoy muy de acuerdo con esa postura.
Por cierto: lo peor de todo son estos sujetos que beben mezclas deleznables como el ponche cola con lima o mariconadas por el estilo. Creo que era Miquelino Flin el que decía eso de”cuando bebo agua, bebo agua: cuando bebo güisqui, bebo güisqui”.Pues eso…
Dulci, preciosa, echa un vistazo a tu intervención antes de que el Subdirector, en un ejercicio de equidad con otros intervinientes te reconvenga públicamente. O quizás no. Tú no eres distinguida miembra de la progresía, televidenta asídua de Tele 5, ni llevas camisetas del che guevara.
No pasa nada. Yo estoy seguro que nadie de los que aquí entramos estamos libres de incurrir en un error similar-hablo en serio,(yo el primero) y "a cualquier monja se le puede escapar un pedo", que dicen en mi pueblo.
Por cierto el anónima ese que se ha dirigido a Al Neri en esos términos me merece el mismo respeto que Aramís Fuster.

CR69-ADB dijo...

FE DE ERRATAS:
...dice un amigo mío que el alcohol es el único vicio que se complementa y enriquece al resto de los vicios..

Fernando dijo...

Me parece un artículo interesante y valiente en algunos aspectos. No obstante, discrepo en algún punto, especialmente en el VIII. Por mucho que se quiera enmascarar, el auge del alcohol en nuestra civilización está directamente relacionado con la alteración de la conciencia que produce. Si no produjera ebriedad, el alcohol no sería lo que es. El estar ebrio, siempre dentro de ciertos márgenes, no es un uso antinatural del alcohol sino que es su uso principal. Nadie empezó a tomar alcohol porque le atrajera su aroma o sabor -de hecho la primera reacción suele ser de rechazo-, sino porque oyó que producía determinado efecto (desinhibidor, euforizante...). Ese efecto se suele notar a partir de la segunda copa. Es por ello que va tan bien para las relaciones sociales, no por sus cualidades gastronómicas, que no dudo que las tenga. La horchata de chufa o el mosto, por poner un ejemplo, no sirven como catalizadores sociales en la misma medida que el alcohol.

Chirly dijo...

Me encanta beber una buena copa de vez en cuando, aunque sólo puedo tomarla algún que otro fin de semana. En otro tiempo bebía algo más porque tenia tiempo para hacerlo, y el plan así lo pedía.

Actualmente como bebo con bastante poca frecuencia, me encanta convertirlo en algo especial y por eso me encanta probar buenas ginebras (el gin-tonic es mi copa), buscar la mejor compañía para hacerlo, y un bar que esté a la altura: sin estridencias ni aglomeraciones, buena música, buena decoración...

Así que nunca he entendido cómo beber puede ser un problema porque jamás he sentido nada parecido a la adicción al alcohol. Pero preisamente por mi desconocimiento siento mucho respeto por la gente que sí lo tiene y por eso sus afirmaciones de hoy respecto de los alcohólicos me parecen, por lo menos, aventruradas y poco razonadas y/o argumentadas.

Clebarr dijo...

Mi adorado Arrabal decía: "Yo hasta los 60 años no probé el vino. Hasta entonces bebía lo que bebe la gente civilizada: Coca-Cola". Nunca oí una mentira más gorda de sus labios, pero a los genios hay que dejarlos de vez en cuando.
Estoy bastante en la línea de Nery y de CR69. No me fío ni un pelo de la gente que no tiene vicios.
Para mi el alcohol es más un acto social que otra cosa. No concibo salir un sábado por la noche y beber zumos de piña hasta las 6. También reniego de aquellos que cometen la atrocidad de comerse un lechacito sin vino que lo riegue, por ejemplo.
No tengo nada en contra de la gente que bebe Ponche, Lima, chupitos sin alcohol o que mezcla cualquier alcohol con chocolate o con vainilla. La homosexualidad es una opción y yo la respeto.
Para mi hay pocos placeres comparables a una cenita como Dios manda y abrirte una botellita de vino aunque sea un poco prohibitiva.

Dulcinea dijo...

Aprendiz, ¿hoy has bebido muchas copas verdad?

Aprendiz dijo...

Dulcinea, no entiendo a qué se debe esa pregunta la verdad...

Dulcinea dijo...

Perdón Aprendiz, yo me referia a Aprendiz de brujo que es el que me tocado las narices

Dulcinea dijo...

Porque CR69 es aprendiz de brujo que se pone miles de nicks para atacarme.

CR69-ADB dijo...

Que CR69 es Aprendiz de Brujo lo sabe todo el mundo.
Dulci, no pretendía atacarte, solo chincharte un poco, joer,(y al Subdirector, que ha escrito su mejor post con lo de los brujos por cierto).
Aquí los carcundos tienden a identificar a la progresía con la ignorancia, la vagancia, la falta de cultura; y más de una vez se ha puesto en evidencia alguien por sus faltas de ortografía o sus carencias con la sintaxis. (Tú no, el subdirector si). Tú asocias más a los progres con el puterío, la zanganería y la ignorancia sin acompañar argumento alguno.

Ahora paso a contestar tu pregunta.
Yo ayer estaba hecho un borracho por las muchas copas tomadas, pero que lo estuviera de hecho, no significara que dejara todo hecho una mierda, ni que echara la pota, ni que derramara los deshechos deshechables al echarme a dormir.
No sé, Dulci si te ha quedado claro.Revisa tu intervención,-como te dije, que por mucho menos a algunos les han sacado los colores.
Ayer fui suave y te dije,- como creo, que a cualquiera se nos puede escapar una falta,(a mi el primero) pero que en otras ocasiones con un pésimo gusto se ha reconvenido a la gente en público, pero con tu pregunta me obligas a ser un poquito menos romántico de lo que sería deseable.
Un beso, Dulci.

azaleamar dijo...

Pues yo no estoy de acuerdo en lo del 95%. Porque han de tener algun problema?? Yo no bebo, ni para brindar. Me echo algo en la copa y me mojo los labios, pero no me gusta en absoluto el sabor del alcohol. porque tengo que beber si no me gusta?