lunes, 11 de mayo de 2009

LOS RICOS SON MÁS GUAPOS



A un buen amigo mío le tocó hace seis años dar una ronda de charlas sobre un tema que no viene al caso por numerosos centros educativos de Madrid capital. Recorrió colegios de barrios humildes, otros normales y corrientes y otros cuantos –los menos- del más alto standing, o sea centros para niños de familias bien, de altos empresarios e incluso de personalidades políticas empeñados en no mezclar a sus chavales con el "pueblo llano".

Un día en una cena, mi amigo –un tipo sencillo y campechano- me contaba la experiencia en estos últimos colegios diciendo que lo que más le había llamado la atención era que los niños ricos eran sin lugar a dudas muchísimo más guapos que los del resto de colegios normales. Aseguraba que jamás se lo habría imaginado, pero era algo tan evidente que lo habían comentado de forma espontánea todos los compañeros. En estos coles privados y elitistas –aseguraba- había un alto porcentaje de muchachos altos y atléticos, y de chicas preciosas y esculturales, y en general casi todos eran muy bien parecidos de cara. Subrayaba que en otros sitios también había chavales guapetes, pero que desde luego no sorprendía tanto la proporción y que además se veían muchos más feos; y cuanto más cutre y barriobajero era el centro escolar, más alumnos poco agraciados y físicamente vulgares se veían.

Yo al principio me descojoné de él y le dije que no me viniera con milongas tipo Menguele, pero mi colega no paraba de insistir en que era cosa de una selección natural de siglos y me explicó su teoría. Según iba contándome, más me hacía reflexionar y al final me dejó medio convencido de que sus hipótesis podían tener una base muy cierta. En resumen, él sostiene que desde tiempos inmemoriales la gente con mucho dinero podía elegir sin problema con quién se casaba y evidentemente elegían siempre a los más guapos o a las más guapas, por lo que al final, tras años y años de criba, resultaba que en las familias más adineradas eran todos bellísimos.

Por poner un ejemplo simplón: si el terrateniente del pueblo se encaprichaba de la mejor hembra de la comarca, las posibilidades de que hubiera boda eran bastante altas y, por el contrario, la feúcha del lugar se daba con un canto en los dientes con poder casarse, aunque fuera con un gañán con orejas de soplillo, la boca torcida y ni un triste terruño donde caerse muerto. La vida siempre ha sido así de dura y jodida.

Yo además supongo que a toda esta cadena natural se podría añadir la mejor alimentación que han tenido históricamente los más privilegiados, lo que quizá ha contribuido a “mejorar la especie” en estos grupos sociales en comparación con otros.

En general me parece una tesis un poquito fuerte y muy matizable a la luz de los nuevos tiempos y mentalidades. Pero aun así, el tema tiene su miga, ¿verdad?

19 comentarios:

El Subdirector del Banco Arús dijo...

Pues aunque sea muy duro me parece muy acertado su punto de vista, sr.Neri.

Y eso que, quizás, ahora no se note tanto pero hasta hace unos años, según oígo comentar a mis mayores, era algo muy común. Los hijos de los pobres (entendiendo como éstos a los que les tocaba ir a trabajar desde niños) no sólo se enfrentaban a una alimentación peor sino que, además, veían frustado su desarrollo físico por los trabajos a los que se veían sometidos. Por ejemplo, en esta generación se han alcanzado varios centímetros de altura más que en la anterior y sólo se puede explicar debido a mejoras ambientales (se consumen más calorías y se gastan menos=>se desarrolla al máximo la potencialidad de crecer) y no genéticas (no da tiempo a cambios genéticos en tan breve periodo). Cuando yo tenía 12 años me dedicaba a estudiar mientras mis padres y abuelos, con esa edad ya estaban curtidos en las labores del campo. Y habían pasado mucho más frío y mucho más calor.

Es curioso que no sucede lo mismo con las capacidades intelectuales (las culturales van por otro camino) pues una vida más dura obliga a madurar y espabilar antes. Siempre hasta cierto límite pues las carencias nutricionales graves también podrían ocasionar deficiencias intelectuales.

Pero igual que sucede con la belleza sucede con la inteligencia a la hora de emparejarse. Las personas inteligentes y con cierto nivel cultural buscan y se sienten atraídos por semejantes. De esta forma, es muy difícil salir de la marginalidad tanto por motivos heredados (la inteligencia innata) como ambiantales (en hogares en los que no existen estudios muchas veces éstos no se valoran; no siempre, claro está).

Vamos, que al final, las circunstancias nos pueden marcar el resto de nuestra vida. Es de muy de valorar, de esta forma, que existan personas que logran salvarlas y mejorar sus condiciones de vida en cualquier sentido.

sefo dijo...

Lo que decis me parece una tonteria en los tiempos que vivimos donde no hace falta ser rico para alimentarse bien, hacer deporte y estar bien formado y ser guapo. Ademas yo tuve un jefe que proviene de la nobleza y tiene mas dinero que no se, que dicen que es el dueño de toda una region de Guadalajara y el tio era feo de cojones.

Aprendiz dijo...

Pues yo no creo mucho en la teoría esa de t amigo de la selección natural.

Yo creo que se debe a esa obsesión por la estética que tienen los ricos,y que para que negarlo, agrada más que la de los barriobajeros.

Es como cuando los hombres van de traje, todos son guapos, pero si vieras a esos mismos hombres en chandals o ropas viejas, no creo que tengan ningún atractivo. E igual con las mujeres.

Una persona guapa, los es lleve lo que lleve, pero el resto mejora mucho con una buena vestimenta, un buen aseado, incluso unos buenos modales, cosa que en ciertos barrios es difícil ver.

Los niños ricos pueden permitirse también una ortodoncia, unas gafas modernas... Mientras que lo otros se tienen que conformar con los dientes torcidos, gafas que no les favorecen,por no decir ya de las greñas que se dejan por voluntad propia...

Pero lo que dice el Subdire de que antes a edades tempranas ya estaban más trabajados también es verdad.

Joven Madrileño dijo...

No sabía cómo ibas a explicar este hecho que podría catalogarse como casual, pero la cuestión es que tiene su lógica, la verdad.

En cierto sentido, es parecida a mi teoría sobre los cochazos. Ésta dice lo siguiente: cuanto más lujuso sea el coche, independientemente de quién sea su poseedor, las posibilidades de que la copiloto (de serie) sea cañón aumenta de manera proporcional.

De todos los coches de impresión que he visto en mi vida, sólo en uno podría decirse que la tipa no era cañón, aunque tampoco era un monstruo.

Alice dijo...

Hace un par de años conocí por casualidad a un nieto de Emilio Botín...francamente el niño no puede ser más guapo..y más agradable. Rubio,con una cara guapísima y unos ojos azules como he visto pocos. Por si fuera poco, además es buen deportista. Yo creo que este niño por si solo avalaría vuestra teoría. No me queda más remedio que reconocer la evidencia,.. teneis razón!! Joorr!!

porlafamiliaporlavida dijo...

Pues no sé yo que decir, en parte doy la razón con lo que comentáis, y en parte no. Estamos de acuerdo que una vida más relajada y más cómoda te evita al menos el no tener tantas arrugas y poder dedicarte a un poco de cuido, pero bueno, en mi colegio había niñas feísimas que eran de familias importantísimas, y eso que no les faltaba un detalle en cuánto a los modelitos, pero sí que es verdad que llamaban la atención por lo arregladas. Recuerdo en tercero de BUP, al final del Curso, teníamos que hacer una tabla de gimnasia rítmica cómo examen de la tercera y última evaluación, y claro, en maillot, pues es cuando realmente ves el tipo de tus compis, y os puedo decir que había una chica, que precisamente no destacaba por nada, era muy humilde y estudiaba allí becada por las monjas, y su pelo era rizado, pero mal cuidado rozando lo estropajoso, su piel era excesivamente blanca, y su modo de vestir, pues era estrafalario, no llevaba ningún criterio, aquel día, con el maillot que habíamos tenido que comprar para el ejercicio de equipo y peinada cómo nosotras, el resto de compañeras no la conoció, Juana Mari, hija, que tipazo, pero que bien te queda el pelo así, y ese día, ese patito feo de mi clase, se mostró como un bello cisne, después estudió la Licenciatura en Historia, y actualmente trabaja en la Facultad de profesora, tendríais que verla ahora, así que imagino, que en cierta forma sí, apoyo la teoría, pero también os puedo hablar de Verónica hija, del Joyero más importante del pueblo, que era la doble de Morgan Freeman hecha mujer, en fin ahí queda eso.

Suso dijo...

Interesante tema.

Uno, que ha dado clas en unos cuantos colegios de élite de distintas ciudades y comunidades, afirma que si: los ricos son más guapos, así a bulto y en general. Aunque no sé si por una selección natural de la especie durante generaciones.

Por de poner un ejemplo. Conozco mucho al banquero más potente de este país- que no es Botín. El tío tiene muy buena planta, con su edad. Sus hijos no digamos : rubios, ojos azules, guapos...pero sus padres eran unos señores con el pueblo y el corral escrito en la cara. Yo creo que no sabían leer ni escribir. Eran de pueblo pueblo, y feos hasta decir !basta!.

Su mujer no era guapa. Era, es, una persona sencilla, del entorno de la juventuda de este hombre en la Girona profunda. Nadie diría de ella que es guapa, la verdad.

Y, sin encambio...Para mi la clave está en el dinero. El dinero te hace guapo, quita asperezas, lima esquinas y da una patina que te hace distinto.

Los fines de semana los pubs están llenos de gente que se gasta un pastizal en ponerse guapos, en vestir a la última, en perfumarse caro...y son cajeras del Hipercor, peluqueras o mozos de almacén.

¡¡¡Y algunas están de que te mueres!!!

Por último, conocí al hijo de un heladero - no diré nombres pues está muy cerca- que vino con 10 años aun colegio pijo. El tío era un asilvestrado, aunque su padre, otro asilvestrado, tenía pelas hasta por las orejas. Y el cambio del chaval en cinco años fue increíble:¡quién le ha visto y quién le ve!.

Yo creo que es el roce con esa "pijería" de varias generaciones que o te mimetizas, o te rechaza como un "gómito supino".

El Subdirector del Banco Arús dijo...

Con respecto al comentario de la señorita Sefo: No sé ella, pero veo todas las madrugadas (sobre las 2:00 AM) que paso por delante del Mercadona de mi ciudad colas de gente bien vestida, con orden y prudencia, recogiendo bolsas de productos que caducaban ese día: conservas, verduras, carnes... ASí que no creo que todo el mundo esté tan bien alimentado. Si no, que pregunten en los bancos de alimentos o en los desobordados comedores de Cáritas (y mientras, yo, dando 5 € o más por un cubata de garrafón: ¡se me debería caer la cara de vergüenza!)

Por otro lado, hay una gran diferencia entre comer bien y alimentarse. Cuando bajo al Dia que hay en mi manzana veo muchos gitanos (no sé bien por qué pero a los gitanos les gusta mucho este super) que compran kilos de chucherías y dulces y chocolates. Así están ellas que pesarán 200 kilos. No dudo que esta gente coma, pero, ¿de verdad se alimenta?

Lo que sí está claro es que cierta cultura y posición lleva a cuidar más algunas cosas auqnue sólo sea por cuestión de tiempo libre. Así, las pijas pueden hacer aeróbic, ir a la peluquería, de compras y esas cosas. Además, que del estilo visitiendo de la Yoli de barrio (ropa de tunnig para mujer del estilo a Dame la gasolina) al de una niña pijita y buena suele haber un abismo.

Por cierto, se puede ser pija (me encantan las pijas ;-) sin gastarse mucho dinero. Se puede ser pija de ropa de imitación, de mercadillo o de Carrefour. Con una buena alimentación (lechuga y agua básicamente), un buen peinado aunque sea casero y mucha ropa de Zara (gracias Armando Ortega por mejorar el paisaje de España) ya está hecho la mayoría.

SUSI dijo...

Yo jamás he pisado un colegio de élite,cursé todos mis estudios en colegios normales,y fuí a la universidad q va todo hijo de vecino,como el hijo del pescadero,el carnicero etc.....,y soy guaa de la muerte,Ajá.

misideascotidianas dijo...

Los ricos más guapos, y por ahí oí en una ocasión que "los pobres sufren menos"
Vengo del blog del Altea a saludarte.
Un Salu2!

Dulcinea dijo...

Me ha parecido muy interesante las cosas que se han comentado, yo tambien creo que influye mucho que la gente de dinero se cuida mucho mas, pero aunque la mona se vista de seda mona se queda. Todos sabemos diferenciar un tio con ortodoncia, gafas modernas y bien cuidado pero que es mas feo que picio de un guapo de verdad aunque este mas abandonado, asi que no creo que esta explicacion de que se cuidan mas sea valida porque es cierto que yo tambien me he fijado que los ricos tienen rasgos de cara y cuerpos mas atractivos que la gente comun y si puede influir la genetica, que los guapos al final se casen con los guapos o los feos ricos con las guapas.

Teutates dijo...

En mi caso estoy completamente de acuerdo con esta teoría, creo que científicamente tiene su argumentación, pero matizaría que solo es aplicable cuando se habla de forma muy general.

Los ricos son guapos, algunos por lo explicado en la entrada y en distintos comentarios, pero falta una de las causas que veo más importante que la selección genética, y es que hoy en día, los guapos, por desgracia para los que no lo son, tienen muchas más posibilidades de llegar a ser ricos que los feos.

Vivimos en una sociedad en la que ciertos valores como la estética, la belleza, la apariencia, muchas veces están bastante más recompensados que el trabajo el esfuerzo y la voluntad. Esto conduce irremediablemente a una nueva generación de ricos que son de por sí bellos, cachas o atléticos, como ejemplo sirvan deportistas, modelos y actores, hoy en día esa es la forma más fácil de hacer dinero desde la nada.

El francotirador dijo...

Con todo me parece una chorrada,porque desde luego hay feos con mucha pasta (ahí tienes a los albertos o los Borbones) y te puedo asegurar que familias mucho menos pudientes hay auténticos bellezones por lo menos en lo referente a mujeres.

lur dijo...

Y la duquesa de Alba no se cuantas veces noble de españa y muchas veces más rica.....Y la hija de Aznar???Y Gallardón???Y la reina???........no me convence

Aprendiz dijo...

Yo creo que algunos no están entendiendo de lo que va la entrada, nadie está diciendo que TODOS los ricos sean guapos. Pero en conjunto, al menos si que lo parecen.

ignatus dijo...

Estoy de acuerdo: los ricos somos mucho más guapos.

Álvaro dijo...

Ignatus = crack!

Anónimo dijo...

Despues de ver los comentarios, disiento, los ricos, muchas veces simplemente por serlo, tiene demasiadas oportunidades para ser mas guapos, ortodoncias, gafas caras, ropa de marca....
Pero yo me quedo con la gente que ha sabido pulirse a si misma (en ese estoy con el Sr. Subdirector), que siendo de barrio, sabe convinar ropa de Zara con la del mercadillo y del Carrefour y parece un pincel salido del barrio mas exclusivo.
No todos los barriobajeros o los asilvestrados (como muestra un boton) somos feos o incultos...

Anónimo dijo...

La Duquesa de Alba es una nueva rica.