lunes, 17 de mayo de 2010

CACHONDEO CON LOS FUNCIONARIOS

En el post de hoy no voy a analizar la crisis económica. Tampoco voy a enjuiciar las recientes medidas del Ejecutivo. Incluso estoy dispuesto a reconocer que, si de verdad no hubiera otro remedio que recortar el sueldo a algún trabajador en España para salir de la recesión (algo muy dudoso, ya que habría mil gastos a suprimir antes que tocar el pan de nadie), sería más justo sacrificar el de los funcionarios antes que el de otros colectivos, ya que los empleados públicos constituyen un sector menos vulnerable por su estabilidad.

Pero lo que me deja alucinado y hasta me hace sentir auténticas náuseas y vergüenza ajena de este país y de mis compatriotas es la
actitud generalizada de cachondeo nacional a todos los niveles que he visto estos días a cuenta del tijeretazo en las nóminas de los servidores públicos.

Los pobres funcionarios no pueden sacar el tema ni lamentarse más que entre ellos mismos, ya que todo intento de explicar su desgracia a conocidos, amigos o incluso familiares que no pertenecen al gremio ha sido acallado esta semana con risotadas, chascarrillos y frases tópicas y absurdas que solo demuestran una profunda insolidaridad con un importante sector de trabajadores españoles, un desconocimiento infinito de la labor y del nivel de ingresos del funcionariado y, ante todo, una estupidez y una falta de tacto incalificables.

Los comentarios más recurrentes son: “Anda, no te quejes, maricón, que en el sueldo os timarán, pero en el trabajo...", “bastante poco os bajan para lo que hacéis”, “con todos los que sois mamando de la teta es una medida inevitable”, “no llores, macho, que al menos tú eres fijo y mañana yo no sé si tendré trabajo”, y otras simplezas del estilo, acompañadas de sonrisillas bobaliconas cuando no de carcajadas autocomplacientes.

Los funcionarios en España son un colectivo laboral muy heterogéneo con el que no cabe generalizar. Sus ingresos son bajos o medios, y a mayor categoría más diferencia a la baja con la empresa privada. Los funcionarios son trabajadores como todos los demás, con hipotecas, familias a las que mantener y colegios que pagar, y no tienen ninguna culpa de las gilipolleces y despilfarros del Gobierno, ni mucho menos de la pésima política de personal de las Administraciones ni de la multiplicación insultante de Ministerios y Consejerías en cada puto reino de taifas de este país. Los funcionarios son curritos corrientes y molientes que no tienen por qué pagar los errores ajenos en sus propias carnes, con una mutilación brutal de su capacidad adquisitiva.

Precisamente los empleados públicos que más horas hacen y que “menos funcionarios parecen” (sic) son los que van a sufrir bajadas de sueldo casi confiscatorias, incluso de más de un 10% sobre los ingresos totales, cuando –insisto- sus mismas funciones siempre han estado mucho mejor remuneradas en la empresa privada. Otros trabajadores de la Administración con niveles más bajos, como los auxiliares y administrativos, sufrirán recortes de hasta el 3 ó el 4% en nóminas verdaderamente raquíticas con las que resulta más que tortuoso independizarse o afrontar los gastos mínimos de vivienda en esta España de constructores judíos y especuladores.
Estas pérdidas de capacidad de consumo y ahorro serán irreversibles de por vida.

Podrá parecer mejor o peor que sean los funcionarios quienes paguen el pato, pero la falta de delicadeza, las pullas, las burlas, la nula empatía con este grupo social que hoy saca a todos las castañas del fuego y las expresiones de júbilo indisimulado ante semejante perjuicio a unos curritos que son todo menos millonarios (hay quien ha brindado con champán al enterarse de la noticia) me parecen dignas de gente ruin y envidiosa para la que el concepto de solidaridad carece de todo valor.

Dios quiera que solo sean los funcionarios los puteados y que no les toque en poco tiempo a todos los demás currantes apretarse el cinturón y ver sus salarios caer hasta el suelo y sus derechos sociales al nivel de los de una dictadura bananera. Aunque, por supuesto, si entonces a alguien se le ocurriera descojonarse, los poderes mediáticos serían capaces de crucificarlo. Vamos, igual que ahora.

38 comentarios:

sandra dijo...

Tal vez es que estoy opositando para ser funcionaria...

Tal vez sea porque tengo varios familiares y amigos funcionarios...

Pero me parece una tristeza que el recorte salarial que afecta a los funcionarios, haya alegrado a tantos...

Hay muchos funcionarios ineptos... como ineptos hay en la empresa privada... Pero también hay muchos funcionarios que se ganan cada céntimo de su sueldo.

LANGOR dijo...

Buenos dias:

Una breve nota para decirle que a nivel del sector privado estan las cosas realmente mal y que ya estamos a nivel de Sub Republica Bananera mala.

En este ambiente objetivamente el funcionario es un autentico privilegiado con un buen sueldo y lleno de prebendas.

Personalmente creo que si el funcionario con su pequeño sueldo es como digo un privilegiado es muy triste a que punto ha llegado España.

Ramiro Semper dijo...

Yo, la verdad, por más que lo intento, no consigo sentir lástima por los pobres funcionarios. Debe ser que soy un insolidario sin entrañas. Reconozco con sonrojo que siento más solidaridad con un jubilado al que le han congelado la mísera pensión que con esa casta privilegiada que a las 3 de la tarde está en casa y que disfruta de más días libres que un trabajador. Mea culpa.

Rocco Lampone dijo...

Sr. Neri, este pais se va a la mierda por culpa de un inepto que no sabe hacer ni la O con un canuto...

Lástima de no seguir cierta política de Ariel Sharon para eliminar problemas...

Anónimo dijo...

Si tanta diferencia salarial hay con respecto a la empresa privada y tan apocados están por los cachondeos que suscitan sus "desgracias", los funcionarios lo deberían tener clarísimo e irse corriendo a trabajar en una empresa privada. Porque será que no lo hacen? Por vocación de servicio al ciudadano? Seguro que sí ... venga hombre, que no hemos nacido ayer.

Anónimo dijo...

Con esa situación tan catastrófica que parecen vivir los funcionarios, yo que ellos me iría corriendo a trabajar a la empresa privada. Porque será que no lo hacen? Por vocación de servicio al pueblo? Seguro que sí ...

Pero hombre, que no hemos nacido ayer y no nos vamos a tragar ese cuento.

marian dijo...

Pobre cabeza, si alguien se "alegra" de algo así dice muy poco de esa persona.
Tengo amigos y familiares funcionarios, algunos cobran una puñetera mierda. Es una pena por ejemplo lo que cobra un guardia civil a pesar de poner su vida en peligro todos los días.

Miguel (echando cuentas grosso modo) dijo...

Cierto que es lamentable que alguien se pueda alegrar de esas rebajas. Y que lo sueldos de funcionarios de categoría media o media-alta (no políticos) son cada vez peor. Pero es igual de cierto lo contrario: si tan malo es ser funcionario ¿por qué no corren a la empresa privada?

En términos matemáticos la media de bajada de sueldo del funcionario es de entre el 7 y el 9% (los nacionales, los autonómicos no se sabe si se lo bajarán). La del trabajador privado es... pues si en los últimos cuatro años pasamos de un 10% de paro al 25%, eso es un 15% de repente sin ningún sueldo de un 90% que curraba, más los recortes de muchos sitios... sale un mínimo de rebaja media de ingresos por persona en el sector privado de 0,15/0,9= 17% en adelante (*1). Por supuesto, irregularmente repartido. Aparte, agárrate los machos y vive con el miedo.

En fin, que la situación es fea para todos. Las reformas necesarias no son circunstanciales, sino de concepto. No puede ser que el que aporta valor real acabe cobrando menos que el que sólo 'aporta valor especulativo'.

(*1) La rebaja real del PIB ha sido de un 25% en esos cuatro años. Es más o menos 'mapeable' a la producción en sueldos. Lo que indica que la rebaja media por persona de lo que ingresa esa población es de un 25%.

Anónimo dijo...

Siendo sinceros, y aunque no responsables en primera instancia, los funcionarios han sido uno de los colectivos favorecidos por el despilfarro y estrechez de miras de nuestros gobiernos durante los últimos diez años (por lo menos) ... desde el ámbito estatal al autonómico y municipal. ¿Parece justificable que número de funcionarios en las comunidades autónomas haya aumentado entre un 30% y un 50% en los últimos años según qué comunidad se mire?

Por ello parece razonable que sean ellos también quienes paguen parte del pato. Sr. Neri, si no le parece bien que se recorte el sueldo de los sufridos fruncionarios, señale al 40% de los que se tendrían que ir a la calle, y posiblemente el Sr. Zapatero, Herrera o quien fuera estaría encantado de no rebajarles el sueldo al resto.

Mientras no se acabe con ese cáncer que tanto ha aumentado recientemente (vía extirpación), prepárense los funcionarios para tiempos cada vez más dolientes.

ignatus dijo...

Pues tienes razón, Neri. En general yo creo que cuando van bien las cosas, el funcionario es el tontito que no da para más, y cuando van mal, el jeta al que no se puede despedir.

Y al final todo parte de la envidia (sobre todo de los que lo intentaron y no pudieron, al igual que la zorra de la fábula, que desprecia las uvas que están fuera de su alcance/capacidad).

Que conste que la envidia está por todas partes y es el origen de muchas estupideces, no sólo de esta. Y creo que, aunque en menor medida, también se da en la dirección contraria (¿cuántos emails he recibido de funcionarios que para "defenderse" hablan de lo que han chupado del bote constructores, albañiles y curritos en general? Como si esos fueran mayoría. O fuese culpa suya que la gente estuviese dispuesta a pagarles tanto. ¡Enhorabuena por ellos y sus años de vacas gordas!)

Yo creo que los curritos de la administración deberíamos contraatacar. Y presumir ante la gente de lo que nos van a quitar. Así por ejemplo yo aún no he oído nada de lo que me pueda caer, pero podré presumir de mi mujer que afortunadamente tiene un buen sueldo y le van a quitar el 10 %.

¿Y a ti? Podría hacerse un Primer Premio Pluma Viperina al Funcionario Solidario para prestigiar el recorte y que lo ganase el que perdiese un porcentaje superior. La instancia de participación admitirá declaración jurada al respecto y en caso de resultar ganador deberá justificarse documentalmente con las nóminas de abril y de junio.

He dicho.

Al Neri dijo...

Se ha planteado aquí que si los funcionarios cobran tan poco, por qué no se van corriendo a trabajar a la empresa privada. La pregunta más bien sería al revés: los que creen que trabajar en las Administraciones supone tantas ventajas y privilegios, ¿por qué no corren a sacarse una plaza de funcionario?

Que los empleados públicos tengan evidentes ventajas (que no privilegios, ya que la Administración se limita a cumplir la legislación laboral que incumplen las empresas)no justifica de ningún modo que "para compensar" les tengan que bajar el sueldo.

Es como si un funcionario defiende que como en las empresas ganan más que él es justo que a cambio a los trabajadores privados les puteen en el horario, no les dén excedencias maternales y les despidan a capricho.

Saturnino Martín Cerezo dijo...

Digamos que mi trabajo se puede asimilar a un funcionario, pero la diferencia es que no tengo trabajo para toda la vida.

¿Por qué me metí aquí? Porque lo que hago es lo que quería hacer desde que yo recuerdo, desde que era un niño. Si estuviese en el sector privado estaría ganando diez veces más y si hiciera exactamente lo mismo que hago en el sector público, estaría ganando cien veces más. No puedo dar más explicaciones, pero es así, un poco complicado.

Lo que me hace gracia, es que yo no puedo salirme aunque quiera, porque tengo firmado un compromiso (servidumbre lo llaman otros) de ocho años.

No sólo me van a quitar el 8%, también un complemento que se paga a gente que en su trabajo tiene cierta penalidad, porque en Julio ya no queda dinero para ese complemento, que al ser potestativo sino se paga pues no pasa nada, nadie se puede quejar.

Como afirma el señor Neri, yo en ciertos casos estaría dispuesto a trabajar gratis, pero justo después del “tijeretazo” ZP aprueba una ayuda de 168 millones de euros, entre otros para el circo, y como dice mi novia, prefiero quedarme yo el dinero a que se lo coman los monos. Justo hoy se aprueba otra ayuda de 16 millones de euros para los sindicatos. La austeridad tiene que ser para todos.

En realidad esta “tijeretazo” no es más que otra bajada, porque con la cantidad de congelaciones salariales que ha sufrido este colectivo ha tenido una merma en su poder adquisitivo brutal.

Para todos los que dicen que es una “suerte” tener un sueldo fijo. Yo les contesto que me costó mucho aprobar la oposición y seguramente todos los que dicen eso no habrían estado dispuestos a pasar lo que yo pase para llegar a donde estoy (y si hubieran estado dispuestos, pues haberlo hecho). La gente solo ve la nomina, yo veo los años de oposición para conseguir una estabilidad en tu vida, económica en mi caso, porque yo hago guardias (noches, fines de semana, Navidad, puentes) y paso semanas e incluso meses fuera de casa.

Que hay muchos funcionarios patanes, no lo dudo, pero en el sector privado los hay también. Y lo cierto es que un tijeretazo en un sueldo por decreto ley lo puede hacer “este” gobierno. Pero y si lo hicieran en una empresa, cómo reaccionarían los empleados. Que por otra parte ya saben a lo que se arriesgan por no ser funcionarios.


Y después de todo esto, en realidad no me quejo, porque me gusta lo que hago, me gusta mucho, es más, hay días que pienso que yo sería el que debe pagar por hacer esto y no al revés, pero esa es la suerte que tengo. Pero si me molesta las chanzas a mi costa, tengo suerte porque no tengo ningún tipo de carga familiar, pero hay otros casos en que no, que se van a tener que apretar el cinturón por culpa de un gobierno que ha despilfarrado el dinero en planes E, en bombillas de bajo consumo, y en ideas que sólo nos han llevado a tener un déficit del 11% (“porque como el dinero público no es de nadie”).

Aprendiz de brujo dijo...

totalmente de acuerdo con Neri

AdP dijo...

Había muchísimos sitios donde meter las tijeras y han optado por las opciones más sencillas. No sé si sabrán los señores del gobierno que con estas medidas se reducirá el consumo y con ello se retraerá la economía y aumentará el paro.

Saludos.

Dulcinea dijo...

La bajada de sueldo a los funcionarios es una chapuza del ZP que no ha sabido gestionar la economía y ahora lo hace pagar con un sector desfavorecido económicamente.
Los que tanto dicen que los funcionarios viven tan bien, que se saquen una plaza, pero como son unos vagos o no sirven o no tienen constancia, se conforman con un trabajo donde les tratan como esclavos y luego critican a los funcionarios por pura envidia.
Yo los fucionarios que conozco son muy capaces y muy inteligentes, más que la media de las empresas privadas y no merecen la bajada de sueldo.

Anónimo dijo...

Yo sólo digo que si el recorte despierta tantas simpatías ... y el cuerpo funcionarial tantas antipatías (casi tantas como nuestra tan florida casta política), por algo será.
¿Envidia? No lo sé ... pero no me parece que sea el colectivo más envidiable; puestos a envidiar me quedo con futbolistas, actores, etc.
¿Envidio a Zapatero o Rajoy? Yo no, pero me ambos me resultan antipáticos. ¿Me cambiaría por ellos? Tampoco. ¿Por qué me caen antipáticos? Porque me parecen unos caraduras aprovechados ... algo que extiendo a la mayoría de políticos. Pues con los funcionarios tres cuartos de lo mismo.

Anónimo dijo...

P.D.: La fuente de antipatía ante políticos y funcionarios en mi caso es la misma: he de pagar a unos señores me guste o no el trabajo que hagan, sin posibilidad de dejar de hacerlo.
El problema es esta obligatoriedad. Esta coerción, es la causa de que me sean antipáticos. Tan antipáticos como al Sr. Neri resultarían los empleados de Telefónica, Endesa o Danone si alguien le obligase a comprar necesariamente sus productos aunque no le gustasen y, con ello, pagar a sus empleados.

Isaak dijo...

Se está hablando de funcionarios públicos, en lugar de "empleados públicos".

Yo no me cabrearía por el funcionario que ha demostrado sobradamente su preparación y capacidad, algunos en más de una ocasión si quieren ascender.

Existen cientos de miles de empleados públicos "laborales", la mayor parte de ellos paniaguados de partidos políticos y sindicatos y... otros. Éstos, que no han tenido que superar ni demostrar nada en absoluto, están respaldados por convenios colectivos firmados con la administración que corresponda como si de una empresa privada se tratase, y puede servirles como paraguas en el chaparrón que se les avecina.

Conozco gente que lleva años preparándose las de Justicia, por ejemplo. Jodidos y sacrificados como si estuviesen estudiando una carrera de siete años. Si algún día obtienen lo que persiguen, no seré yo, desde luego, quien les critique.

Y mientras exista presupuesto para administraciones duplicadas, televisiones autonómicas inútiles, agencias de promoción turística (casi 300) de cada una de las CC.Autónomas en más de 60 países con sus correspondientes gastos de inmuebles y empleados, diputaciones provinciales con cientos de "asesores", casi 600 "altos directivos" de la banca cobrando los réditos de lo chantajeado al Estado, y un largo etcétera que sería el cuento de nunca acabar, cualquier trabajador y no sólo los funcionarios, son los menos indicados para pagar la inutilidad de un gobierno.

Demasiadas lacras. Demasiados cánceres.

Saludos cordiales.

nagore dijo...

Pues despues de darle un par de vueltas y para no repetirme, solo puedo decir:
- porqué narices hay gente que cuando imagina un funcionario, lo ve detrás de un mostrador, con cara de desgana, incluso mala leche y le supone un privilegiado?
Acaso porque es el "cocomalo" que te cobra las multas de tráfico y te dice vuelva usted mañana con el impreso que le falta?
Pues para quien parece no saberlo, le diré que tambien existen funcionarios, que de ninguna manera acaban su jornada laboral a las 3 de la tarde, que pasan las Nochebuenas comiendo un bocadillo en la carretera, mientras el resto de curritos, vividores de subsidios y otras especies, algunas innombrables, lo hacen sentados frente a un pavo.
Que no tienen derecho a quejarse ni siquiera a sindicarse, que cobran un sueldo de mierda y cuyas horas extras (obligatorias muchas veces) son pagadas con un año de retraso sin intereses de demora.
A los que achicharran hasta con un 21% en el IRPF cada año.
Que pasan muchos años de su vida, sacrificando a su familia, su bienestar y dando tumbos de un lado a otro hasta que sale su bolita del bombo... y así podría estar hasta mañana...
Pero es más injusto aún, que existan funcionarios de primera, que solo por pertenecer a esos "reinos de Taifas", como cita usted Sr. Neri, y encima de no sentir solidaridad alguna con el resto de individuos de este país, porque ni siquiera se consideran integrantes del mismo, estén cobrando el sueldo que cobran y tengan más privilegios que nadie, cuando ese sueldo sale del mismo saco que el mio.
Lloran... y acaban mamando.
A esos les quitaba yo un 10!!!

Todo trabajador se merece el mismo respeto y todos deberían aportar su granito de arena y así quizá, en lugar de quitarnos un 5 a unos cuantos, nos quitaban solo un 1, pero a todos, cada uno en función de su sueldo, porque tambien es privilegiado, el que tiene un empleo fijo y gana 3.000 euros al mes (que haberlos haylos)trabaje para quien trabaje.

Anónimo:
Vocación de servicio, tambien deben de tener los más de 200.000 liberados sindicales que cobran su sueldo sin ir a trabajar ( y a la vista está, que muy bien, no lo están haciendo) por eso están calladitos, porque de lo contrario, les cierran el grifo.

Isaak dijo...

En este país, el que no roba ni esconde es porque no tiene dónde. A RJ y ZP, posiblemente, pocos le envidien fuera de los barones de su propio partido, pero ¿a quién no le gustaría estar en la piel de ese tenientecillo de alcalde de tres al cuatro, en provincias, que se sopla unos buenos miles de euros mensuales y suele ir a gastos pagados, como si de jeque árabe se tratase, venerado además por cuantos le rodean y concediendo entrevistas previa cita, como el Papa?

Ya, a nadie, claro. Y si a cualquiera de nosotros mañana nos ofrecen un puesto de funcionario aunque sea por 1500 al mes, nos negaríamos, por supuesto. ¿Quién querría pertenecer a un colectivo de caraduras?

En este país, nadie por supuesto. A honrados no hay quien nos gane.

nagore dijo...

Está claro por qué nos van a bajar el 5% del sueldo no? Porque cobramos mucho!!

AÑO I.P.C.- INCREMENTO - PÉRDIDA SALARIAL

1982 14,00% 8,00% -6,00%
1983 12,20% 9,00% -3,20%
1984 11,90% 6,50% -5,40%
1985 8,20% 6,50% -1,70%
1986 8,30% 7,20% -1,10%
1987 4,60% 5,00% 0,40%
1988 5,80% 4,00% -1,80%
1989 6,90% 4,00% -2,90%
1990 6,50% 6,00% -0,50%
1991 5,50% 7,22% 1,72%
1992 5,30% 6,10% 0,80%
1993 4,90% 1,80% -3,10%
1994 4,30% 0,00% -4,30%
1995 4,30% 3,50% -0,80%
1996 3,50% 3,50% 0,00%
1997 2,10% 0,00% -2,10%
1998 2,10% 2,10% 0,00%
1999 2,40% 1,80% -0,60%
2000 4,00% 2,00% -2,00%
2001 3,10% 2,00% -1,10%
2002 4,00% 2,00% -2,00%
2003 2,60% 2,00% -0,60%
2004 3,20% 2,00% -1,20%
2005 3,70% 2,00% -1,70%
2006 2,70% 2,00% -0,70%
2007 4,20% 2,00% -2,20%

Total:
140,30% 98,22% -42,08%

Si es que somos unos privilegiaos... un 42% menos de poder adquisitivo en 25 años!!!

Y lo único que se pide aquí, es que al menos, no se recurra al chiste fácil.
Menos cachondeo hombreeeeeeee...

Anónimo dijo...

Dada la elevada demanda, os voy a contestar:
No nos vamos a la empresa privada corriendo para no tratar con ENVIDIOSOS de vuestra calaña, GENTUZA!

La pluma viperina dijo...

Por favor, moderemos el tono de las intervenciones y evitemos descalificaciones personales.

Anónimo dijo...

Pues para haber tanta demanda, con la respuesta que has dado te has caído por el precipicio. Por casualidad no serás funcionario?

Teutates dijo...

Yo he admirado siempre al funcionario, me gustaría formar parte de este clan, y veo fatal esta bajada de sueldo que sufrirán en sus carnes, no por la bajada en sí, sino por el momento en que se produce, y sus causas. La causa es una, alguien está haciendo muy mal las cosas, y gracias a este alguien, pagan justos por pecadores.
Siempre he pensado que ser funcionario significa estar dispuesto a hacer un esfuerzo ímprobo durante parte de tu vida para conseguirlo y que la recompensa y las beneficios que obtienen gracias a su esfuerzo son justamente merecidos. También he pensado siempre que si hay funcionarios que no trabajan es culpa de quien los gestiona y que ellos están exesntos de culpa.
Por otro lado sí que es verdad que los trabajadores ya han sufrido una bajada enorme en sus sueldos, sobre todo los que han tenido que cambiar de trabajo en estos dos últimos años. Cuando hace tres años era fácil encontrar ofertas de empleo para un ingeniero sin mucha experiencia de unos 30000€ brutos al año, ahora si encuentras ese mismo curro por 20.000 te tienes que dar con un canto en los dientes.
En mi profesión, en la que se requiere impepinablemente una carrera universitaria, y un máster universitario más algo de experiencia, he llegado a ver ofertas este año (y son las normales) por 12.000 € brutos al año máximo 18000, mucho menos de lo que gana un auxiliar o un oficial de la junta.
Aquí hay para todos, cierto es que es una putada que a los funcionarios les bajen el sueldo, pero el panorama fuera del funcionariado, está mucho peor, todos tenemos el mismo derecho de queja, o la misma posibilidad de no decir nada, la diferencia es que el funcionario se ha escornado estudiando más que los demás y por eso tiene una mejor situación general y los demás nos hamos aventurado por un camino más fácil, pero mucho menos seguro, cada cual lo que se merece.

Miguel dijo...

Sr Neri: yo pude firmar en empresa pública (Red.es; cuasifuncionario y en algo que me gusta) y no lo hice por dinero. Reconozco que a veces me arrepiento y a veces no. Pero últimamente son más las de arrepentirme por no haber firmado.

Perfectamente de acuerdo en que el hacer las cosas mal en la empresa privada no justifica ningúna injusticia en la cosa pública. Y sí... yo despediría al 40% de los funcionarios que no debieran haber sido contratado, al x% que corresponda que se está tocando los huevos (convencido de que minoría) y le subiría el sueldo el 25% al resto. Pero a ver quien es el listo que sabe separar el grano de la paja, y qué hacemos con los que se van a la calle.

Saturnino: si no fuera porque para el CNI no se oposita (te seleccionan y se consolida la plaza con los años) diría que usted trabaja ahí. Los años de permanencia me suenan a compensación por una formación. Ya quisiera yo estar ahí (me hago una idea, a alguien conozco). En fin.. supongo que será algo similar.

Aprendiz de brujo dijo...

Yo ahí lanzo una serie de disparates:
1-tengo por regla general alta opinión del funcionariado. trato con funcionarios a diario y hay mucho más personal copmpetente y amable que el que la gente piensa.
2-estoy a favor de la medida adoptada por el gobierno, con independencia de su nefasta política económica. ahora mismo no había otra salida que rebajar el gasto público. Lo único que pido es inmediatmanete y siguinedo esta línea se ataque en primer lugar los indecentes sueldos de políticos y chupones merodeantes.
3-creo que si ZP no hubiera adoptado medidas similares hubiera sido tachado de populista y derrochón por muchos de los que ahora le atacan por bajar los salarios de los funcionarios.
Las pensiones, sin embargo creo que deberían ser intocables.
4-España tiene un número desmesurado de empleados públicos, y servicios externalizados dependientes de organismos públicas, que nuestras arcas no puede soportar.
El personal que se ha sacado con dos cjones una oposición, y que tiene una preparación cualificada debería ser más productivo de lo que es. La culpa no es de ellos, sino de quien les organiza.No puede ser que haya sectores donde sobra gente y otros donde escasee,-lease justicia, sanidad, etc.
5-La medida es imprescindible e injusta, por tanto no me produce ninguna risa. Los funcionarios se han ganado a pulso, (los que entraron decentemente) el derecho a tener una seguridad laboral y económica,(que ahora se menoscaba) que los miembros del sector privado nunca vamos a tener. Para eso invirtieron muchas horas de estudio mientras yo estaba de borrachera.

Aprendiz de brujo dijo...

PS.Tampoco os engañeis, el sector privado también ha visto recortados sus emolumentos,(eres, despidos,bajads de sueldos, de horas extras, de todo).
El funcionario,(por término medio), aún cobrando menos en términos absolutos, cobra más por hora trabajada,(cuando querais lo discutimos) y goza de unos beneficios laborales enormes, que tal y como reconcí antes se ha ganado a pulso.

Sapos y culebras dijo...

A la pregunta planteada de por qué los funcionarios no van corriendo a buscar un trabajo en la empresa privada, pues muy sencillo señores, según como está la economía nacional y viendo las medidas que nuestro querido presidente quiere aprobar en cuanto a la reforma laboral, virgencita virgencita, que me quede como estoy, que prefiero tener un sueldo mísero en un trabajo en el que se repetan mis condiciones laborales, (que tanto ha costado conseguir y no gracias a los sindicatos), que meterme en cualquier empresa, que a lo mejor cobro algo más, pero mi estabilidad mental y emocional me lo prohibe, por no decir mi religión (que no la tengo), ni la laboral (que es de risa), así que señores de la empresa pública: el gobierno ha empezado por los funcionarios, pero ¡hay de los pobrecillos de la privada! no me gustaría estar en vuestro pellejo, que la cosa está muy mala para todos, pero por lo menos algunos tenemos a donde agarrarnos.

Sapos y Culebras dijo...

Por cierto, que se me olvidaba, y gracias a esos grises funcionarios el país sigue adelante, porque según como está el índice de paro, a ver de dónde creeis que se van a pagar vuestros subsidios de desempleo y las pensiones de vuestros padres y abuelos, porque os recuerdo que el dinero no crece de los árboles y que alguien lo tiene que generar...

Funcionario currante dijo...

Cuando con la reforma laboral que se avecina los trabajadores de lo privado os vayais a tomar por culo, despedidos gratis o con los sueldos bajados hasta el mínimo, ya veréis que risa os da.

El Subdirector del Banco Arús dijo...

Si una palabra puede definir muy correctamente el espíritu de muchos españoles, ésta es cainismo.

Hace algunos años, cuando yo estaba opositando, tenía algunos compañeros de carrera que, ilusamente, me decían que nunca serían funcionarios porque en la empresa privada se podía ganar muchísimo más. Eran unos ilusos, yo había dejado un trabajo en una privada porque me veía explotado totalmente. Otros, sin embargo, tragaron con situaciones peores que la esclavitud pensado que en unos años llegarían muy alto en el escalafón de la empresa y se harían millonarios.

Supongo que algunos de ellos estarán bebiendo champán, o lo que su mierda de trabajo les permita, desde el jueves pasado tras enterarse de la bajada de sueldos.

El asunto es delicado. España está muy mal y veo justo que todos nos apretemos el cinturón. El problema es que zETAParo es un inútil que, tras negar una mil veces que estuviéramos en crisis y derrochar dinero en mapas de la estimulación clitoriana, planes E(stúpidos) y subvenciones a los cocineros vascos, no sabe cómo hacer para no llevar el Estado a la bancarrota. Así que, como siempre, se guía por lo simple haciendo las cosas al tuntún.

¿No sería mejor coger el toro por los cuernos y reformar la Administración para hacerla verdaderamente eficaz? Muchos funcionarios se pasan el día haciendo papeles innecesarios debido a la duplicidad de miniadministraciones que han convertido España en una jungla de papeles prosoviéticos.

¿No sería mejor terminar con las transferencias autonómicas que multiplican el coste para los españoles, como poco, por diecisiete?

¿No sería más eficaz dejar de subvencionar gilipolleces como el cine español (80 millones de euros cuando Justicia reclamaba unos 30 para informatizarse convenientemente y no se los dieron), el circo, onegetas, cursos de formación de sindicatos y organizaciones empresariales (un curso de estos cuesta tres veces más que un módulo de FP reglada)...? El dinero público sí es de alguien: es suyo, señores, es mío y de todos los españoles que pagamos unos impuestos desproporcionados.

Vergonzoso que Leire Pajín diga que todos tenemos que hacer un esfuerzo. Ella es senadora y no miembrO del Gobierno por lo que no ha visto reducido su sueldo que, entre cesantías y mandangas asciende a 20000 euros al mes. ¿Por qué el Gobierno no impone medidas ejemplarizantes que, aunque redunden en poco dinero al final, sí sirven para mostrar que el capitán también come de rancho? Reducción espartana del presupuesto de la Casa Real, reducción del número de asesores (Moncloa tiene 600), reducción del número de ministerios...

Pues no, es mejor ir a lo fácil: bajar el sueldo a los funcionarios, subir el IVA (lo pagarán las familias), fastidiar a los abueletes (¿nadie se alegra de que les pase eso cuando la mayoría de los jubiletas votan al PSOE por lo de las pensiones?), acabar con el cheque bebé...

Lo del chequé bebé es una muestra de chapucerismo zetapetista. Se implantó sin tramos de tal forma que la infanta Cristina cobraría lo mismo que la parturienta de un hijo póstumo de barrendero. Y, ahora, se quita de golpe. Si se hubiera implantado por tramos en función de la renta por componente de familia se podría hacer de otra forma. Pero es mejor no pensar. Sobre todo cuando no se tiene capacidad para ello.

El Subdirector del Banco Arús dijo...

A diferencia de otros, sentiré profundamente lo que va a suceder cuando el desGobierno implante su reforma laboral. Cuando el despido se vuelva gratuito y los empresarios vean la oportunidad para implantar condiciones manchesterianas a sus trabajadores.

Muchos de los que ahora se han reído (en lugar de pedir más revisiones de la inspección de trabajo, de la inspección de hacienda o más mano dura con los funcionarios zánganos e inútiles, que son muchos) terminarán llorando.

Por ellos, y por los demás trabajadores de España, lo siento mucho.

Los bancos, sin embargo, seguirán recibiendo dinero de nuestros impuestos.

Al Neri dijo...

Algunos gastan más energías en pedir que los demás pierdan sus derechos sociales y en alegrarse por ello que en defender los propios, para lo que no mueven un dedo.

El Subdirector del Banco Arús dijo...

En efecto, sr. Neri. Eso no sólo es envidia. Es una actitud propia de gente mucho peor. Es de cobardes.

ignatus dijo...

Hay mucho comentario y no puedo concretar quién dijo qué. Pero querría opinar al respecto de algunas ideas que han salido.

- Los trabajadores de las empresas privadas ya han sufrido algo parecido: algunos han ido al paro, otros han sufrido recortes de jornada laboral o directamente de sueldo... Podrá ocurrirles aún más cosas, pero en general ya han pasado lo suyo.

- Personalmente la medida de recortar el sueldo a los trabajadores públicos me parece bien (algo exagerado algún porcentaje, pero bien en esencia). Si mi "empresa" (la administración) está en mala situación, entiendo que, como se ha dicho, me toque apretarme el cinturón.

- Otra medida que sería justísima sería que se volviera a implantar el impuesto sobre el patrimonio, pues no entiendo con qué criterio han podido quitarlo los del PSOE precisamente. Y conste que yo lo pagaba (lo siento, chicas, no estoy libre)...

Bueno, la verdad es que lo pagaba por el simple hecho de tener dinero en una cuenta en vez de una casa propia (que no tengo). Pero me parecería bien volver a pagarlo. Aunque me estoy yendo del tema, que hoy no es el de las soluciones.

- Me parece que la base del problema, de la envidia mútua, está en algún tipo de tara que, por algún mecanismo mental (sin duda utilísimo para la supervivencia en las primeras etapas de la humanidad) tendemos a diferenciarnos entre nosotros y a hacer bandos. Y es que está relamente bien lo de sentir la pertenencia a un grupo, eso que todos sabemos de lo fácil que es tener una ideología en vez de ideas, etc.

Así, nos dividimos en izquierdas y derechas; del norte y del sur; universitarios y gañanes; urbanitas y pueblerinos; de la capi o de provincias; nacionales y extranjeros; del madrid o del barsa... funcionarios y privados.

Y eso hacemos, nos dividimos. Y en medio de nuestras fútiles e inútiles peleas, dejamos de buscar verdaderos culpables (o, peor aún, verdaderas soluciones). Nos equivocamos de enemigos ¡pero cómo disfrutamos con la pelea!

"Divide y vencerás" que decían en mi libro de matemáticas.

Saludos.

Miguel dijo...

"...y gracias a esos grises funcionarios el país sigue adelante, porque según como está el índice de paro, a ver de dónde creeis que se van a pagar vuestros subsidios de desempleo y las pensiones de vuestros padres..."

Esto es no tener NI PUTA IDEA de economía (si es necesario me censurais la expresión; espero que no). En España el funcionariado no realiza una actividad productiva en el sentido de que no es un motor de producción, sino de gestión y distribución. Es comparable a currar fuera de casa y meter dinero en casa (es trabajo) o quedarse en casa cuidando de los niños y enseñándoles, limpiando la casa y gestionando el gasto de dinero con las compras de valores externos(también es trabajo, pero no aporta valor al sistema, sino que lo gestiona en su consumo).

Por eso, cuantos más funcionarios tiene un país a partir de un cierto límite, el mínimo estrictamente necesario para su labor, peor.

Sapos y culebras, sabes menos de economía que ZetaPe antes de poner la oreja las dos tardes que le dedicaron.

Funcionario currante dijo...

Por cierto, aquellos que dicen que en España hay demasiados funcionarios y que representan una carga insoportable para nuestra economía, deberían comparar el porcentaje de empleados públicos sobre la población empleada española con el mismo porcentaje de otros países:

España: 9,47%
Francia 17%
Dinamarca 25,7%
Reino Unido: 14%
Media de la UE:16%

En el porcentaje sobre la población total también estamos por debajo de la media europea. De hecho somos de los que menos empleados públicos tenemos.