martes, 7 de julio de 2009

100 CUTRERÍAS IMPERDONABLES


Hace mucho que teníamos ganas de publicar una lista rigurosamente científica de los comportamientos, actitudes y costumbres más inequívocamente horteras, además de imperdonables para la gente de orden y con un sentido estético mínimo.

Si te ves reconocido en buena parte de los comportamientos de esta lista, elaborada por el Cuatriunvirato en pleno con la inestimable colaboración de Aprendiz, eres sin duda una persona zafia, salchichera, con inclinaciones chabacanas y serias dificultades para identificar la elegancia y el estilo.

Si admites que la mayoría de puntos de la lista son disculpables o incluso te identificas plenamente con ellos, más te valdría, so cutre, dejar de convivir con las personas y mudarte a un poblado gitano.

Sin más preámbulos, aquí está la relación de zafiedades más terribles de nuestra sociedad:

1. Llevar en la muñeca un reloj digital.
2. Sacar comida del bufet de desayuno de un hotel.
3. Vestir de forma que se vea la ropa interior.
4. Darse el filete en público con la pareja.
5. Pagar a escote en los bares.
6. Vestir camisa de manga corta.
7. Presumir de haberse "tirado" a alguien.
8. Llevar gorra en espacios cerrados y en ciudades.
9. Escupir en el suelo.
10. Comer por la calle.
11. Silbar cualquier melodía
12. Gritar o levantar la voz en las discusiones o para llamar a alguien.
13. Enseñar a los amigos y familiares todas las fotos y vídeos de las vacaciones.
14. Tirarse pedos en público.
15. Hablar del sueldo que se gana.
16. Que las mujeres lleven “pinquis” en el calzado.
17. Arrejuntarse con la pareja.
18. Emborracharse y dar la murga a los demás.
19. Hablar de política con desconocidos.
20. Decir “footing” en vez de “salir a correr”.
21. Ir en bicicleta por la calle (si es una bici gratuita del Ayuntamiento, ni te cuento)
22. Asistir a una boda sin traje y corbata.
23. Preguntar a alguien lo que ha pagado por su piso.
24. Llevar mucho escote o minifalda muy corta.
25. Poner dibujos de los hijos pequeños en el despacho.
26. Tener la foto de los hijos o del cónyuge como fondo de escritorio.
27. Que se te vea la “hucha” al agacharte.
28. Piropear a alguien por la calle.
29. Decir que trabajas “en hostelería” (significa ser camarero) o, peor aún, que eres “empresario de hostelería” (significa haber abierto un disco-bar donde seguramente se trafica con pastillas)
30. Que los conductores se hurguen en la nariz en los semáforos.
31. Llevar en el coche adhesivos con textos como “chica sexy al volante”, “no corras, papá”, “bebé a bordo” o –lo peor de todo- el conejo de Playboy.
32. Tunear el coche y especialmente ponerle alerones o tintar las ventanillas.
33. Llamar o mandar sms a los teléfonos 900 que anuncian en la tele para participar en sorteos o concursos, para votar en programas tipo “OT” y “Gran hermano” o para descargarse melodías para el móvil.
34. Tener una tele de plasma de más de 40 pulgadas en un salón pequeño.
35. Declarar tu amor a quien claramente no te corresponde.
36. Combinar zapatos marrones con traje oscuro.
37. Calzar calcetines blancos con calzado oscuro.
38. Vestir un chándal o calzar deportivas si no se va a hacer deporte (incluso para estar en casa)
39. Dejarse barbas estrafalarias (muy larga, perilla, patillones de hacha…)
40. Lucir en el cuello ostentosas cadenas doradas, sobre todo dejando ver un pecho peludo.
41. Escuchar o bailar regetton.
42. Quitarse en público –y mucho menos en el trabajo- la americana del traje.
43. Pedir copa en la ronda que no pagas y Coca-Cola en la tuya.
44. Que un hombre use sandalias en cualquier circunstancia que no sea ducharse en el gimnasio. Si es con calcetines, mejor ni hablar.
45. Que un hombre se tiña, use peluquín o se peine con tupé o crestecilla.
46. Que un semi-calvo se deje crecer el pelo (lo que procede es un riguroso rapado al uno)
47. Que un hombre use pantalón corto para salir a la calle.
48. Que una mujer no se depile las axilas, las piernas o tenga pelusa sobre el labio superior.
49. Recitar en Misa, en voz alta, el Padre Nuestro antiguo o responder “Te alabamos, Señor” donde deba decirse “Gloria a ti, Señor Jesús”
50. Copiar el corte de los trajes del Presidente del Gobierno.
51. Rascarse los cojones en público.
52. Utilizar un mondadientes en cualquier contexto o situación.
53. Que una mujer diga tacos o haga bromas sexuales.
54. Poner figuras de sevillanas sobre el televisor.
55. Que una mujer lleve el pelo a lo chico o, peor aún, rapado.
56. Ir a putas.
57. Llevar tatuajes.
58. Llevar la música del coche a todo trapo.
59. Ir conduciendo un descapotable con una gorra puesta.
60. Que un hombre vista un traje sin corbata.
61. Señalar con el dedo.
62. Comer en la cocina.
63. Ir oyendo la radio en un transistor por la calle.
64. Ponerle a un hijo un nombre de telenovela o de un famoso.
65. Que un hombre vaya sin camiseta por la casa si hay alguien más, o se siente a comer así.
66. Que una mujer se ponga anillos en los dedos de los pies.
67. Lucir en el coche, ropa, complementos o donde sea la imagen de Güinidepú o de Jelouquiti.
68. Bautizar tu chalet con un nombre del estilo a “Villa Carmela”.
69. Calzar zapatos de charol.
70. Besarse el pulgar al santiguarse.
71. Usar lentillas de colores.
72. Mentir sobre las calificaciones académicas o sobre la naturaleza de tu puesto de trabajo.
73. Operarse las tetas.
74. Decir “Jesús” cuando alguien estornuda.
75. Llevar los pantalones caídos.
76. Utilizar facebook con asiduidad.
77. Emplear la palabra “sinergias” en un informe del trabajo.
78. Presumir de móvil de última generación o intercambiarse o mostrarse melodías o fotos con los amigos cuando se está charlando en una cafetería.
79. Poner en el currículo que trabajaste en Telepizza si aspiras a un puesto que nada tiene que ver.
80. Exhibir penes de peluche, tetas postizas y otros artículos de sex-shop en las despedidas de soltero.
81. Llevar el reloj en la muñeca derecha.
82. Ir a las fiestas de un pueblo de menos de 5.000 habitantes.
83. Que un hombre vista camiseta de tirantes.
84. Darse rayos uva.
85. Llevar gafas de sol de noche o dentro de un local
86. Quitar el silenciador del tubo de escape de la vespino.
87. Ligar por Internet.
88. Ir al gimnasio porque van todos los del trabajo.
89. Llevar una camiseta de Obama.
90. Usar ropa que enseñe el ombligo habiendo cumplido los 6 años de edad.
91. Que las mujeres vistan pantalón corto con botas altas.
92. Escuchar a "Los Chunguitos" o similares.
93. Que los hombres lleven pendientes.
94. Que las mujeres lleven más de un pendiente en cada oreja.
95. Preguntar “¿vienes mucho por aquí?” a una chica que acabas de conocer en un bar o discoteca.
96. Hacer de “celestino” entre dos amigos.
97. Quitarse la dentadura postiza en público.
98. Dar de mamar a un bebé en presencia de personas ajenas a la familia más íntima.
99. Pertenecer o compartir la estética de una tribu urbana o peña ultra de fútbol.
100. Veranear en Benidorm o en Torrevieja.

19 comentarios:

Suso dijo...

Aunque en general estoy en la onda, discrepo de varios ítems. En concreto, yo creo que la gente tiene que ir a su despacio,que cada uno es como es.
Le noto a usted pelín misógino.

Aprendiz de pufo dijo...

Al César, lo que es del César...Uno de los mejores post que he visto. Habeis estado sembrados.Ahora un poco de crítica destructiva: yo hubiera añadido algunos más, que seguro habeis olvidado:
1-Lucir en el traje alguna insignia con la Gallina Caponata o Águila de San Juan incorporada. Quien dice esto dice un alfiler con el yugo y las flechas; o una estelada; o un pin de significado político,(especialmente friqui y cutre es ver cualquiera de estos complementos en un invitado de una boda o bautizo).
2-Ponerse a regalar estampitas en la puerta de la Catedral en el aniversario de Franco.
3-Cantar por convicción el Cara al sol.
4-Intentar sonsacar disimuladamente, si una tía es virgen. las mujeres se dan cuenta,generalmente no lo son y haces el ridículo.
5-Hacerse pajas un cuarto de hora después de haber ido a misa.

Pedro dijo...

Reconozco que, a pesar de coincidir en la mayoría, me he visto reflejado en dos de ellos. No voy a justificarlo, ni a excusarme, pero, por supuesto, seguiré comiendo en la cocina cuando me dé la gana (si la viérais, lo entenderíais) y seguiré quitándome la americana en el trabajo (así todo el mundo podrá comprobar que siempre llevo manga larga).

Sin embargo, a bote pronto, yo también he echado de menos algunos, como pueden ser:

- Llevar corbata con camisa de botones en el cuello.
- Ponerse la imagen de un caballero medieval junto al nick.
- Decir que uno es de Castilla La Vieja.

;-)

Chirly dijo...

¡qué bueno! me parto con vosotros, sois buenísimos. Me lo he tomado en plan test del Cosmopolitan y me he ido apuntando los que hago con convicción: Vestir camisa de manga corta, polos y camisetas. Comer por la calle a la hora de la merienda un sandwich o un bollo. Silbar cualquier melodía cuando me da el punto. Ir en bicicleta por la calle (y si es una bici gratuita del Ayuntamiento, mas contento todavía). Comer en la cocina que pa eso me la hice enorme...

Hay otros que hago avergonzadamente creyendo que no me ve nadie como escupir en el suelo, tirarme pedos en público, hurgarme en la nariz en los semáforos, rascarme los cojones, utilizar un mondadientes en cualquier contexto o situación y besarme el pulgar al santiguarse, que siempre me hace pensar en mi mamá, que fue la que me enseñó.

Hay otras cuantas que no hago pero no me parecerían ningún drama, y alguna que hice en otro tiempo y ya no haría jamás (¿quién no ha llevado un Casio en su juventud, y si era de calculadora mucho mas?)

La mayoría de las demás son bastante imperdonables. conozco a uno que llamó a su única hija Jessica en la epoca en que triunfaba "Se ha escrito un Crimen".

Villeguillo dijo...

49,70,74, 82 y 98 por una razón u otra me parecen incomprensibles.

Sobre el 16: NPI

Villeguillo dijo...

Cuando quería decir incomprensibles no veo razón para llamarlos cutrería cuando por ejemplo yo siempre me beso el pulgar, como lo hizo mi abuela.

sefo dijo...

Pero de que vais, chavales. Yo cumplo la tira y no me considero nada cutre y además la mayoría de las cosas depende del gusto de cada uno sobre todo la ropa y la forma de vestir. Menudos carcas que estais hechos.
Insinuar que vivir con los gitanos no es vivir entre las personas me parece NAZI simple y llanamente.

LANGOR dijo...

Buenas tardes:

Que vayan haciendo sitio en el poblado gitano... Perdon toda Es paña menos los señores cuatriunviros nos vamos al poblado por uno u otro.

Langor.

Aprendiz de pufo dijo...

Lo he vuelto a leer y me he dado cuenta de que soy mu fino, menos ir a putas y rascarme los huevos en público, no me encuentro por ningún lado.
Por cierto reitero mi adhesión a los cutriviros, en lo que al mundo gitano se refiere.

El francotirador dijo...

Aún estoy llorando de la risa,falta poner por ejemplo el llevar chancla con los dedos al aire,o llevar una camiseta que ponga "WANTED LIVE" se busca vivo refiriendose a Camps.Aunque tengo que decir que cuando me santiguo me beso el pulgar.¡Ah! se me olvidaba también tendriaís que haber puesto que es de ser un hortera el ir al médico con camiseta de tirantes luciando tatuajes del estilo de EL CHE SIEMPRE VIVIRÁ.

La pluma viperina dijo...

AdP, hemos suprimido un comentario tuyo no por tu crítica a la lista (que nos parece muy bien que nos hagas), sino por tu referencia sacrílega y blasfema a la Misa, que nos ofende.

Borraremos cualquier debate sobre el particular.

brigante dijo...

UNOS BREVES COMENTARIOS SOBRE LAS TUYAS:

5. Pagar a escote en los bares.
--> Irrealizable en algunos casos si no quieres acabar arruinado (ver punto 43).

14. Tirarse pedos en público
--> ¿Incluiría esto tirarse un pedo de forma disimulada cuando se va paseando en solitario? ¿Afecta en la misma medida al hombre que a la mujer?

16. Que las mujeres lleven “pinquis” en el calzado.
--> ¿Qué es eso?

27. Que se te vea la “hucha” al agacharte.
--> Hombre, esto son palabras mayores si te refieres por "hucha" a lo que supongo.

33. Llamar o mandar sms a los teléfonos 900
--> Esto más que de cutres es de tontos.

APORTO ALGUNAS MÍAS:

- Vestir un hombre pantalón pirata.
- Llevar un hombre bolso.
- Llevar una mujer mallas ajustadas marcando "hucha".
- Bajarse archivos de Internet que no se van utilizar nunca por el mero placer de acumular (síndrome de diógenes internetero).
- Decir que oficialmente has dejado de fumar y luego pedir tabaco a los amigos (en este caso lo que se ha dejado es de comprar).
- Llamar la atención a alguien que está fumando en la calle por conciencia ciudadana.
- Dejarse larga la uña del dedo chico.
- Llevar el pelo al cero (probablemente por imperativo biológico) y luego dejarse perilla para compensar.
- Presumir de tener amigos gays.
- Utilizar tanga incluso mujeres de cierta edad.
- Ponerse tetas postizas y encima presumir de ello, en vez de intentar disimular que ha habido una intervención exterior.
- Pagarle a tu hija una operación de tetas como premio por el aprobado.
- Toser en el oído de los demás.
- Pedir el mechero prestado con la exclusiva intención de quedárselo.
- Conducir insultando de forma sistemática a los propietarios de los coches que se cruzan en tu camino, aunque no hayan cometido ninguna incorrección al volante.
- Llevar el volumen del walkman lo suficientemente alto para que lo escuche el resto del autobús.
- Ponerse en pelotas para hacer alguna reivindicación.
- Lo anterior y encima yendo en bicicleta.
- Ir a actos públicos en los que se sirven picoteos sólo para ponerse las botas. Abalanzarse sobre las bandejas hasta no dejar títere con cabeza. De lo que no cuesta se llena la cesta.
- Llevar las mujeres gafas de sol tipo soldador.
- Llevar chándal junto con camisa y/o zapatos.
- Bombardear el email de tus conocidos con "powerpoints" y cartas en cadena estúpidas.
- Ponerse piercing cerca de la ceja a expensas de que alguien te arranque la ceja de un puñetazo.
- Llevar el llavero de la Legión aunque no hayas pisado un cuartel en tu puta vida.
- Utilizar el Facebook para mandar "tests" o para subir fotos tuyas en las que quedas en compromiso.
- Utilizar el Badoo o algún servicio similar para ligar con jennys poligoneras.
- Citar a Von Mises y a la escuela austriaca en SMS mononeuronales mandados al programa de Federico (prometo que lo he visto hoy).

Paco dijo...

Lo mas cutre de este mundo es fornicar a una mujer y que ella se ponga encima. un buen macho siempre se pone encima, o como mucho detrás.

Álvaro dijo...

¡Una entrada impresionante! La Inquisición Viperina ejerce su Santo Oficio con un arte sin igual. Aunque hay dos cosas que no me gustan de la lista:

- La primera, su descompensación. Debería haber más homogeneidad en los crímenes y delitos por garrulismo, horterismo y cutrería, o si no, habría que haberlos agrupado por grados según su gravedad.

- La segunda, es cutre y de mala educación señalar determinadas cutrerías que deberían haberse contextualizado de modo particular o directamente haberse omitido debido al mal gusto que conlleva su más mínima mención.

Dicho esto paso a acusarme de delitos continuados contra el punto 5 (y doy gracias por poder pagar "aún" mi parte), el punto 62 (no es mi elección), el punto 74 (acepto cualquier alternativa razonada que no sea "salud") y el punto 76 (lo siento, me encanta).

También me acuso de delitos esporádicos contra el punto 6 (aunque de dos que tengo sólo uso una y además poco), el punto 10 (me repugna aunque a veces me he visto obligado), el punto 12 (horrible defecto temperamental), el punto 19 (idem), el punto 21 (aunque ahora soy peor: voy en moto), el punto 47 (rara vez), el punto 58 (hace mucho de eso), el punto 65 (me avergüenzo de hacerlo alguna vez en cada época estival) y el punto 82 (también me acuso de hasta habérmelo pasado bien).

Respecto al punto 35, me salva el adverbio de modo "claramente". Respecto al punto 39, una vez me dejé patillas a lo Elvis aunque nunca supe tocar la guitarra. Y respecto al punto 96, celestino no pero "colaborador" sí.

Por último destacar que coincido 100% con los delitos contra el buen gusto aportados por brigante.

Un cordial saludo para los redactores del "Index Cutrorum Prohibitorum", para los inquisidores, para los verdugos, para los delincuentes habituales, para los delincuentes esporádicos y para los cutres irredentos.

Anónimo dijo...

anda!!! iros a Parla los cuatro panda de cutres

albert dijo...

Sembradísimos, esa es la palabra. Me ha hecho mucha gracia. Y por los comentarios leídos y por lo que he observado son muchos los que se chupan el pulgar cuando se santiguan.
A modo de sugerencia y rizando el rizo, lo siguiente sería hacer una clasificación de las 100 cutrerías.
Opino que lo de rascarse los cojones con el pantalón puesto se merece una mención especial.

Garrafoni dijo...

101: Mientras ves un partido de fútbol, darte un piquito con tu novia si marca tu equipo.
102: Aunque no marque tu equipo, darte un piquito con tu novia, cada vez que ésta, va y viene del baño.
103: Si coincide que marca tu equipo y tu novia está levantada, decirla algo parecido a esto: "¡Vaneeeeeeeeeeeeee!, pídeme un cacharro, anda, que esto hay que mojarlo."

ZetaP dijo...

A mi se me ocurre una muy buena: Escribir en un blog las 100 cutrerias imperdonables dejando al descubierto todos y cada uno de los complejos del que lo ha escrito.

beatriz fernández dijo...


¿Está permitida la bisutería en los dedos de los pies masculinos?
Sois un poco clasistas ¿no?