jueves, 30 de mayo de 2013

EL ARTE DEL HALAGO

Jijijiji, eso se lo dirás a todas...


Hasta el más antisocial sabe de sobra (aunque no lo ponga en práctica) que las sonrisas y las palabras amables son algo así como el lubricante 3 en Uno de las relaciones interpersonales, y que no hay mejor manera para favorecer el buen rollo que hacer saber a nuestros interlocutores, aunque no sea de forma verbal, todo aquello que nos gusta de ellos o nos parece que hacen bien. Las personas de tendencias escépticas y ultracríticas a veces solemos obviar esta elemental regla de convivencia y resultamos cicateros con las alabanzas a los demás pero puntillosos en los reproches. Entono el mea culpa porque creo, sin duda, que es un error y que todos deberíamos esforzarnos en ver el lado bueno de los que nos rodean y darles a conocer, cuando viene a cuento, lo que nos gusta de ellos.

Subrayo mucho lo de cuando viene a cuento, ya que el agasajo permanente, que es una pose típica de muchas personas, me parece incómodo, cargante y, a veces, hasta ofensivo. Incurrir por sistema en la linsonja obvia y lamerona es una estrategia propia de gente que se mueve por el interés o de quien se ve muy limitado en sus habilidades sociales y cree que agasajando a cada instante a sus conocidos va a ser mejor aceptado o se va a llevar mejor con ellos.

El halago no deja de ser una técnica, o incluso un arte, que requiere de pulso y de equilibrio. Tan inaceptable me parece no felicitar jamás a nadie por sus logros y virtudes como pasarse la vida diciéndole a un amigo que es un crack, que te partes con sus chistes, que escribe fenomenal o que es una máquina con el revés en el tenis. Pasa como con las chicas. Por muy enamorado que estés y muy guapa que te parezca la chavala, me parece vomitivo estar a todas horas arrullándola con que la quieres mucho, con que si es preciosa o con lo bien que le queda esto o aquello. Ya sé que da la impresión de que ellas nunca se cansan de que les regalen los oídos, pero para mí que a una mujer inteligente le tienen que repeler ciertas actitudes dulzonas y cansinas.

Puedes alabar alguna vez a la cocinera (o cocinero) entusiasmándote con un plato que ha preparado, pero es muy artificial, cuando te invitan a comer, dedicar cinco minutos a elogiar cada guiso. Hay quien lo hace por una cortesía acartonada y mal entendida que a lo único que lleva es a que los halagos dejen de surtir efecto, porque es imposible que a alguien le guste tanto todo lo que le sirven de comer.
Efectivamente, cuando el elogio se convierte en norma rutinaria de educación o cuando se abusa de él, puede provocar indiferencia o, en el peor de los casos, el efecto contrario al deseado, es decir que te cataloguen de falso y de pelota. Hoy en día las relaciones tienden a ser más espontáneas y no se adula tanto como hace unos años, cuando hacerlo en ciertas situaciones formaba parte de los convencionalismos de la vida social.

Llegando a extremos que yo conozco, los tipos obsequiosos, cobistas y acariciantes pueden llegar a insultar la inteligencia ajena, muy en especial cuando es evidente que hay intereses de por medio (por ejemplo, los comerciales) o existe una diferencia jerárquica, profesional o de otro tipo, que motiva estas actitudes. De todos es sabido que las gracietas del jefe son por lo general las más celebradas en la oficina, y no solo eso, sino que hay determinados trabajadores que bajo ningún concepto osan llevar la contraria a sus superiores o, simplemente, expresar un punto de vista distinto, incluso cuando no se tratan temas relacionados con el trabajo. A mí estas formas de ser me provocan asco y desprecio. Está claro que el jefe tiene la última palabra pero no creo que le haga daño, salvo que sea tonto, escuchar una crítica o una propuesta diferente, y a quien no se atreve a formularlas solo le falta el collar y mear levantando la patita.

Por último, hay que tener la suficiente habilidad tanto para ser sujeto activo de las alabanzas como pasivo. Es importante saber ser agradecidos y aceptar sin incomodidad los comentarios agradables que nos dedican, sin subirse a la parra de la soberbia, ni obsesionarse por devolver la lisonja a vuelta de correo ni esparcir la falsa modestia de una urbanidad agarrotada. Aún me parto recordando cómo reaccionaba siempre una novia mía cuando, después de más de dos años saliendo, le lanzaba alguna flor sobre su belleza o sobre sus ojazos. Sonreía levemente, recogía la mirada y no la sacaba de un descolorido “gracias” como cuando le daban la vuelta comprando el pan.

17 comentarios:

releante dijo...

En el terreno de alagar y alagado hay una muy fina línea, que una vez sobrepasado provoca suvidones de egos y suvidones de tonteria. Para mi, o más importante es ser natural, y dentro de tus posibilidades echar una sonrrisa, en el momento adecuado, ayuda mucho. Un abrazo

Aprendiz de brujo dijo...

Neri eres un hombre culto, ameno, divertido, que escribe de maravilla.Irónico, perspicaz,tierno y desconfiado.Muy brillante.
Nago, eres guapa, buena en el mejor sentido de la palabra, vital, romántica, con un gusto musical acojonante,brava, con dos ovarios, con un cerebro muy sugerente intelectual y eróticamente hablando.
Brisa eres una mina adorable. Lista, buena persona, aportas un punto de vista distinto de las cosas, eres vital y sabes de geopolítica un wevo.Por cierto uno de los sueños de mi vida es hacer el amor con una argentina...Y no digo más que luego to se sabe.
Alex, simplemente el Oscar Wilde del blogg. Sereno, reflexivo, la capacidad de síntesis hiperdesarrollada. Alguien imprescindible.Unos con cien palabras no decimos nada y otros con tres lo decís nada.
Alco. Este tío da pol culo. Te deja sin argumentos. Formado, humilde, prudente, inteligente en todos los sentidos de la palabra.
Siempre palmea el balón cuando parece que se va a salir del aro.
C.S: Una máquina. De las personas más cultas que he podido conocer en mi vida. Un placer leerla.Bagaje impresionante, da mucha más importancia al ser que al tener.Y sabe de cine, música, historia..Desprecia el dinero.En fin no desaparezacas se te echa de menos.Dicen las malas lenguas que tiene un agujero cultural con el futbol. Yo no lo creo.
Luxindex:Un grande. Me remito a lo dicho de C.S. Un comentarista extraordinario. Buen tipo, ex novio de la Bellucci, especialista en lenguas vivas y muertas.Una mezcla de Leonardo da Vinci y el jefe del Inspector Gadget, por su afición a la autodestrucción de los mensajes.También le tngo gran admiración intelectual.
Dulcinea: Una Diosa del sexo. Sin más.

Luego sigo. Esto de halagar cansa un wevo.
Ignatus: Simplemete genio.
Marian: Simplemente maravillosa. L integridad en persona.
Que os den a todos pol culo. Me piro.
Lozana: La que más sabe de la vida de todos nosotros.

PS:Neri, te ha entrado ganas de cagar eh?

Aprendiz dijo...

Llevo tanto tiempo sin pasar por aquí, que mi tocayo ni siquiera tiene unas palabras para mí... en fin :-S

Yo tengo, no sé si es una característica sin más o un defecto, según la cual digo las cosas de forma espontánea, y por tanto, lo que realmente pienso. Soy bastante directa y a veces las cosas no sientan bien, aunque a la hora de halagar si no me vence la timidez soy igualmente directa.

Trato mucho de aprender a compensar el trato hacia los demás, porque me gusta decir a los demás lo que me parece que hacen bien, pero no todo puede ser regalar el oído, porque no se le haría ningún bien al otro.

Creo que como a todo el mundo, a mi me sienta mal cuando me dicen algo negativo sobre mí, pero ciertamente esas cosas me hacen pensar y tratar de mejorarlas. Yo deduzco que al igual que en mi caso, los demás también reflexionarán sobre los consejos que les den, pero sinceramente he visto que no, que hay gente a la que no se le puede decir ni mu, porque se les va la pinza. En ese caso, decido ser prudente con esa persona, y evitar al mismo tiempo hacerle ningún halago.

Aprendiz de brujo dijo...

Second round:
Aprendiz: en primer lugar tiene un gran gusto para los nick.No podemos estar más en desacuerdo en nuestras formas de pensar, pero me gusta su coraje para defender posturas que hoy no son políticamente correctas.
Otra de mis ilusiones en mi vida es casarme con ella y decirle al día siguiente que me voy al Caribe con mis amigotes.
Asun:Madre coraje, más española que D. Pelayo. Sentimental, culta, -de orígenes castrenses creo recordar, es una especie de quijota en guapa, (al menos así la sacó su yerno).
Adeu.

sefo dijo...

Aprendiz de brujo, te has olvidado de mí y de la señorita Dulcinea, que en paz descanse.

Aprendiz de brujo dijo...

Sefo,aún no he acabado.Hay pa tol mundo. Aunque tu figura uno la lleva ensalzando desde épocas previperinas. Y no me cansaré nunca de hacerlo.Eres una rebelde con causa.Aunque reconozco que siempre me has desarmado un poco. Nunca he sido capaz de tirarte los tejos siquiera; cosa que en mayor o menor medida he hecho con el resto de auditiorio femenino. No obstante, no te despistes que agarro el pico y la pala en cualquier momento.
A Dulci si que me he dirigido en mi primera intervención.
Un beso para Sefo.

Mª Asunción Balonga Figuerola dijo...

Aprendiz de Brujo: Irreverente, iconoclasta, sin respeto por nada ni por nadie, guapo porque ningún feo es tan ingenioso, un canalla encantador y muy atractivo, al que todas dudamos entre darle o un beso o pegarle un tortazo. Si optamos por la primera opción, acabamos con con el corazón en pedazos.
(Sobre todo yo cuando insinúa que mi yerno emplea "photoshop"!!!)

Aprendiz dijo...

jajajaja Aprendiz de Brujo, pues ya sabes lo que pasaría no? Qué memoria chico... A ti te dejaría ir la verdad, sé que eres fiel y leal ;-)

Álex dijo...

Muy bueno, Aprendiz de brujo. Gracias por los halagos y por el esfuerzo de darnos un repaso tan positivo a todos. Yo ya te he echado flores más de una vez porque creo sinceramente que las mereces, así que no me voy a repetir. Eso sí, si hay alguien imprescindible por aquí, aparte del sr. Neri, claro, ése eres tu.
¡Feliz fin de semana a todos!

Luxindex dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
C. S. dijo...

AdB, ¡Eres el cálido yang que atempera el impetuoso ying del Sr. Neri! Proponía Luxindex en uno de esos comentarios efímeros crear una cátedra de requiebro para levantar la moral del país. ¡Ya sabemos quién tendría que ser el catedrático de tal disciplina! (Lamento verificar que las malas lenguas tienen razón: mi agujero cultural furbolístico es de dimensiones oceánicas. Poco a poco lo voy rellenando, pero de momento voy por la liga infantil. Se me hace tarea más ardua que aquello de San Agustín y el dogma trinitario).

Aprendiz de brujo dijo...

Ustedes perdonen que siga dando el coñazo...Se me pasaron el Zorro y Tablones, que son dos tipos de los que uno ha aprendido mucho, y los que lee que con atención.
Y a la interesantísima Sandra, a la que se echa de menos.
Bueno se acabó. Volvamos a hablar de tetas y futbol.Si ha habido algún olvido,-especialmente femenino-, que me excuse. Hala, pasadlo bien.
PS:Tengo el Marca, la Play(boy)y las Confesiones de San Agustín en mi mesilla de noche.
Y no sé por donde empezar este trinitario lote.

Brisa dijo...

Una bonita entrada para una mañana de domingo nublado!
Pues a mi me gustan mucho los piropos y cuanto más falaces son más me divierten.
No conozco mujer, incluso inteligente, a la que no le guste escucharlos. Y son condición indispensable para levantar ("liar"). No entiendo como algunos hombres aun se resisten.

Qué le voy a decir al AdB? Sincero e irrespetuoso! Mezcla explosiva. Dice lo primero que se le ocurre, sin filtro. Lo entiendo porque en eso soy igual. Me encuentro diciendo barbaridades sin pudor, aunque siempre caen bien por la forma y no el contenido.
Sobre su fantasía amorosa con las argentinas... Quién le dice, tal vez en otra vida ud ha sido el Smith ibérico y yo la Pocahontas rioplatense y nos hemos amado a orillas del Riachuelo...

marian dijo...

Buenas tardes, pido perdón por el abandono de los últimos meses. Decirles (lectores y autores) que son todos ustedes los más mejores del mundo mundial y por favor que alguien me explique eso de:
"Dulcinea que en paz descanse"

Aprendiz de brujo dijo...

Marian, de Dña Dulcinea no se sabe nada desde hace tiempo.

nago dijo...

... yo en éstos casos, siempre contesto lo mismo: tu_más! :)

¿romántica? jejejeje...

Dulcinea dijo...

No descanso en paz pero está visto que como aquí no hay libertad de expresión es mejor callarse.